Anterior Vodafone y Ono plantean un despido colectivo que podría afectar a 1.300 trabajadores Siguiente Unos 2.000 migrantes intentan entrar en el túnel del Canal de la Mancha Arriba
El 'Gordo' le toca a los trabajadores de Marsans

"¡No me jodas, que tengo El Gordo!"

  • Valentín se enteró de su lluvia de millones al salir de la ducha

  • Mónica Delibes todavía no se lo cree

  • El Gordo baña de millones la central de Viajes Marsans en Madrid

|

Valentín Sánchez estaba aprovechando su primer día de vacaciones de Navidad para darse una ducha tardía. "Tenía puesto de fondo el soniquete de los niños cantando y escuché El Gordo, pero sólo entendí que acababa en cuatro", explica emocionado. "Salí de la ducha y justo en ese momento me llamó mi hermana, y cuando me dijo el número se me escapó: 'No me jodas, que tengo el Gordo'".

"Aún no me lo creo, estoy en una nube", explica por teléfono a RTVE.es desde la central de Viajes Marsans  de la calle Mahonia donde el Sorteo de Navidad ha repartido decenas de millones. "Me vestí con lo primero que pillé y sin afeitarme ni nada me he venido para acá, y esto es una fiesta", relata. "Suena a tópico, pero está muy repartido, casi todos los compañeros de la central llevábamos algo, un décimo a medias o lo que fuera, así que te puedes imaginar cómo estamos todos de contentos", dice.  "A mí me han tocado 150.000 euros, un buen pellizquito, no te imaginas cómo estoy de contento", insiste.

Otra de las trabajadoras de la central de Marsan agraciada con El Gordo es Mónica Delibes, a la que le tiembla la voz mientras lo cuenta. "No me lo creo, no me lo creo, estoy encantada", repite todo el rato por teléfono. Apenas ha tenido tiempo de llamar a su madre -"porque comparto el décimo con ella"-, a su novio y a algunos familiares. "Todavía no consigo reaccionar, estoy temblando, pero estoy muy muy contenta", explica.

El décimo, el billete con el 78.294 impreso, lo compró en el trabajo. "Era el número de la empresa donde trabajo, así que aquí nos ha tocado a un montón de gente". De momento Mónica y sus compañeros siguen trabajando -"no nos podemos ir, a ver si va a venir alguien"- pero el jolgorio se deja oir por el teléfono. "¿Qué qué voy a hacer?" Ni idea, aún no lo sé. Si es que todavía no me lo creo", dice.

"Me he enterado por RTVE.es"

La suerte de Viajes Marsans ha volado por buena parte de la geografía madrileña. Manuel Freirín, un informático de la empresa Telvent, se ha enterado casi en directo de que le ha tocado El Gordo. "Estaba trabajando y viendo el sorteo en RTVE.es cuando he visto que salía el número y me sonaba. He llamado corriendo a mi novia para comprobar si era y sí, nos ha tocado El Gordo", explica entusiasmado. "El décimo lo compró mi novia a medias con una amiga que trabaja en Marsans", cuenta. Manuel ha optado por lo práctico y en cuanto ha podido se ha escapado del trabajo al banco, "a depositar el décimo, por si acaso".

Otra de las agraciadas con El Gordo es Rocío Cerrato, que trabaja en la Cámara de Comercio de Madrid y que llevaba un décimo del 78.294 gracias a una amiga que trabaja en Viajes Marsans de Getafe. Rocío compartía el décimo de la suerte con siete amigas, por lo que tocan a 42.800 euros cada una. "Lo usaré para tapar agujeros y lo pienso celebrar por todo lo alto esta tarde con mis amigas en Getafe", explica a RTVE.es. "Casi no hemos podido hablar entre nosotras, pero estamos todas como locas", explica.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente