Enlaces accesibilidad

Jornada 32 | Getafe 1 - 0 Espanyol

Damián Suárez amarra los tres puntos en el Coliseum

  • El Getafe se impuso 1-0 al Espanyol con un golazo del defensa azulón
  • Los madrileños son décimos, con 42 puntos y el Espanyol es decimosexto, con 36

Por
GETAFE / ESPANYOL
Los jugadores del Getafe celebran el primer gol del equipo azulón durante el encuentro frente al Espanyol. EFE EFE

Ficha técnica:
1 - Getafe:
 Guaita; Damián Suárez, Djené, Bruno, Cabrera; Portillo, Flamini, Fajr, Amath (Antunes, min. 86); Remy (Sergio Mora, min. 61) y Ángel (Jorge Molina, min. 76).

0 - Espanyol: Pau López; Marc Navarro; David López, Mario Hermoso, Dídac; Carlos Sánchez (Granero, min. 65), Darder; Óscar Melendo (Sergio García, min. 70), Jurado (Piatti, min. 57), Baptistao; y Gerard Moreno.

Gol: 1-0, min.54: Damián Suárez.

Árbitro: Mélero López (Comité Andaluz). Mostró cartulina amarilla a Ángel (min. 40), Amath (min. 86), Jorge Molina (min. 91) y Sergio Mora (min. 92), por parte del Getafe; y a Sergi Darder (min. 53) y David López (min. 56), del Espanyol. Expulsó a Flamini por doble amonestación (min. 58 y 61).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésima segunda jornada de LaLiga Santander disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante 10.593 espectadores. 

El Getafe se ha impuesto por al Espanyol gracias a un golazo del defensa uruguayo Damián Suárez (1-0), que sireve a los azulones para dejar casi sentenciada la permanencia.

Sin duda, Damián fue el protagonista de la tarde en un partido aburrido en casi todas sus fases. El lateral derecho del Getafe fue el único capaz de sobresaltar a su público con un zapatazo impresionante desde 35 metros que sacó las telarañas de la escuadra derecha de la portería de Pau López.

Fue su primer tanto en los 104 partidos que ha jugado desde que llegó al conjunto del sur de Madrid. Pero no pudo ser mejor, fue un golpeo tremendo en un escenario, el Coliseum Alfonso Pérez, que acogió uno de los duelos aparentemente intrascendentes de la jornada.

El Getafe, prácticamente salvado recibía al cuadro de Quique Sánchez Flores, dos puntos por debajo y en una situación similar.

Parecían condenados a la nada, jugaban por el honor y ese guión aburrido previo al choque pareció afectar más al Espanyol. El conjunto "periquito" jugó a una marcha menor que el Getafe, dominador de casi todo el choque.

Los hombres de Quique Sánchez Flores no dispararon ni una vez a portería en los primeros 45 minutos, superados por el de José Bordalás, que se encargó de proponer el poco fútbol que se vio sobre el césped del Coliseum Alfonso Pérez.

Primero, un centro envenenado del senegalés Amath Ndiaye que envió a córner Pau López; después, una volea del marroquí Fayçal Fajr tras un saque de esquina del uruguayo Damián Suárez; luego, fue Cabrera quien no acertó a rematar una falta sacada por Fajr; y, finalmente, Ángel Rodríguez, a quien anularon un gol por una falta previa de Amath sobre Mario Hermoso.

Ese fue todo el bagaje ofensivo de los primeros 45 minutos. El Espanyol, ausente, no creó nada. El Getafe, más impetuoso, por lo menos se acercó a los dominios de Pau López, que sostuvo a sus compañeros con un par de buenas intervenciones. El Getafe mereció más, pero se fue al vestuario sin premio.

Entonces, en el primer cuarto de hora de la reanudación, apareció Damián Suárez para marcar el gol de la jornada. Cuando la segunda parte iba camino de ser otro tostón "periquito" y un "quiero y no puedo" azulón, apareció el lateral derecho uruguayo para premiar a su afición con un auténtico trallazo que reventó la escuadra derecha de la portería de Pau López.

El Getafe, con el Espanyol fuera de onda, estaba destinado a vivir plácidamente la última media hora del choque. El equipo de Quique era incapaz de generar algo de peligro y su rival soñaba con tres puntos balsámicos que le daban la opción de soñar con Europa.

Sin embargo, el francés Mathieu Flamini vio dos cartulinas amarillas casi consecutivas, la segunda de manera aparentemente injusta porque no tocó a Gerard Moreno tras rebañar un balón, y fue expulsado en el minuto 61.

Tras la salida de Flamini, Quique movió banquillo con rapidez y sacó al campo a Esteban Granero y a Sergio García con la clara intención de acosar la portería defendida por Vicente Guaita. Pero, aún así, con un futbolista más, y con un buen arsenal ofensivo al que también se unió Pablo Piatti, el Espanyol siguió espeso.

Sólo Gerard Moreno, con un disparo desde dentro del área que salvó Leandro Cabrera, pudo empatar un encuentro que casi siempre dominó el Getafe hasta la expulsión de Flamini.

Deportes

anterior siguiente