Enlaces accesibilidad

López pide la unidad y el diálogo "de todos" para acabar con ETA y poner fin a la crisis

  • El candidato socialista pide la confianza del Parlamento para ser lehendakari
  • Aboga por un "nuevo tiempo político en Euskadi para unir y no para separar"
  • La crisis, el paro y el terrorismo serán las prioridades de su Gobierno "no frentista" 
  • "Señor Ibarretxe, gracias por el trabajo, espero que podamos entendernos", dice
  • "Seré el lehendakari que luche día a día contra ETA", asegura Patxi López
  • Ibarretxe también se postula como lehendakari y presenta su candidatura ante el pleno 

Por
Desayunos - Patxi López: "Pido la confianza para poner fin a viejos discursos separadores"

"Pido su confianza para poner fin a viejos discursos separadores y avanzar hacia el diálogo y la unión en el País Vasco". Con estas palabras, el candidato socialista, Patxi López, ha pedido el voto al Parlamento vasco para convertirse en el nuevo lehendakari de Euskadi.

Unidad ha sido una palabra muy repetida durante su discurso por López, que aboga por el diálogo "de todos" para hacer frente a sus principales preocupaciones: el terrorismo de ETA, que batallará "día a día", la crisis económica y el desempleo.

"Voy a gobernar para el conjunto del país; el mío será un Gobierno de diálogo, fuerte y estable", ha aseverado el candidato del PSOE, que ha agradecido al PP el apoyo que le brindará con su voto favorable para auparle a la cabeza del Gobierno vasco. En su discurso, López ha intercambiado el castellano y el euskera para dirigirse a la Cámara y solicitar la confianza de los diputados vascos.

López ha presentado su programa de Gobierno ante la Cámara vasca que tendrá que votar entre las dos candidaturas presentadas, la del socialista y la de Juan José Ibarretxe, que ha calificado la alternativa de López como "frentista, débil e inestable". Han acudido también al Parlamento vasco el presidente del PP, Mariano Rajoy; el ministro de Fomento, José Blanco; la secretaria de Organización del PSOE; Leire Pajín, y el presidente del Senado, Javier Rojo, entre otros.

Salvo sorpresas de última hora nada probables, López será el nuevo inquilino de la Lehendakaritza tras haber firmado un pacto con el PP vasco que le permitirá alcanzar la mayoría necesaria para gobernar. Ambos grupos obtuvieron la mayoría absoluta en las elecciones vascas por primera vez en la historia.

"Señor Ibarretxe: gracias por el trabajo, espero que podamos entendernos"

"Mi gobierno no puede ser frentista, estará basado en la voluntad de convivir y de llegar a acuerdos con todos", ha señalado López, tras dejar claro que en el Parlamento vasco "están todos los que tienen que estar". "La muerte y la amenaza terrorista no pueden estar aquí", ha recalcado.

A su juicio, el cambio de Gobierno en Euskadi significa la "madurez de la sociedad vasca" y supondrá avanzar en autogobierno y reforzar la democracia. Será, además, un Gobierno que buscará el encuentro y no la confrontación con el Gobierno de España.

En este sentido, ha ofrecido su mano tendida a todos los grupos pero especialmente al PNV "que debe actuar con la responsabilidad que le corresponde al convertirse en el principal partido de la oposición" para lograr avances en el País Vasco. 

Tras recordar a todos los lehendakaris que han pasado por el Gobierno vasco, ha agradecido personalmente a Ibarretxe la labor realizada en los últimos años. "Hemos discutido mucho pero también nos hemos entendido". "Espero sinceramente que podamos colaborar y entendernos a partir de ahora", ha aseverado el líder de los socialistas vascos.

"
Los socialistas no queremos imponer nuestra forma de entender la identidad vasca, como tampoco deben hacerlo los nacionalistas", ha dicho el candidato a lehendakari, que aboga por "hacer esfuerzos juntos y unidos por el bien general". "Nadie puede ser dueño de las instituciones vascas", ha añadido.

"Yo seré el lehendakari que estaré día a día contra ETA"

"ETA sigue pretendiendo matar, estamos cerca del final del terrorismo pero no lo hemos logrado todavía", ha dicho López, quien, tras recordar a las víctimas de la banda, ha señalado que ETA debe perder toda esperanza porque "jamás va a destruir la Euskadi que hemos conseguido".

"Voy a presidir un Gobierno que, antes de andar, ya ha sufrido la amenaza de ETA", ha aseverado López, que ha pedido el apoyo y la colaboración de todos los grupos parlamentarios vascos para enfrentarse a la banda terrorista, "que no puede utilizar la violencia para conseguir fines políticos".

La desligimación social de la banda será uno de los principales esfuerzos de López, que se ha autodefinido como "el lehendakari que estará día a día contra ETA". 

"ETA sólo tiene ya un destino: poner fin a su barbarie criminal definitiva e incondicionalmente", ha insistido López, que dotará de los medios necesarios a la Ertzaintza en la lucha contra ETA.

Prioridad de López: salir de la crisis económica

Con un discurso muy centrado también en la crisis económica, López ha dicho que para poner fin a esta coyuntura negativa propone una nueva política fiscal y presupuestaria para aumentar la demanda, incrementar la competitividad del aparato productivo vasco y avanzar en diálogo social. 

Además, ha anunciado que para combatir la crisis el Gobierno vasco se endeudará en tres mil millones de euros para dedicarlos a inversión. Entre las medidas que plantea López está el inicio de las conversaciones con el Gobierno para asumir la transferencia de las Políticas Activas de Empleo y la convocatoria inmediata a patronal y sindicatos a una mesa de diálogo social.

El impulso del proyecto de tren de alta velocidad, 'Y vasca'; del empleo femenino y de la industria vasca son otras de las recetas que ha planteado López para salir de la crisis.

"No habrá recortes en políticas sociales", ha dicho tajante, tras asegurar que los desempleados tendrán su atención especial. Ha desgranado algunas de las medidas con las que pretende frenar la destrucción de empleo, entre las que se encuentra un apoyo especial a los sectores de la automoción y la construcción, además de las pymes y los autónomos.

En este punto, se ha referido a la huelga general convocada por las centrales nacionalistas para el próximo 21 de mayo, y ha emplazado a sus  promotores a "reconsiderar su decisión" y dar una "oportunidad al diálogo social".

Bilingüismo integrador y otros objetivos

Patxi López apostará por un bilingüismo integrador que convierta el euskera en un instrumento de encuentro y no de confrontación. Entre otros de sus objetivos se encuentra el impulso del sistema educativo, una mayor inversión en salud y un apoyo a la vivienda pública "ya que el derecho a la vivienda digna no está garantizado en Euskadi".

En este sentido ha reiterado su compromiso de construir 40.000 viviendas públicas (16.000 en régimen de alquiler), además de la puesta en marcha de un plan de rehabilitación de viviendas.

En su discurso ha hablado de un tema de máxima actualidad, la gripe A. López ha anunciado la creación en el País Vasco de un centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y un esfuerzo en apoyar las vacunas para evitar problemas de salud pública en la sociedad.

López ha lanzado más anuncios. Su nuevo Gobierno contará con una dirección general específica de lucha contra la violencia de género.

Combatir el cambio climático
, avanzar hacia el municipalismo y dar más voz al campo y a los pueblos pesqueros es otro de los fines del nuevo Gobierno socialista.

Noticias

anterior siguiente