Anterior El sospechoso del doble crimen de Cuenca será trasladado este sábado a España en avión privado Siguiente Cientos de refugiados abandonan la estación de Budapest y marchan a pie a la frontera con Austria Arriba

El vicepresidente del Constitucional propone que los propios magistrados nombren a sus sustitutos

  • Califica el bloqueo de renovación del Contitucional de "desesperante"

  • En junio de 2011 Eugeni Gay, Delgado y Pérez Vera presentaron su dimisión

  • La petición fue rechazada por el presidente del órgano judicial, Pascual Sala

|

El vicepresidente del Tribunal Constitucional (TC), Eugeni Gay, ha propuesto que los propios magistrados de este órgano puedan nombrar a sus sustitutos para llevar a cabo la renovación de tres de sus componentes, que permanece paralizada desde hace año y medio, y el nombramiento de un cuarto integrante fallecido hace cuatro años.

En una entrevista a la revista 'Procuradores' recogida por Europa Press, Gay señala que la situación de bloqueo que vive el Tribunal Constitucional es "desesperante" para sus integrantes y propone soluciones alternativas al nombramiento por parte de las Cortes Generales.

"Por ejemplo, que queden los magistrados sin jurisdicción hasta que no sean sustituidos. O que el nombramiento de los sustitutos se haga a propuesta de los propios magistrados del Tribunal; esto ocurre en algún tribunal constitucional. Algo se ha de hacer", apunta.

Gay razona que, si el Constitucional está formado por 12 miembros, "según la provisión constitucional, llevar cinco años con 11 magistrados es una disfunción".

"Evidentemente hay quórum pero el respeto a la persona que ha fallecido también es algo que se ha de cuidar", añade en referencia al magistrado Roberto García Calvo, que falleció en mayo de 2008.

"En riesgo la credibilidad" de la democracia

A su juicio, la situación que vive el alto tribunal pone en riesgo "la credibilidad" de la propia democracia. "Afortunadamente la democracia en nuestro país está muy asentada, muy arraigada", apunta antes de preguntarse "cómo puede el legislador exigir el cumplimiento de sus leyes si no cumple en aquello que es fundamental".

"Tiene una función no sólo de obligado cumplimiento constitucional sino también de responsabilidad en el ejercicio de la función pública y de ejemplaridad en su conducta política, especialmente en servir al poder y no abusar o aprovecharse de él. En definitiva, en el escrupuloso cumplimiento de la legalidad por parte de todos los poderes", señala.

El Pleno del Constitutional emitió el pasado 22 de mayo un comunicado en el que advertía de que sus miembros adoptarían "las medidas que están en su mano, por muy drásticas que sean, para oponerse" a una situación que calificaban de "indeseable".

En junio de 2011 el vicepresidente del TC, Eugeni Gay, y los magistrados Delgado y Pérez Vera, presentaron su dimisión aludiendo como causa a la tardanza en la renovación de sus cargos. La petición fue rechazada por el presidente del órgano judicial, Pascual Sala.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente