Anterior Unos 300 inmigrantes intentan saltar la valla fronteriza de Ceuta Siguiente El exconseller Joaquim Forn también pide su excarcelación aduciendo que asumió el artículo 155 Arriba Ir arriba
La Casa Blanca distribuye una foto de la hija pequeña de Obama que recuerda a la instantánea de John F. Kennedy Jr. jugando bajo el escritorio de su padre en 1963. CASA BLANCA / AP

Barack Obama homenajea a Kennedy con una foto de su hija Sasha en el Despacho Oval

  • La pequeña se acerca sigilosamente a Obama escondida detrás de un sofá

  • La foto recuerda a la de John F. Kennedy Jr. bajo el escritorio del Despacho Oval

|

Un guiño fotográfico a John F. Kennedy. La Casa Blanca ha facilitado una foto de la hija pequeña del presidente de EE.UU., Barack Obama, en la que se acerca sigilosamente a su padre mientras éste trabaja en el Despacho Oval.

La instantánea, en la que se ve a Sasha, de ocho años, escondida detrás de un sofá mientras Obama se mantiene ajeno centrado en unos papeles, evoca a aquella otra foto del pequeño John F. Kennedy Jr., de dos años, jugando bajo el mismo escritorio hace cerca de 46 años.

La fotografía ayuda a recrear, según la BBC, la imagen de reino de 'Camelot' asociado a los Kennedys, la de un presidente joven llevando el país junto a una joven familia en la Casa Blanca.

La foto de Obama y Sasha fue tomada a principios de agosto y ha sido facilitada por el sitio oficial que la Casa Blanca tiene en Flickr.

La foto original, la del ex presidente Jonh F. Kennedy, se sacó en octubre de 1963, un mes antes de que fuera asesinado. En ella se ve al pequeño John jugando bajo el escritorio Resolute, que fue un regalo de la Reina Victoria al presidente Rutherford B. Hayes en 1879, según recoge The Times.

La pieza está hecha con las maderas del navío británico HMS Resolute que EE.UU. se encontró en el mar y devolvió a los ingleses en señal de amistad. Según cuenta la Casa Blanca en su web, Inglaterra se lo regaló a Hayes.

Todos los presidentes estadounidenses desde 1880, excepto Johnson, Nixon y Ford, han elegido como escritorio el Resolute. Los mandatarios de EE.UU. pueden decorar el Despacho Oval como quieran, pero no pueden tocar ni la chimenea de marmol blanco, el sello presidencial en el techo y las dos banderas de detrás del escritorio.

Sasha y su hermana mayor, Malia, de 11 años, son las niñas más pequeñas que viven en la Casa Blanca desde la llegada de Amy Carter, con nueve años, a finales de los años 70. Los inquilinos más pequeños fueron, sin embargo, Caroline y John Jr. Kennedy que llegaron con apenas tres años y medio y un mes de vida. La última niña fue Chelsea Clinton, que llegó con 12 años.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente