Enlaces accesibilidad

Outlook.com: la reencarnación de Hotmail, lista para competir con Google

  • El nuevo servicio reemplazará a Hotmail y Windows Live Mail
  • Los buzones de correo de los usuarios se mantienen y serán gratuitos
  • El diseño es más sencillo y elegante, ideal para teléfonos móviles y tabletas

Por
Microsoft dejará de usar el veterano Hotmail por Outlook.com, aunque el antiguo seguirá funcionando
Microsoft dejará de usar el veterano Hotmail por Outlook.com, aunque el antiguo seguirá funcionando A.I.

Como signo de renovación ante el paso de los tiempos, Microsoft dejará de usar el veterano Hotmail como dominio y marca de correo electrónico personal y gratuito para pasar a usar Outlook.com.

El antiguo servicio de correo, que adquirió a una pequeña empresa y se llamaba originalmente HoTMaiL -un juego de palabras con las siglas del lenguaje HTML de la web- continuará funcionando, aunque los usuarios pasarán a verlo con el aspecto de Outlook.com.

De momento, las críticas son buenas y más de un millón de personas lo probaron a las pocas horas del lanzamiento.

¿Qué han de hacer los actuales usuarios ante el cambio?

Tras conocerse la noticia, miles de personas han estado un tanto inquietas estos días preguntándose qué sucederá con sus direcciones de correo y con el servicio que llevan usando desde hace más de una década.

El resumen es que no habrá problema y la transición será completamente transparente: Microsoft ha anunciado que mantendrá las cuentas de correo acabadas en @hotmail.com como parte del nuevo servicio; esto mismo se aplica a las direcciones de tipo @msn.com y @live.com.

Microsoft mantendrá las cuentas de correo @hotmail.com como parte del nuevo servicio

Los usuarios que lo deseen pueden probar ya la nueva interfaz haciendo clic en el botón 'Actualizar' en el menú de opciones de Hotmail. Los nuevos usuarios pueden también crear nuevos buzones acabados en @outlook.com (lo cual dará lugar a una pequeña 'fiebre del oro' por registrar direcciones fáciles de recordar, al menos durante unos días).

Y, con el fin de atacar a la competencia, Microsoft ha creado también herramientas especiales para importar buzones de Gmail, Yahoo y otros servicios: basta dar el nombre de la cuenta y contraseña para que todo el correo pase a gestionarse desde el nuevo Outlook.com.

Un cambio buscando la sencillez y modernidad

El nuevo Outlook.com tiene un aspecto sobrio y elegante; ha abandonado la 'feria de colores' en que en ocasiones se convertía el buzón de Hotmail, rodeado de opciones, iconos y mensajes confusos.

Con la nueva interfaz de tipo Metro, que es común para Windows 8 y Windows Phone, los iconos prácticamente desaparecen, las opciones de menús son las mínimas posibles y todo está más limpio y con grandes márgenes.

En un ejercicio de aceptación de la realidad, Microsoft ha hecho que además funcione perfectamente con todo tipo de navegadores web: no solo Explorer sino también Chrome, Firefox o Safari, más usados en Internet.

Outlook.com ofrece prácticamente un aspecto bicolor, blanco y azul, tan austero y elegante que es fácil de aprender, visualmente agradable y tranquilo. Lo mejor es que no incluye publicidad: es una importante apuesta de Microsoft para tranquilizar a los usuarios sobre su privacidad en algo tan íntimo como es el correo y -muy probablemente- porque el rendimiento de ese tipo de espacios publicitarios debe ser muy bajo o nulo.

Para quienes gusten de diseños diferentes, Outlook.com sigue ofreciendo opcionalmente la metáfora de los tres paneles (menús, listado de mensajes y mensaje completo) organizados tanto en vertical como en horizontal, a elegir.

El nuevo servicio de correo funcionará perfectamente en todos los navegadores

El nuevo diseño se adapta perfectamente a tabletas y teléfonos móviles, con pantallas más pequeñas y espacios más reducidos: los textos se pueden leer sin problema, escribir es cómodo y fácil y la ausencia de elementos gráficos ayuda a que nadie se pierda.

También está pensado para el trabajo en grupo y ofrece opciones para añadir directamente en una barra lateral los contenidos procedentes de redes sociales como Facebook, Twitter o Skype, de modo que es posible iniciar una videoconferencia con Skype con un par de clics desde la portada de Outlook.

Todo es más cómodo en el nuevo Outlook: ver y escribir mensajes, enviarlos, recibir archivos, contactar con los amigo. Si acaso hay algo que resulte un poco molesto son las continuas peticiones de 'validación' o 'identificación segura' (CAPTCHA, esos sistemas que muestran letras deformadas que hay que copiar para 'demostrar que eres humano').

Están ahí para evitar el correo basura y que el servicio se convierta de nuevo en el nido de spammers y el imán para el correo basura que ha venido siendo durante algunas épocas.

Un panorama competitivo

Desde que en 2004 Google revolucionara los servicios de correo con Gmail nada volvió a ser igual: servicios como Hotmail o Yahoo Mail han ido arrastrándose lentamente y cayendo en la obsolescencia frente a algunos de los avances del servicio de Google.

Ahora todos se han apuntado al carro de ofrecer buzones de correo de tamaño 'prácticamente ilimitado' (varios GB) y compiten en los servicios extras tales como el antispam, los filtros inteligentes y demás.

Por situarnos y entender lo que a veces supone contar con mejores características, recordemos que muchísima gente dejó de usar sus buzones en cientos de servicios de correo solo por disfrutar del anti-spam de Gmail, el mejor en su momento, que todavía sigue funcionando relativamente bien.

Gmail cuenta actualmente con 425 millones de usuarios registrados, con cierto porcentaje en su versión de pago corporativa; Microsoft probablemente ronde también los 400 millones y Yahoo va a la zaga con unos 310 millones (datos de 2011 y 2012).

Con el nuevo diseño la marca ataca el mercado de los servicios para móviles y tabletas

El nuevo Outlook entra dentro del grupo de servicios personales gratuitos, así que no es obligatorio pagar nada por él. También está integrado -y se integrará más todavía- con el resto de software de Microsoft como Word, PowerPoint, Excel y demás.

El porqué de todos estos los cambios de diseño, marca y estrategia es claro: además de modernizar el servicio en sí, las marcas necesitan atacar el creciente mercado de los servicios para móviles y tabletas, entornos en los que en muchos casos todavía no hay 'aplicaciones definitivas' (killer apps) que dominen el panorama - en el correo electrónico parece haberse abierto de nuevo la veda.

Con este anuncio Microsoft ha cumplido con una de las leyendas urbanas más persistentes de Internet: el mensaje encadenado que avisaba de la extinción de su servicio de correo gratuito ('¡reenvía este mensaje a diez personas o cerrarán Hotmail!')

Y, por otro lado, puede también dar un vuelco al mercado en uno de esos giros que de vez en cuando se producen.

Noticias

anterior siguiente