Enlaces accesibilidad

Fin del conflicto entre AENA y los controladores, que aceptan ajustar su salario a la jornada

  • El sueldo medio será 200.000 euros anuales, aunque se ajustará a la jornada
  • Las jornadas se organizarán en función de la carga de cada centro de trabajo
  • Las horas extra serán voluntarias y no superarán las 80 al año
  • AENA se ahorrará 200 millones de euros en navegación aérea

Por
El principal sindicato de los controladores y AENA firman un principio de acuerdo

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) y Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) han firmado un acuerdo que pone fin al conflicto sobre el convenio colectivo que les enfrentaba desde hace más de cinco meses.

El presidente de AENA, Juan Lema, ha destacado que este acuerdo "garantiza la prestación del servicio y la paz laboral", mientras que el máximo responsable de USCA, Camilo Cela, ha asegurado que el pacto "creará un clima positivo para la negociación de nuevo convenio, para que esté lo antes posible".

Además, Cela ha señalado que la huelga que se iba a convocar en agosto, "tampoco se va a convocar en septiembre, porque este acuerdo está hecho precisamente para evitar eso. Ese escenario, a no ser que surgiera algún problema, está completamente olvidado".

Cuatro días de trabajo y dos de descanso

El acuerdo hace hincapié en la jornada laboral y en su convergencia con Europa, así como en la conciliación de la vida laboral y familiar, por lo que prevé que los controladores tengan cuatro días de trabajo y dos de descanso.

En palabras de Cela, "nuestra única petición era regularizar la vida familiar y laboral, algo que ha sido complicado de hacer en los últimos meses".

De esta forma, se podrá pasar de las 1.670 horas, que marca la ley de control de navegación aérea del 14 de abril, a 1.400 o 1.500, en función del volumen del tráfico registrado en cada instalación.

Cuatro tipos de instalación según la carga de trabajo

Lema ha explicado que "los turnos se programarán en función de las cargas de trabajo de cada centro". Así, se han definido cuatro categorías en las que se clasificarán las dependencias: las que requieran 1.200 horas anuales, las de 1.300 horas, las de 1.400 y la cuarta categoría, donde se inscribirán centros que necesiten 1.500 horas.

Así se ha negociado que las horas extra sean voluntarias, y que se diseñe desde AENA el mecanismo oportuno para que los controladores no tengan que estar disponibles los 365 días al año, es decir cubriendo el servicio denominado imaginaria de una manera imprevista, en lo que ellos llaman "servicio exprés".

Según Cela, "con lo de modular la jornada de 1.200 a 1.500 horas en función del centro de trabajo, y también con que las horas a partir de ahí sean voluntarias, confiamos en que no haga falta convocar ningún servicio exprés".

Para analizar la carga de trabajo de cada centro, "se realizará una auditoría para cada dependencia con la colaboración de Eurocontrol", ha añadido.

"Si en cualquiera de ellos se necesitaran más horas -y siempre por debajo del máximo de 1.670 horas-, quedan garantizadas" por servicios de guardia organizados, ha detallado el presidente de AENA, quien ha especificado que habrá "una limitación de dos servicios de guardia al mes y hasta cubrir las 80 horas de máximo establecidas por ley".

200.000 euros anuales de salario medio

En cuanto al salario, Lema ha confirmado que USCA ha aceptado la propuesta realizada hace días por AENA, por lo que el sueldo medio será de 200.000 euros anuales hasta 2013 para los controladores operativos, es decir, aquellos que realizan tareas de control aéreo. Así, para este curso se tiene prevista una masa salarial para el colectivo de 480 millones de euros.

Sin embargo, ese salario se ajustará a cada controlador, en función de las horas que se lleven a cabo. Eso permitirá a AENA cubrir todos los servicios al tiempo que reduce su déficit por costes de navegación en 200 millones de euros.

El presidente del sindicato ha advertido que el salario "nunca ha sido el caballo de batalla: no le hemos dedicado ni un minuto", aunque durante las jornadas de negociación ambas partes han reconocido que las retribuciones eran, junto a la organización de la jornada, el mayor escollo para el acuerdo.

"La base salarial se ha calculado en función de esa jornada base (1.670 horas), que se ajustará de forma proporcional a las horas trabajadas. A eso se añadirá un complemento a los controladores en determinadas funciones, el seguro de vida, la jubilación,... Así se tendrá el salario de cada uno", ha señalado el responsable del gestor público de aeropuertos y navegación aérea.

Otros puntos de los 12 presentados por USCA han sido menos conflictivos. Es el caso de la situación de los controladores mayores de 57 años que, según la ley, deben abandonar tareas operativas. "AENA se compromete a ofrecerles funciones no operativas", ha explicado Juan Lema.

Además se crearán varios grupos de trabajo con participación paritaria de empresa y controladores para, por ejemplo, proponer mejoras en la organización de cada dependencia o decidir iniciativas dirigidas a la formación y la competencia profesional.

Condiciones laborales para 2.400 controladores

Ambas partes se encontraban reunidas desde media mañana de este viernes, con el ánimo de alcanzar un principio de acuerdo sobre la jornada laboral y el salario de los trabajadores, los dos escollos que han obstaculizado la negociación, hasta el punto de que los controladores llegaron a amenazar con una huelga.

Tras la retirada de esa amenaza el pasado martes, el gestor aeroportuario retomó las conversaciones con el principal sindicato del colectivo -agrupa al 95% de los 2.400 profesionales españoles-, que han culminado este viernes.

Ahora el acuerdo debe ser ratificado por la asamblea de los controladores -que tendrá lugar la semana que viene-, antes de servir de punto de partida a las conversaciones que cierren de forma definitiva el segundo convenio de este colectivo.

Noticias

anterior siguiente