Anterior La nueva 'Rojita' suda para ganar en Estonia Siguiente Van Poppel hace bueno el trabajo de su equipo y se lleva el premio Arriba
Wiggins pone a Millar como ejemplo en la lucha contra el dopaje y diferencia este caso con el de Richard Virenque.
Wiggins pone a Millar como ejemplo en la lucha contra el dopaje y diferencia este caso con el de Richard Virenque. EFE
Tour de Francia 2012 | Reacciones

Wiggins: "Con Froome en otro equipo el Tour sería más interesante"

|

Al británico Bradley Wiggins le cuesta no dar la sensación de que el Tour de Francia lo tiene en el bolsillo, por la renta que lleva en la general, por la fortaleza que demuestra su equipo, el Sky, y porque está secundado por su compañero y compatriota Chris Froome. [Blog 'El Tour de Pablo Lastras': Las victorias son muy caras, por Pablo Lastras]

Pero el maillot amarillo del Tour es consciente de que con Froome en otro equipo las cosas serían diferentes. "Evidentemente sería otro Tour, más interesante, porque somos los dos primeros de la general", aseguró el ciclista del Sky tras vestirse su noveno jersey amarillo. [Clasificaciones del Tour de Francia 2012]

Es mi compañero, nada ha cambiado

Pero Wiggins no parece prestar mucha atención a ese flanco. Sabe que hay un pacto, que el equipo le considera a él jefe de filas y que sería insensato por parte de Froome lanzarse en su contra. "Es mi compañero, nada ha cambiado", asegura tras la etapa de Pau.

Hay diferencias, pero nada ha terminado

El británico, sin embargo, mantiene la guardia levantada con sus otros rivales. "Hay diferencias, pero nada ha terminado. Afrontamos la última semana en buena posición, pero incluso con la crono del penúltimo día, todavía no podemos decir que el Tour ha terminado", señaló.

Wiggins indicó que no puede fiar todo a la cronometrada del sábado. "Será muy diferente porque han pasado ya tres semanas y depende mucho de las fuerzas que tenga cada uno. Recuerdo una contrarreloj hace dos años en Burdeos en la que las diferencias fueron grandes", señaló.

Antes quedan dos duras etapas pirenaicas que Wiggins todavía no ha estudiado porque "hacerlo con antelación es exponerte a que luego se te olviden detalles".

Y en un equipo tan meticuloso como el Sky eso sería un suicidio. En la formación británica todo está medido, hasta la jornada de reposo de mañana. "Ese día hay que ser tan profesional como cualquier otro. La gente está cansada, más mental que físicamente, y tenemos que recuperar. Cada día es importante", señala Wiggins.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente