Detenidos dos clanes de proxenetas que tatuaban códigos de barras a las mujeres

  • La policía ha arrestado a 22 personas, entre ellas los dos cabecillas
  • Han liberado a una joven de 19 años que permanecía secuestrada
  • Destacan la extrema violencia y crueldad de los proxenetas

Programas para todos los públicos
EFE 

La Policía Nacional ha desarticulado dos clanes de nacionalidad rumana que explotaban sexualmente a mujeres, a las que tatuaban códigos de barras si intentaban fugarse, y ha detenido a 22 personas, entre ellos los dos cabecillas.

En la operación la Policía ha liberado a una de sus víctimas, una joven rumana de 19 años, que permanecía secuestrada por haber intentado escapar y que, además de sufrir golpes y latigazos, fue marcada con un código de barras en el que constaba su deuda con la red y le rasuraron el pelo y las cejas.

Las redes, que obligaban a las mujeres a ejercer la prostitución en el polígono Marconi, en la calle Montera y en diversos clubes de alterne de la región, alquilaban pisos, denominados "tonas", donde se realizaban los servicios y que eran vigilados por algunos de sus miembros para retirar inmediatamente el dinero recaudado a las mujeres.

"Maletas", "bultos" o "bicicletas" eran algunos de los términos utilizados por los proxenetas para referirse a las mujeres que tenían bajo su control, informa la Policía Nacional en una nota.

Menores entre las víctimas

Los agentes seguían los pasos de un clan, integrado por diversas personas de origen rumano, que obligaban a las mujeres que ejercían la prostitución en el polígono Marconi de Madrid a facilitarles parte de sus ganancias.

Este grupo captaba, transportaba y explotaba coactivamente a otras mujeres, algunas de ellas menores de edad, en la calle Montera de la capital y en diversos clubes de la comunidad madrileña.

Con la colaboración de la Policía Municipal de Madrid, se pudo comprobar que los proxenetas se repartían la zona de la calle Montera por sectores donde distribuían a las mujeres y prohibían a otras que ejercieran la prostitución en ese lugar, por el que los proxenetas pagaban un canon en concepto de "alquiler".

El cabecilla, en busca y captura

Esta red de proxenetas estaba dirigida por Iancu T., quien tenía en vigor una orden de busca y captura emitida por Rumanía por delitos de esta misma naturaleza.

Este hombre contaba con la colaboración de otros hombres y algunas mujeres de confianza que, además de ejercer la prostitución, controlaban al resto.

Algunos miembros de la red se dedicaban a otras actividades delictivas como el tráfico de sustancias estupefacientes, hurtos al descuido a los viandantes o a clientes, robos con fuerza o receptación.

Desarticulación de otro clan

Las investigaciones realizadas permitieron la desarticulación de otro clan, también de nacionalidad rumana y liderado por Iulan T., con antecedentes en España por falsificación de documentos, y sobrino del cabecilla de la otra organización.

Este último es quien mantenía secuestrada a la joven de 19 años que intentó escapar y su tío, según la Policía, le había aconsejado que la atara con cadenas a un radiador y que no le diera de comer.

Tras tener conocimiento de la situación, los agentes pusieron inmediatamente en marcha un dispositivo policial para rescatar a la mujer y proceder a la detención de todos los miembros de la organización.

La mujer, que estaba retenida en un piso de Valdemoro, presentaba múltiples lesiones de diversa consideración, fruto de los golpes y latigazos a los que había sido sometida, así como un código de barras tatuado en su muñeca con la deuda contraída con el clan.

Ocho personas fueron detenidas en el momento de la liberación y, tras realizar registros en otros cuatro domicilios de los dos clanes en Madrid capital y en Getafe, se arrestaron a otras catorce personas.

En los registros los agentes intervinieron tres armas de fuego, sables y machetes, unos 140.000 euros, más de la mitad oculto en un doble techo de la casa de uno de los cabecillas, gran cantidad de joyas, cinco vehículos y material electrónico de última generación.

La Policía destaca su extrema crueldad

Los agentes de la Policía Nacional que han participado en la operación que ha desmantelado dos clanes de proxenetas de origen rumano, han destacado la extrema violencia y crueldad con la que actuaban los detenidos, que amedrentaban a las mujeres con saña, mediante golpes y latigazos.

Uno de los agentes del Grupo VIII de la Brigada de Extranjería y Documentación de Madrid ha relatado la precaria situación en la que encontraron a la joven de 19 años que permanecía secuestrada en un piso de Valdemoro: con la mirada perdida, rapada al cero y sin cejas y con signos evidentes de haber sufrido palizas constantes.

La joven había sido marcada con un burdo tatuaje que imitaba un código de barras y que, según la Policía, señalaba el "precio" de la víctima, en este caso, 2.000 euros.

Según los investigadores de la Policía Nacional, la colaboración de la Policía Municipal de Madrid ha sido fundamental para identificar a los proxenetas, gracias al visionado de las cámaras de seguridad instaladas en las calles donde las mujeres eran explotadas.

La Policía Municipal también ha participado junto con la Policía Nacional en algunos de los seguimientos y vigilancias que se han realizado sobre los 22 detenidos en más de seis meses de investigaciones.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

ERC se ofrece a entrar en Govern para "blindar" la consulta pero Mas dice "que no es el momento"

El presidente de ERC ha afirmado que la prioridad es el 9 de noviembre. Coincide con Mas en que la consulta debe celebrarse con "garantías democráticas".

­ ­ ­ ­
Orenga dimite como seleccionador de la 'ÑBA'

Orenga dimite como seleccionador de la 'ÑBA'

Así se lo ha comunicado a la Federación Española de Baloncesto. La eliminación de España por sorpresa ante Francia en el Mundial ha sido la causa.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Orange anuncia una oferta de compra sobre el 100% de Jazztel a 13 euros por acción

La empresa de telecomunicaciones francesa se convertiría en el segundo operador español de banda ancha fija.

­ ­ ­ ­

Especial Fashion Week Madrid

EGO: Laboratorio de ideas, cuna de nuevas agujas

RAFAEL MUÑOZ.- MBFWM cede el espacio a los nuevos talentos. La plataforma EGO permite a los jóvenes creadores mostrar sus trabajos y darse a conocer. Eva Soto Conde y Miguel Alex acaparan la atención, y Pepa Salazar muestra ropa tecnologica.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Malaspina identifica cinco grandes acumulaciones de residuos plásticos en el océano

Coinciden con cinco grandes giros de circulación en el agua. Las muestras revelan que los contaminantes procedentes de la atmósfera.

Espacio reservado para promoción
cid:1420