Anterior Los funcionarios tendrán una subida salarial del 1% en 2016, año en el que recuperarán toda la paga extra Siguiente Tres exdirectivos de la dueña de Fukushima serán imputados por el accidente nuclear Arriba
Juan Martínez Moreno y Sergio repasando el guión
Juan Martínez Moreno (Dcha) y Sergio repasando el guión

Juan Martínez Moreno: "Los lunes al sol"

  • El rodaje de la 'Lobos de Arga' se traslada a Madrid

  • "Da gusto volver a trabajar a la luz del día, asegura el director"

|

Vuelta a empezar en Madrid, afrontando las últimas cuatro semanas de rodaje. En principio eran las más sencillas, pero el destino vuelve a putearnos, y se nos complican las localizaciones. Aparece un ángel femenino de la guarda y puede que nos solucione los problemas. Gracias, ángel.

Seguimos rodando. Hoy es una especie de ceremonia religiosa alrededor de un agujero de veinte metros donde se supone que está encerrada la bestia.

Manquiña, inconmensurable, ejerce de sacerdote para esta congregación freakie. Ruedo un plano de las caras de los parroquianos, en el cual se supone que están rezando antes de llevar a cabo el sacrificio que les libre de la maldición.

La cámara pasa de uno a otro, todos con las manos cogidas, la mirada baja, algunos susurrando oraciones. Y de repente aparece uno a su bola, mirando de un lado a otro, para nada en situación. Monto en cólera, llamo a Sergio, mi ayudante, y le cuento lo que ha pasado.

Me contesta que ya lo sabe, que él le ha pedido al extra que reaccione así. Sorprendido, le pregunto por qué. “Es que he decidido que este no cree en Dios”, me contesta todo serio. No hay palabras. Bueno sí, Sergio es genio y figura.

No sé como habría sido esta película sin él. Ni quiero saberlo, la verdad. No es sólo su profesionalidad. Es el tío más humano, divertido y comprensivo que he conocido en mucho tiempo. Su sentido del humor convierte las mayores crisis en capítulos de “The Office”.

Es un placer tenerle al lado en este viaje tan puto y lleno de trampas. Gracias, jefe. Y a tu equipo, Carmen, Virginia, Cecilia, Raquel, y demás. Todo está siempre a punto, todo a su hora, llevan a los actores como toreras, con la muleta bien puesta. Y echan horas y horas de trabajo con una sonrisa perenne. Son los Angeles de Sergio. Gracias, chicas.

Y seguimos. Da gusto volver a trabajar a la luz del día, después de tantas jornadas nocturnas. El equipo aprovecha las pausas para tumbarse en las plataformas de los camiones y tomar el sol. Los lunes al sol. Mola mucho verles así, contentillos, a la luz del día. Que aprovechen, por que parece que vuelve el mal tiempo. Hay que joderse.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente