Enlaces accesibilidad

El cardiólogo de Michael Jackson, figura clave en la investigación de la muerte del cantante

  • El doctor Conrad Murray estuvo con Jackson el día que murió
  • Dos enfermeras de Murray dan versiones contradictorias
  • Hay al menos otros 10 médicos investigados
  • La cocinera del cantante notó algo raro en el cardiólogo
  • Todo sobre Michael Jackson en nuestro especial

Por

Conrad Murray se perfila como figura clave en las investigaciones de la muerte de Michael Jackson, según ha informado un oficial de policía a la cadena CNN. 

La policía registró su consulta de Las Vegas durante y su casa. El abogado de Murray ha asegurado que el cardiólogo ha estado presente en todo momento y se mostró dispuesto a colaborar. 

Murray habría sido el encargado de administrar al cantante pocas horas antes de su muerte el narcótico Propofol al ser interrogado por la policia. Sin embargo, todavía no se conoce toda la verdad sobre la causa de la muerte del artista. Una  información que arrojarán los análisis de sangre, cuyos resultados se difundirán probablemente esta semana.

Las investigaciones se han ampliado a más médicos que han mantenido algún tipo de relación con el cantante, la lista se amplía a 10 médicos .  Por el momento, en relación al paradero del cuerpo de Michael Jackson, sigue sin haber información. El ataúd fue llevado a un cementerio tras el funeral en Los Angeles, pero no fue sepultado oficialmente.

Las enfermeras se contradicen

Las dos mujeres que supuestamente fueron a la consulta de Conrad Murray en Houston y se deshicieron de varias cajas justo unas horas antes de que Michael Jackson fuera declarado muerto han dado versiones bien diferentes acerca de lo que se llevaron del despacho, alimentando las sospechas que recaen sobre el que fue médico personal del 'rey del pop'.

El portal TMZ ha hablado con ambas enfermeras. LaQuisha y LaQuanda, que curiosamente son hermanas, trabajaron con Murray a la vez. La primera de ellas como gerente de la consulta. La segunda fue despedida durante este mes.

Al parecer, las dos hermanas fueron al almacén que Murray tiene en Los Ángeles el mismo día de la muerte de Jackson y se llevaron de tres a cinco cajas, además de otros elementos.

Murray y sus problemas económicos

La policía ha entrevistado a Murray en dos ocasiones desde la muerte de Jackson y en ambas ocasiones Murray ha negado que administrara algo que puediera haber matado a Jackson.

Aunque según afirman fuentes a CNN Murray supuestamente le dio el anestésico Propofol - comúnmente conocida por el nombre de marca Diprivan - 24 horas antes de morir.

Pero no es el único problema al que se enfrenta el médico. Murray tenía problemas financieros. No pudo hacer un pago de 15.000 dólares y por eso decidió trabajar en exclusiva con Jackson.

También ha se ha visto afectado con varias sentencias relativas a facturas impagadas, pagos de manutención infantil y el default sobre préstamos para la educación.

El miércoles, la CNN se enteró de que Murray fue detenido bajo la acusación de desorden público en Tucson, Arizona, en 1994.

La cocinera de Jackson sospechó algo

Kai Chase, la cocinera de Michael Jackson, sabía que algo malo estaba ocurriendo el día que el cantante murió. ¿La razón? A diferencia de todos los días, el pasado 25 de junio el doctor Conrad Murray no bajó a la cocina para buscar el jugo y la granola que solía desayunar el Rey del Pop. Y a ella no le dio buena espina, pero prefirió pensar que el señor Jackson no se había levantado o quería dormir un poco más.

"Comencé a preparar el almuerzo y entonces vi mi teléfono celular", recuerda Chase, quien ha decidido contar qué fue lo que ocurrió en casa del cantante el día de su muerte.

"Era mediodía. Pero a eso de las 12:05 o 12:10 el doctor Murray bajó las escaleras corriendo y gritando: '¡Busquen a Prince!'. Gritaba muy fuerte. Así que yo corrí a la sala donde estaban jugando los niños. Prince -el hijo mayor de Jackson- corrió a reunirse con el doctor Murray. La hija (Paris) estaba llorando. Y un grupo de paramédicos subía corriendo las escaleras''.

Kai Chase, de 37 años, fue contratada por Michael Jackson en marzo para que cocinara alimentos saludables para él y sus hijos, no entendía qué era lo que estaba pasando. Pero minutos después se dio cuenta de que los niños, la niñera, la ama de llaves y ella misma estaban agarrados de la mano rezando: "Ayuda a que el señor Jackson esté bien'', repetían todos.

Alrededor de la 1:30 p.m. los guardias de seguridad le dijeron a Chase y a los demás empleados que abandonaran la propiedad porque el señor Jackson sería trasladado al hospital. Y cuando salió al patio ya habían llegado las ambulancias y se había congregado una multitud.

Noticias

anterior siguiente