Enlaces accesibilidad

Cinco seguidores radicales del Barça fueron detenidos por lanzar bengalas

  • Los Mossos advierten que la seguridad privada es responsable de loc cacheos
  • El Barça suspende cautelarmente al socio implicado en los incidentes

Por
El conseller de Interior, Joan Saura, ha confirmado que los Mossos d'Esquadra detuvieron ayer a cinco radicales de los Boixos Nois por lanzar bengalas contra los seguidores del Espanyol en el Estadio Olímpico de Montjuïc. Uno de los implicados, que era socio del Barcelona, ha sido suspendido cautelarmente de su condición por la Comisión Delegada del FC Barcelona.


El derbi entre Espanyol y Barça de anoche, que acabó con el triunfo azulgrana (1-2), estuvo interrumpido durante nueve minutos por el lanzamiento de bengalas por parte de los Boixos Nois contra el resto de público asistente.

En declaraciones a Catalunya Informació recogidas por Efe, Joan Saura ha confirmado que los Mossos efectuaron anoche "cinco detenciones" entre personas acusadas de lanzar las bengalas, y se ha preguntado "cómo es posible que se puedan introducir" las bengalas en un estadio de fútbol.

"No hay que dejarlas entrar", ha recalcado Joan Saura, que ha justificado la actuación de los Mossos, que provocó las quejas de la afición perica por su "pasividad" en un principio.

"Los responsables de los Mossos en el estadio decidieron no actuar al principio para no provocar más daños. Luego, detuvieron a cinco personas y las investigaciones prosiguen para saber si serán necesarias más detenciones", ha concluido Saura.

Los Mossos identifican a los autores


Por su parte, Los Mossos d'Esquadra han identificado a los cinco detenidos ayer en el Estadio de Montjuïc por lanzar bengalas contra los seguidores del Espanyol y han dejado claro que el control de los accesos al recinto olímpico es competencia de la seguridad del equipo blanquiazul, y no suya.

En un comunicado, los Mossos confirman la "detención de cinco jóvenes, miembros de los Boixos Nois", por estos incidentes.

Se trata de los hermanos Guilem C.R., de 20 años, y Alex C.R., de 21, ambos con domicilio en Anglès (Girona); Eduard C.L., de 28; Guillem V.H., de 18; y Marc M.I., de 23; los tres vecinos de Girona.

Los cinco, de nacionalidad española, serían los presuntos responsables del lanzamiento de diversas bengalas desde la grada donde se encontraban, en la segunda grada, separada de los seguidores locales por una valla para evitar enfrentamientos, según los Mossos.

La policía autonómica recuerda que con motivo de este partido, declarado de alto riesgo, los Mossos desplegaron un importante dispositivo policial para velar por la seguridad "antes, durante y después" del encuentro.

"Por este motivo, los mossos ya controlaron previamente a la afición visitante antes del inicio del partido, acompañando a los seguidores más radicales del Barça desde los puntos donde se concentran habitualmente hasta la entrada al Estadio de Montjuïc", prosigue la nota.

"Los servicios de seguridad privada del Estadio son los responsables del cacheo de los aficionados para evitar que entrasen objetos prohibidos, como bengalas, petardos u otros. Pese a estas medidas de seguridad, competencia del club, algunos seguidores consiguieron entrar con bengalas", exponen los Mossos.

La policía afirma que tras producirse los primeros lanzamientos de bengalas, hacia las 23.30 horas, los responsables, "seguidores radicales, fueron identificados y luego detenidos como presuntos autores de los hechos, identificados gracias a las cámaras de seguridad".

Las detenciones tuvieron lugar al finalizar el partido, cuando los seguidores del Barça esperaban la autorización de los Mossos para salir del campo, más de una hora después del final del partido, un desalojo que se produjo sin incidentes, según los Mossos.

Deportes

anterior siguiente