Anterior Casi la mitad de los europeos piensan que el papel de la mujer es cuidar del hogar Siguiente La Armada argentina descarta que el "ruido" detectado pertenezca al submarino desaparecido Arriba Ir arriba

Helena Pimenta, nueva directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico

  • Ha sido elegida para sustituir a Eduardo Vasco entre 19 candidatos

  • Su proyecto pone énfasis en la creación escénica actual, según Sinde

|

Helena Pimenta será a partir del próximo septiembre la nueva directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), cargo en el que sustituye a Eduardo Vasco, ha anunciado este miércoles la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.

El proyecto de Pimenta (Salamanca, 1955), elegida entre 19 candidatos, entre ellos 4 mujeres, hace hincapié "en el actor, la palabra y el verso", con énfasis en la creación escénica actual, ha añadido la ministra.

Pimenta, que en la actualidad ensaya Macbeth, fundó en Hernani (Guipúzcoa), cuando trabajaba como catedrática de inglés en un instituto de esa localidad, el grupo Ur de teatro, con el que produjo la obra que la dio a conocer, Sueño de una noche de verano.

Pimenta (Salamanca, 1955), licenciada en filología inglesa y francesa y directora de escena desde 1986, se pasará los próximos cinco años, el tiempo de su contrato, "con la espada al cinto", ha bromeado la ministra remedando las palabras del primer director de la CNTC, Alfredo Marsillach.

Durante su mandato, ha dicho la ministra, tendrá "la felicidad" de preparar la vuelta de la compañía al Teatro de la Comedia, en obras de restauración desde que tuvo que cerrarse en 2001, algo que espera que ya sea posible a finales de 2013.

Se da la circunstancia de que Pimenta, especialista en teatro clásico universal, fue la última en dirigir un montaje en La Comedia, La dama boba, y es "muy probable" que la primera producción de la CNTC que se vea en esta sede sea también una obra dirigida por ella.

La ministra ha recordado que el próximo 17 de abril se cumplen los 25 años de la primera representación de la CNTC -un montaje de El médico de su honra- y ha destacado la labor de sus directores hasta ahora: Marsillach, Rafael Pérez Sierra, Andrés Amorós y José Luis Alonso de Santos. 

"Parece que fue ayer. Han sido 25 años especialmente fructíferos de difusión del repertorio" y de puesta en escena de trabajos "olvidados" durante siglos.
El público, ha dicho, "ha ido reconociendo esta labor con su asistencia a los espectáculos" tanto en su sede actual en el Teatro Pavón como en giras, "con porcentajes de ocupación siempre muy altos".

El Siglo de Oro será la estrella

La misión de Pimenta, que era miembro del Consejo Asesor Artístico del Teatro, un puesto al que renunció al presentar su candidatura, será avanzar en la calidad de sus puestas en escena, la colaboración con los profesionales, abordar el repertorio, especialmente del Siglo de Oro, a la vez que ampliar horizontes y "estilos" en la compañía, que ha dirigido "excelentemente" Vasco.

En la elección de la nueva directora, ha detallado González-Sinde, ha sido determinante su propuesta de que la compañía siga centrando su trabajo en el Siglo de Oro pero también otras épocas como el Renacimiento, la Ilustración o el Romanticismo.

Seguirá con la formación y especialización en el teatro clásico, consolidará la presencia de la CNTC por todo el Estado, ampliará su colaboración con los festivales de teatro clásico españoles, en especial con el de Almagrom y consolidará Iberoamérica "como un ámbito natural de difusión".

Pimenta, que ha dirigido para la CNTC tres montajes y ha participado en la elección del elenco de su compañía Joven, ha asegurado que es "un inmenso honor" recibir este encargo, y se ha despedido con un "hasta luego" de su compañía teatral, Ur, que fundó en 1987.

En la compañía, "que parece que fue fundada ayer y a la vez que siempre ha estado ahí", se ha hecho "un trabajo riguroso" y ella quiere aprovechar "lo ya construido" por personas como Eduardo Vasco, que le ha dado un "inimaginable impulso".

"Quiero -ha dicho- que ese teatro sirva a toda la ciudadanía, a la que ya va y a la que irá algún día", por eso su proyecto "se sitúa en el hoy pero tiene memoria y mira hacia el futuro".

Su gestión, ha agregado, "estará siempre abierta a toda la profesión", "buscará a potros públicos, especialmente a los jóvenes y a las familias" ofreciéndoles "el verso y la palabra de siempre" iluminados con las nuevas disciplinas. 

Esta es la tercera vez que el Instituto Nacional de las Artes Escénicas de la Música (INAEM) lleva a cabo, en aplicación del Código de Buenas Prácticas, un proceso para la selección de la dirección de uno de sus centros artísticos, tras el realizado para la Compañía Nacional de Danza (CND) y el del Ballet Nacional de España (BNE), fallado el pasado lunes.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente