Enlaces accesibilidad
Documaster

Antonio Vega y las dos parejas que le marcaron con drogas y muerte

Por
Marga del Rio y Antonio Vega
Marga del Rio y Antonio Vega

Dicen quienes le conocieron que Antonio Vega escribió "La chica de ayer" inspirado en una chica que conoció en una fiesta gracias a un amigo en común. Dio forma a la letra y a la melodía en un momento de enfado, después de un rifirrafe con un alto mando de la mili y de volver a casa andando por una avería en su moto. La música fue la única constante en su vida, pero de alguna manera, también lo fue el amor. El artista conoció a muchas mujeres, sin embargo, solo dos marcaron un antes y un después en su vida. 

300 millones - Nacha Pop cantan 'La chica de ayer' (1980)

Primero estuvo saliendo con Carmen Alonso-Colmenares, hermana del actor Will More. Ella siempre ha negado que Antonio Vega se drogara durante su relación. Cuenta que se quedó embarazada del artista, pero que fue ella quien decidió abortar en contra de los deseos de él, y aquello pudo llevarle a la adicción. "No tenía nada que ver con la droga, nunca le gustó. Delante de mí, jamás de tomó ninguna porquería de esas", asegura Carmen en el documental Antonio Vega.Tu voz entre otras mil. De hecho, señala a otra mujer como la culpable de meter al cantante en ese mundo tan oscuro.

Ella es Tesa Arranz. "Antonio era semivirgen y Carmen estaba de vuelta y media. Los dos juguetearon con el mismo juguete durante una temporada, les unía el tambor de hojalata", asegura. Recuerda que fue el propio Antonio Vega el que le confesó que había probado por primera vez la heroína en la mili. "Nadie te pone una pistola en la cabeza para que te metas en el mundo de las drogas", sentencia.

Teresa Lloret y Marga del Río, los grandes amores de Antonio Vega

Primero, llegó a su vida Teresa Lloret. Con ella compartió 18 años de su vida, su primer y única esposa. Se casaron el 16 de noviembre de 1989, una boda rápida, con pocos invitados. Decidieron cambiar todos los regalos por un equipo de música. Por aquel entonces, ella solo tonteaba con la droga de vez en cuando, mucho más que él. Terminaron cambiando las tornas y él se vio superado por la adicción: "Empiezas a tener una cagaolera que te cagas, a vomitar, a morirte de frío cuando estás a cincuenta grados. Los neuroreceptores piden a gritos la heroína", relata el propio Antonio Vega. 

"El problema es la adicción a Antonio Vega, que es más grande que toda la heroína que se ponga en medio. Te enganchaba", reconoce Teresa Lloret. Por su propio bien tomó la decisión de abandonarle: "Algo hizo crack. Creo que Antonio pensó que «A esta le ha dado la de siempre. Se irá un rato y luego volverá». Pero no. Instinto de superviviencia. Conseguí salir, estaba muy quemadita. Él tomó otra opción. Seguir con sus historia, con sus drogas". Estuvieron juntos durante dieciocho años "de intensidad profunda". Imposible olvidarse de aquello. 

Sus problemas con las drogas fueron determinantes para Teresa a la hora de tomar una decisión y tomar caminos diferentes. Nunca llegaron a divorciarse, ambos mantenían una buena relación de amistad. Fue entonces cuando conoció a su otro gran amor, el que le destrozaría el corazón. Ella era Marga del Río y marcó un antes y un después en la vida del artista, tanto cuando llegó como cuando se fue. "Era preciosa. 26 o 27 años. Siempre me había aterrado el mundo de las drogas. Cuando me enteré de que mi hija esta con él sentí morir", recuerda Manuela Reyes, madre de Marga, a quien definen como una especie de 'ejercutiva agresiva' que trabajaba en la discográfica. 

"De forma apasionada me he enamorado dos veces. Con Teresa fue todo muy ardiente y muy profundo. Con Marga fue completamente enfermizo, adrenalínico, taquicárdíco", confesaba Antonio Vega. A su segundo gran amor le pasó lo mismo que al primero, la adicción al cantante era más fuerte que cualquier droga. Intentaron dejarlo asistiendo juntos a rehabilitación. 

La muerte de Marga del Río, el momento más doloroso para Antonio Vega

Después de la rehabilitación, ambos se encontraban mucho mejor, hasta que un día a Marga del Río le empezó a doler mucho la cabeza. "Se quedó paralizada", contaba Antonio Vega, que estaba con ella en aquel momento. Una encefalitis bacteriana la dejó ingresada en el hospital casi un mes, hasta su muerte. Él no encontró las fuerzas para ir a verla. Fue en el tanatorio donde se encontró con la que fue su musa y se derrumbó. Marga del Río, además de su pareja, fue coautora de algunos de los temas de Antonio Vega. "Siempre me había dicho de hacer la versión de 'Me quedo contigo'. Pensé que era el momento de hacerla para darle una sorpresa, pero nunca salió del hospital", confesaba Antonio Vega, que recuerda su pérdida como un "dolor horroroso". En 2005, el artista publicó un album dedicado a ella: '3000 noches con Marga'.