Enlaces accesibilidad

Las clínicas recuerdan a Gallardón que obligar a continuar con un embarazo también es "violencia"

  • El ministro asegura que existe "presión" social para que las mujeres aborten
  • UPyD tacha de "increíble" el discurso de Gallardón, que para IU es "derecha dura"
  • Asociaciones provida opinan que "violencia" es que la ley "empuje" al aborto

Por
La oposición arremete contra Gallardón por sus ataques a la mujer por el aborto

Las declaraciones del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, sobre la "presión" social que se ejerce en su opinión sobre las embarazadas para que aborten ha provocado las críticas de las clínicas que realizan interrupciones voluntarias y de algunos partido políticos.

La Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI) ha recordado este miércoles al ministro que "obligar a continuar con un embarazo no deseado es un acto de violencia tan grave como tratar de impedir que una mujer continúe con una gestación buscada y deseada".

Las clínicas han respondido así a las declaraciones de Ruiz-Gallardón en el Congreso, donde ha esgrimido que "muchas mujeres ven violentado su derecho a ser madres por la presión que generan a su alrededor determinadas estructuras". Gallardón ha llegado a denunciar una "violencia de género estructural" sobre las mujeres embarazadas.

Para ACAI, "son las leyes de aborto penalistas y restrictivas, las que obligan a las mujeres a abortar en condiciones inseguras y clandestinas".

Los profesionales de los centros acreditados recuerdan al titular de Justicia que "una mujer que desea interrumpir su embarazo lo hará en cualquier circunstancia" y sostienen que las únicas iniciativas que frenan la tasa de aborto provocado son la educación sexual, el acceso real a la contracepción y las estrategias preventivas dirigidas a los colectivos más vulnerables.

"Medidas que, a la vista de sus políticas, no está dispuesto a promover el Ejecutivo popular", ha denunciado la asociación, quien considera sorprendente que el PP no quiera ahora esperar a que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre su propio recurso.

Críticas a Gallardón desde los partidos políticos

Las palabras de Gallardón también han provocado las críticas de algunos partidos políticos. La portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha tachado de "increíbles" las declaraciones del ministro.

"Parece que es un discurso increíble que no se compadece con la realidad de España. No le doy crédito y menos a la euforia que ha despertado en su grupo, lo cual me parece todavía más contradictorio", ha avisado Rosa Díez.

Así, se ha sorprendido porque "nunca" ha oído un discurso en el PP de estas características. Con ello, espera que en el proyecto de ley que ha anunciado el presidente del Gobierno sobre el Aborto "no asusten más, sino al contrario". "Espero que sea un exceso verbal", ha puntualizado.

Por su parte, Gaspar Llamazares (IU), ha subrayado que con estas declaraciones Gallardón está dejando su "imagen centrista" para unirse a la de "derecha dura", de la que está seguro que es "consciente" y que utiliza para "tapar la crisis económica".

En este sentido, ha insistido en que las mujeres tienen derecho a decidir sobre su propia maternidad, así como a tener información sexual y mecanismos de prevención para quienes no quieran tener un hijo.

"Desgraciadamente lo que lamento es que Gallardón se haya sumado a los sectores más ultra del antiabortismo, que más que ser en contra del aborto, que todos en el fondo estamos en contra porque al final es una solución que nadie quiere, la mujer en primer lugar, en estos momentos Gallardón es como el portavoz de los provida", ha agregado.

Las asociaciones provida, a favor

El director general del Foro Español de la Familia, Ignacio García, está sin embargo de acuerdo con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, cuando dice que existe una "violencia de género estructural" en España que lleva a las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo, ya que, en su opinión, esta violencia es "que la ley empuje a las mujeres a abortar" y no les ofrezca otra salida.

"Violencia estructural es que una chica que afronta un embarazo inesperado lo único que encuentra como salida a su situación hoy en día es el aborto, porque no tiene ninguna ayuda en el supuesto de un rechazo por parte de su familia, su empleo o su pareja, ha explicado.

Para Derecho a Vivir, organización de HazteOir, el ministro "no ha entrado en materia", por lo que demanda que "concrete cuanto antes en qué medida va a afrontar el coladero legal del aborto" y, especialmente, "cómo abordará la cuestión de las prácticas de selección eugenésicas".

En este sentido, la coordinadora de Derecho a Vivir, Gádor Joya, ha explicado que está de acuerdo con la posición del ministro, aunque ha añadido que sus consideraciones "son apropiadas para la ley de apoyo a la maternidad que también ha anunciado el Gobierno, pero no dicen nada concreto sobre el contenido de la ley que regulará el aborto y que será aprobada el próximo otoño".

Noticias

anterior siguiente