Anterior Raúl López sigue una temporada más en el Dominion Bilbao Basket Siguiente Ona Carbonell logra el bronce en el solo libre, su segunda presea en Kazán Arriba
Russell Westbrook disputa el balón con Ben Ramdhane, de Túnez.
Russell Westbrook disputa el balón con Ben Ramdhane, de Túnez. EFE
Londres 2012 | Baloncesto

Estados Unidos se pasea ante una digna Túnez

|

Aunque no haya servido de nada, el tunecino Ben Ramdhane podrá contar a sus hijos que un día de julio, en el Basketball Arena de Londres, hizo 22 puntos y fue el máximo anotador ante las estrellas de la NBA. Por lo demás, la selección de baloncesto Estados Unidos ha liquidado el trámite ante la campeona de África sin aspavientos, al modo del viejo Dream Team de Barcelona 92, ante una Túnez que ha resistido con dignidad al menos medio partido.

Porque a Estados Unidos le ha costado entrar en la disputa, blando en defensa e incómodo ante la defensa en zona que han planteado los africanos, mucho más intensos en el inicio. Hasta el punto de que un triple de Rzig y otro de Ramdhane han colocado un sorprendente 8-4 en el marcador en los primeros compases.

La falta de intensidad defensiva no solo le ha costado puntos en contra a los americanos, sino que apenas tenían opciones para robar y correr. Y como los ataques estáticos no son su especialidad, se les ha atragantado especialmente la zona tunecina, acabando casi todas las jugadas con tiros exteriores.

Y eso que el seleccionador estadounidense, Michael Krzyzewski, había puesto en pista su quinteto de gala: Chris Paul, Kevin Durant, LeBron James, Kobe Bryant y Tyson Chandler. Vista la indolencia, y la falta de acierto, de las estrellas, ha optado por una solución drástica. Los cinco al banquillo y nuevo quinteto en pista.

Remontada...

Los Westbrook, Anthony y Love han tardado apenas un par de minutos en enderezar la situación: más intensidad defensiva, que ha ahogado a los tunecinos, y mejor selección de tiros en ataque, con un Carmelo Anthony especialmente acertado.

Al descanso, Túnez ya se lamía las heridas (33-46), pero su orgullo estaba ya salvado: durante mucho tiempo han tuteado a la todopoderosa Estados Unidos, gracias al trabajo en la pintura de Mejri, a la buena dirección de El Maboruk y, sobre todo, al acierto anotador de Hadidane, Kechrid y Ramdhane.

Después, la brecha se ha ido ampliamente lenta pero inflexiblemente, con los secundarios en los papeles estelares mientras Bryant y LeBron reposaban en la banda, con cuatro y cinco puntos cada uno, respectivamente. Solo Durant se ha prodigado con 13 puntos y cinco asistencias, mientras el peso anotador recaía en Anthony y Love, que han llegado a los 16 puntos.

...y lucimiento

Asimismo, el partido ha permitido el lucimiento de Anthony Davis, el universitario de la selección estadounidense, que ha disfrutado de 14 minutos en los que ha aprovechado para anotar 12 puntos, ocho de ellos en sendos alley oops.

Lo demás ha sido el espectáculo habitual: un mate de Westbrook por aquí, un triple de Harden por allá, los americanos sonriendo en el banquillo y el partido languideciendo en la pista. Al final, una diferencia de 47 puntos, segunda victoria y liderato del grupo para Estados Unidos.

Los estadounidenses todavía tienen un partido sencillo ante Nigeria el próximo jueves (23.15 hora peninsular española) y después afrontarán sus partidos más duros de la fase de grupos, contra Lituania y Argentina. Túnez, que ya ha cumplido con estar en los Juegos Olímpicos, podrá contar a la vuelta que dio la cara ante Estados Unidos.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente