En Portada. "Cicatrices de Sarajevo"

Programas no recomendados para menores de 18 a├▒os (NR18)
Ampliar foto sarajevo-a-travs-de-las-ventanas-de-la-biblioteca

Sarajevo a través de las ventanas de la bibliotecaMIGUEL ÁNGEL VIÑAS

Ampliar foto brillos-en-el-tranva-de-sarajevo

Brillos en el tranvía de SarajevoMIGUEL ÁNGEL VIÑAS

Ampliar foto sarajevesas

SarajevesasMIGUEL ÁNGEL VIÑAS

Ampliar foto rodando-con-los-bomberos

Los testigos de la destrucción de la biblioteca, en agosto de 1992, han vuelto a sus salas vacías para rememorar la guerra y la posguerra. En la imagen, el equipo de En Portada rodando con los bomberosYOLANDA SOBERO

Ampliar foto fernando-brioles-rodando-en-un-andamio

La mirada del cámara. Fernando García Brioles, rodando en un andamioMIGUEL ÁNGEL VIÑAS

Ir a fotogalería plano-general-de-la-biblioteca

El viaje de En Portada a Sarajevo, veinte años después del inicio del conflicto, en imágenesMIGUEL ÁNGEL VIÑAS

FICHA TÉCNICA

Guión: Yolanda Sobero
Realizador: Miguel Ángel Viñas
Imagen: Fernando García Brioles
Sonido: Fernando Romera del Saz
Montaje: Montse Luna
Producción Sarajevo: Mustafa Dzonlagic

YOLANDA SOBEROYOLANDA SOBERO 

Los problemas actuales están ligados a un paro del 40%, a los bajos salarios, a la corrupción...

Veinte años después del inicio del brutal conflicto, En Portada ha vuelto a Sarajevo para retratar las cicatrices de la penúltima guerra yugoslava. Allí, la guerra es una cosa del pasado, de la que se prefiere no hablar, o se pasa de puntillas.

Los problemas actuales están ligados a un paro del 40%, a los bajos salarios, a la corrupción y también al triunfo de los nacionalismos que, con la bendición de los Acuerdos de Dayton, han creado, bajo la denominación de Bosnia y Herzegovina, un complejo sistema político y administrativo en el que todo está triplicado, dividido entre las tres comunidades: bosniaca, croata y serbia, lo que dificulta el gobierno y entorpece el progreso.

Tristeza y silencio

Los 16 años transcurridos desde el final de la guerra no han logrado despejar el halo de tristeza que envuelve las miradas de los sarajeveses. Cuando se les pregunta, son reacios al recuerdo e insisten en la convivencia, en que es posible la vida en común.

Sus silencios encierran motivos diversos. Uno, el trauma no superado de aquellos años de guerra y cerco, el dolor por las pérdidas. En otros casos, quizás el silencio lo provoque el sentimiento de culpa por no haber ayudado al vecino, por haber dejado de saludar a un conocido y haberlo convertido en el ‘otro’, en enemigo...

Semanas antes de aquel abril de 1992, en Sarajevo nadie creía en que la guerra, ya vivida en Croacia, llegase a la ciudad. Imposible, decían, y como garantía ponían el espíritu cosmopolita, abierto, plural de Sarajevo. Otra víctima de la guerra.

Vijecnica

La biblioteca encierra el simbolismo de Sarajevo, del perdido y del actual

La biblioteca de Sarajevo, Vijecnica, es uno de los edificios más representativos de la ciudad. Vijecnica, literalmente 'el consejo', fue inaugurado a finales del XIX como primer parlamento bosnio bajo el imperio austro-húngaro. Fue el edificio, el 28 de junio de 1914, en el que se refugió el archiduque Francisco Fernando tras un intento de atentado, poco antes de que, finalmente, Gavrilo Prinzip consiguiese terminar con su vida.

Al comenzar la primera guerra mundial, se convierte en ayuntamiento y, al finalizar la segunda, en sede de Biblioteca nacional y universitaria. Hasta la noche del 25 al 26 de agosto de 1992.

Encierra el simbolismo de Sarajevo, del perdido y del actual. Por ello, En Portada la ha convertido en el eje de este reportaje. A sus salas vacías han vuelto testigos de su destrucción para rememorar la guerra, las pérdidas, la dura postguerra

Hoy es el único gran edificio público y emblemático cuya reconstrucción no ha terminado

Pasados 16 años desde el fin de la última guerra, Vijecnica, es el único gran edificio público y emblemático cuya reconstrucción no ha terminado. Las obras, financiadas con ayuda internacional, avanzan despacio y su uso futuro está rodeado de polémica. Para muchos, tendría que volver a ser Biblioteca Nacional y no repartir, como está previsto, el espacio con el ayuntamiento y un centro cultural.

Entre tanto, la Biblioteca Nacional ha encontrado alojo en los antiguos cuarteles Mariscal Tito. Allí Nermin Ibrulj, que participó en el rescate de los fondos más valiosos, trabaja ahora en la restauración de lo salvado. Buena parte del material que utiliza fue donado por España (Paz Ahora, AECI) y, en especial, insiste en un agradecimiento: Arsenio Sánchez Hernampérez, conservador de la Biblioteca Nacional de España.

Las cicatrices son visibles en los muros de Vijecnica,  al igual que en la mirada de los sarajaveses. Sarajevo aún es una ciudad doliente

Cicatrices de Sarajevo se estrena el domingo 24 de junio a las 22.30 h del 24 de junio en el Canal 24 horas y en La 2 el sábado 30 de junio a las 22.40 h.

 

Comentarios

­ ­ ­ ­
Programas para todos los p├║blicos

Rajoy: La UE dará "muy pocas facilidades" para integrarse a los territorios que se separen

El presidente del Gobierno califica los procesos secesionistas de "torpedo a la línea de flotación" de la UE y ha insistido en que hay "muchas diferencias" entre Escocia y el soberanismo catalán.

­ ­ ­ ­
La inflación de la eurozona se situó en 0,4% en agosto, una décima más de lo estimado

La inflación de la eurozona se situó en 0,4% en agosto, una décima más de lo estimado

La tasa interanual iguala a la de julio, pero es la más baja desde octubre de 2009. La bajada de 0,5% de España es la mayor caída de precios de los 18 países del euro.

­ ­ ­ ­

Especial 62 Festival de San Sebastián

62 FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

José Luis Rebordinos: "El cine español lo está pasando muy mal, pero su calidad es increíble"

ESTEBAN RAMÓN.- RTVE.es entrevista al director del Festival, que en su cuarto año de mandato ha levantado una edición con muchas presencias mediáticas. "Los festivales no corren peligro porque siempre van a ser un punto de encuentro", dice.

­ ­ ­ ­
Cerdo negro ibérico actual.

El cerdo ibérico del siglo XVI está estrechamente emparentado con el actual genéticamente

El cerdo no ha registrado cambios profundos en su genoma. En el siglo XVI el cerdo ibérico era doméstico y no era blanco.

Espacio reservado para promoción
cid:1383