Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

En Calanda, Teruel, las calles están vacías pero el coronavirus no ha podido llevarse por delante la tradición del Viernes Santo. A medio día se ha roto el silencio y el estruendo de los tambores ha sonado desde los balcones, conmemorando el fallecimiento de Jesucristo.

Una imagen surrealista, asegura el alcalde, que recuerda cómo Buñuel rompía la hora en este día a las 12 de la mañana con un tambor allá donde estuviera. Muchas personas han seguido su ejemplo cumpliendo con la tradición, ahora a través de las redes sociales.

En Sevilla este Jueves Santo deberían haber salido siete cofradías a las calles a procesionar pero el estado de alarma mantiene las iglesias cerradas y a los cofrades en sus casas por las medidas de confinamiento para evitar el contagio del coronavirus. Los cofrades han buscado otras formas de celebrar esta Semana Santa, con ramos de flores y música. 

En Jerusalén no hay peregrinos y las iglesias no permiten la entrada de fieles. Esta pandemia deja una imagen histórica: las puertas cerradas de la iglesia del Santo Sepulcro, el corazón de Semana Santa en la ciudad vieja de Jerusalén, lugar donde la tradición cristiana sitúa la crucifixión y tumba de Jesús. El 25 de marzo la familia palestina encargada de la llave echó el cierre.

El gobierno israelí no permite la entrada de extranjeros en el país, los fieles locales están confinados y las calles están desiertas.

Estas fechas coinciden con la Pascua judía. Hasta mañana están prohibidos los traslados entre ciudades y el gobierno pide a cristianos y judíos que celebren estos días con los miembros de la familia que viven en cada casa para evitar la propagación de la pandemia.

El alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez, ha explicado por qué han decidido colocar bloques de hormigón de una tonelada en las carreteras secundarias de acceso a la localidad. "En estas fecha la gente aprovecha para salir a su segunda residencia y no nos fiamos. No queremos que la gente llene los supermercados y las farmacias y se produzcan contagios". Todos los vehículos que entren en el municipio tendrán que hacerlo por la nacional 340, donde hay controles cada 24 horas. "No es momento de tener vacaciones. Ya vendrán tiempos mejores en los que la gente podrá disfrutar en la playa", ha insistido el alcalde.

La COVID-19 ha vaciado las calles españolas de nazarenos y visitantes esta Semana Santa. Sin embargo, el ingenio intensificado por las largas horas de confinamiento que pasamos en casa ha encontrado otras formas de sacar los pasos a la calle o llevarlos a cada salón. A vestuarios de mantilla y mascarillas hechas con telas de trajes de nazarenos se suman las procesiones. El domingo San Pancracio volaba subido a un burro de juguete y pasaba de un vecino a otro en el barrio de Dos Hermanas, en Sevilla. Hace apenas unas horas, también sacaban la Oración del Huerto de balcón a balcón y los vecinos de Ondara, en Alicante, se asomaban para ver su paso colgado de una cuerda.

La suspensión de las procesiones ha llevado a muchas empresas vinculadas a la Semana Santa casi a la quiebra. Muchas de ellas se han visto obligadas a hacer un ERTE e incluso en algunas ocasiones no han podido llegar a cobrar los pedidos que ya habían confeccionado. Aseguran que lo más importante es la salud, pero que si no reciben ayudas tendrán que cerrar sus empresas por a falta de liquidez. 

Coronavirus: última hora en directo

La calle Sierpes de Sevilla amanece vacía como otras muchas pero en este caso se hace más extraño ya que los comercios deberían estar abiertos especialmente la cafetería La Campana famosa porque como nos ha contado nuestro compañero, Manuel Pedraz, un escaparate de lujuria. Nos dice también que una parte de la ciudad lleva esta situación con resignación y otra con la típica guasa. La Semana Santa no se suspendía desde 1933.

Iniciamos la semana con los últimos datos de la epidemia de COVID-19 en la provincia de Avila facilitados ayer. En la provincia de Avila se han confirmado 679 casos positivos, 41 nuevos respecto al sábado. Son ya 73 las personas fallecidas, cuatro más respecto al sábado y una cifra creciente de altas, son ya 214.


El Ayuntamiento de Ávila se ha visto obligado a acelerar las obras de ampliación del cementerio municipal. Estaban previstas en los presupuestos de este año, pero ha duplicado la partida y adelantado su ejecución, ante el importante incremento de entierros.

Hoy es Lunes santo en una Semana Santa que por primera vez en su historia ha tenido que cancelar todos sus actos y procesiones. El presidente de la Junta de Semana Santa de Ávila, Ernesto José Gomez Ferreras, admite que al principio fue duro tomar la decisión, pero era necesaria, como se ha podido comprobar.


El Ayuntamiento de Ávila se ha puesto a disposición de los comerciantes de la capital para facilitarles el acceso y el suministro de las pantallas protectoras que se están produciendo desde hace días por parte de empresas y particulares.

Las patrullas conjuntas de Policia Local y Policia Nacional instalaron 8 puntos de control en los accesos a Avila para comprobar el cumplimiento de las normas de confinamiento durante el fin de semana. Se identificaron 11 vehículos y 46 personas y se han formulado 24 propuestas de sancion por incumplimiento.

La Semana Santa de este año es muy atípica. Las celebraciones en el Vaticano se han adaptado al confinamiento. Con la basílica de San Pedro totalmente vacía de fieles, el Papa ha celebrado la misa de Domingo de Ramos. Se ha cancelado la tradicional procesión y todos los actos con fieles de la Pascua, incluido el Via Crucis de Viernes Santo.

Inicio de la Semana Santa con la celebración del un domingo de ramos anómalo en el Vaticano. El Papa y apenas una decena de personas han celebrado este día dentro de la Basílica de San Pedro. Francisco ha apelado a la solidaridad y señala que los verdaderos héroes son los que se dan a sí mismos para servir a los demás. Informa, corresponsal Sagrario Ruiz de Apodaca.

Hoy comenzarían las primeras procesiones de Semana Santa con el Viernes de Dolores. Aunque los cofrades recuerdan que el tiempo litúrgico no se suspende a pesar de que este año se celebre sin procesiones. No podrán acudir a ningún acto devocional y algunas cofradías restransmitirán sus misas por 'streaming'. Informa Reyes Calvillo.