Enlaces accesibilidad

"11-S, un asunto envenenado"

  • DOCUMENTOS TV emite un reportaje sobre las secuelas mortales de los héroes del 11-S
  • Miembros de los servicios de rescate viven afectados por el aire tóxico que respiraron
  • Se sienten engañados por una Administración, que les aseguró que no había peligro
  • "11-S, un asunto envenenado" se emite el 15 de septiembre, a las 22:00 h, en La 2

Por
Documentos TV - "11-S, un asunto envenenado"
El atentado contra las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001 no se saldó con la muerte de tres mil personas, como afirman las cifras oficiales. Semanas, meses y años después han ido surgiendo personas con gravísimas secuelas a causa de su presencia en la Zona Cero durante los días que sucedieron al atentado. Al menos, ésa es la conclusión a la que llega el reportaje "11-S, un asunto envenenado" que, dirigido por Xavier Deleu, emite Documentos TV el próximo martes 15 de septiembre en La 2 de Televisión Española.

Según el documental, un gran número de miembros de los equipos de rescate arrastran graves enfermedades, incluso cáncer, a causa de sus trabajos en la Zona Cero. La mayor parte de los enfermos forman parte de los servicios de emergencia, los que llegaron a prestar los primeros auxilios y después participaron en las tareas de demolición y limpieza. Durante horas y días estuvieron respirando un humo tóxico cargado de todo tipo de componentes, muchos de ellos cancerígenos. Curiosamente, ante el pánico general, la Administración intentó tranquilizar a la población diciendo que aquél humo negro e inquietante no era peligroso.

La sucesión de casos, incluso algunas autopsias practicadas, confirmaron lo contrario. Muchas de las 40.000 personas que trabajaron en aquellas semanas en el World Trade Center fueron cayendo enfermas y muriendo. Y la lista va en aumento.

"11-S, un asunto envenenado" ofrece testimonios estremecedores de protagonistas recordando que en los trabajos que realizaron nunca encontraron ordenadores, teléfonos, muebles, "todo estaba pulverizado, y ese polvo era lo que estaban respirando". También los médicos explican las terribles e indiscutibles consecuencias de aquella inhalación, cuyos efectos pueden seguir apareciendo hasta cuarenta años después.

Por si la situación fuese poco dramática, se da la circunstancia de que son muchos los enfermos del 11-S que se han quedado sin seguro médico y han caído prácticamente en la indigencia. Se reúnen y reclaman a las autoridades una respuesta como la que ellos dieron en el primer momento de la crisis. Sin embargo, según los afectados, la prioridad de la Administración ha sido, desde el principio, recuperar la normalidad económica en la zona, por encima de la salud de sus ciudadanos.

Noticias

anterior siguiente