Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

11 de marzo, una fecha que, sin duda, nos ha marcado a todos. Han pasado 15 años de aquellos actos terroristas, que marcaron un antes y un después en la historia de nuestro país.

A las 7:39 tres bombas estallaban en un tren que se dirigía a la estación madrileña de Atocha. En los minutos siguientes, estallaron 8 más en la calle Téllez, en la estación de El Pozo y en la de Santa Eugenia. Es uno de los capítulos más tristes de nuestra historia, los atentados del 11 de marzo de 2004, la mayor acción terrorista de España.

Se cumplen 15 años de los atentado del 11 de marzo en Madrid en una jornada para conmemorar la memoria de los 193 fallecidos y los 1.800 heridos en quel día de 2004. El presidente de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo Eulogio Paz ha explicado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que las víctimas siguen "trabajando por su recuperación" 15 años después, y que su trabajo se sustenta en cinco pilares, la verdad, la justicia, la reparación, la memoria y la paz.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, han homenajeado a los fallecidos y los heridos en el 11M, pero también a quienes les socorrieron con una ofrenda en la placa que les recuerda y que está situada en la sede de la Comunidad de Madrid.

Al acto han acudido los presidentes de las asociaciones de víctimas: Alfonso Sánchez, de la Asociación Víctimas del Terrorismo; Ángeles Domínguez, de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11M; Mª del Mar Blanco, de la Fundación Víctimas del Terrorismo; y Eulogio Paz, de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo.

Trece años después del atentado del 11M en Madrid, diferentes actos rinden homenaje a las 192 víctimas del ataque yihadista, y por las que las campanas de la región han sonado al unísono en un emotivo recuerdo. El primer acto, organizado por la Comunidad de Madrid, ha tenido lugar en la Puerta del Sol, la presidenta regional, Cristina Cifuentes y la alcaldesa Manuela Carmena han depositado una corona de laureles junto a la placa que homenajea a los fallecidos, los heridos y a quienes les socorrieron aquel día.