Enlaces accesibilidad

Juan Goytisolo gana el Premio Nacional de las Letras 2008

  • El premio, dotado con 40.000 euros, es uno de los más prestigiosos de las letras españolas
  • Goytisolo, nacido en Barcelona en 1931, se autoexilio en 1957 y reside ahora en Marruecos
  • Su obra estuvo prohibida en España desde 1963 hasta la muerte de Franco
  • Ha cultivado tanto la narrativa como el ensayo y la obra periodística

Enlaces relacionados

Por
Goytisolo, Premio Nacional de las Letras
El escritor Juan Goytisolo ha ganado el Premio Nacional de las Letras Españolas que concede el Ministerio de Cultura en reconocimiento a la trayectoria literaria de un autor español.

Este galardón, uno de los más prestigiosos de cuantos se conceden en España, está dotado con 40.000 euros y en su pasada edición recayó en la escritora Ana María Matute.

El jurado ha estado presidido por el director general del Libro, Rogelio Blanco, y han formado también parte de él, entre otros, Carmen Iglesias, José Carlos Mainer, Andrés Sorel, Julia Uceda, Bernardino Martínez Hernando, Juan Antonio Masoliver Ródenas, y los dos últimos autores galardonados, Ana María Matute y Raúl Guerra Garrido.

Rechazo a la España tradicional

Nacido en Barcelona en 1931, Goytisolo nació en una familia marcada por la muerte de su madre en 1938 a causa de un bombardeo de la aviación nacional.

Su rechazo a la España tradicional y conservadora, compartida con sus hermanos José Agustín -poeta ya fallecido- y Luis -ensayista- le llevó a autoexiliarse en 1957, fecha en la que se instala en París para trabajar como asesor literario en la editorial Gallimard.

Este puesto en una editorial tan importante le facilita una influyente posición como intelectual español conocido en el extranjero, que luego ha cultivado con artículos en periódicos como El País o labores de corresponsal en países como Bosnia y Chechenia.

Su primera etapa va muy en línea con el realismo social de la época , con obras como Juegos de manos (1954), y Duelo en el paraíso (1955). Tanto en estas primeras obras como en la trilogía formada por El circo (1947), Fiestas (1958) y La resaca (1958) destaca su pensamiento antiburgués, actitud que defendió en el texto Problemas de la novela (1959) y Campos de Níjar (1960).

Cosmopolitismo

Estas críticas le valen que su obra sea prohibida por la censura franquista en 1963 hasta la muerte del dictador. Entre 1969 y 1975 fue profesor de literatura en universidades de California, Boston y Nueva York, lo que le forja un espíritu cosmopolita que ha mantenido durante toda su vida

En esas fechas evoluciona a una etapa más experimental, donde aplica técnicas de la novela moderna. El cambio se produce en Señas de identidad (1966) y continúa con las otras dos novelas que le siguen, Reinvidicación del conde don Julián (1970), y Juan sin tierra (1975).

La última página de este libro, escrita en árabe, marca también el paso a un nuevo momento de su carrera, inclinado hacia la cultura árabe. De hecho, desde 1996 tiene su residencia fijada en Marraquesch. Esta relación con el Magreb le fue reconocida en abril de 2007, cuando se puso su nombre a la biblioteca del Instituto Cervantes en Tánger.

Entre sus útimos títulos destacan Makbara (1980), La saga de los Marx (1993) y Carajicomedia (2000).

Noticias

anterior siguiente