Enlaces accesibilidad

Brasil 2014 | Argentina 2 - Bosnia 1

Messi se presenta en Maracaná

  • 'La pulga' marca el tanto de la victoria de una Argentina espesa
  • Los de Sabella ganan 2-1 contra una voluntariosa Bosnia
  • Datos y estadísticas del Argentina 2 - Bosnia Herzegovina 1

Por
Leo Messi celebra su gol a Bosnia.
Leo Messi celebra su gol a Bosnia. REUTERS REUTERS

Hola, me llamo Leo Messi y he venido a Brasil a ganar el Mundial. Con esta tarjeta de visita, convertida en un golazo, la gran estrella de Argentina se ha presentado en el mítico estadio de Maracaná, donde la albiceleste ha conseguido su primera victoria del campeonato frente a la debutante Bosnia por un gol en propia puerta de Kolasinac y el segundo de Messi, que a la postre resultó decisivo tras el tanto de Ibisevic en los minutos finales. [Datos y estadísticas del Argentina 2 - Bosnia Herzegovina 1]

La esperada aparición de Messi llegó en el minuto 64 de un partido que Argentina nunca llegó a tener controlado. Rugoso en el centro del campo, el equipo de Sabella no consiguió controlar a una voluntariosa Bosnia, que dispuso de sus oportunidades pero le faltó mordiente frente a una Argentina con más poso. Solo Ibisevic acertó a batir a Romero en la recta final de partido.

El gol de Messi, un clásico de la casa, con una carrera desde una banda, un apoyo en Higuaín y un disparo cruzado, desató la locura en un Maracaná vestido de albiceleste por los más de 40.000 aficionados argentinos presentes en las gradas. Frente a ellos, un puñado de bosnios y miles de brasileños que plantaron cara con sus cánticos en el primer duelo entre ambas potencias, aunque fuera en la grada.

La afición argentina toma Maracaná

A pesar de la victoria y del impresionante ambiente creado por su afición, Sabella no ha encontrado la tecla del juego de su equipo. La falta de creación en el centro del campo se contrarestaba con balones a Messi, que estuvo todo el partido muy controlado por los jugadores serbios y, salvo en el tanto, no especialmente acertado.

Argentina se encontró con el 1-0 en una jugada afortunada en la que Agüero no pudo rematar pero sí Kolavinac en su propia portería. Un drama para el bosnio, que quedará para la historia como el primer goleador en la historia de los mundiales de su país. Los balcánicos no se vinieron abajo y mostraron sus cartas, con Pjanic al mando y Dzeko como referencia arriba.

Messi sí aparece

Sin embargo, sus llegadas acababan con disparos cómodos para Romero. Su juego, que llegó a levantar los 'olés' de los aficionados bosnios, pusieron en evidencia a una Argentina basada en su tremendo potencial ofensivo. Las ocasiones, salvo excepciones, llegaban para los europeos, que pusieron a prueba al portero del Mónaco con un cabezazo picado de Lulic al filo del descanso.

El segundo período arrancó con cambios en la albiceleste. Sabella metió a Higuaín y Gago, y sacó del campo a Maxi Rodríguez y Campagnaro. Pero la situación no cambió demasiado y Argentina siguió con los mismos problemas. El cambio sí lo trajo Messi, que apareció en el momento justo para despertar a los suyos con un tanto magnífico.

Gol para el recuerdo de Argentina y último estirón de Bosnia, que consiguió anotar en una buena jugada culminada por Ibisevic con un disparo que se le coló a Romero entre las piernas. Pusó picante en los minutos finales pero la victoria fue para Argentina, que suma sus tres primeros puntos en Brasil 2014 y completa la fiesta que sus aficionados empezaron horas antes del partido en los alrededores de Maracaná.

Deportes

anterior siguiente