Enlaces accesibilidad

Consenso para elevar el cálculo de las pensiones a 20 años, pero no la edad de jubilación

  • El Pacto de Toledo se reúne dos días para abordar la reforma de las pensiones
  • A priori, hay acuerdo para aumentar de 15 a 20 años el cálculo de la pensión
  • En cambio, la propuesta del Gobierno de jubilarse a los 67 no tiene apoyos

Por
Reunión de la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados

El Pacto de Toledo inicia este miércoles una reunión clave de dos días para tratar de alcanzar un consenso respecto a la reforma de las pensiones, en la que habría consenso para elevar el período de cálculo de la pensión contributiva de 15 a 20 años, pero no en la pretensión del Gobierno de subir de 65 a 67 años la edad de jubilación.

En cualquier caso, los principales grupos parlamentarios que participan en la ponencia de la Comisión no permanente del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados (PP, PSOE, CiU y ERC-IU-ICV) han descartado que entre hoy y mañana se llegue a un acuerdo definitivo.

Antes de entrar a la reunión, la portavoz socialista, Isabel López i Chamosa, ha explicado a los periodistas que la reunión servirá para retomar las negociaciones tras el parón del verano. Por ello, ha descaratado que se pueda alcanzar un consenso en estas dos jornadas, algo en lo que coincidieron los portavoces del PP, Tomás Burgos, de CiU, Carles Campuzano, y de IU Gaspar Llamazares.

López i Chamosa ha confirmado que, entre las materias donde es posible el pacto, se encuentra la de elevar de los 15 años actuales a 20 el tiempo que se tiene en cuenta para calcular la cuantía de una pensión contributiva. Ese aumento supondría una reducción media del 5,5% en el montante de la pensión.

Posterioremnte, López i Chamosa ha querido dejar claro que "no hay ningún acuerdo" cerrado, aunque este sea un aspecto que suscita consenso, puesto que "no se perjudica a nadie, porque se hará poco a poco".

Falta de acuerdo tras la reunión del Pacto de Toledo

Rechazo a elevar la edad de jubilación dos años

La portavoz socialista tambi'ne ha señalado que el objetivo es que las recomendaciones del Pacto de Toledo para la reforma estén listas a finales de novimebre o primeros de diciembre. No obstante, entre los aspectos más difíciles de acordar se encuentra, según ha admitido, la elevación en dos años, de los 65 actuales a 67, la edad legal de jubilación, tal y como propugna el Gobierno en su propuesta de reforma.

En este sentido, Burgos ha criticado que el Gobierno está incumpliendo de forma "flagrante" el Pacto de Toledo, con medidas como la congelación de las pensiones contributivas en 2011 y la "ruptura de la caja única" con las transferencias al País Vasco de la gestión de las bonificaciones a la contratación.

Para el portavoz popular, la primera condición para reeditar el Pacto de Toledo es establecer el "grado de compromiso de su cumplimiento", algo que no está haciendo el Gobierno, ha denunciado.

Llamazares, por su parte, ha advertido de que se está en el peor momento, por la crisis, y en el peor ambiente, por las presiones del Gobierno, para llegar a un acuerdo, que sólo puede traer "el desacuerdo o un recorte duro de las pensiones" con motivo de la elevación de la edad de jubilación.

Campuzano ha señalado que hay que lograr que en las "próximas semanas o meses" se alcancen reformas que garanticen el futuro del sistema y mejoren la protección social, para lo que es necesario tener "tranquilidad". Hay que poner "mucho aceite" para que la "máquina" del Pacto de Toledo funcione y termine bien, ha comentado Campuzano, quien ha asegurado no sentirse presionado por el Gobierno.

Noticias

anterior siguiente