Anterior Apelación confirma los cuatro partidos de suspensión a Piqué Siguiente Lindeman hace valer su experiencia para llevarse la etapa y Froome sufre Arriba
Phelps dice adiós a la natación
Londres 2012 | Natación

Phelps sale de la piscina y se muda a la Historia

  • El deportista más laureado de la historia no volverá a nadar en unos Juegos

  • Ha batido todos los récords e hizo pequeño al mito Mark Spitz

  • Se marcha con 22 medallas olímpicas: 18 oros, dos platas y dos bronces

|

Tenía 15 años cuando se estrenó en una piscina de unos Juegos Olímpicos. Fue en Sidney 2000, donde por primera vez el nombre de Michael Phelps retumbó a través de la megafonía en la presentación de los nadadores en la final de los 200 metros mariposa, donde quedó quinto. Doce años más tarde, 4 de agosto de 2012, el tiburón de Baltimore se ha despedido de los aros olímpicos en Londres 2012.

Su carrera ha sido una deambular de gestas. Hasta 37 récords mundiales ha batido. Sí, 37. Algunos de ellos se los arrebató a sí mismo, harto de no 'encontrar' rival a la altura.

Hizo pequeño al mismísimo Mark Spitz, después de hacer lo que nadie había hecho: conquistar ocho oros en unos mismos Juegos Olímpicos. Ocurrió en Pekín, acompañado de Aaron Peirsol, Brendan Hansen y Jason Lezak, sus colegas del 4x100 estilos, se colgó su octavo oro en China y abrió la puerta de la Historia.

Spitz reconoció que desde hacía tiempo sabía que Phelps era la persona que le arrebataría el récord conquistado 36 años atrás, en los Juegos Olímpicos de Múnich 72. Y así fue.

Pero el de Baltimore, siempre flanqueado por su madre Debbis Phelps, fiel testigo del 'carrerón' de su hijo desde la grada y que no pudo dejar de saltar hace unos días al verle de nuevo en lo más alto del podio, es el juguete de los medios, el deportista olímpico con el que los periodistas más disfrutan escarbando en estadísticas históricas.

Su especialidad: romper récords

Y el nuevo 'galgo' que perseguir fue entonces la gimnasta soviética Larisa Latynina, que subió hasta en 18 ocasiones al podio olímpico entre 1956 y 1964. También cayó ese récord, inalcanzable por nadie durante 48 años, del lado del estadounidense. Esta vez en Londres 2012, al conquistar su decimonovena medalla en la prueba de 4x200m libres, con Latynina, a sus 77 años desde, animando desde la grada.

Rey de la mariposa y emperador del croll, Michael Phelps ha necesitado solo dos estilos para conquistar todo su botín. Ni todo el brillo de sus preseas ha evitado ciertas dudas sobre su perennidad en la Historia y el mismísimo presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de 2012, Sebastian Coe, llegó a dudar de que Phelps sea el deportista más importante de la historia de los Juegos Olímpicos. "Él es el más exitoso, pero no estoy seguro que sea el más grande", llego a decir.

Poco importan ya esas dudas porque este sábado 4 de agosto, Michael Phelps, ha salido de la piscina del centro acuático de Londres por última vez en unos Juegos Olímpicos.

¿Qué hará ahora Michael Fred Phelps? "Una de las cosas que siempre tuve claro es que no quería llegar nadando a los treinta años. He cubierto todas mis metas y ha llegado el momento de dar otro paso", afirma, y enumera entre sus objetivos inmediatos viajar, relajarse, colaborar con su fundación y divertirse.

Pero no se convierte en un 'jubilado de oro'. "En aquello que haga, seguiré teniendo metas. Soy una persona muy competitiva, tengo esa mentalidad", afirma mirando el trofeo que la Federación Internacional de Natación (FINA) le entregó como reconocimiento al mejor nadador de todos los tiempos.

Lo deja, se va, no estará en Río 2016. Ha cerrado el cofre con 22 medallas olímpicas - 18 oros, dos platas y dos bronces -y ha hecho las maletas para instalarse en la Historia. Arranca una nueva era. Día 1 d.P. (después de Phelps).

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente