Enlaces accesibilidad

El presidente de Spanair asegura que el cierre se produjo en coordinación con las autoridades

  • Justifica el "cese repentino"  para evitar "riesgos" en la seguridad
  • Dice que se acordó con el apoyo de la dirección general de aviación
  • La ministra de Fomento tuvo que llamar a Spanair para ver qué pasaba

Por
Los trabajadores de Spanair han recibido en su cuenta 1.000 euros de anticipo

El presidente de Spanair, Ferran Soriano, ha justificado el cese repentino de los vuelos de su compañía, a última hora del pasado viernes, para evitar "riesgos" en la seguridad.

"Las decisiones sobre el cese de los vuelos el viernes se tomaron y se comunicaron a la dirección general de aviación. De hecho, se adoptaron con su apoyo y siguiendo las normas y las reglas de prudencia y de seguridad básicas", ha argumentado Soriano.

En una entrevista con El Periódico de Catalunya, Soriano ha salido al paso del anuncio de la ministra de Fomento, Ana Pastor, sobre la apertura de un expediente contra Spanair y sus administradores por la abrupta cancelación de su actividad, por lo que la compañía podría ser multada hasta con 9 millones de euros y sancionada con la retirada de la licencia.

"Hicimos lo correcto"

"No podíamos hacer volar aviones con tantos rumores de que la compañía cesaba su actividad porque esto suponía un riesgo", ha recalcado. Según Soriano, "fue una medida basada en criterios técnicos y tomada en coordinación con ellos. Hicimos lo correcto".

El presidente de Spanair se ha mostrado convencido de que la demanda que aerolíneas de bajo coste interpusieron ante la Comisión Europea para que revisase las inversiones que se habían hecho en Spanair "ha pesado mucho" en el cierre.

"La perspectiva de nuestros inversores y de sus abogados es que no habrían sido consideradas ayudas de Estado, pero esto generó incertidumbre", ha reconocido.

Soriano ha destacado que, pese al mal final de la compañía, "se ha empujado tanto hasta el último día porque había la posibilidad de conseguir una cosa de mucho valor para Barcelona y Cataluña".

"Se ha hecho lo que se ha podido. Y otros aeropuertos que sí tienen aerolínea y 'hub' no es por un esfuerzo ciudadano y civil, sino porque lo han hecho los Estados", ha añadido.

Pastor tuvo que llamar a Spanair

La ministra de Fomento, Ana Pastor, tuvo que dar el primer paso y llamar sobre las seis de la tarde del viernes al máximo responsable de Spanair para que le dijera qué estaba ocurriendo, dos horas antes de que la compañía comunicara formalmente el cese de la actividad.

Ante las noticias que llegaban a Fomento a lo largo de la jornada del viernes pasado sobre una posible suspensión de las operaciones de Spanair, Pastor, además de ponerse en contacto con la compañía, envió "preventivamente" a Barcelona -sede de la aerolínea- a los directores generales de Aviación Civil y de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

Esta decisión permitió poner en marcha el dispositivo de crisis inmediatamente después de que Fomento recibiera el comunicado formal de la compañía, ha señalado este domingo Pastor en declaraciones a ABC Punto Radio, recogidas por Efe.

La ministra ha recordado que antes de su comunicado a la AESA, Spanair ya había cancelado un vuelo a las 19.55 horas del viernes.

Siguen trabajando

Desde que recibiera el comunicado de Spanair, el ministerio trabaja para que los ciudadanos tengan las cosas más fáciles posibles, ha dicho.

Fomento, como responsable y regulador del área de la aviación, tiene que exigir a las compañías aéreas que cumplan la legislación en cuanto a sus obligaciones con los pasajeros y en el caso de Spanair no se garantizó la continuidad del servicio a los clientes, ha advertido.

En caso del cese de la actividad o simplemente una cancelación, las compañías deben ofrecer al pasajero alternativas con otras aerolíneas, pero pagadas por ellos y no por el usuario, o devolver el importe del billete, si el cliente no quisiera volar, entre otras obligaciones.

Lo que ha pasado con Spanair confirma la necesidad que tiene España de regular el sector para que no se vulneren los derechos de los ciudadanos, cuestión que será una de las prioridades de Fomento en esta legislatura, ha añadido.

La ministra, que tiene pendiente su comparecencia en el congreso como titular de Fomento, hablará en ella del estado de situación que tiene su Departamento y de las actuaciones previstas.

Fomento es muy conocido porque hace obras, por cierto muy importantes, ha dicho Pastor, "pero que no quepa ninguna duda de que una parte gruesa de mi actividad va a ser la de garantizar los derechos de los ciudadanos", ha concluido

Noticias

anterior siguiente