Enlaces accesibilidad

Manuel Zelaya: "Sigo siendo el presidente de Honduras"

  • El presidente hondureño asegura haber sido víctima de "un brutal secuestro".
  • Señala que el referéndum "no puede justificar un golpe de Estado"
  • Sus guardaespaldas habría combatido a los militares golpistas durante media hora.
  • Zelaya ha pedido a Barack Obama que diga de qué parte está Estados Unidos.
  • Viajará en las próximas horas a Nicaragua para la reunión de la SICA
  • Su anfitrión en Costa Rica, el presidente Óscar Arias, condena el golpe

Por
Manuel Zelaya asegura que sigue siendo el presidente de Honduras
A medida que pasan las horas, comienzan a conocerse más detalles del secuestro al que fue sometido el presidente hondureño Manuel Zelaya por fuerzas militares de su país.

Zelaya, que se encuentra en perfecto estado y a salvo en Costa Rica habría sido objeto de un "brutal secuestro", según sus palabras.

"He sido víctima de un secuestro. La cúpula de las Fuerzas Armadas me ha traicionado. Me han engañado, ultrajado, han invadido mi casa hoy en horas de la madrugada a balazos, me amenazaron con dispararme, y por el hecho de hacer una encuesta no se puede justificar una interrupción de la democracia y un golpe de Estado", ha manifestado Zelaya en unas declaraciones al canal de televisión latinoamericano Telesur.

El líder hondureño, que ha asegurado que sus guardaespaldas hicieron frente a los golpistas durante media hora, ha pedido a su homólogo estadounidense Barack Obama que aclare "si él está detrás del golpe", algo que Washington ya ha desmentido.

"Si Washington no da su apoyo a este golpe de estado, puede pararse este ataque contra nuestro pueblo y contra la democracia".

"Sigo siendo el presidente"

Zelaya ha ofrecido posteriormente una rueda de prensa conjunta junto al presidente de Costa Rica, Óscar Arias, con quien espera viajar en las próximas horas a Managüa para asistir a la cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

En su comparecencia, el presidente hondureño ha insistido en que sigue siendo "el presidente de mi país" y que espera regresar a Honduras. Para ello ha pedido el apoyo de "toda América".

Manuel Zelaya ha confirmado que "el pueblo están en las calles" y ha pedido a los hondureños que mantengan la calma pero también que "defiendan los derechos de la sociedad" en una "resistencia pacífica".

También ha asegurado que ha sido víctima de un complot de "un cierto grupo de ambiciosos militares" y que el detonante ha sido la convocatoria de encuesta que se iba a realizar este domingo.

Zelaya ha mostrado sus sospechas de que su secuestro ha sido consecuencia del cese hace unos días del jefe del Estado Mayor, que se negó a repartir "material para una encuesta" que había sido declarado ilegal.

El presidente ha insistido en repetidas ocasiones en que "sólo por hacer una encuesta no se puede dar un golpe de Estado".

También ha asegurado que es amigo de la gran mayoría de los líderes mundiales, entre los cuales ha citado a Fidel Castro, Daniel Ortega y José Luis Rodríguez Zapatero.

Junto a Manuel Zelaya ha estado el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, quien ha condenado el golpe y ha negado que Zelaya hubiera pedido asilo político en su país.

Arias ha asegurado que el golpe de Estado en Honduras refleja "que las instituciones democráticas en Amércia Latina siguen siendo frágiles".

Noticias

anterior siguiente