Enlaces accesibilidad

Final Copa Rey | Real Madrid 1 - 2 Real Madrid

Así jugó el Atlético de Madrid y el Real Madrid en la final de la Copa del Rey

  • Los jugadores de Real Madrid y Atlético, analizados uno a uno

Por
Vídeo de la final de la Copa del Rey 2013 - Partido completo - RTVE.es

Así jugó el Atlético de Madrid:

Courtois (9): Su actuación fue sublime en la prórroga. Dos paradas suyas, una en el primer tiempo a Higuaín y otra, excepcional, a Ozil, salvaron la victoria del Atlético. El portero belga, a pesar de su juventud, disfruta con un gran presente y apunta a un futuro excelente.

Juanfran (7): El lateral rindió en defensa. Aunque tuvo a Cristiano Ronaldo enfrente. Su reconversión al lateral, en el que Simeone le dio continuidad, fue un acierto. Lo demostró también en la final de la Copa del Rey.

Miranda (9):
El central brasileño completó el partido soñado. Bien en el juego aéreo, en el corte y en la anticipación cumplió con nota en la final de Copa. Siempre con la tranquilidad que demuestra en cada envite. Además fue el héroe de la noche con el 1-2, de cabeza, en la prórroga. Un gol para la historia del Atlético.

Godín (5): No fue el partido individual del central uruguayo, pero sí del colectivo. En el primer gol, el portugués Cristiano Ronaldo le ganó la partida en un saque de esquina. Ni siquiera pudo incomodar su remate por haber perdido unos centímetros en su marcaje. Un error. Irregular en el despeje, sin sitio por momentos, bajó su rendimiento de toda esta temporada.

Filipe Luis (8):
Es su mejor momento en el Atlético. Ha crecido bajo el mando de Simeone. En defensa desactivó a Ozil por su banda, la izquierda, fue al suelo con contundencia y estuvo atentos a las coberturas. Incluso se sumó al ataque con constancia y peligro. Suyos fueron dos disparos en la segunda parte, uno de ellos la mejor ocasión atlética en la reanudación. Notable.

Arda Turan (8):
Es el jugador con más fútbol del Atlético. Apoyado en sus cualidades técnicas, en su habilidad para el regate en un centímetro del terreno, intervino con ingenio en el juego rojiblanco y le dio frescura al movimiento de pelota. También se preocupó del aspecto defensivo. Fue sustituido en el minuto 109 tras un esfuerzo incalculable.

Mario (7):
Simeone apostó por su músculo en el centro del campo en lugar de Tiago. Vigilante en cada acción, en los pases interiores que tanto preocupaban a su técnico. Le perdonaron una amarilla al principio, le costó entrar en el duelo de inicio, pero se entonó con el paso de los minutos y convenció en las labores de contención.

Gabi (8): El capitán es una garantía para Simeone. Lee los encuentros con inteligencia, sabe en qué momento presionar o replegar. Correcto con el balón, algo lento en alguna acción, pero siempre su compromiso y su experiencia le dan un plus al Atlético. Hoy también. Fue expulsado en el último minuto.

Koke (8): El canterano nunca elude la responsabilidad del balón. Cuando la asume multiplica su presencia en el campo. Hoy disputó el choque como media punta. El dominio madridista inicial no le permitió aparecer hasta superado el primer cuarto de hora. Mejoró entonces, cuando entró en contacto con el esférico, y lució en la prórroga. Fue el asistente del definitivo 1-2 de Miranda, de cabeza.

Diego Costa (9): Simeone le ubicó en la banda derecha. Su facilidad para el desmarque, su intensidad incansable y su potencia le permiten jugar también escorado a un lado. En una diagonal suya, a pase magnífico de Falcao, desmontó a la defensa rival y culminó la jugada con el 1-1. Era el minuto 35. Fue su octavo gol en la Copa de este curso. Nadie ha logrado más. Incansable, vertical y goleador. Fue aclamado al salir del terreno de juego, cuando fue sustituido por Adrián, en la prórroga.

Falcao (8): El atacante colombiano se siente a gusto en los partidos decisivos. Nunca falla. Hoy como único delantero, surgió el 'crack' en un momento difícil para el Atlético. Con 1-0 en contra, agarró una pelota en el medio, dejó atrás a dos rivales y regaló un pase perfecto a Diego Costa para el 1-1. No marcó, como en las anteriores dos finales del Atlético, pero fue uno de los protagonistas destacados de su equipo.
-----------
Adrián (s.c.): Entró en el minuto 105 por Diego Costa. Desbordó en una jugada a sus marcadores, aunque finalmente no logró disparar.
Cristian Rodríguez (s.c.): Ocupó el sitio de Arda Turan a falta de seis minutos para el final.
Raúl García (s.c): Fue el recambio de Koke en el minuto 111.

Así jugó el Real Madrid

Diego López (6): comenzó jugando la Copa del Rey con el Sevilla y acabó en la final como titular del Real Madrid. Comenzó seguro en los saques de esquina y centros laterales. El único disparo que tuvo a puerta en el primer acto fue el gol de Diego Costa. Acarició el balón en el chut ajustado del brasileño. En el segundo tan solo tuvo que intervenir a un disparo blando de Filipe. En la prórroga pasó de ser salvador ante Diego Costa a ver como Miranda se anticipaba a un centro lateral y le marcaba el gol que decidía el duelo.

Essien (5): tenía la difícil tarea de frenar a Arda Turan jugando de lateral derecho, una posición donde es un parche. Dejó la raza que tiene un veterano en este tipo de partidos, entrando con fuerza en cada acción para suplir la falta de conceptos defensivos. Inseguro con el balón en los pies. Hasta tuvo una ocasión clarísima que lanzó arriba, al recoger un disparo al poste en falta de Cristiano. Acabó la segunda parte de la prórroga como centrocampista cuando ya le faltaba gasolina.

Raúl Albiol (5): con Varane lesionado y Pepe castigado en la grada, le tocó el turno de formar pareja de centrales con Sergio Ramos. De papel secundario en la temporada a disputar el partido que podía dar el único título. Asumió el marcaje a Falcao y no le frenó a tiempo en el nacimiento del gol del empate. Hasta ese momento había estado rápido en los contragolpes iniciales rojiblancos y el resto del partido estuvo seguro en labores defensivas.

Sergio Ramos (6): jugó sin estar recuperado de su lesión muscular, consciente de la importancia que tenía su presencia en el centro de la defensa. Asegura máxima entrega, fuerza aérea, buena salida de balón y estuvo firme marcando a Diego Costa. Un duelo del que saltaron chispas en Liga y que hoy fue ejemplar. Ejerció de capitán en todas las acciones con el colegiado. Se sumó al ataque con criterio pero optó por pasar antes que rematar y perdonó una clara ocasión. Acabó buscando el gol desesperado como el día del Borussia Dortmund, pero en esta ocasión no llegó.

Coentrao (6):
cumplió en banda izquierda donde se emparejó con Koke. Firme en defensa tuvo que agarrar a Diego Costa a los 54 minutos para frenar una contra peligrosa y ver amarilla. Cuando se incorporó al ataque generó peligro desde el costado izquierdo.

Khedira (4): su aportación se limitó a meter músculo en la lucha por el centro del campo pero no tuvo protagonismo en la salida del juego, relegado a un segundo plano por Xabi Alonso y Modric. El Real Madrid necesitó más de Khedira de centro de campo hacia adelante, cuando los laterales no subieron y no se descolgó ofensivamente.

Xabi Alonso (5):
jugó sin estar al máximo, con problemas de pubis que le impiden mostrar su mejor versión, pero fue un ejemplo de entrega para su equipo en el centro del campo. No cesó en su pelea en la batalla de la medular y construyó en corto, y con desplazamientos en largo, en los momentos de dominio madridista. La estrategia de Diego Simeone, cerró las vías de pase, e impidió que tuviese una buena noche.

Özil (5): la entrada de Modric le desplazó de su posición natural. De nuevo a la banda derecha, en la posición en la que sufrió en Dortmund. Ahí su protagonismo se reduce. Despertó con el empate del Atlético. Se liberó de su posición, se asoció con sus compañeros y acabó siendo el futbolista con las ocasiones más claras. Chutó al poste a los 43 minutos, falló con todo a su favor a los 61 minutos y se topó con Courtois a los 109. Jugó mermado, con molestias en su tobillo recién recuperado, y el Real Madrid lo acusó.

Modric (7): fue la sorpresa del once de Mourinho, dejando en el banquillo a Di María para tener el control de balón que da el croata al Real Madrid. Cumplió de inicio, cuando dominó la posesión, adueñándose de la pelota y aliviando a Xabi Alonso en la construcción. Dejó pases al espacio de calidad. Siempre voluntarioso. Y buscó el gol a los 41 minutos con un tiro cruzado. Disputó 90 minutos en los que fue de los más destacados de su equipo.

Cristiano Ronaldo (5):
respondió una vez más en el campo al liderazgo que ejerce en su equipo pero en esta ocasión acabó desesperado y esa desesperación le condujo a una expulsión en la prórroga. Llevaba minutos fuera del partido. En todas las peleas. Una entrada fea a Juanfran, en todos los choques, desesperado después de que el poste repeliese una falta que chutó abajo con picardía. Había comenzado de nuevo como protagonista una final de Copa, respondiendo a las entradas con las que le frenaron de inicio con un testarazo que abría el marcador a los 14 minutos. Su partido se afeó cuando respondió con una agresión una dura entrada de Gabi y dejó a su equipo en inferioridad numérica cuando perdía.

Benzema (4):
desaparecido en la primera parte, no participó en nada y estuvo sin protagonismo en la zona del nueve donde sus desmarques no fueron vistos por sus compañeros. Despertó en la segunda, bajando metros para asociarse con sus compañeros. A los 61 minutos el poste evitó su gol en su única acción de peligro. No aportó lo que un delantero centro matador debe dar a un equipo grande.
--
Arbeloa (5): regresaba de una lesión de espalda y entró para disputar la prórroga como lateral izquierdo. A pierna cambiada no pudo ofrecer nada en el aspecto ofensivo cuando su equipo necesitó remontar en la primera parte. Regresó a su sitio natural, la derecha, cuando el Real Madrid se volcó para empatar y dejó defensa de tres para defender como pudo en el final.
Di María (6): su equipo necesitaba su juego eléctrico en una banda y el argentino estuvo ausente en la primera parte de la prórroga, para en la segunda desequilibrar en una acción que sirvió en bandeja el gol a Özil para que el alemán perdonase y en otra que acabó con todo el Real Madrid pidiendo penalti.
Higuaín (3): saltó para disputar la prórroga y de nuevo no tuvo la suerte de cara en un día importante. Falló ante el Borussia Dortmund en un encuentro que desató los silbidos de su afición, y en la final de Copa cuando el Real Madrid ya perdía estrelló su disparo ante Courtois. Fue la única que tuvo.

Deportes

anterior siguiente