Anterior El número de muertos en carretera en verano sube por primera vez desde 2006 Siguiente La policía húngara intenta trasladar a la fuerza a cientos de refugiados a centros de acogida Arriba

Tres detenidos por el sabotaje del Metro de Madrid

  • Metro de Madrid ha presentado una denuncia ante el juzgado

  • Se enfrentan hasta cinco años de prisión por desórdenes públicos

  • Dos de los detenidos fueron identificados este miércoles

|

La Policía Nacional ha detenido a una tercera persona, un hombre de 30 años, por los incidentes ocurridos este miércoles en el metro de Madrid, donde varios viajeros accionaron los frenos de emergencia en trece convoyes de manera simultánea.

El tercer arrestado por su presunta participación en esa acción es Fermín N.M., a quien se imputa un delito de desórdenes públicos y amenazas.

Esta es la tercera detención que se ha practicado en las ultimas horas, tras la de W.A.C.O., de 24 años, origen ecuatoriano y nacionalidad española, y D.O.P., española de 32.

Según confirmó la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ambos están relacionados con el movimiento 15M y con el colectivo 'Yo no pago', que se dedica, según la delegada, a convocar actos de protesta en el Metro intentándose colar en el  suburbano.

Un correo electrónico enviado a varias redacciones informaba este miércoles de que los autores de esa acción pretenden protestar de ese modo contra la reciente subida de precios en el transporte público madrileño.

Se siguen investigando las grabaciones

A primera hora de la mañana de este miércoles, un número indeterminado de personas coordinaron presuntamente una acción de protesta en el transporte público de Madrid.

Los participantes en el sabotaje activaron de forma simultánea los frenos de emergencia de trece convoyes de Metro cuando se encontraban detenidos en la estación, alterando el normal funcionamiento de este servicio público.

Las detenciones han sido practicadas por agentes de la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los investigadores están analizando las cámaras de vigilancia del suburbano para identificar a los responsables de los altercados, por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Posible delito de desórdenes públicos

Por su parte, el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, explicó tras la reunión semanal del Gobierno que la denuncia presentada por Metro se basa en la hipótesis de que se ha cometido un delito de desórdenes públicos, un hecho que puede acarrear entre seis meses y tres años de prisión.

Además, si se aprecia que se trata de una acción concertada, la pena podría ser de hasta cinco años de prisión, según el consejero, que ha añadido que por la vía administrativa el hecho podría ser objeto de una sanción de 2.000 euros.

Tanto Cavero como el vicepresidente regional, Ignacio González, han dicho ante la prensa que la acción ha sido un "sabotaje" llevado a cabo de manera intencionada, sincronizada y concertada con el objetivo de causar perjuicio a los ciudadanos usuarios del suburbano madrileño.

.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente