Anterior Mugabe se resiste a dimitir pero su partido le somete a una moción de censura Siguiente Barcelona se queda en primera ronda sin la Agencia Europea del Medicamento, que se irá a Ámsterdam Arriba Ir arriba
Dubai inaugura la torre más alta del mundo

Dubai inaugura la torre más alta del mundo con el nombre del 'salvador' de su economía

  • La torre se llamará 'Burj Khalifa' en honor del gobernante de Abu Dhabi

  • Este emirato adelantó 10 millones para salvar el conglomerado Dubai World

  • Ha tenido un coste de unos 1.500 millones de dólares (1.047 millones de euros)

  • Se ha desvelado su altura final: 827 metros

|

El jeque de Dubai, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, ha inaugurado esta tarde la torre más alta del mundo, la Burj Khalifa, que con 827 metros de altura, se ha colocado al frente del 'skyline' mundial entre las dudas que genera actualmente la evolución de la otrora exhuberante economía del emirato.

"Los Emiratos Árabes Unidos han logrado construir el más alto edificio jamás construido por la mano del hombre (...) Este gran logro merece ser llamado con el nombre de un gran hombre. Por eso se llamará Burj Khalifa", ha declarado el jeque Mohammed en referencia al jeque Khalifa bin Zayed Al Nahyan, presidente de la Federación de los Emiratos Árabes Unidos.

Zayed Al Nahyan es gobernante del emirato de Abu Dhabi, que salió al rescate de Dubai en su reciente crisis financiero al darle un adelanto de 10.000 millones de dólares para salvar Nakheel, una empresa del conglomerado Dubai World.

Y es que el rescate de Abu Dhabi ha alimentado los rumores de que Dubai podría hacer concesiones o ceder algo de su fuerza comercial a su rico vecino de los emiratos, sobre todo teniendo en cuenta la deuda de 100.000 millones de dólares que tiene este centro financiero.

"La preocupación por Dubai es que este evento sea recordado como una segunda borrachera de arrogancia", ha asegurado a Reuters el director para Oriente Medio de la Unidad de Inteligencia de The Economist.

La primera borrachera llegó en noviembre de 2008, dos meses después de la caída de Lehman Brothers, cuando Dubai se gastó 24 millones de dólares en la ceremonia de inauguración del hotel Atlantis., que disparó la sensación de que el emirato no se estaba tomando la crisis financiera en serio.

¿El fin de la borrachera de lujo?

Por eso la pregunta que se hacen los analistas es si estamos ante la coronación de Dubai como centro financiero mundial o su canto del cisne.

"Tienen que preguntarse, ¿por qué hemos construido esto? Para traer calidad de vida y alegría al pueblo y creo que continuaremos haciendo eso", ha subrayado Mohamed Alabbar, presidente de Emaar, el principal promotor inmobiliario del mundo árabe, responsable de la construcción del edificio.

"Construimos esto por los años venideros. Debemos tener esperanza y optimismo", ha declarado pese a que las acciones de su empresa perdían un 3,4% en la bolsa de Dubai el día de su momento estrella.

"Esta es la culminación del momento de Dubai y no solo de Emaar", considera Saud Maud, investigador jefe de UBS, que cree que la ceremonia de este lunes sea el final de los mega proyectos de Dubai y que en los próximos años se dedicará a hacer un uso más racional de sus recursos.

Dubai, uno de los siete integrantes de los Emiratos Arabes Unidos, se ha hecho famoso por sus excesos como la construcción de un archipiélago artificial de islas con la forma de un mapa mundi, otros dos archipiélagos con forma de palmera o el levantamiento de una pista de esquí artificial en pleno desierto.

1.500 millones de dólares

El proyecto del Burj Dubai también ha sido criticado por grupos de Derechos Humanos que denuncian las condiciones de los trabajadores que participaron en su levantamiento y tampoco los ecologistas están contentos con una torre que podría convertirse, sostienen, en un agujero negro de consumo de energía que aumentará considerablemente la huella de carbono del país.

Sin embargo, muchos consideran que se trata de una maravilla arquitectónica. El proyecto se cree que ha tenido un coste total de unos 1.500 millones de dólares, unos 1.047 millones de euros.

El Burj Dubai albergará unas 1.100 viviendas y ya se han vendido casi todas a pesar del estallido de la burbuja inmobiliaria dubaití a finales de 2008 tras seis años de crecimiento desaforado. La crisis provocó la pérdida de miles de puestos de trabajo y proyectos de miles de millones de euros han sido cancelados o aplazados.

Espectáculo pirotécnico

La ceremonia ha arrancado con un grupo de paracaidistas que con los colores de los Emiratos Árabes Unidos, rojo, verde, blanco y negro, han saltado cerca del rescacielos mientras un retrato gigante del jeque Khalifa fue desplegada contra una pared.

A continuación ha habido un espectáculo de fuegos artificiales que ha iluminado la torre como un árbol de Navidad ante los aplausos del público numeroso que se ha dado cita en el acto.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente