Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La primera ministra británica, Theresa May, ha solicitado este miércoles una prórroga del Brexit hasta el 30 de junio, que será analizada por los Veintisiete Estados miembro este jueves. No obstante, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha condicionado la concesión del aplazamiento a que el Parlamento apruebe el acuerdo de May, que ya ha sido rechazado en dos ocasiones. 

Theresa May solicita posponer el Brexit hasta el 30 de junio. Los 27 países de la Unión Europea tienen que aprobar esa solicitud por unanimidad y algunos informes plantean otras fechas por la proximidad de las elecciones europeas. La primera ministra lo ha pedido hoy en una carta que ha presentado en el parlamento para que aprueben esa prórroga. Por la mañana también ha escrito al Presidente Tusk, del Consejo Europeo, informándole de que el Reino Unido pide una prórroga del artículo 50. 

El Reino Unido continúa sumido en el caos político resultado del nuevo vuelco a los planes de Theresa May para implementar el ‘brexit’. De acuerdo el Parlamento en solicitar una prórroga a la Unión Europea aunque May avisa: no está dispuesta a volver a Bruselas si no es con un plan consensuado y aprobado por la mayoría de los Comunes. Endurece así su postura, avivando el miedo a una prórroga larga.

El Parlamento británico ha aprobado por mayoría encargar a la primera ministra, Theresa May, la solicitud de un aplazamiento del Brexit en la Unión Europea, que debe dar su visto bueno por unanimidad. No obstante, la conservadora no ha renunciado a su acuerdo y volverá a someterlo a votación antes del 20 de marzo. Si se aprueba, pedirá una prórroga hasta el 30 de junio, pero un rechazo podría desencadenar una prórroga más larga.

La Unión Europea solo estaría dispuesta a ofrecer a Londres una prórroga larga del brexit si los británicos aceptan repensar su estrategia. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se ofreció este jueves a pedir a los líderes de la Unión Europea que acepten una larga prórroga del divorcio si el Reino Unido repiensa su estrategia y construye un consenso sobre ello. Tusk ha añadido que solo hay dos maneras de abandonar la UE: con o sin acuerdo y la Unión está preparada para ambas. 

El Parlamento británico ha rechazado este miércoles que Reino Unido abandone la Unión Europea sin acuerdo el 29 de marzo. Los diputados también han apoyado una enmienda no vinculante que insta al Gobierno a evitar una salida abrupta en cualquier momento, aunque la primera ministra, Theresa May, ha advertido de que la opción "por defecto" sigue siendo una salida el 29 de marzo. El próximo paso será votar sobre la opción de solicitar una prórroga a Bruselas.