Enlaces accesibilidad

David Rubín: "Heracles y los dioses griegos son los primeros superhéroes de la historia"

  • El dibujante publica 'El Héroe', una modernización del mito de Heracles
  • Un ambicioso cómic-rio, de casi 600 páginas, con un dibujo espectacular

Por
 Fragmento de una viñeta de 'El Héroe', de David Rubín
Fragmento de una viñeta de 'El Héroe', de David Rubín Astiberri

DAVID RUBÍN (Ourense,1977)

Estudia diseño gráfico y se lanza al mundo del cómic, la ilustración y la animación. Con su primera obra larga, 'El circo del desaliento' (Astiberri, 2006) es nominado como mejor autor revelación en el Salón del Cómic de Barcelona y gana el Primer Premio Castelao. Su segunda novela ráfica, 'La tetería del oso malayo' (Astiberri, 2006) es finalista del I Premio Nacional de Cómic, y recibe 4 nominaciones para el Salón del Cómic de Barcelona logrando el galardón al Autor revelación. Y 'Cuaderno de tormentas' (Planeta DeAgostini, 2008) también es nominado a mejor dibujo en Barcelona. Además ha codirigido Espíritu del bosque, un largometraje de animación en 3D, y ha adaptado al cómic Romeo y Julieta (SM, 2008), de Shakespeare y 'El monte de las ánimas' de Bécquer. En la actualidad prepara el segundo tomo de 'El Héroe'

Llega la nueva estrella de los Medios de Comunicación, el hombre más deseado, el más guapo, el más estiloso... y no se trata de ningún actor de Hollywood, sino del mismísimo Heracles (Hércules), el famoso héroe griego que en manos del dibujante gallego David Rubín se convierte, simple y llanamente, en El Héroe (Astiberri)

Un trabajo espectacular y sorprendente que es un homenaje a los cómics de superhéroes. "Es mi homenaje al género que me ganó para la causa de los tebeos", precisa el autor.

Pero también es Cómic de Autor con mayúsculas, una acertada reflexión sobre el papel del héroe, sobre la influencia de esos Medios de Comunicación en el mundo moderno y uno de los tebeos mejor dibujados y coloreados que hemos visto en mucho tiempo. Una gozada para la vista.

"El cómic que he querido hacer toda mi vida"

"El Héroe, asegura David Rubín, es una vuelta de tuerca a la historia de Heracles, que es muy conocida. Lo último que quería es que el lector y yo nos aburriéramos. Por eso he escrito un guión que es una mezcla de varios géneros y que me permitía jugar con la planificación de las páginas y el ritmo de lectura, alternando secuencias de acción con otras más pausadas e intimistas".

"Me preguntaba: ¿Qué ocurriría si Hércules fuera real?. Por eso, continua Rubín, he descontextualizado la historia, situando a Heracles en la actualidad, porque me permite meter anacronismos y explorar el papel de los Medios de Comunicación. Me apetecía ver lo que ocurría en una sociedad donde los dioses y los mitos griegos convivieran con los humanos".

"Pienso que en ese mundo las estrellas de Hollywood dejarían de importar y todo el Merchandising, los debates, Internet... todo se centraría en Heracles. Sin duda sería el personaje más buscado en Google.

"En realidad, afirma, es el tebeo que siempre he querido hacer, mi trabajo más arriesgado y personal"

Kirby, Tezuka y Frank Miller

La primera página de El héroe nos muestra al propio David Rubín, cuando era un niño, leyendo un tebeo de El capitán América de Jack Kirby. Y es que el autor norteamericano ha sido una inspiración para este trabajo.

"Jack Kirby es mi dibujante preferido, un artista que tengo como referencia a nivel estético y personal. Admiro la disciplina con la que se enfrentaba a dibujar tebeos. Por eso este cómic es un homenaje a Kirby, pero sin imitarle".

"Tampoco es un tebeo nostálgico o una recreación, sino que he intentado hacer un tebeo del siglo XXI echando la vista atrás para aprender de gente como Kirby y encarar mi camino como autor del modo más personal posible. Y eso no se puede conseguir con la nostalgia".

"Hay que aprender de los clásicos y disfrutarlos, pero no imitarlos porque seguiríamos haciendo tebeos como en los años 40. Lo que me interesa, afirma David, es transmitir la misma emoción que viví con los cómics de Kirby, no copiar su estilo"

"En mi trabajo también hay algo de Paul Pope (Batman Año 100, Planeta DeAgostini), que me encanta. Pero si te fijas yo creo que tanto Pope como yo copiamos a los mismos, empezando por Jack Kirby.  Y también hemos bebido mucho del manga, de Osamu Tezuka (Astroboy)... sin olvidarnos de Frank Miller (Batman: El caballero oscuro, 300).  De hecho, Kirby, Miller y el manga son los tres pilares que siempre han sustentado mi estilo".

"Los héroes griegos son los primeros superhéroes"

Este no es el primer trabajo de Rubín sobre Heracles y compañía. En 2007 Astiberri editó la revista Humo, donde realizó una serie en blanco y negro sobre esos mitos griegos.

"Mi obsesión puede venir de los peplums que veía en la tele cuando era un niño. Siempre me han interesado y me siento muy cómodo dibujándolos. Heracles, Perseo, Teseo... son el germen que se convirtió en Superman y  Batman. Los superhéroes son una reinterpretación de los mitos griegos".

Las secuencias de acción son fundamentales en este trabajo, pero no lo más importante. "Busco el equilibrio, asegura Rubín. La acción tiene un gran peso en la trama pero no puede ser lo único. Es cómo si una película de acción estuviera compuesta únicamente de explosiones. Las secuencias de acción pueden llegar a aburrir al espectador si  no se dosifican bien. Tienen que estar al servicio de la de la narración y del relato".

"Es un tema que me ha preocupado mucho porque en algunos tebeos de superhéroes la acción es aburrida. Es increíble tener a un montón de superhéroes peleándose y que nos aburramos. Por eso quería demostrar como debería narrarse esa acción y buscar la emoción en el lector. Recuperar la impresión de cuando leías historias más grandes que la vida misma".

La esmerada planificación de las páginas de Rubín nos demuestra su maestría como narrador y esas secuencias de acción de las que habla su dominio del tempo y del lenguaje del cómic. Pero también nos permiten disfrutar de ilustraciones realmente espectaculares.

"Me considero tan ilustrador como autor de tebeos. He realizado numerosas ilustraciones para todo tipo de medios. Los trabajos de dibujante e ilustrador parecen parecidos pero presentan numerosas diferencias. La ilustración te permite experimentar mucho más. Por fortuna, las fórmulas que aprendo como ilustrador las puedo incorporar a mi trabajo en los tebeos. Soy más conocido como dibujante que ilustrador. Yo me considero autor de cómics".

Mención aparte merece el color, también a cargo de David Rubín, que convierte cada página en un festín visual que podemos mirar durante horas sin saciarnos.

Un trabajo digno de Hércules

David Rubín ha invertido un año y medio en este primer tomo, de los dos previstos. " Es un trabajo digno de Hércules, bromea, un auténtico reto. Para sacar este primer tomo he renunciado a todo lo demás durante un año y medio. Y ahora llevo unos meses con el segundo tomo. Cuando esté terminado serán casi 600 páginas. Y espero tenerlo acabado para principios de 2012".

"En el segundo tomo el estilo de dibujo será el mismo pero hay muchos cambios a nivel argumental. En el primer tomo he contado como Hércules se convierte en héroe y en el segundo veremos cómo asume las responsabilidades que eso conlleva; y la madurez y el declive del héroe. Por supuesto veremos cómo completa los famosos 12 trabajos pero después de eso todavía quedarán cien páginas más.

Uno de los tebeos del año, que figurará en las nominaciones para los premios más importantes del mundo del cómic y cuyo desenlace estamos deseando leer. Habrá que tener paciencia, que no era una de las virtudes de Heracles.

 

Noticias

anterior siguiente