Enlaces accesibilidad

Un gel experimental reduce a la mitad el contagio de sida en mujeres, según un estudio

  • Se trata de un experimento al que le queda una tercera fase de comprobación
  • El gel contiene retroviral y se ha probado en casi 900 mujeres

Por

Hay un nuevo arma para luchar contra el SIDA. Se trata de un gel microbicida, que contiene un antirretroviral al 1%, y que, según ha revelado un estudio reduce hasta el 54% el riesgo de infección del VIH respeto a un gel vagina que no contiene nada.

El estudio se ha publicado en Viena, donde se celebra la Conferencia Internacional sobre el Sida. Se llama CAPRISA 004, lleva el nombre por el Centro para el Programa de Investigación sobre el Sida en Sudáfrica (CAPRISA) y comenzó el 27 de febrero de 2007.

Ha recibido el apoyo del Gobierno de Sudafrica y el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos y fue publicado en la prestigiosa revista científica 'Science'.

El estudio tenía por objetivo establecer la eficacia y seguridad de un gel con un 1% de tenofovir, un inhibidor de transcriptasa inversa, ampliamente utilizado como antirretroviral, para la prevención del sida entre las mujeres.

Los directores del proyecto son los científicos Salim y Quarraisha Abdul Karim, que trabajan para CAPRISA en Durban.

Los ensayos clínicos

Las pruebas se realizaron sobre 889 mujeres sudafricanas  de 18 a 40 años seronegativas y sexualmente activas en la ciudad costera de Durban y un remoto pueblo rural en Sudáfrica. de ellas, 445 recibieron un gel con ARV y 444 un gel sin producto.

Las mujeres, que debían utilizar una dosis de gel en las 12 horas antes de la relación sexual y una segunda dosis en las 12 horas posteriores, eran controladas cada mes durante 30 meses sobre la utilización del gel y del preservativo, sobre su vida sexual, etc.

La incidencia del VIH fue un 54% inferior en las mujeres que seguían completamente el tratamiento, un 38% entre las que lo siguieron moderadamente y un 28% entre las que lo siguieron mal, o sea una reducción promedia de la incidencia del 39%. No hubo efectos negativos ni tampoco entre las mujeres infectadas, señales de resistencia al tenofovir.

Sin embargo, este gel parecía ser menos eficaz al cabo de 18 meses, y el 40% de las mujeres lo utilizaban menos de una vez de cada dos.

Estos resultados, que se encuetran en la segunda fase del proyecto, aún deben ser confirmados por una tercera fase que ya se ha iniciado, en la que se realizarán las pruebas con más de 4.000 mujeres.

Según los responsables del estudio, el gel con antirretroviral podría "llenar una laguna importante en la prevención contra el VIH, principalmente para las mujeres incapaces de negociar exitosamente una monogamia mutua o el uso del preservativo".

"Nuestro desafío ahora, es entender sobre qué base biológica algunas mujeres son infectadas a pesar del tenofovir, y sobre todo intentar mejorar el seguimiento del tratamiento", indicó Salim Abdul Karim durante una videoconferencia.

Exito tras más de 11 fracasos

Los microbicidas son productos que pueden ser aplicados tanto en la vagina como en el recto. En los últimos veinte años, se han realizado 11 pruebas con seis productos diferentes, sin que ninguno ofreciera resultados sobre su efectividad en la priotección, e incluso algunos llegaron a provocar sobre infección.

De confirmarse los resultados ofrecidos en la fase 2 del estudio de este gel, podría usarse como un complemento de la circuncisión, que protege solamente a los hombres, en un 60%.

Las mujeres representan el 60% de las personas infectadas por el VIH en África, donde está el 70% de los casos de infección del planeta.

El año 2009 experimentó el mayor incremento de la historia en el número de personas tratadas en el mundo del virus del sida después de que 1,2 millones de personas comenzasen a medicarse contra la enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este aumento, un incremento del 25% en 12 meses -de cuatro a 5,2 millones-, supone un "desarrollo extremadante esperanzador" para la OMS, que considera esencial la existencia de más programas que ayuden a los pacientes a recibir un tratamiento antes de que estén demasiado enfermos.

Noticias

anterior siguiente