Enlaces accesibilidad

Fórmula 1 2012 | GP de Japón

La mala suerte se ceba con Fernando Alonso y Vettel se cierne sobre el título

  • El español se sale en la primera curva de Suzuka tras un toque con Raikkonen
  • La victoria de Vettel le deja a cuatro puntos de Alonso a falta de cinco carreras
  • Felipe Massa fue segundo y el japonés Kamui Kobayashi, tercero
  • "Ahora será un minicampeonato con Vettel", resume Fernando Alonso
  • Clasificación del Mundial de Fórmula 1

Por
Fernando Alonso se sale de la pista y hace un trompo en la primera curva del circuito de Suzuka.
Fernando Alonso se sale de la pista y hace un trompo en la primera curva del circuito de Suzuka. REUTERS REUTERS

La mala suerte golpea de nuevo a Fernando Alonso. Perjudicado en la clasificación del sábado, se vio obligado a lanzarse a buscar la remontada desde el principio y lo que se encontró fue un accidente y una salida prematura de carrera. Sebastian Vettel, que le perjudicó en la clasificación del sábado, se impuso sin dificultad en la pista y ganó el GP de Japón.

Un paso de gigante para el alemán de Red Bull, que suma su tercera victoria en Suzuka, las tres desde la primera posición. Felipe Massa fue segundo -regresa al podio 35 carreras más tarde, desde el GP de Corea de 2010 y tercero fue el héroe local, Kamui Kobayashi, que logró el tercer podio de la historia para un japonés, y en casa, para delirio de la grada [Así ha sido el GP de Japón].

La fortuna que Fernando Alonso demandaba para una carrera le ha vuelto a dar la espalda y ha sufrido el segundo abandono esta temporada, tras el de Bélgica, el quinto desde que está en Ferrari, mientras que para Vettel es su tercera victoria de la temporada -iguala en triunfos parciales a Alonso y Hamilton-.Y lo que es más importante, se queda a cuatro puntos del piloto español a falta de cinco carreras para el final del Mundial, con Red Bull en línea ascendente y Ferrari estancada y sin remedios a la vista para invertir la tendencia [Clasificación del Mundial de F1].

Un pequeño toque con el Lotus de Kimi Raikkonen, con quien Alonso se alineó en la recta de salida en su intento por remontar, provocó un pinchazo en el Ferrari del asturiano, que pese a sus intentos de permanecer en la pista perdió el control y terminó haciendo un trompo. El finlandés, que terminó sexto la carrera, sigue tercero en el Mundial.

Mientras, el francés Grosjean volvió a protagonizar una salida peligrosa, como en el GP de Bélgica, y el perjudicado en esta ocasión fue Mark Webber, que también terminó fuera de carrera en la primera curva.

Así, camino franqueado desde el mismo momento en que se fue el 'safety car' para Vettel, bendecido el sábado por la decisión de los jueces que no castigaron que obstaculizara a Fernando Alonso y otros pilotos y por la estadística del circuito de Suzuka, que suele premiar al que sale en primer lugar en el Gran Premio de Japón.

Una alegría para Ferrari con Massa

A ritmo de vuelta rápida, el bicampeón mundial puso enseguida segundos de por medio mientras por detrás le perseguían Button, Kobayashi, Sergio Pérez y... Felipe Massa, que demostraba para decepción del equipo Ferrari que los 'cavallinos' estaban en condiciones de dar guerra.

Por su parte, Lewis Hamilton no encontraba el ritmo y de hecho se llevó un buen adelantamiento del mexicano Pérez, su sustituto el próximo año en McLaren. Sin embargo, en un posterior intento, el mexicano se fue de la pista y se quedó compuesto y en la hierba -ocho abandonos en quince grandes premios-.

Felipe Massa y Vettel intercambiaron vueltas rápidas en una apuesta a dos paradas, aunque el alemán mantenía un cómodo colchón y controlaba en todo momento la distancia con el brasileño.

La sorpresa positiva eran Kamui Kobayashi y su Sauber, luchando con Button por un podio muy importante para el piloto que corría en casa. Y su lucha en las últimas seis vueltas, en especial en las dos últimas, fue el único aliciente de una carrera que había perdido mucho antes la emoción por el destino de las primeras posiciones. Eso sí, el Mundial es el más igualado y emocionante de los últimos años.

Un "minicampeonato" por el título

Resignado con su papel de espectador de la carrera, Alonso pensaba desde los boxes en el "minicampeonato" que le espera en este último cuarto del Mundial frente a un Vettel crecido, sin perder los nervios, acostumbrado "a ir a cincuenta puntos del líder" en los últimos mundiales.

"Otras veces, a estas alturas, estaba yo a cincuenta puntos del primero; y ahora voy cuatro puntos por delante. Ahora tendremos un 'minicampeonato'. Salimos casi iguales y habrá que ver quién hace más puntos en estas cinco carreras", analizaba.

Pero ya ha perdido la baza de administrar los puntos de diferencia en un Mundial que ha repartido mucho sus victorias y sin mejoras en su monoplaza, el duelo por el título más reñido de los últimos años parece ahora mismo desigual.

Deportes

anterior siguiente