Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Ministerio de Trabajo se ha comprometido a analizar las propuestas de los sindicatos para dignificar el empleo agrario y lograr una mayor estabilidad en la contratación. El sindicato Comisiones Obreras señala que la implantación de la medida es inmediata.

El plan permitirá a la inspección de trabajo personarse y acceder a las infraviviendas para comprobar en qué condiciones viven los trabajadores, una situación que se da en las provincias de Huelva y Almería principalmente.

La ministra de Trabajo Yolanda Díaz ha asegurado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que es "incomprensible" que se haya cancelado el Mobile World Congress de Barcelona por el coronavirus, mientras se mantienen otras ferias del ámbito empresarial. Después de hacer un llamamiento a la tranquilidad, Día ha afirmado que "la cancelación del MWC tiene impacto económico y social. No es una buena noticia."

La ministra de Trabajo y Economía SocialYolanda Díaz, ha valorado en Las Mañanas de RNE con Íñigo Alfonso la sentencia del Tribunal de Estrasburgo que avala las devoluciones en caliente: "Respetando la sentencia no comparto el resultado. Estamos hablando de derechos fundamentales y nuestro país debe estar a la altura de las exigencias". Sobre el impacto del coronavirus en la economía europea y la cancelación del Mobile World Congress, Díaz asegura que es incomprensible pero que sería bueno tener cierta serenidad. Díaz ha hecho un llamamiento a la calma y ha destacado el trabajo del Ministerio de Sanidad frente a la epidemia del Covid-19. En lo que respecta al problema del campo, la ministra de Trabajo afirma que desde el Gobierno se está trabajando para poder operar rápidamente en las condiciones laborales de los jornaleros denunciadas recientemente por el relator de Derechos Humanos de la ONU. "Vamos a abordar qué problemas tenemos en el campo, cómo están operando allí las ETTs", afirma Díaz. "El SMI sirve para fijar un suelo y para ser un elemento de protección en todas las comunidades autónomas", ha concluído sobre la revisión de moratorias para subir el SMI en el campo. A las 10 de la mañana Yolanda Díaz reúne a sindicatos y empresarios de Extremadura y Andalucía para abordar el problema del campo. Los empresarios temen que al rebajar las peonadas pueda caer la mano de obra. La ministra ha señalado que la mitad de los trabajadores en nuestro país son precarios y ya no aceptan esas condiciones de vida y que el Gobierno tiene el compromiso firme de subir los salarios. "En este momento por primera vez hay diálogo social. Quiero agradecer a los actores esta eficacia, sus equipos están entregados aunque haya discreción absoluta con los medios (...) Lo bueno del SMI no fue el cuánto fue el cómo". ¿El cambio de reglas puede afectar a la creación de empleo? "La Patronal coincide en este Gobierno en que hay competencias desleales en un sector de las empresas, comparte que la precariedad en este país es insoportable. Hay ciertos consensos más allá de las legítimas posiciones ideológicas. Este Ministerio defiende a los más débiles", concluye la ministra de Trabajo que asegura que se está trabajando redefinir el sistema de protección para los parados y que sobre el despido "el debate no está en las cuantías, está en las causas". Respecto a la petición de UGT de indulto para Dolors Bassa, Yolanda Díaz reconoce que las acciones y decisiones de las entidades las toman ellos y respeta esas decisiones sin entrar a valorar las mismas. 

Radio Nacional ha tenido acceso al decreto que va a derogar el despido objetivo por bajas médicas acumuladas que se aprobará la semana que viene en el Consejo de Ministros. El Gobierno entiende que hay sectores especialmente perjudicados y que hay empresas que se están aprovechando de esta puerta que les abre la ley. El decreto dice que el control del absentismo es un objetivo legítimo que puede justificar la existencia de normas, pero que tal y como está redactado la ley discrimina a algunos colectivos como personas con algún tipo de discapacidad, enfermos de larga duración y mujeres, ya que son ellas las que asumen sobre todo el cuidado de hijos y dependientes.

Es la primera pieza que el gobierno desmonta de la reforma laboral, la que permite despedir con todas las bendiciones legales a empleados que hayan faltado al trabajo ocho días o más en un plazo de dos meses aunque tengan la baja médica justificada.

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en 90.248 desempleados en enero (+2,8%), su mayor repunte en este mes desde 2014. La Seguridad Social cerró el mes de enero con un descenso medio de 244.044 afiliados (-1,2%), su mayor caída en este mes desde el ejercicio 2013, cuando perdió algo más de 263.000 cotizantes.

El presidente de la Junta de Extremadura, Fernández Vara, ha cuestionado la subida del salario mínimo y ha pedido reunirse con la ministra de Trabajo para analizar su impacto en el sector agrícola. Vara ha afirmado que defiende esas medidas, pero que en ciertas circunstancias de precios bajos al sector le cuesta sufragar esta subida. Según la EPA, Extremadura es una de las regiones donde más empleo se ha destruido.

La ministra de Empleo y Economía Social Yolanda Díaz ha expresado su satisfacción tras el acuerdo alcanzado ayer entre patronal y sindicatos para la subida del Salario Mínimo Interprofesional, un "éxito del Gobierno", ha dicho, para a continuación recalcar la unidad del Ejecutivo, "un equipo mancomunado". Díaz ha defendido el aumento del SMI porque "frente a la pobreza laboral, debemos actuar con salarios dignos", y ha mostrado su satisfacción por la recuperación del diálogo, afirmando que "hemos dado un gran paso con el refuerzo de los agentes sociales. Ellos son los protagonistas y quiero darles las gracias por que todas las partes han cedido". Aún así, ha avisado que "hay cuestiones que no son negociables" como la derogación del artículo que permite despedir a un trabajador por acumular bajas médicas. Además, ha negado que esta subida vaya a tener impacto negativo en el empleo, y ha puesto como ejemplo la subida del 22% de 2019, que según ha dicho "ha tenido un impacto muy positivo", ya que "subir pensiones y salarios ayuda a la movilización de la economía".

Se trata del primer acuerdo del nuevo Gobierno de coalición con sindicatos y patronal: el salario mínimo subirá este año hasta los 950 euros. La subida del 5,5 % lo fija en 13.3000 euros al año, en 14 pagas mensuales e implica 50 euros más al mes. Representa un incremento inferior al del año pasado, que fue de algo más del 22%, pero supera al pacto de 2018 con los agentes sociales.