Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Policía de Portland está investigando el suceso y no ha precisado si el suceso está directamente relacionado con los enfrentamientos que estallaron este sábado por la noche en el centro de Portland, ciudad que ha vivido constantes protestas desde la muerte en mayo del afroamericano George Floyd, asfixiado por un policía blanco.

Una escalada de violencia está sembrado el miedo en Colombia, donde creían que este tipo de asesinatos eran parte del pasado. El presidente Iván Duque apunta al crimen organizado, el Ejército de Liberación Nacional y a disidencias de las Farc. En los últimos once días, se han producido seis matanzas en distintos puntos del país que han dejado al menos 33 muertos, la mayoría jóvenes.

El caso de Navalny no es el primero. El Kremlin ha sido apuntado en muchas ocasiones como responsable de asesinatos y otros envenenamientos. Hay algunas muertes misteriosas que rodean la figura de Putin, como la del ex espía Alexander Litvinenko, intoxicado en 2006. Este oficial de la antigua KGB tomó en Londres una taza de té con un amigo, que no era tal. Le habían puesto polonio en la bebida. Se llevó a la tumba lo que sabía de las relaciones de la mafia rusa con España, y la muerte de Ana Politkovskaya, una periodista muy crítica con el régimen.

Otro ex agente de la KGB, Sergei Skripal, había huido de Rusia y se había instalado en Reino Unido con su hija. Ambos fueron envenenados y sobrevivieron.

Pero el veneno no ha sido la única herramienta para tratar de eliminar a los detractores. En otras ocasiones se ha utilizado el tiro por la espalda. El opositor Boris Nemtsov paseaba por un puente cercano al Kremlin una noche de febrero de 2015, abarrotada de cámaras. Curiosamente ninguna grabó lo que pasó: una bala acabó con su vida.

Fueron las llamadas de los vecinos los que alertaron a la Guardia Civil y movilizaron a los servicios médicos y de emergencia, tras haber presenciado el asesinato de una mujer de 37 años tras ser apuñalada por su ex pareja en plena calle y ocasionándole la muerte en el mismo lugar. El agresor ha sido trasladado bajo custodia policial a un centro sanitario para recibir asistencia porque sufrió heridas al intentar quitarse la vida tras el asesinato. La Guardia Civil investiga el suceso como crimen por violencia machista. Informa Adelaida Julios

Ocho personas, dos nigerinos y seis franceses, incluidos empleados de la ONG Acted, han sido asesinados el domingo por hombres armados que llegaron en motocicletas a la zona de Kouré (suroeste de Níger) durante una excursión turística. "Hay ocho muertos: dos nigerinos, incluido un guía (turístico) y un conductor, los otros seis son franceses", ha señalado a la AFP el gobernador de Tillabéri, Tidjani Ibrahim Katiella. París ha confirmado que los franceses habían fallecido, sin determinar el número. "Entre las ocho personas asesinadas en Níger, varias son empleados franceses de Acted", ha indicado Joseph Breham, abogado de la ONG. El ejército francés ha brindado apoyo a las tropas nigerinas después de este ataque, según ha anunciado el Estado Mayor del Ejército en la capital francesa. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha denunciado "el atentado mortal que cobardemente afectó a un grupo de trabajadores humanitarios" y ha afirmado que se pondrán en práctica "todos los medios" para "dilucidar" las circunstancias de este "atentado", según un comunicado de prensa de la Presidencia francesa. El jefe de Estado, que habló con su homólogo nigerino, Mahamadou Issoufou, ha añadido que "su determinación de continuar la lucha común contra los grupos terroristas en el Sahel" permanece "intacta".