Anterior Pedro abandona la gira asiática del Chelsea tras pasar la noche en el hospital Siguiente París vive otro nuevo episodio de la era Chris Froome Arriba Ir arriba
Liga | Málaga 1 - Real Madrid 2

Benzema y Bale mantienen al Madrid en el cielo

  • Trabajada victoria del Real Madrid ante un complicado Málaga (1-2)

  • Los blancos baten, con dieciséis, su récord de victorias consecutivas

  • Datos y estadísticas del Málaga 1 - Real Madrid 2

|

Ficha técnica:

1- Málaga: Kameni; Rosales, Weligton, Sergio Sánchez (Angeleri, m. 66), Boka; Samu García, Recio (Juanpi, m. 77), Darder, Samu Castillejo, Duda (Horta, m. 65) y Santa Cruz.

2- Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Bale (Chicharito, m. 89), Kroos, James Rodríguez, Cristiano Ronaldo; Isco y Benzema (Illarramendi, m. 72).

Goles: 0-1, M.18: Benzema. 0-2, M. 83: Bale. 1-2, M. 90: Santa Cruz.

Árbitro: Vicandi Garrido (Comité Vasco). Mostró tarjeta amarilla a los malaguistas Darder (m.30) y Weligton (m. 90), y a los jugadores del Real Madrid Kroos, (m. 43), Isco (m. 71) y (m. 85) y Marcelo (m. 79).

Incidencias: Partido correspondiente a la decimotercera jornada de Liga de Primera División disputado en el estadio de La Rosaleda de Málaga ante unos 30.000 espectadores.

No hizo su mejor partido el Real Madrid, pero sigue en pie su monumental racha de victorias consecutivas. Consiguió su 16º triunfo consecutivo el conjunto de Ancelotti, que se impuso al Málaga con oficio gracias a los goles de Benzema y Bale, que mantienen a los blancos al frente de la Liga[Datos y estadísticas del Málaga 1 - Real Madrid 2]

El Real Madrid ha ampliado su idilio con la victoria en La Rosaleda, donde se ha encontrado con un incomodísimo Málaga en el que sobresalió un acertado Kameni y que puso en apuros en más de una ocasión a Iker Casillas, inseguro en los blocajes pero fino, a la postre, en jugadas decisivas. Solo Santacruz acertó a batirle, pero ya era demasiado tarde.

Entre los porteros andaban los buscagoles de ambos equipos. No fue un día goleador de Cristiano Ronaldo, extrañamente errático en el disparo, pero sí determinante en el juego, al dar los pases en los goles a Benzema y Bale. Siempre decisivo, el '7' madridista volvió a ser vital a pesar de marcharse sin probar las redes del Málaga.

Después de comenzar el recital de Kameni con un disparo a bocajarro en la boca del área pequeña repelido por el protero del Málaga, Cristiano Ronaldo decidió hacer daño por otras vías. El luso se metió en el área por la izquierda, tiró una bicicleta a Rosales y metió desde la línea de fondo un pase perfecto para que Benzema lo llevara a la red con el exterior, tras una posible falta sobre Welligton.

El Real Madrid se puso por delante, a pesar de que el Málaga ya había dispueso de alguna ocasión, como un cabezazo de Santacruz que sacó Casillas arriba. Los locales no se vinieron abajo y casi sorprenden al meta madridista con un disparo lejano de Darder. Casillas vaciló y puso el corazón en un puño a los aficionados blancos.

El Madrid suda el récord

El Málaga vio un filón en las dudas de Casillas con los disparos lejanos y probó suerte una y otra vez de esta manera. Duda, también desde fuera del área, rozó el empate con una falta directa que estrelló contra el palo antes del descanso.

Y, mientras tanto, Kameni frustraba los intentos de ampliar la ventaja del Real Madrid. El portero evitó un gol de Isco en la reanudación, aunque su mejor parada se vivió a cuarto de hora del final, cuando un error garrafal de Welligton dejó a Cristiano solo ante el portero. Kameni volvió a hacerlo. El tiro raso del portugués lo sacó el cancerbero metiendo una mano providencial.

Apenas cinco minutos después, Casillas volvió a sufrir y tuvo que parar en dos tiempos un nuevo ataque del Málaga, esta vez por medio de Samu Castillejo en el disparo lejano, y a Santacruz en el rechace.

El Madrid jugaba con fuego pero en tres toques sentenció el encuentro. Marcelo mandó un balón largo a Cristiano, que la peinó para la carrera de Bale y el galés fusiló a Kameni sin contemplaciones.

Apenas quedaban siete minutos para el final pero el Málaga todavía tuvo tiempo de sacarle un paradón a Casillas a disparo de Juanpì y de acortar distancias con un cabezazo de Santacruz. El Madrid, no obstante, se llevó una trabajada victoria de una agradecida Rosaleda que ovacionó a su ídolo Isco cuando fue expulsado.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente