Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El Villarreal está a un paso de ganar el primer título de su historia. El 'submarino amarillo' disputa este jueves la final de la Europa League ante el Manchester United. Todo un triunfo que esperan culminar con el trofeo que, además del título, les permitiría disputar la Champions el año próximo. Emery, que ya ganó tres títulos de Europa League con el Sevilla, cede el papel de favorito al United. El conjunto inglés llega con todo para intentar proclamarse campeón.

Andrés Palop, exfutbolista y tres veces campeón de la Copa de la UEFA (ahora Europa League), ha analizado para TVE la próxima final de esta competición que va a enfrentar este miércoles al Villarreal y el Manchester United. Palop, que fue portero entre del Villarreal además del Valencia y Sevilla, explica que el United "lo tiene todo y va a tener mucha más presión"; el Villarreal, más "ilusión y hambre". Además, cree que "si hay algún entrenador que puede enfrentar una final (de Europa League) con garantías es Emery". El Villarreal-Manchester United visto por Andrés Palop.

Foto: Palop, durante un sorteo de la Europa League (EPA/MARTIAL TREZZINI)
 

Atlético de Madrid y Real Madrid ultiman la preparación de sus respectivos partidos de la última jornada de Liga, con la lucha por el título en mente. Los colchoneros se prevé que estarán arropados en Zorrilla, al menos en los aledaños, por millares de seguidores desplazados. En el Valladolid se les pide contención y, además, tienen su propia 'final' por la permanencia sin depender de sí mismos.

El Madrid, por su parte, encara la que puede ser la última semana como merengues de hombres como el propio técnico, Zinedine Zidane; el capitán, Sergio Ramos, y su compañero en el eje de la zaga Raphael Varane. Ambos parecen recuperados de sus lesiones, pero solo el galo tiene opciones de jugar como titular. Reciben a un Villarreal que cuatro días después jugará la final de la Europa League contra el Arsenal.

Con menos de 100 años de historia, el Villarreal empezó a crecer en mayo de 1998 cuando logró el ascenso a Primera División. Su presidente, Fernando Roig, lo compró el año anterior y desde entonces, aunque también ha sufrido al verlo descender, ha tenido muchas alegrías. Sin embargos, esos triunfos eran agridulces porque el Villarreal nunca se había metido en una final europea, pese a haber disputado cuatro semifinales, tanto de Champions como de Europa League. Ahora, en su quinta ocasión, ha logrado meterse en la final de la Europa League y en Villarreal ya sueñan con ganar al Manchester United y terminar de redondear su sueño con un título.

Los jugadores del Villarreal no pararon de celebrar su clasificación para la final de la Europa League tras eliminar al Arsenal. La fiesta grogueta comenzó nada más acabar el partido, en el césped del Emirates. El Villarreal dejaba fuera a uno de los equipos más ricos de Europa Habían jugado seis semifinales, dos de Copa y cuatro europeas, y siempre se quedaron a las puertas, pero esta vez sí estarán en la final el 26 de mayo en Gdansk. Los jugadores cantaron, entre otras cosas, "A Polonia, oe, a Polonia oe, oe". En las gradas no hubo aficionados ni tampoco celebraciones populares por la pandemia, pero sus cánticos no faltaron tampoco en el vestuario ni en el avión de vuelta a casa del submarino amarillo.

Aunque le tocó sufrir ante el Arsenal, el Villarreal logró su pase a la final de la Europa League y jugadores y técnicos no podían estar más felices. Horas después de su empate 0-0 ante el conjunto inglés, el 'submarino amarillo' seguía celebrando la que es su primera final europea de la historia. Lo hacían en el avión mientras volvían hasta Villarreal. El presidente del club, Fernando Roig, también mostraba su celebración por lograr esta final después de 24 años liderando el proyecto.

El Villarreal afronta este jueves en La Cerámica el primer asalto de las semifinales de la Europa League ante el Arsenal con el claro objetivo de abrir el camino a la primera final de su historia tras haberse quedado a las puertas del partido decisivo en una competición continental en cuatro ocasiones.

A pesar de que han pasado quince años, en la mente de todos está aquel partido de vuelta de semifinales de la Liga de Campeones ante el mismo rival y sobre todo el penalti desperdiciado por Juan Román Riquelme en el último minuto que hubiera dado paso a una prórroga ante un Arsenal fundido y la posibilidad de jugar la final del torneo.

-->