Anterior El Tribunal Administrativo del Deporte abre expediente a Villar por unanimidad Siguiente Juan Luis Larrea, nuevo presidente de la RFEF Arriba Ir arriba
Liga de Fútbol | Rayo 2 - Eibar 3

La locura de Vallecas se decanta del lado armero

  • El Eibar logró sobreponerse al empate del Rayo casi al final (2-3)

  • Arruabarrena, de penalti, y Piovaccari pusieron por delante a los armeros

  • Baptistao aprovechó un minuto de vértigo para hacer un 'doblete'

  • De nuevo Arruabarrena se encargó de poner por delante al Eibar

  • Datos y estadísticas del Rayo 2 - Eibar 3, jornada 10 de Liga

|

- Ficha técnica:

2 - Rayo Vallecano: Toño (Cobeño, m.25); Tito, Amaya, Zé Castro (Licá, m.51), Nacho; Trashorras, Raúl Baena; Aquino (Manucho, m.63), Bueno, Kakuta; y Leo Baptistao.

3 - Eibar: Xabi Iruretagoiena; Bóveda, Albentosa, Ekiza, Lillo (Raúl Navas, m.75); Errasti, Dani García; Capa (Abraham, m.70), Arruabarrena, Saúl Berjón; y Piovaccari (Manu del Moral, m.75).

Goles: 0-1: M.37 Arruabarrena, de penalti; 0-2: M.50 Piovaccari; 1-2: M.68 Leo Baptistao; 2-2: M.69 Leo Baptistao; 2-3: M.86 Arruabarrena.

Árbitro: Iglesias Villanueva (comité gallego). Amonestó a Nacho (m.36), del Rayo; y a Lillo (54) y Dani García (61), del Eibar.

Incidencias: encuentro correspondiente a la décima jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio de Vallecas (Madrid), ante 10.625 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Carmen Alonso, esposa del jefe de prensa del Rayo, Fernando López, fallecida el pasado 30 de octubre.

El Eibar ha sacado un resultado muy positivo de su visita al campo del Rayo Vallecano (2-3), un rival directo por la permanencia. Arruabarrena, de penalti, y Piovaccari se encargaron de poner por delante a los armeros. Leo Baptistao aprovechó la locura de la segunda parte para hacer dos goles en un minuto, pero volvió a aparecer la figura de Arruabarrena para colocar el definitivo 2-3 a falta de cinco para el final. [Datos del Rayo 2 - Eibar 3]

Los eibarreses se colocan con 13 puntos en la novena plaza de la tabla y se reecuentran con la victoria después de cinco jornadas. Los vallecanos siguen con once puntos en los puestos medios y suman su segunda derrota seguida.

Tanto Rayo como Eibar son dos equipos modestos a los que les gusta el buen trato de la pelota, ninguno tiembla cuando tienen que llevar el peso del juego. Los de Jémez salieron como siempre, a por todas.

El Eibar tampoco se achicó en el campo de los vallecanos y compuso una buena estrategia para adelantar las líneas y hacer la presión arriba; el objetivo era entorpecer la buena salida de balón de los madrileños.

El Rayo empezó a tomar el pulso al choque y su primer aviso llegó en el minuto nueve, con un buen disparo a bote pronto de Baena, la intención fue buena, pero no tanto la dirección. La bola salió muy por encima del travesaño de Irureta.

Los madrileños se adueñaron de la posesión, como suele ser habitual en ellos y plantearon un partido muy atractivo, con Aquino, Kakuta y Baptistao siempre rondando la portería eibarresa.

En apenas cinco minutos, los continuos ataques rayistas provocaron tres saques de esquina consecutivos, en los que se rozó el gol. Cumplido el 20, Baptistao probó suerte con un potente disparo desde la frontal, la suerte hizo que el central desviase la trayectoria y acabase con cualquier posibilidad de reacción de Xabi Irureta, el balón se fue al lateral de la red y por un momento pareció gol.

La mala noticia para el Rayo llegó en forma de lesión de Toño. El portero local fue a saltar a por un balón y se llevó la mano al muslo, rápidamente pidió el cambio, sufría una lesión muscular. El veterano Cobeño debutó esta temporada con el Rayo para suplir la baja de su compañero.

En la siguiente acción de ataque de los de Garitano llegó el primer tiro a puerta del club guipuzcoano. Albentosa remató con la testa directamente a las manos de Cobeño, que no tuvo que hacer esfuerzos para pararla.

A pesar de que el Rayo tenía bajo control el partido, la insistencia de Piovaccari, muy solo en la punta, forzó varias llegadas de los azulgranas. En el segundo saque de esquina del que dispusieron llegó el penalti que supuso primer gol del choque.

Iglesias Villanueva pitó un derribo de Nacho sobre Bóveda en el segundo palo, en la repetición no se vio tan clara la pena máxima. Arruabarrena se encargó de transformarlo, 0-1 minuto 37. El Rayo se marchó al vestuario con la sensación de haber controlado el partido en balde.

Del posible 0-3 al 'doblete' de Baptistao

La segunda parte arrancó sin cambios y muy loca. De un ataque de los vallecano y su posterior pérdida salió el segundo gol del Eibar a los cuatro minutos de la reanudación. La contra de los armeros acabó con un pase de Saúl entre los centrales para habilitar a Piovaccari, que definió con un poco de suerte ante la salida de Cobeño, 0-2, minuto 49.

Paco Jémez reaccionó inmediatamente y decidió quitar a Castro, un central, para meter a Licá, un atacante puro. Nada más hacer los cambios, el recién ingresado en el campo a punto estuvo de recortar distancias con un disparo a bocajarro, pero Irureta sacó una mano casi milagrosa para evitar el gol rayista. Luego, Arruabarrena sacó bajo la línea de gol el posterior remate del mexicano Aquino.

El técnico del Rayo no lo estaba viendo muy claro desde el banquillo y decidió echar el resto para intentar recortar distancias. Aquino abandonó el campo para dejar hueco a 'Manucho'.

En apenas dos minutos se pasó del posible 0-3 al 2-2, una locura total. En el minuto 65 Piovaccari se encontró con una contra que tuvo que culminar delante de Cobeño, pero el italiano la mandó por encima del travesaño.

En la siguiente jugada del Rayo, los zagueros armeros dejaron pensar a Licá en la esquina izquierda del área y le colgó un balón perfecto a Baptistao, para que anotase con la testa el primero de los madrileños, 1-2 minuto 66.

El Eibar todavía tenía ventaja, pero un error de Sául en el centro del campo propició la jugada del empate. Bueno abrió a la banda derecha para Kakuta. El jugador cedido por el Chelsea se encargó de poner un pase de la muerte al primer palo, donde volvió a aparecer Leo, que no falló, 2-2 minuto 67.

El partido entró una dinámica eléctrica en la que cualquiera de los dos equipos podía ponerse por delante y dar el golpe definitivo al partido.

A falta de cinco minutos para la conclusión, Arruabarrena se puso el traje de protagonista y remató con el empeine un pase al primer palo de Abraham para hacer el definitivo 2-3, minuto 85. El colegiado descontó tres minutos que no dieron para más en una noche de lluvia y locura en el campo de Vallecas.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente