Enlaces accesibilidad

El PSOE confirma que elegirá al sucesor de Zapatero en primarias tras la derrota electoral

  • Blanco confirma que el Comité Ejecutivo las pondrá en marcha el sábado
  • Asegura que la celebración de un congreso extraordinario "no está en el debate"
  • Consulta los resultados electorales de las municipales y autonómicas

Enlaces relacionados

Por
El PSOE digiere la derrota en el 22-M

A pesar de que algunos barones socialistas habían puesto en duda este lunes la oportunidad de celebrar unas primarias tras el derrota sufrida en las elecciones municipales y autonómicas, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha confirmado que este será el procedimiento para elegir al sucesor de Zapatero como candidato socialista a las elecciones generales, aunque no hay calendario.

No habrá tampoco adelanto de las elecciones generales, como ha propuesto el extremeño Guillermo Fenández Vara en Los Desayunos de TVE; y de momento  se descarta la celebración de  un congreso extraordinario para hacer la "reflexión ideológica", como ha reclamado José María Barreda, que ha perdido Castilla-La Mancha frente a María Dolores de Cospedal.

Estos tres asuntos (habrá primarias, no se adelantarán las elecciones previstas para 2012 y los socialistas no se plantean por ahora un congreso extraordinario antes de las generales) son la conclusión de la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal reunida durante cuatro horas en Ferraz para analizar los peores resultados de su historia.

Una mañana de semblantes serios en la sede socialista, donde la sala de prensa se ha quedado pequeña ante la expectación de los medios de comunicación.

Las primarias echan a andar el sábado

En el Comité Ejecutivo del sábado, ha asegurado Blanco, "se pondrá en marcha el proceso para la elección del candidato o candidata" para las próximas elecciones. Será este órgano el que decida si las primarias son o no "para el verano" como se había mantenido hasta ahora.

"El candidato del PSOE solo se puede elegir mediante un proceso de primarias, ese es nuestro procedimiento es el que está reglado y no hay otro posible", ha señalado Blanco, que ha añadido que nadie le ha trasladado este lunes su intención de presentarse, aunque ha añadido que si alguien se lo hubiera dicho tampoco lo diría.

En su comparecencia ante los medios de comunicación ha descartado el adelanto de las elecciones generales, en la línea que ya marcó el domingo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y ha asegurado que la celebración de un congreso extraordinario del partido "no está en el debate". Nadie, ha dicho, lo ha planteado en la Comisión Ejecutiva Federal.

Momento de "levantarse" y de seguir "gobernando"

Blanco, ha afirmado este lunes que "no es el momento de lamentarse" tras los malos resultados del partido en las municipales y autonómicas, "sino de levantarse".

Ahora es momento, según el vicesecretario general del PSOE, de que los elegidos el domingo realicen la "tarea que les han encomendado" los ciudadanos, de que el Gobierno se dedique a "gobernar para conseguir la recuperación" y el partido, "a trabajar para recuperar la confianza de los ciudadanos".

El vicesecretario general del PSOE ha asegurado que el momento de la "cohesión y la fortaleza del partido" y ha descartado que la celebración de un proceso de primarias vaya a provocar una lucha interna en el partido.

Blanco ha asegurado que ha hablado con la "inmensa mayoría de los dirigentes y referentes del partido" y ha constatado un "sentimiento unánime y mayoritario de hacer las cosas bien, mirar al futuro, de profundizar en la cohesión, hacer un planteamiento programático profundo". "No vi ningunas ganas de ningún tipo de ajustes", ha subrayado.

"Más retroceso del PSOE que avance del PP"

Blanco ha dedicado parte de su intervención a analizar los resultados de las elecciones de este domingo, en las que el PSOE ha retrocedido siete puntos y perdido millón y medio de votantes y el PP ha ganado tres puntos y medio millón de sufragios.

El dirigente socialista ha señalado que "la diferencia se debe más al retroceso del PSOE que al avance del PP" y que afrontan la situación con "realismo y serenidad".

Blanco asegura que en el PSOE afrontan la situación con "realismo" porque no se engañan ni intentan engañar a nadie porque son "conscientes" de la situación que ha llevado a distanciarse a sus votantes con "un voto crítico o una abstención crítica". Ha añadido que se dan por enterados de la "seria advertencia" que les ha hecho la ciudadanía.

Ha explicado que afrontan la situación también con "serenidad" porque siguen teniendo la "responsabilidad de gobernar" para alcanzar cuanto antes la recuperación de la economía y el empleo: "Esta responsabilidad está por encima de cualquier reacción emocional que nos llevaran a alterar las prioridades: recuperación económica, empleo y reformas".

La tarea: recuperar la confianza perdida

Como Zapatero el domingo, Blanco ha achacado a la crisis económica los malos resultados electorales y ha señalado que la "tarea" del PSOE es conseguir que los votantes que les han castigado recuperen la confianza en los socialistas.

"Sabemos que muchos, la gran mayoría, están deseando que les demos motivos para volver a confiar en nosotros en las próximas elecciones", ha subrayado.

Blanco cree que los resultados reflejan la "expresión del malestar ciudadanos ante las consecuencias de una crisis" en la primera cita electoral en la que podían votar desde el agravamiento de la situación económica. "Normal que el malestar legítimo se manifestara en las urnas".

"Hemos tomado medidas difíciles y no hemos podido ni sabido transmitir nuestras razones a la sociedad. El malestar ha sido más fuerte que nuestros argumentos. Estamos dispuestos a corregirlo", ha concluido.

Noticias

anterior siguiente