Enlaces accesibilidad

El Ministerio del Tiempo

Clara Campoamor y su herencia feminista en 'El Ministerio del Tiempo'

  • El personaje histórico aparece en el capítulo cuatro de la cuarta temporada de la serie
  • La política sigue el consejo de Irene Larra de no volver a España
  • A pesar de ser una mujer olvidada, Clara Campoamor llevó a cabo una lucha por los derechos de la mujer
  • Mira todas las noticias de El Ministerio del Tiempo en Corazón y tendencias

Por
El Ministerio del Tiempo - Irene Larra da las gracias a Clara Campoamor por su lucha

"Gracias por luchar por todas las mujeres". Esta es la frase con la que Irene Larra se despide de Clara Campoamor en el capítulo de El Ministerio del Tiempo que recuerda quién fue y cómo fue su lucha por los derechos de la mujer.

Si hoy en España pueden votar las mujeres es, en parte, gracias a este personaje histórico que en muchas ocasiones ha quedado en el olvido, y al que la serie ha querido dar homenaje con las palabras de esa despedida. Irene Larra podría ser cualquier mujer de este siglo que quisiera agradecerle todo lo que hizo por ellas. 

La funcionaria del Ministerio, interpretada por Cayetana Guillén Cuervo, ha podido conocer en persona a Clara Campoamor, a la que ha dado vida María Morales. En un paseo por el París de 1937, Irene le agradece su lucha en España: "En España le debemos el voto femenino", además de decirle que había leído "El voto femenino y yo: mi pecado mortal", libro que cuenta su lucha personal en el Parlamento. Anteriormente, la escritora publicó "El derecho de la mujer en España". 

Su pecado mortal: el sufragio femenino

Clara Campoamor (1988-1972) es una de las dos primeras mujeres pertenecientes al Congreso de los Diputados junto a Victoria Kent, a la que tenía en contra. Pero antes de llegar a ejercer como política, siendo muy joven tuvo que ayudar a su madre como modista. Más tarde, aprendió mecanografía y taquigrafía, siendo auxiliar en Correos y telégrafos, y secretaria en el periódico La tribuna, además de impartir clases en las escuelas de adultas de Madrid. A los 33 años decidió acabar el bachillerato y estudiar Derecho. Su lucha durante toda su carrera política fue restablecer el sufragio femenino en el país. Ese 19 de noviembre de 1933 ha sido recordado en la serie, y las consecuencias que tuvo para la madrileña.

- Ese día fue un día histórico.

- Y mi final como diputada. Tras lograr que todas las mujeres pudiéramos votar, todo el mundo me dio la espalda. Derechas e izquierdas. Lo más triste fue que Victoria Kent luchara en contra del voto femenino. Una mujer jamás debe hacer eso. 

Exilio y obra de Clara Campoamor

Clara Campoamor abandonó la política, pero no dejó de pelear por los derechos de la mujer. En el exilio, especialmente en París, continuó su lucha durante los años de la Guerra Civil Española. Allí también escribió "La revolución española vista por una republicana". Más tarde también publicó desde Argentina "El pensamiento vivo de Concepción Arenal""Sor Juana Inés de la Cruz" o "Vida y obra de Quevedo". 

Como se muestra en la serie, la escritora tenía pensado volver a España, pero Irene Larra le advierte de lo que pasará

- Tengo que decirte algo y tienes que creerme: no vuelvas a España, Clara. Franco ganará la guerra. 

- Las noticias que me llegan de España dicen lo contrario. 

- La ganará, lo sé. Como sé que el libro que estás escribiendo ahora se llama "La revolución española vista por una republicana". También sé que escribirás una biografía de Concepción Arenal y otra de Sor Juana Inés de la Cruz. Y un consejo. Tampoco que quedes aquí. Los alemanes invadirán París. Creo que el sitio ideal para ti puede ser Buenos Aires. 

Después de una temporada en Buenos Aires, Campoamor intentó volver a España, pero nunca pudo, terminando sus días en el exilio, y olvidada por muchos, pero no por El Ministerio del Tiempo, que con esta aparición en "La memoria del tiempo" ha querido rendirle homenaje y darle las gracias por no dejar de luchar nunca. 

Clara Campoamor en RTVE Digital

En España, se ha producido una TV Movie basada en la historia de Clara Campoamor, además de dedicarle varios documentales y programas de radio, y que puedes ver en RTVE Digital. Hasta los Lunnis le dedicaron una canción a la defensora de los derechos de la mujer. 

Transcripción completa

-Queda aprobado el artículo 34.

-¡Viva la república de las mujeres! -¡Orden, orden!

-Se ha dado una puñalada trapera a la República.

-Es lo más grave que se ha votado hasta ahora.

Favorecerá enormemente a los derechos.

-Ruego a la Cámara que guarde silencio. ¡Orden!

-Era el 1 de octubre de 1931.

Por una diferencia de 40 votos a favor...

...y después de largas jornadas de debate,...

...las Cortes Constituyentes de la II República...

...aprobaron aquel día el artículo 34.

Más tarde, el 36 de la nueva Constitución.

Un artículo que permitiría a las mujeres...

...por primera vez en la historia de España...

...votar en igualdad de condiciones que los hombres.

La tenacidad, la valentía y el saber hacer de una mujer...

...habían conseguido el ansiado objetivo.

Clara Campoamor, la verdadera artífice de aquella victoria,...

...podía sentirse feliz y muy satisfecha.

Sin embargo, se vería obligada a pagar un alto precio.

Antes de abandonar España, Clara escribe un libro.

En él deja constancia de lo sucedido.

-Qué algarabía provocó la votación.

En el hemiciclo y sobre todo en los pasillos...

...estallaba ya sin reparos la nerviosidad...

...más o menos contenida.

Los diputados se increpaban unos a otros.

A causa de esa excitación, me increpaban también a mí.

Quiero confiar no a mí, sino a textos periodísticos,...

...el reflejo del momento.

Sí, el 1 de octubre fue el gran día del histerismo masculino...

...dentro y fuera del Parlamento.

Y es que el voto femenino pesaba como una losa...

...sobre el hígado de muchos españoles.

Llovieron las lamentaciones.

Pobres hombre políticos aferrados a la esperanza...

...de que nada se transformara en el país,...

...a que nada evolucionara.

A que nada ni nadie se despertara espiritualmente...

...y caminara hacia el porvenir.

Para un gobierno que defendía la imparcialidad y la justicia...

...y que por ello había modificado la ley electoral...

...declarando legibles como diputados...

...de las Cortes Constituyentes a las mujeres mayores de 23 años.

Y que había nombrado a una mujer, Victoria Kent,...

...directora general de prisiones, aquella decisión...

...de autorizar el voto femenino debería significar...

...un importante y unánime triunfo.

Sin embargo, no fue así.

Incluso las dos únicas mujeres parlamentarias...

...mostraron posturas totalmente encontradas...

...a la hora de manifestarse sobre el sufragio femenino.

La dos eran universitarias.

Pertenecían al grupo privilegiado que había podido ir...

...a la universidad, que desde 1910 admitía mujeres como alumnas.

A comienzos de este siglo,...

...más del 70% de las mujeres eran analfabetas.

Según las estadísticas, sólo un 10% del alumnado...

...de Estudios Medios pertenecía al sexo femenino.

Y aunque niños y niñas compartían aulas,...

...las actividades diferían bastante de acuerdo con el sexo.

A las niñas se les enseñaba lo elemental.

Así pues, de acuerdo con aquella situación,...

...no resulta extraño al analizar el porcentaje...

...de estudios universitarios...

...encontrarse con el increíble dato de que por 17 000 varones...

...sólo una mujer asistía a la universidad.

Pero, esperanzadoramente, a finales de la década de los 20,...

...el índice de analfabetismo femenino...

...había descendido al 58%.

Y la proporción entre estudiantes/ estudiantas...

...también acortaba diferencias.

Con la llegada de la República,...

...las mujeres empezaron a participar...

...en los partidos políticos y a ocupar cargos...

...sólo desempeñados por hombres.

Clara Campoamor y Victoria Kent constituían ejemplos...

...bien representativos de la nueva situación.

Las dos son miembros del Congreso de los Diputados.

Las dos se convertirán en protagonistas de aquel debate.

En el diario de informaciones se podía leer:

Dos mujeres solamente en la Cámara...

...y ni por casualidad están de acuerdo.

Hoy han hablado las dos.

Y hemos de reconocer que estaba más en su papel...

...la Srta. Campoamor que la Srta. Kent.

Negaba esta a la mujer el derecho al voto y lo pedía aquella.

Porque el caso de la Srta. Kent es especialísimo.

Ella legisla y no quiere que las demás legislen.

Ella vota y no quiere que las demás voten.

Se ha valido del feminismo para elevarse...

...y quiere quitar la escalera.

El argumento que esgrime tiene mucho salero.

La mujer no debe votar porque no es republicana.

Es decir, que sólo los republicanos tienen derecho a votar.

Habrá que hacer la selección entre los hombres.

Porque hay hombres que no son republicanos.

Y los hay hasta sentados en los bancos de la República.

Según la tendencia del periódico...

...el tratamiento de la información difería.

Pero indudablemente, las dos diputadas...

...eran protagonistas del debate.

La desunión entre ambas a la hora de pronunciarse...

...sobre el voto femenino será usada también...

...por algunos medios con la finalidad de ridiculizar...

...y desprestigiar a las mujeres.

Cuando en realidad lo único que había sucedido...

...es que, para una, lo más importante...

...eran los intereses de partido. Mientras que para la otra,...

...el derecho al voto de las mujeres era prioritario.

Señores diputados, lejos yo de censurar...

...ni de atacar las manifestaciones de mi colega, la Srta. Kent,...

...comprendo por el contrario la tortura de su espíritu...

...al haberse visto hoy en trance de negar, como ha negado,...

...la capacidad inicial de la mujer.

Creo que por su pensamiento debió pasar en alguna forma...

...la amarga frase de Anatole France...

...cuando nos hablaba de aquellos socialistas...

...que forzados por la necesidad iban al Parlamento...

...a legislar contra los suyos.

Respecto a la serie de afirmaciones que se han hecho...

...contra el voto de la mujer,...

...he de decir con toda la cordialidad necesaria...

...que no están apoyadas en la realidad.

Tomemos al azar algunas de ellas.

¿Cuándo las mujeres se levantaron para protestar...

...por la guerra de Marruecos?

Primero: ¿Y por qué no los hombres?

Segundo: ¿Quién protestó y se levantó en Zaragoza...

...cuando la guerra de Cuba mas que las mujeres? ¡Las mujeres!

¿Cómo puede decirse que cuando las mujeres...

...luchen por la República...

...se les concederá como premio el derecho a votar,...

...que la mujer no ha luchado y que necesita una época...

...largos años de República para demostrar su capacidad?

¿Y por qué no los hombres?

¿Por qué el hombre al advenimiento de la República...

...ha de tener sus derechos y las mujeres no?

Es que al hablar con elogio de las mujeres obreras...

...y de las mujeres universitarias no se canta su capacidad.

Además, al hablar de las mujeres obreras y universitarias...

...se va a ignorar a todas las que no pertenecen...

...a una clase ni a la otra.

¿No sufren todas las consecuencias de la legislación?

¿No pagan los impuestos para sostener al Estado...

...igual que las otras y que los varones?

¿No refluye sobre ellas toda la consecuencia...

...de la legislación que se elabora aquí para los dos sexos,...

...pero sólo dirigida y matizada por uno?

Clara Campoamor rebatió una a una las razones esgrimidas...

...por Victoria Kent.

La directora de prisiones pensaba que la mujer española...

...no estaba preparada para enfrentarse a la responsabilidad...

...que siempre entraña el voto.

Aunque en el fondo, lo que de verdad le preocupaba...

...era la inconveniencia política de tal decisión.

Ya que en opinión de la mayoría de la Cámara,...

...la mujer votaría influenciada por el confesor.

El señor Guerra del Río, del mismo partido que Clara Campoamor,...

...dijo que ellos no negaban el voto a la mujer...

...y que estaban dispuestos a consignarlo en una ley electoral.

Ley que las Cortes de la República, según el diputado radical,...

...podrían derogar cuando lo considerasen oportuno porque:

-Nosotros lo que tememos es que esas mujeres...

...que no están manejadas precisamente...

...por las organizaciones obreras, sino por los curas.

Esas mujeres entrañan un peligro.

Era opinión generalizada que el voto de las mujeres...

..daría la victoria a las derechas.

A la Srta. Campoamor no le importó luchar por algo...

...considerado políticamente incorrecto...

...y en contra de la opinión de su partido, el Radical,...

...defendió el derecho al voto de las mujeres.

-Yo quiero llamar la atención de la minoría...

...que apoya esta enmienda y que dice:

"Tenemos miedo a la mujer y queremos llevar...

...a un ley electoral la concesión de su voto...

...para quitársela si no nos complace el modo de ejercerlo".

Al decir eso se engaña a la Cámara.

Porque no se podrá nunca despojar del derecho electoral...

...a un ciudadano.

Eso no podrá hacerse jamás.

Defendí con toda mi fuerza y argumenté lo mejor que supe...

...el derecho de las mujeres a manifestarse en las urnas...

...igual que lo iba a hacer la otra mitad de la humanidad.

Por fin llegó la hora decisiva.

Votaron a favor los socialistas con algunas abstenciones,...

...como la de don Indalecio Prieto, que abandonó el salón...

...con algunos diputados afines.

Se lanzó a los pasillos el diputado socialista,...

...señor Cordero, para increpar y acarrear al hemiciclo...

...a no pocos de sus correligionarios abandonistas...

...a los que recordaba sus deberes y disciplina...

...logrando hacer votar a muchos.

También votaron a favor los catalanes, galleguistas,...

...progresistas y derechas.

Con una ausencia de casi un 40% del total de parlamentarios,...

...el resultado fue de 121 votos en contra del sufragio femenino...

...y 161 a favor.

-Clara Campoamor hace una defensa del voto de las mujeres...

...basada en principios y no en consecuencias.

Puede ser que las mujeres voten en una primera elección...

...de una forma que ella no lo haría.

O incluso en una segunda elección.

Con independencia de esto, ella cree...

...que sólo teniendo los derechos políticos se sabe usar la libertad.

Y las mujeres no pueden ser privadas de sus derechos políticos.

Porque además, tenerlos es un derecho natural...

...por ser seres humanos.

Y consigue además para esto el apoyo suficiente en la Cámara.

Convence a quienes estaban poco convencidos.

Pero también tiene esa fuerza de los que ya están convencidos.

Y ella sabe además utilizarla.

-Yo creo que fue una defensa muy valorada...

...desde la perspectiva de hoy.

Era una mujer de fuertes convicciones feministas.

Por encima de los intereses de los partidos políticos...

...de aquella época consideró que el voto de la mujer...

...era un derecho fundamental.

Y yo creo que fue una defensa extraordinaria.

Apasionada y extraordinaria.

-Clara fue la gran defensora...

...de mantener el principio de igualdad...

...en la concesión del voto en el año 31.

Porque lo que se plantea en las Cortes...

...no es tanto si se da el voto a la mujer, sino cómo se da.

Y frente a los grupos que mantienen que hay que limitar...

...el voto a la mujer por razón de estado,...

...por el miedo a que vote contra la República,...

...Clara será la única mujer de las tres diputadas...

...y la única de su grupo que mantiene...

...que por encima de los intereses del Estado...

...está el principio de igualdad.

El 1 de octubre de 1931...

...fue un gran día para las feministas españolas...

...que, aunque no eran muy numerosas en nuestro país,...

...sí formaban importantes grupos de trabajo...

...y supieron apoyar a Clara Campoamor.

Las mujeres al fin podían ejercer su derecho al voto...

...en igualdad de condiciones que los hombres.

La Asociación Nacional de Mujeres Españolas...

...presidida por Benita Asas Manterola...

...ofreció un homenaje de agradecimiento a Clara Campoamor.

Le entregaron una placa en la que estaban grabadas...

...las siguientes fechas:

Día 1 de septiembre, 1931.

Día en el que una mujer, Clara Campoamor,...

...habla por primera vez en las Cortes.

Día 14 de septiembre.

Jornada en que por primera vez, una mujer española,...

...Clara Campoamor, interviene como delegada del gobierno...

...en la sociedad de Naciones en Ginebra.

Día 1 de octubre.

Fecha en que la mujer española obtiene el derecho al voto...

...gracias a la colaboración extraordinaria de Clara Campoamor.

Tenía entonces Clara 43 años.

Era una persona que se había hecho a sí misma,...

...consiguiendo situarse entre las mujeres...

...más destacadas de la España de aquel tiempo.

-Hube de combatir siempre con gran esfuerzo.

Y del dolor de los golpes ganados en la lucha...

...me quedó siempre una serena recompensa.

La de que mi personalidad sencilla nació, creció...

...y logrose sin hipoteca alguna del espíritu o la materia.

Es un confortador orgullo que resarce de infinitas amarguras.

Nació Clara Campoamor en Madrid...

...a finales del invierno de 1888.

Huérfana de padre desde los 13 años,...

...se ve obligada a abandonar sus estudios...

...para colaborar en la economía familiar.

Primero trabaja ayudando a su madre, que es modista.

Y después, en un comercio como dependienta.

A los 21 años, consigue aprobar unas oposiciones...

...para el cuerpo auxiliar de telégrafos.

La destinan a Zaragoza.

Y a los pocos meses, la trasladan a San Sebastián,...

...ciudad que va a ocupar un lugar destacado en su vida.

Clara Campoamor no se conforma con el empleo que tiene.

Lo que desea es hacerse abogada...

...y necesita más dinero para afrontar los estudios.

Vuelve a presentarse a unas oposiciones...

...y obtiene plaza de profesora especial de taquigrafía...

...y mecanografía en las escuelas de adultas en Madrid...

...con un sueldo anual de 1500 pesetas.

Compatibiliza este empleo con las tareas como secretaria...

...de varios periódicos.

Por fin, a los 33 años, inicia sus estudios de Bachillerato...

...obteniendo el título.

Lo que le permite matricularse en Derecho...

...en la Universidad de Oviedo.

Licenciándose en Madrid en 1924.

Tenía 36 años.

Clara Campoamor había cumplido su objetivo.

Y a diferencia de otras mujeres no tan fuertes como ella...

...para enfrentarse a las innumerables trabas...

...que deberían afrontar, solicita su inscripción...

...en el colegio de abogados, ya que quiere ejercer como abogada.

Aprobada su admisión en febrero de 1925,...

...Clara Campoamor comienza a ejercer.

-Clara Campoamor tiene un mérito extraordinario...

...por la forma en que desarrolla su profesión.

Para empezar, estudia en unas circunstancias...

...excepcionales, trabajando a la vez como mecanógrafa.

Y obtiene el título a una edad ya de madurez.

Y empieza a ejercer en Madrid,...

...con un despacho en la plaza de Santa Ana,...

...en unos tiempos en que casi no existía...

...el ejercicio de la profesión de abogada para las mujeres.

Y es la primera mujer que actúa ante el Tribunal Supremo.

Esto le da una relevancia en aquel tiempo impresionante...

...y una fuerza como modelo y pionera de tantos temas.

Cuando ingresó en la Real Sociedad Matritense de Amigos del País,...

...tuvo palabras de agradecimiento para esta entidad...

...por ser una de las primeras sociedades que aceptaron mujeres.

Y en la Academia de Jurisprudencia, en este salón,...

...testigo de muchas de sus intervenciones,...

...pronunció Clara una interesante conferencia.

"La nueva mujer ante el Derecho".

Su actividad fue verdaderamente sorprendente.

Y como se puede observar, el tema de la mujer...

...fue una de sus preocupaciones más importantes.

También sus colaboraciones en prensa...

...se inscriben dentro de una sección denominada...

..."Mujeres de hoy".

Y será una mujer, Mariana Pineda, la protagonista...

...de uno de los primeros mítines electorales de Clara Campoamor.

Participa también en la preparación del congreso...

...de mujeres universitarias y colabora en la fundación...

...de la Liga Española Femenina por la paz.

Clara Campoamor es una de las principales impulsoras...

...del monumento a Concepción Arenal.

Como buena feminista, quiere que quede constancia...

...del paso de las mujeres por la historia.

En un acto conmemorativo del vigésimo aniversario...

...de la muerte de Concepción Arenal,...

...Clara Campoamor dice en su intervención:

-En España, nadie que descuelle en cualquier orden de la vida...

...deja de ser perpetuado en bronce.

Por ello, hace mucho tiempo que me pregunto...

...cómo Concepción Arenal no ha sido homenajeada de esa forma.

Me extraña que en este país y en esta época de logros...

...esencialmente femeninos en que las mujeres...

...alcanzaron señaladas victorias imposibles en otros tiempos,...

...Concepción Arenal, la que laboró más incansablemente...

...por este bienestar espiritual, no hay sido honrada...

...por los españoles como ella mereció.

Claro está que a Concepción Arenal no se le hizo la justicia...

...a que tenía derecho pleno.

Y bien es cierto que muchas de sus máximas cayeron en olvido.

Realmente el mejor homenaje a la preclara gallega...

...debe consistir en seguir su obra.

Y el monumento puede servir de acicate...

...a nuestras compatriotas para la imitación.

Aunque Clara Campoamor no pudo ver el monumento...

...por el que ella tanto trabajó y que fue instalado...

...en el Parque del Oeste de Madrid,...

...sí se inscribió en él la frase que Clara había elegido...

...para recordar a Concepción Arenal.

Clara Campoamor pertenecía al grupo de mujeres...

...intelectuales, liberales y de izquierdas...

...que se abrían camino en las tradicionales entidades...

...del mundo de la cultura.

Desde 1916, es miembro del Ateneo de Madrid.

Cuando unos años después, el dictador,...

...don Miguel Primo de Rivera quiere incluirla...

...en la junta de gobierno de la mencionada institución...

...Clara rechazó la propuesta a pesar de que su negativa...

...implicaba la solicitud de excedencia como funcionaria...

...en el Ministerio de Instrucción Pública.

Clara Campoamor está en total desacuerdo...

...con la dictadura de Primo de Rivera y con la monarquía.

Ella siente y piensa como republicana.

-República, república siempre.

Me parece la forma de gobierno más conforme...

...con la evolución natural de los pueblos.

Objetivamente considero a la república...

...superior a cualquier otro régimen.

Clara Campoamor, convencida republicana,...

...actúa consecuentemente.

Y por ello, no acepta los cargos ofrecidos por el gobierno...

...de la dictadura.

No cabe la sospecha al analizar su comportamiento...

...de que actuase por oportunismo político.

En aquel tiempo, todavía no estaba todo perdido...

...para la dictadura de Primo de Rivera.

Ella aplaudirá la caída del régimen dictatorial...

...y la marcha de Rey, don Alfonso XIII.

Dicen las informaciones aparecidas en la prensa...

...que Clara Campoamor, el 14 de abril de 1931,...

...festejó la llegada de la II República...

...desde el balcón del Círculo Republicano de San Sebastián.

Estaba allí tras defender a los procesados en esta ciudad...

...relacionados con la rebelión de Jaca.

Lo que no se sabe es si en ese momento...

...ya pertenecía a Acción Republicana.

Aunque lo más probable es que sí,...

...porque el mes siguiente figura entre los miembros...

...del consejo nacional de este partido.

Sin embargo, a los pocos días,...

...se presenta a las elecciones en las listas...

...del Partido Radical.

-Clara Campoamor era una persona que se había hecho a sí misma.

Y tenía una gran ambición.

Pero cuando las personas tienen una ambición como la de Clara...

...es muy respetable.

Quería estar en esta cámara a cualquier precio...

...porque tenía una causa que defender. Y la defendió.

-Amelia, ¿existían grandes diferencias...

...entre los partidos Acción Republicana y Radical?

¿Se vio Clara obligada a traicionar un poco sus ideales?

-No. La habilidad de estos grupos era muy grande.

Eran grupos casi diríamos de poder...

...dentro de unas ideas muy afines.

No, no tuvo que hacer ningún tipo de pirueta política.

Era una cosa natural buscar encaje allí donde se lo dieran.

-Luego veremos qué pasa en las elecciones del 33.

De todas formas, se cumple aquello que amenazaba...

...a la izquierda en general, diciendo que el voto femenino...

...haría perder las elecciones.

Pero me gustaría que ahora nos dijeras...

...por qué Clara Campoamor no sale elegida en esas elecciones.

-Clara Campoamor tiene un voto muy fiel, que la sigue votando.

Pero se ha enfrentado a su propio partido.

Ha mantenido en la Cámara posiciones...

...que su partido no ha respaldado.

Se ha conseguido una gran cantidad de enemigos.

No es nada fácil que pudiera salir.

Además, Clara había conseguido que las mujeres votaran.

Pero las mujeres utilizaron ese voto libremente...

...y dentro de su capacidad de ciudadanía.

Y votó cada una de ellas aquello que tenía voluntad de hacer.

Yo no me quejo de lo que algunos llaman...

...la negra ingratitud de la mujer y su insolvencia ética.

En política, la gratitud no tiene papel ni entrada.

Pero sí la tienen la esperanza y la confianza.

La gratitud no me interesa ni la pido. Ni la quiero.

La esperanza, la confianza sí tengo títulos para reclamarlas.

Quedaban muchos horizontes que conquistar a la mujer.

Y yo merecía la confianza de esta para conquistarlos...

...y debí despertar su esperanza para conseguirlos.

No la merecí.

Lo cierto es que en el censo electoral de 1933...

...de 15 millones de electores casi ocho eran mujeres.

En Madrid, por cada 77 hombres deberían votar 100 mujeres.

Se desconocen los datos del absentismo femenino,...

...que debió ser importante.

Muchas mujeres no se enteraron de que les habían concedido...

...el derecho al voto y otras, probablemente,...

...se abstuvieron por evitar problemas familiares.

Clara Campoamor no consiguió el acta de diputada.

Las elecciones las ganaron las derechas.

Las incesantes críticas desde estos ámbitos...

...llevaron a Clara Campoamor a publicar...

...en "El heraldo de Madrid" un análisis detalladísimo...

...de los datos contrastados de las elecciones...

...de 1931 y 1933, atribuyendo el fracaso de la izquierda...

...a la desunión entre republicanos y socialistas.

Y sobre todo, a la unión de los partidos de derechas...

...de cara a los comicios del 33.

También culpaba Clara Campoamor la postura de los republicanos...

...manifestándose enemigos del voto de la mujer...

...y no incluyéndola en sus cuadros de organización...

...y propaganda.

Pero ante los partidos y la prensa de izquierdas,...

...Clara Campoamor y el voto femenino...

...aparecían como responsables del revés electoral.

-Ciertamente me parece injusto que se pudiera analizar...

...la concesión del voto de esa forma.

Y nos da cuenta de en qué niveles tan lamentables...

...de discriminación para la mujer estaba la sociedad española...

...en ese tiempo y la de otros países también.

Era una minusvaloración de la mujer como persona,...

...que ha costado mucho salir de ella...

...y todavía queda un gran camino por recorrer.

-Era, si se quiere, la excusa perfecta para evitar...

...un autoanálisis y una autocrítica...

...de por qué las fuerzas republicanas...

...habían perdido las elecciones.

En esto, las fuerzas republicanas y la izquierda española...

...actuó como el Partido Laborista Inglés,...

...que al perder las elecciones de los años 20...

...también culpó al voto femenino.

¿Por qué? Porque era el elemento nuevo...

...y era una fácil manera de echar fuera de ellos mismos...

...las culpas de una derrota electoral.

-Yo creo que la izquierda, ya en su momento,...

...en el tema del debate al voto se divide.

Divide lo que piensan,...

...los derechos fundamentales que ellos defienden.

Por tanto, el derecho al voto es un derecho fundamental...

...para las mujeres.

Pero por otro lado, veían que tenía el peligro...

...de que la mujer votando pudiera votar a la derecha.

Entonces, pues lógicamente, después de las elecciones del 33,...

...echaron la culpa al voto femenino.

-Esto se dice por pereza.

La única variable nueva...

...que se produjo en esas elecciones...

...fue que las mujeres votaron.

En esas elecciones, quienes tenían esperanzas de continuar...

...no sacaron los resultados que creían por pereza.

Y Clara Campoamor lo demostró en su libro: "Mi pecado mortal".

Prefirieron pensar que había sido el voto femenino...

...quien había producido esto.

Las mujeres votaron por primera vez,...

...cada una con su opción política.

Pero ni entonces ni ahora, el voto de las mujeres...

...sesga ninguna elección.

Votan exactamente igual que los varones,...

...mientras la estadística sea lo que es.

Ganaron las derechas las elecciones de 1933.

Clara Campoamor no consiguió escaño en el Congreso.

Tampoco Victoria Kent.

Pero sí aumentó la presencia femenina en el Parlamento.

En total, fueron cinco las mujeres que obtuvieron escaño en 1933.

Francisca Bohígas pertenecía a la Minoría Agraria.

Era la única diputada vinculada a la derecha.

Las otras cuatro militaban en el socialismo.

María Lejárraga, Matilde de la Torre,...

...Veneranda García Blanco y Margarita Nelken,...

...que repetía como diputada.

Había sido elegida en la segunda vuelta de las elecciones...

...celebradas en octubre de 1931.

Clara Campoamor asumió la derrota y siguió en política.

El gobierno presidido por Lerroux la nombró...

...directora general de beneficencia.

A los pocos días de su regreso de Asturias,...

...donde ayudaba a los niños tras la Revolución del 34,...

...la Campoamor presentó su dimisión...

...y decidió abandonar el Partido Radical...

...por desacuerdo con su política.

Escribió una carta a Alejandro Lerroux...

...en la que le decía entre otras cosas:

-De error en error camina hacia simas de responsabilidad...

...el Partido Radical.

De espaldas a su programa y a la vitalidad de la República.

Con mi actitud yo he procurado advertir el peligro...

...y llamar a la reflexión.

Todo fue inútil.

Yo, señor Lerroux, me adscribí al Partido Radical...

...a base de un programa republicano, liberal,...

...laico y demócrata.

Transformador de todo el atraso legal y social español,...

...por cuya realización se lograse la tan anunciada justicia social.

Y no he cambiado una línea.

No me he desprendido de esos anhelos,...

...de esos ideales que me acompañaron toda mi vida.

Los que no pienso abandonar precisamente en los instantes...

...en que tengo más personalidad para laborar por ellos.

¿A qué secreto designio, propósito o anhelo...

...sacrifica usted tantas cosas, señor Lerroux?

¿No teme usted darse cuenta de su error...

...cuando sea demasiado tarde?

Pocas veces le es dada a un hombre la feliz coyuntura...

...de agitar y predicar libertad y justicia en la juventud...

...y poderla realizar en la vejez.

Usted ha renunciado a lo segundo.

Yo no tengo por qué hablar del juicio de España.

Para esos efectos sólo me importa el mío,...

...que sintetizo en el acto amargo...

...de separarme del partido que usted dirige.

-La carta a Lerrox...

...y el darse de baja en el Partido Radical en el año 35,...

...a raíz de los sucesos del 34 en Asturias,...

...son para mí una actuación congruente...

...con lo que ha sido toda la trayectoria política...

...de Clara Campoamor.

Clara es una defensora de los derechos...

...de las personas por encima de todo.

Y es una persona que no tiene ningún miedo...

...a reconocer si en algo se ha equivocado ella...

...o hacer crítica incluso a su propio partido...

...de sus actuaciones.

Y en esa carta a Lerroux,...

...esa carta está en conexión perfecta...

...con lo que ha sido toda su trayectoria vital.

-Yo creo que en aquellas circunstancias...

...tiene mucho mérito, es una postura valiente,...

...la carta es extraordinaria, alude a la defensa...

...de las convicciones, de la lucha por unos objetivos,...

...por unos ideales.

Y le reprocha a Lorroux el que teniendo la posibilidad...

...de llevar a la práctica esos ideales, no lo haga...

...y ceda ante presiones que a ella le parecen inadmisibles.

Eso da cuenta de un carácter, de una personalidad,...

...de una seguridad y una persona de enorme valía...

...y de una extraordinaria firmeza en sus convicciones.

Admirable en una mujer en ese tiempo.

-Es una carta escrita con gran fuerza.

Clara Campoamor además tenía,...

...en sus intervenciones parlamentarias se ve,...

...un dominio muy bueno de la retórica.

Y ese mismo dominio del lenguaje y de expresar sentimientos...

...como quien está utilizando realmente un cuchillo...

...diciendo lo que quiere decir y no ninguna otra cosa,...

...es lo que logra dar en esa carta.

Es una de las cartas de renuncia más firmes...

...que se han escrito en la tradición parlamentaria.

Clara Campoamor era una mujer valiente, tenaz y muy luchadora.

Piensa que aún puede trabajar por hacer realidad...

...alguno de sus ideales.

A los pocos meses de renunciar a su militancia...

...en el Partido Radical, animada por Casares Quiroga,...

...presidente de Izquierda Republicana,...

...solicita su ingreso en esta formación.

La petición fue denegada por 183 votos.

Sólo 68 votaron a favor.

Y es que sus enemigos políticos eran importantes.

-Yo creo que los principales enemigos fueron los republicanos.

Acción Republicana, el Partido Radical, el suyo,...

...y los radicales socialistas.

Y tuvo un enemigo muy importante, que fue Azaña.

-¿Por qué? ¿Qué pueden reprocharme a mí esos 183 miembros...

...de Izquierda Republicana?

¿Quién soy yo y de dónde vengo...

...para que un partido republicano me rechace?

¿Qué podía esperar de Izquierda Republicana...

...si ni el presidente, señor Casares Quiroga,...

...firmante de mi acta asistió a la sesión?

Liquidé en mi fuero interno el lamentable episodio...

...de Izquierda Republicana...

...apoderándome sin permiso de ese autor de las palabras...

...del Sr. Azaña en su libro "Mi rebelión en Barcelona".

"La injusticia arriba a perfección,...

...cobra hermosura siniestra y alumbra con luz fría...

...el ánimo en que se aposenta y la padece".

-Clara Campoamor era una persona fundamentalmente inteligente.

Como inteligente, crítica.

Y en tanto que crítica y autocrítica,...

...dentro de lo que es el partido político...

...como estructura de poder siempre resulta incómoda.

Porque la persona crítica con su propio partido...

...nunca es...

Digamos lo que más se busca dentro de lo que son...

...las estructuras de poder del partido.

Creo que son las personas más valiosas,...

...las que más pueden aportar.

Pero a su vez, también las que más miedo generan...

...por esa capacidad de autoanálisis.

-El tema del derecho al voto era un tema polémico.

No era un tema pacífico no que hubiera unanimidad,...

...como todos conocemos.

Y ciertamente ese hecho de haber defendido un tema polémico...

...ya la sitúa en una situación de incomodidad.

Además, el tipo de persona valiente, decidida,...

...segura en sus convicciones y que lucha por sus ideales,...

...desde luego muchas veces no es cómodo...

...para los partidos políticos,...

...que prefieren más bien prefieren que haya unas directrices...

...y que se cumplan.

-Es una persona a la cual no se le puede negar...

...que tiene su propio peso.

Desdichadamente, esas cualidades en un mujer...

...todavía siguen gustando poco en los partidos políticos.

-Yo pienso que es una mujer muy competente.

Es una mujer con unas convicciones feministas muy evidentes...

...y creo que eso en cualquier partido político...

...resulta incómodo porque sus convicciones...

...las ponía por encima de los intereses del partido.

Como sucedió con el tema del voto.

Clara Campoamor no volverá nunca a la actividad parlamentaria.

En 1936, al producirse la Guerra Civil,...

...Clara Campoamor decide afrontar el exilio,...

...pero antes escribe "Mi pecado mortal. El voto femenino y yo".

-He querido decir en estas páginas cuanto debía decir...

...en torno al voto femenino y a algunas de sus consecuencias.

Sin dolor, sin melancolía,...

...sobre todo sin resentimiento negativo porque amo la afirmación.

Digo adiós a estos recuerdos gratos e ingratos...

...y siento que cumplí a satisfacción mía mis deberes.

He acusado las injusticias.

No quiero que mi silencio las absuelva.

Y las he puntualizado para darme a mí misma...

...los cimientos de las que hayan de ser...

...mis futuras actuaciones políticas.

Tanto como para que de ellas deduzca enseñanzas la mujer.

Cuánto tiempo ha pasado desde que salió de España.

Después de 17 años en Argentina,...

...Clara Campoamor ha decidido regresar a Lausana,...

...la primera ciudad donde vivió como exiliada.

Ella sigue añorando España.

Y no entiende cómo algunos compatriotas...

...que viven lejos de su tierra no desean regresar.

-Ay, yo que deambulo fuera hace más de 20 años.

No he podido aceptar este criterio que tan sano sería para mí.

Se olvidan pronto las raíces cuando se parte...

...antes de estar completamente formado,...

...pero es imposible esa transposición...

...cuando se emprende el viaje con casi medio siglo.

Por ello, desearía a veces morirme.

Ya que nada me queda por hacer cuando aún quisiera hacer mucho.

Aquí, en Suiza, está más cerca de España.

Clara Campoamor no renuncia a la idea...

...de que tal vez un día pueda regresar.

Mientras, se informa por la prensa de la actualidad de su país.

Lleva una vida apacible.

Sigue dando conferencias y trabajando...

...con agrupaciones de mujeres.

Su fama de feminista comprometida la precede allí donde va.

Clara Campoamor ha dejado constancia...

...a lo largo de toda su vida de sus profundas convicciones.

Parece ser que Clara Campoamor vino de forma clandestina...

...dos o tres veces a España.

Siempre con la ilusión de que algo hubiese cambiado...

...para poder regresar a su país sin tener que ir a la cárcel.

Pues se le acusaba de pertenecer a la masonería.

Existen indicios que apuntan a su posible militancia...

...durante los años 31 al 34 en alguna organización...

...de tipo masónico.

Aunque en aquellos tiempos no era ilegal.

Y Clara no quiere aceptar una acusación injusta,...

...pues ella no ha infringido ningún tipo de ley.

Varias personas relacionadas con el gobierno de entonces...

...intentaron conseguir su regreso.

Entre ellas, la escritora, Concha Espina,...

...a quien Clara le había tramitado el divorcio.

Pero todo resultó inútil.

Y Clara Campoamor, aunque nunca se consiguieron pruebas...

...de su pertenencia a la masonería,...

...nunca pudo regresar del exilio.

-Clara Campoamor tiene abierto un expediente...

...de pertenencia a la masonería en el archivo de Salamanca.

Las cuatro pruebas que se aducen son por orden de antigüedad:

El boletín oficial de la Liga de los Derechos del Hombre,...

...en la que figura como subdirectora y vocal.

Después hay una denuncia del gobernador de Málaga.

En tercer lugar, hay otra denuncia de una señora de Madrid,...

...quien dice que pertenece a la Logia Reivindicación...

...de Madrid, que era una logia femenina...

...que dependía de la masculina con Dorset.

Y en cuarto lugar, el libro de Ferrari Billoch...

..."La masonería al desnudo",...

...en el que se menciona a Clara Campoamor...

...junto a Augusto Barcia, Rodolfo Llopis y Pedro Rico...

...como cuatro masones destacados.

Sin embargo, en el archivo no hay ninguna prueba...

...de que perteneciera a la masonería.

Y consta como que no perteneció a la masonería...

...o no se puede demostrar.

De hecho, no la procesaron ni condenaron...

...a diferencia de Martínez Barrios o Lerroux,...

...que sin estar en España los procesaron y condenaron...

...por pertenecer a la masonería. A Clara Campoamor no pudieron.

Los pocos papeles que hay de la Logia Reivindicación...

...y de la Logia Amor, que era también femenina, no consta.

Pero son papeles muy fragmentarios.

Clara Campoamor intenta integrarse en la vida de la ciudad suiza,...

...aunque sus ritmos no coincidan.

-El temperamento de esta gente es otro.

La mujer aquí, pese a su admisión en muchas profesiones,...

...sólo tiene por ideal la casa y la cocina.

Aunque con una mayor cultura que la de nuestras mujeres,...

...cosa indiscutible, tiene el pensamiento al ralentí.

Y yo me estrello contra esta falta de viveza, de vida,...

...que se acusa en todo.

El lago Leman, las montañas y selvas...

...las cambiaría yo por la cacharrería del Ateneo...

...o por una buena discusión entre nosotras...

...en torno a la mesa de un café.

Asiste a las reuniones de las asociaciones femeninas.

Y también acude a Bruselas para asistir al congreso...

...de la Federación Internacional de Mujeres de Carreras Jurídicas.

Clara Campoamor conocerá allí a María Telo,...

...joven abogada española.

-Cuando yo llegué a Bruselas en el año 1958...

...para asistir al congreso de la Federación Internacional...

...de Mujeres de Carreras Jurídicas,...

...de la cual ella fue fundadora,...

...que yo no lo sabía hasta entonces,...

...para mí fue una gran impresión.

Fue como un shock que sufrí al verla.

Ella era un mujer muy comunicativa y en cuanto nos vimos...

...pues empezamos a hablar, a hablar, a hablar, a hablar,...

...porque de España quería saberlo todo.

Porque ella tenía un gran sufrimiento...

...de no poder estar en España.

Ella quería muchísimo a España.

Y añoraba mucho el no poder estar aquí...

...por nuestra manera también de ser.

Porque en ese momento, ella vivía en Suiza.

Y en Suiza, aquel temperamento a ella no le iba.

María Telo recuerda emocionada su encuentro con Clara,...

...la mujer luchadora a la que ella admiraba...

...desde sus años universitarios en Salamanca.

De ahí su impresión al encontrarse con la que para ella...

...significaba un ejemplo de valentía.

Se escribieron durante dos años.

María nos muestra las cartas en las que Clara,...

...además de interesarse por las mujeres españolas,...

...se desahoga con la amiga...

...haciéndole partícipe de sus desilusiones, pero...

-Luego decía: "Lo importante es que entre ustedes...

...conserven el clima, porque han de llegar tiempos...

...que indefectiblemente tienen que llegar...

...y entonces se podrá hacer".

Y se ve ahí el temperamento de la luchadora.

Primero el desconsuelo por no haber conseguido...

...todo lo que ella quería, no haber podido...

...desarrollar la vida política en un ambiente normal.

Y después, el entusiasmo de la luchadora, de decir:

"Hay que seguir adelante y vale.

Hay que conservar el clima y seguir".

Y seguir, sí.

Clara Campoamor consume su tiempo viajando por Europa...

...y colaborando en el despacho de su amiga, Anotinette Quinche.

La amiga que le hace más llevadera su vida en la ciudad suiza.

Nunca Clara dejará de añorar a su tierra.

En una de las cartas escritas a su amiga Consuelo Verges,...

...Clara le dice:

-Anhelo tanto poder al menos asomarme a mi pasado,...

...a lo que constituye la entraña de mi antiguo ser.

Creo que aun aceptando este género de vida,...

...sería menos desdichada si pudiera de vez en cuando...

...darme una vuelta por ahí.

Resulta curioso observar las pequeñas coincidencias...

...de la vida.

En esta hermosa y plácida ciudad suiza...

...iban a encontrar refugio dos mujeres totalmente distintas.

La Reina de España en el exilio, doña Victoria Eugenia,...

...y doña Clara Campoamor,...

...la más auténtica de las republicanas.

La España de los años 60 no las quería ni a una ni a otra.

Es poco probable que la Reina supiera de la presencia...

...de la republicana que luchó por conseguir...

...el derecho al voto de las mujeres.

Pero seguro que Clara sí sabía que Victoria Eugenia vivía allí.

Y se enteró de su muerte en 1969.

Sólo tres años la sobrevivió Clara Campoamor.

Clara, que llegó al mundo al final del invierno,...

...se fue de él en plena primavera, el 30 de abril de 1972.

En una carta enviada por Antoinette Quinche,...

...amiga de Clara, a Pilar Lois, sobrina de esta,...

...le cuenta que dos días antes de morir víctima del cáncer...

...Clara le dijo:

Quiero ir a morir a España.

Los restos de Clara Campoamor fueron trasladados a San Sebastián.

El cementerio de Polloe fue el lugar elegido...

...para su última morada en España.

Seguro que a Clara le hubiese gustado...

...la elección de esta ciudad en la que vivió...

...años de ilusión política y de trabajo comprometido.

Que fue una de las normas de su existencia.

-Mi ley es la lucha.

Y no me he adentrado ni formado en ella para volverme atrás...

...por zarpazo de más o menos, ni para dolerme...

...de las dificultades que la avaloran y decantan.

En buenas cuentas, no he hecho sino empezar.

Y el campo en que fructificó aquel ideal...

...se ha llenado ya de nuevas semillas.

Clara Campoamor

Televisión

anterior siguiente