Enlaces accesibilidad

Lars von Trier, declarado "persona non grata" en el Festival de Cannes

  • La decisión no excluye al cineasta de la competición oficial
  • Von Trier se declara ahora "orgulloso" de ser 'persona non grata'
  • La organización considera "inaceptables" sus declaraciones antisemitas

Ver también: Especial Festival de Cannes

Por
Lars von Trier, persona non grata en Cannes

El realizador danés Lars Von Trier ha sido declarado "persona non grata" con efectos inmediatos en el Festival de Cannes por sus declaraciones de apoyo a Hitler, han informado fuentes de la organización, aunque han aclarado que esta decisión no excluye al cineasta de la competición oficial con su película Melancholia, que lucha por la Palma de Oro.

El festival pide discreción al director y en el caso de que su película fuese premiada, se le solicitaría que no acudiera a recibir el galardón.

"Los responsables del festival rechazamos profundamente que este foro haya sido usado por Lars Von Trier para expresar comentarios inaceptables, intolerables y contrarios a la generosidad y humanidad que preside la existencia de este festival", han declarado desde la organización.

Fuentes del festival han revelado que al realizador se le ha pedido, en resumen, que deje de destacar tanto por lo que dice y más por lo que hace.

Y lo que dijo fue tan grave que el presidente del evento y antiguo delegado general, Gilles Jacob, el alma de este Festival, judío para más señas, aseguró que nunca había pasado antes algo semejante en 64 años de historia del considerado primer festival cinematográfico del mundo.

"Un hecho lo suficientemente grave"

"Es un hecho lo suficientemente grave", ha declarado Jacob, quien llamó a su despacho a las agencias de noticias, entre ellas Efe, para explicar la decisión del Consejo de Administración del Festival, reunido este jueves por la mañana, casi 24 horas después de las polémicas declaraciones de Trier.

No se expulsa, pues, de Cannes al director, cuya última polémica cinematográfica fue precisamente la creada por su sangrienta "Anticristo", presentada hace dos años a concurso -Trier no se llevó la Palma de Oro- pero se le amonesta. Aunque se le tienen en cuenta las disculpas, han reiterado Jacob y el delegado general del Festival, Thierry Frémaux.

"¿Dónde se sitúa? No tengo ni idea", ha agregado el delegado general del festival sobre la tendencia ideológica del director danés. "Lo que sé es que, - quizás por primera vez -, le hemos visto muy afectado; hemos visto que había una diferencia entre ayer por la tarde y hoy por la mañana, cuando ha tenido en cuenta que la broma o la provocación tiene su momento y que ha medido el mal que ha hecho y que se ha hecho", ha añadido.

"Uno no puede bromear sobre si es nazi"

Por su parte, la actriz Kirsten Dunst, que protagoniza Melancolía, ha considerado que "uno no puede bromear" sobre si es nazi.

Aunque rechazó pronunciarse en profundidad, ante la insistencia de la prensa Dunst expresó su opinión sobre que no se pueden hacer bromas sobre asuntos como el nazismo después de asegurar que en la personalidad del director está el aspecto de hacer bromas habitualmente.

"Al menos estamos en competición y le van a juzgar por los méritos del filme", añadió la actriz, quien tampoco se toma muy en serio lo que dijo Trier el jueves sobre que su próximo filme será una cinta pornográfica.

"Orgulloso" de ser persona non grata

Pese a todo el revuelo que ha levantado en Cannes, el director danés parece que quiere seguir echando leña al fuego y ha dicho que se siente "orgulloso" de haber sido declarado 'persona non grata' y culpa incluso a los franceses por haber tratado mal a los judíos, en una entrevista con un diario de Dinamarca recogida por The Guardian.

"Estoy orgulloso de haber sido declarado persona non grata. Esta debe ser la primera vez en la historia del cine que sucede. Creo que una de las razones es que los mismos franceses trataron mal a los judíos durante la segunda guerra mundial. Por lo tanto, es un tema delicado para ellos", afirma el director, que añade, no obstante, que "respeta mucho" el Festival de Cannes, aunque también dice "comprender que estén muy enfadados conmigo ahora mismo". 

Sin embargo, en otra entrevista que publica Los Angeles Times, insiste en declararse antinazi y antisemita y afirma creer "firmemente" que "el Holocausto fue el peor crimen cometido nunca contra la humanidad". y que no simpatiza con Hitler "ni un segundo". En este sentido, prácticamente Von Trier, conocido por sus provocaciones, culpa a la prensa de haberlo sacado de contexto: "Entiendo que pueda sacar estas cosas de contexto. Fue muy sarcástico y muy grosero, pero eso es muy danés".

En unas declaraciones recogidas por Time Out Chicago, el director incide en ello: "Soy conocido por mis provocaciones, pero me gustan las provocaciones cuando tienen un propósito. Y esto [von Trier respondía inicialmente a una pregunta de un periodista] no tenía ningún propósito. Porque yo no soy Mel Gibson. Definitivamente no soy Mel Gibson". A continuación, el cineasta habló sobre sus visitas a campos de concentración y reiteró que el Holocausto es el peor crimen cometido nunca contra la humanidad y añadió: "Creo que es un tema especialmente delicado aquí abajo, porque los franceses tienen una historia de haber sido muy crueles con los judíos". 

Las declaraciones polémicas

La decisión ha tenido lugar después de que el cineasta danés dijera ayer que simpatiza con Adolf Hitler. "Yo entiendo a Hitler aunque comprendo que hizo cosas equivocadas, por supuesto. Sólo estoy diciendo que entiendo al hombre, no es lo que llamaríamos un buen tipo pero simpatizo un poco con él", espetó Von Trier, aunque posteriormente pidió disculpas y dijo no ser antisemita.

La propia organización del festival cinematográfico "invitó" a Von Trier a explicarse por esas declaraciones. "El cineasta precisa que se dejó llevar por una provocación. Presenta sus disculpas", completó por su parte la organización en el comunicado. "La dirección del Festival toma nota y transmite las disculpas de Lars Von Trier. Reafirma que no admitirá jamás que el certamen pueda ser el escenario de declaraciones semejantes sobre esos asuntos".

"Si he herido a alguien (...) me disculpo sinceramente. No soy antisemita ni tengo prejuicios raciales de ninguna clase ni soy un nazi", manifestó Von Trier en un comunicado.

Noticias

anterior siguiente