Enlaces accesibilidad

Coronavirus y colegios

Diez series infantiles para sobrevivir en casa con los más pequeños

Por
 Pocoyó, Peppa Pig y el resto de series de Clan, disponibles también en inglés
Pocoyó, Peppa Pig y el resto de series de Clan, disponibles también en inglés RTVE.es

Si vives en una de las Comunidades que han cerrado los colegios para evitar el contagio del coronavirus, necesitas todo el tiempo libre que puedas conseguir. Muchas familias están teniendo que reorganizarse, teletrabajando o pidiendo días libres. Y con los más pequeños danzando por casa nos faltan manos para trabajar y hacer recados. ¡Pero no hay que desesperar!

Hemos intentado echar una mano seleccionando las mejores series de Clan disponibles online y gratis, para que puedas entretener a los peques y mantenerlos ocupados en estos momentos de estrés en los que otras cosas requieren de tu atención. Todas están disponibles en la web de A la Carta y en la app de Clan para móviles y tablets, donde también se puede seguir la emisión de la cadena en directo.

Además, todos los títulos están disponibles también en inglés. Peppa Pig, Pocoyó, Los Lunnis o Trolls: te dejamos diez series para que elijas la que mejor se ajusta a la edad y los gustos de tu pequeño. Quién sabe, ¡a lo mejor te enganchas tú también!

Peppa Pig

Peppa es una cerdita encantadora, pequeña y descarada que vive con su hermanito George, Mamá y Papá Pig. A Peppa le encanta jugar, disfrazarse, conocer lugares interesantes y hacer nuevos amigos, pero lo que más le gusta es saltar en los charcos de barro. Con ellos, los más pequeños de la casa conocerán el mundo que les rodea. Recomendada para niños de hasta 5 o 6 años. 

Especialmente recomendado para la infancia
Transcripción completa

(Música)

Yo soy Peppa Pig. (GRUÑE)

Este es mi hermano pequeño George. (GRUÑE)

Esta es Mamá Pig. (GRUÑE)

Y este es Papá Pig. (GRUÑE)

(RÍEN)

"MAQUINALANDIA"

(NARRADOR) "Peppa y George van a visitar Maquinalandia".

¡Pala, pala! A George le gustan las máquinas,

a mí también me gustan mucho.

Pues hoy, los dos, vais a poder conducir

(Trompeta)

"Aquí está el señor Potato".

¡Bienvenidos todos a Maquinalandia,

donde os sentiréis como auténticos constructores!

(RÍEN)

"Y aquí, las palas excavadoras".

¡Peppa y George, adelante, montad! A Mamá y a Papá Pig

les toca pedalear.

(RÍE)

Ahora, tenéis que llenar este cubo tan grande de arena.

(Chirridos)

(RÍE) Qué divertido.

(CANSADO) Sí, mucho.

(RÍEN)

Estupendo, fenomenal. Ahora, giramos el cubo,

le damos un golpecito ¡y... "voilà"!

(A LA VEZ) ¡Viva!

"Peppa y George han hecho un gran castillo de arena".

¡Vamos a montar en otra atracción!

"Es una máquina para construir paredes".

Tienes que apilar los bloques para hacer una pared.

Venga, mami, deprisa. Allá voy, Peppa.

Pedalea más rápido, mami.

(CANSADA) Voy lo más rápido que puedo, hija.

(RÍE)

Falta muy poco.

¡Ya está!

Una pared bien bonita. Uf...

"Aquí llega George con una bola de derribo".

¡Bum!

"Oh, vaya, George ha derribado la pared de Peppa".

¡George! Pero qué travieso eres.

(RÍE)

¡Oh, oh! Construir cosas para, luego, derribarlas.

En eso consiste la diversión en Maquinalandia.

(RÍEN)

"Aquí hay una grúa de garra".

¿Cómo se juega con esta máquina? Esperemos que no vaya a pedales.

Mamá y Papá Pig, a pedalear.

(AMBOS) Oh...

Peppa y George, sacad un bonito premio

con la garra de metal.

"Se pueden ganar muñecos del señor Potato

"Se pueden ganar muñecos del señor Potato

y dinosaurios de juguete".

Dinosaurio...

Entendido, George. Venga, vamos a por un dinosaurio.

Bien, muévelo hacia acá.

No, por ahí no.

Atrás, adelante, abajo...

¡Hemos cogido el dinosaurio!

Jo... Oh.

"El dinosaurio de juguete pesa mucho para esa garra".

(RÍE) ¡Probad otra vez!

Vaya, hemos cogido un muñeco del señor Potato.

"El muñeco del señor Potato tiene el peso justo para la garra".

Qué suerte habéis tenido. Además, os lo podéis quedar.

Pero lo mejor de todo es que habéis ganado...

¡las medallas de constructores!

Podéis conducir cualquier máquina de construcción.

(AMBOS) ¡Viva!

Gracias a todos por visitar Maquinalandia,

el lugar donde puedes ser un constructor de verdad.

Adiós. ¡Hasta otro día!

(RÍE) Me ha gustado mucho Maquinalandia.

Hemos podido manejar... ¡Alto!

"Es el señor Bull". ¿Qué... qué ocurre, señor Bull?

Estamos levantando un muro en mitad de la carretera.

¡Pala, pala! Oiga, señor Bull,

¿nos deja manejar su excavadora? ¡No, no!

Me temo que los niños no pueden llevar estas máquinas.

Pero es que venimos de Maquinalandia y nos han dado estas medallas.

Ah. Entonces, de acuerdo. Subid, vamos.

Atención, yo conduciré y vosotros haréis el trabajo más importante,

apretar los botones. ¡En marcha!

Ahora... ¡apretad el botón! ¿Cuál? ¿Este rojo?

"La pala ha derribado el muro nuevo".

Lo siento, señor Bull.

(RÍE) Tranquila. Construir cosas y, luego, derribarlas.

¡Eso es lo divertido del mundo de la construcción!

"A Peppa y a George les encantan las máquinas.

¡A todos les encantan las máquinas!".

Maquinalandia

Bing

Cuando tienes tres años, la vida es ciertamente dramática. Los niños pequeños sienten intensamente la alegría, la decepción, la rabia y el placer incluso cuando están haciendo las cosas más pequeñas; Bing refleja como en un espejo la experiencia de un niño pequeño y celebra la ruidosa, divertida y desordenada realidad de su existencia. Ideal para niños de preescolar... y para los mayores ue quieran entenderlos. 

Especialmente recomendado para la infancia
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Vamos, Flop. Ya voy, Bing.

¡Coco!

Hola, Bing.

Hola, Charlie. -Je, je.

-Bu, bu, bu, chi.... Hola, Bing.

Hola, Pando. Hola, Pando.

Je, je, je...

Hola, Bing.

¡Sula! ¡Ohhh!

Alguien tiene prisa. Niaooooo. ¡Oh!

¡Bing! ¿Estás bien, Bing?

Sí.

Está bien.

TODOS RIEN.

"Oscuridad".

A la vuelta de la esquina, no lejos de donde estoy,

Bing está a punto de irse a la cama hoy.

Eh, um, um, um... Vamos, lechuga, es hora de ir a la cama.

Chukka, chukka, chukka, chukka,

Chukka, chukka, chukka, chukka...

Hola, lechuga. Um, je, je...

¿Estás listo para ir a la cama? Síiii...

Buenas noches, lechuga. Muy bien.

¿Has ido al baño? Sí.

¿Dientes limpios?

Sí. Ding... Je, je...

¿Pijama puesto?

Si.

¿Manta lista?

Sí. Suaaveee...

¿Y Hoppity listo?

Eeh... ¿Hoppity? Um.. Um... Oh...

Oh... No está ahí, Flop.

Ah... No puede... andar muy lejos.

No lo encuentro, Flop.

Vamos a repasar un poco lo que hemos hecho hoy.

A lo mejor recordamos dónde está.

Errr.. Regamos todas las flores.

Delante.

Y en el jardín de atrás.

Y luego, entré a jugar con los coches.

Ajá...

Pero Hoppity no entró en casa.

Me lo dejé... ¡fuera!

Ah... Bueno, no pasa nada, Bing. Podemos ir a buscarle.

Pero ya ha oscurecido.

Lo sé. Yo iré contigo.

¡Mira quién ha venido a ayudarnos!

¡La luuunaaa!

Pero a Hoppity le asusta mucho la oscuridad.

Bueno, usaremos tu linterna.

Oh, sí. Mi linterna.

Sí. Será una gran aventura.

¡Ya vamos, Hoppity!

Bien, hará un poco de fresco ahí fuera.

Toma.

Hola, botas. Ja, ja...

Vamos a salir fuera, a la oscuridad.

Um, um...

¡Es una aventuraaa!

¿Listo? Sí.

¡Tu linterna!

Gracias, Flop.

¿Vamos?

Ah, errm...

No pasa nada, Bing. Yo estoy a tu lado.

Vale.

Ah...

¡Oh! Todo el mundo se ha ido.

Sí. Se preparan para irse a la cama.

Um, oohh...

¡Ay, oh! -Tranquilo, Bing.

Sólo es un coche con las luces encendidas.

¡Es Arlo!

Sí, ja... Ja, ja, ja...

Hola, Arlo. Arlo...

Arlo no está en la cama, Flop.

No. Les gusta la oscuridad.

Salen a jugar cuando nosotros dormimos.

Adiós, Arlo.

Ah... He encontrado las flores, Flop.

Oh...

Pero Hoppity no está aquí. Um...

¿Dónde está, Flop?

No andará muy lejos, Bing.

¿Miramos en el jardín de atrás?

Sí.

Recuerdo que Hoppity estaba jugando en el arbolito.

Ah... Está teniendo una aventura, como nosotros.

Je, je... Vamos a buscarlo.

Sí. Por aquí, Flop.

¡Oh, qué oscuro!

Todo parece distinto.

Es cierto.

Ah... Oh, ¿qué es eso?

Ja, ja... Es sólo un tejado.

Mira.

Oh, sí... Je, je, sí...

Uh, uh, uh...

Es Pando, Flop. Ja, ja, ja...

¡Hola, Pando! Ah...

Estamos teniendo una aventura. Sí...

Hoppity se ha quedado solo, en la oscuridad...

Uh, uh...

Creo que no puede oírte, Bing.

Buenas noches, Pando.

¡Ooh! Parece ranita.

No la veo.

Flop, ahí está el arbolito. Oh, sí.

Ya voy, Hoppity.

Oh,. Um...

Owh... No está ahí, Flop. Um...

¿Dónde está?

Le encontraremos, Bing.

Aah... Está aquí, en alguna parte.

¿Dónde estás, Hoppity?

¡Está solito!

Se sentirá solo sin mí, Flop.

Oh... tranquilo, Bing.

¡Hoppity!

Tómatelo con calma, Bing. Oh...

Vamos a mirar en el árbol.

Um, vale...

Eso es. Ah...

Oh... Bing, mira... ¡Era ranita!

Snif... Hola, ranita. Snif... Estamos buscando a Hoppity.

Oooh...

¡Hoppity! Ranita ha encontrado a Hoppity, Flop.

Je... Je, je... Sí, ranita lo ha encontrado.

Oh... Hoppity... Ja, ja...

Te estábamos buscando.

Él ha tenido su propia aventura.

Creo que ha ido volando hasta la luna,

para ver al guardián de la luna.

Oh... Eso es un viaje muy largo, Bing. Mira.

Oh... Mira la luna, Hoppity.

¡Oh, qué hermosa es!

Hoppity quiere entrar ya, Flop.

Buena idea.

Vamos. Volvamos dentro. Sí.

Me olvidé a Hoppity en el jardín,

así que Flop y yo tuvimos que ir a buscarle,

porque estaría asustado él solito en la oscuridad.

Y el jardín parece muy distinto en la oscuridad.

Así que salí con mi linterna naranja,

y busqué por tooodas partes,

pero... ¡Hoppity no estaba!

Entonces, Flop me dijo que buscara con calma,

y encontré a Hoppity.

Hoppity se alegró de que le encontrara.

Aunque le gusta mucho contemplar la preciosa luna,

él también estaba listo para irse a la cama.

La oscuridad es algo muy Bing.

¡Oh! ¡Te quiero, Hoppity!

Oscuridad

Simón

Simón es un conejito adorable, lleno de vitalidad. Él está en una época en que los conejos pequeños y de hecho, los niños pequeños también, están empezando a desarrollar sus propias relaciones desafiantes con los padres, se embarcan en la vida escolar y aprenden sobre el mundo en general. La serie está pensada para acompañar a los peques de 0 a 3 años. 

Mya Go

Mya Go le encanta hacer de todo. Mya no sólo adora hacer grandes cosas como volar una cometa o ir de vacaciones, ella se emociona igualmente con las cosas pequeñas, como lavar los platos o ir a la tienda. Mya vive en Everyday City y donde quiera que vaya, o lo que sea que haga, siempre está rodeada de su familia y amigos. También para niños de preescolar, entre 0 y 3 años. 

Especialmente recomendado para la infancia
Transcripción completa

(Sintonía de "Mya Go")

# Mya Go a jugar.

# Mya Go a cantar.

# Mya Go... (TODOS) # ¡Sin parar! #

"Es otro día soleado en el pueblo de Cadadía".

"Papá Go está construyendo una estantería

o, por lo menos, lo intenta".

Ah... Mmm...

Sí o no.

"Ahí llegan Mya Go y sus amigos".

"¿Qué estarán tramando?".

Papá, nos vamos al centro de reciclaje con mamá.

Mya y yo llevamos las hueveras.

Y Sammy, la caja de cereales.

(RÍE)

¿Tienes algo que pueda llevar Tommy?

Mmm, sí, podéis llevaros la caja en la que venía la estantería.

Gracias, Papá Go.

¡Cuántas piezas por el suelo!

Es lo que pasa cuando montas un mueble.

¿Quieres que te ayudemos?

No hace falta, ya puedo yo solo.

¡Au! ¡Oh! ¡Ay! ¡Caramba!

¿Por qué no llamas a Henry Fix y que te eche una mano?

Ah, no, no hace falta, ya casi termino.

Oh...

Bueno, pues nosotros nos vamos.

¿Todos tenéis algo para reciclar?

¡Sí! Ahora sí estamos listos.

Solo faltaba yo.

Cuando volváis, ya tendré la estantería montada.

¡Adiós!

A ver, ¿por dónde iba?

"Este es el centro de reciclaje, lo lleva la familia Tip".

(TODOS) ¡Hola, buenos días!

(Risas)

¡Hola, Freddy, Poppyy y Bertie Tip!

¡Qué bien, nos traéis un montón de cartón!

Sí, ya estoy impaciente por reciclarlo.

¿Qué pasa con todas las cosas que se reciclan?

Las convertimos en cosas nuevas para volver a utilizarlas.

Entonces, ¿vais a convertir estas hueveras en otra cosa?

Sí, exacto.

Ya, pero no son muy grandes.

Y tienen una forma muy rara.

¿Os gustaría ver cómo lo hacemos?

¡Sí! Nos encantaría.

Yo soy el que da el primer paso.

Desde aquí, lo podréis ver.

Aquí dentro hay todo el cartón y los papeles

que la gente ya no necesita.

Dadme todo lo que habéis traído.

(TODOS) ¡Oh!

Cuando el contenedor está completamente lleno,

yo soy la que lo lava todo con agua para sacarle toda la suciedad

y para que quede todo bien mojado y bien blandito.

"¡Cuánta agua!".

"No os acerquéis mucho".

Lo que viene ahora me encanta,

es como mezclar masa de pastel en un bol enorme.

"No había visto nunca una batidora tan grande, os lo aseguro".

Sí, pero este pastel no se come.

¡Adiós, huevera!

Mi tarea es la más importante,

porque convierto el papel reciclado en otra cosa nueva.

En realidad, Bertie Tip, es un trabajo en equipo.

Sí, todas las tareas son igual de importantes.

(SUSURRA) Pero ¡no tanto como la mía!

Muy bien, apartaos.

La máquina está convirtiendo el papel mojado

en otra cosa que podremos volver a utilizar, fijaos.

¡Aquí está!

Ha salido un rollo de papel higiénico reciclado.

¿Todo ese cartón y papel ha servido para hacer papel higiénico?

¡Eso es, pero no solo uno!

¡Más, más!

(RÍE) ¡Más!

¡Caramba!

"Por suerte, se necesitan en todas las casas".

Y recordad también que si algún objeto no lo recicláis,

siempre podréis intentar darle otro uso.

¿Veis estos tirantes?

Los hice con el cinturón del coche viejo.

Y estas botas, con unos neumáticos de bicicleta.

Y estas macetas las hicimos con botellas de plástico.

Venga, chicos, es hora de irnos.

Decid adiós y gracias.

(TODOS) ¡Adiós, adiós, gracias!

(Risas)

"No sabía yo que reciclar pudiera ser tan divertido".

"Ya estamos en casa".

"De vuelta, Mamá Go ha acompañado a Tommy Stop y a Sophie Play

a sus casas, pero ¿y esto?".

¡Papá ha terminado la estantería!

¡Te he ganado! Tú siempre tan rápido.

Ah, hola, hola, ah...

Henry Fix ha venido a tomar un té y a... a jugar a cartas.

(CARRASPEA) Sí, eh... pasaba por aquí.

¡La estantería te ha quedado genial, papá!

¡Cuánto sabes!

Sí, eh...la verdad es que Henry me ha ayudado un poco.

Oh, pues nunca lo habría dicho.

¿Alguien quiere una galleta?

¡Oh! Se han acabado.

Tiraremos la lata en la papelera de reciclaje.

O también podríamos usarla para otra cosa.

"¿Para qué va a usarla Mya?".

"¡Ah!".

Toma, papá, hemos hecho reciclaje en casa.

¡Genial!

Creo que has tenido una gran idea.

Así la próxima vez que pases por aquí a tomar una taza de té,

Henry, te será mucho más fácil encontrar las cosas.

Mya Go aprende a reciclar

El pequeño reino de Ben y Holly

La princesa Holly y el duende Ben viven en un pequeño reino. Holly es una joven aprendiz de hada cuyos hechizos no siempre funcionan como ella quisiera. Su mejor amigo, Ben, no hace magia pero construye cosas increíbles. Una dosis de fantasía para los más peques. 

La varita nueva

Trolls

Trolls: ¡No pierdas el ritmo! te descubre un mundo lleno de aventuras descabelladas protagonizadas por los coloridos Trolls de Dreamworks. Únete a Poppy, Branch y al resto de los habitantes de Villa Troll y ayúdales a celebrar una fiesta interminable en su fantástico hogar del bosque. Gracias al optimismo e irreverencia de estos personajes únicos, y a un montón de música original, esta serie abre un horizonte nuevo repleto de aventuras divertidas donde el baile y la música te sorprenderán a la vuelta de la esquina. Edad recomendada: a partir de 4 años. 

Para todos los públicos
Transcripción completa

"COMPETENCIA DESLEAL"

(Música)

Ya ha empezado.

(Música)

¡Ah!

Oh, os he echado mucho de menos desde la temporada pasada.

Preparaos para morir, diablillos deliciosos.

En otros comunicados,

el parque acuático está cerrado porque hay que desatascarlo.

(GRITAN)

Otra vez.

También tened mucho cuidado,

se han oído gruñidos extraños en el bosque.

Se cree que podría ser un depredador peligroso,

un terremoto o...

(Música tensión)

(RONCA)

Misterio resuelto.

Hasta la próxima y...

Por favor, no os volváis locos cuando diga esto,

pero hay zumo de bayadura de Peque en el mercado.

(GRITAN)

-¡Sí! -¡Sí!

(Música)

Tres, dos...

No hace falta empujar, amigos.

Mamá Peque tiene un montón, hay para todos.

(COREAN) "Peque, Peque, Peque".

(Continúa música)

Gracias, Peque.

-Gracias, Peque. Tu zumo está tan rico...

Es en lo único en lo que Chenille y yo estamos de acuerdo.

-No, es lo único en lo que no estamos en desacuerdo.

Me gusta tanto tu zumo de bayadura, que somos familia.

(Música de boda)

Y yo os declaro trol y zumo. Ya puedes besar a la novia.

(TODOS) ¡Sí!

¡Janis!

(GRITAN)

Ostras, nuestra historia de amor está destinada al fracaso, zumo,

y me parece bien.

Eres una máquina, Peque.

¿No te agotas de exprimir todas esas bayas?

Me encanta hacer algo bueno por los demás,

algo que solo puedo hacer yo.

Damas y caballeros, troles de todas las edades,

Guy Diamante S.A tiene el orgullo de presentaros la sensación deliciosa

que está arrasando entre los troles, ¡purpurinada!

(Música)

-Saludad todos al purpurinada,

el zumo de bayadura que conocéis y os encanta,

con un ingrediente secreto, pero no os lo voy a decir.

(TODOS) ¡Oh!

-¿Zumo y purpurina? Qué chic.

-Quiero no estar de acuerdo, pero no puedo. Confirmo lo de chic.

Peque, no pasa nada. Respira.

Sé que te puedes sentir amenazada porque otro trol ofrezca zumo,

pero el mercado es grande, ¿vale?

Y hay muchos troles que tienen sed. Peque.

Eh, una presentación muy llamativa, Guy,

pero les has dicho que esto está hecho con bayaduras,

porque todo el mundo sabe que yo soy la única trol

con la fuerza suficiente para hacer zumo de bayaduras.

Yo también lo creía, Peque, pero entonces me di cuenta

de que hay más de una forma de sacarle el jugo a una baya.

Observa.

¡Toma chorro!

(Aplausos)

Guy, un segundo.

¿Qué te preocupa, Peque? ¿A mí? Ah, no.

Solo quería decirte cuánto siento lo de tu puesto de zumo,

es una pena que tengas que cerrarlo. ¿Cerrarlo?

Claro, porque te has dado cuenta

de que el zumo de bayadura es algo mío, tonto.

(RÍE MALÉFICAMENTE)

Entiendo...

Peque, no era mi intención quitártelo, yo...

Ah, ah, no hace falta que te disculpes.

Venga, suerte en tu próxima aventura. Adiós.

Ah, no, esto no se ha acabado.

Oye, Peque, me metí en lo de hacer zumo por diversión

y la verdad es que me gusta el rollito popular

y no pienso dejarlo porque tú lo digas.

Ciérralo o lo cerraré yo en tu lugar.

Atrévete.

Es la hora del abrazo. ¡Abrazo!

(Música)

¡Purpurinada abierta al público!

Obsequiad a vuestra lengua con una caída libre

por una tormenta eléctrica de sabor.

-Mm...

O bebed un zumo de bayas por aquí.

Pues pensaba que quería purpurinada,

pero esa señal se ha apoderado totalmente de mí.

(RÍE)

¿También da vueltas? Oh, no juegas limpio, señal.

(Bullicio)

Parad el carro, troles, y echadle un vistazo a esto.

(Música)

No puedo evitar seguir a un tío alto y absurdo

que se mueve sin rumbo. No soy de piedra.

(Bullicio)

Atención, atención,

probad el nuevo zumo de bayas de tamaño gigante.

¡El gran Peque!

Porque no hay nada mejor que beberse un zumo bien refrescante.

Un tercio de vuestro peso corporal en un zumo bien refrescante.

¡Oh!

-¿A eso lo llamas gigante?

Está claro que no has tomado una bebida del cañón de purpurina.

¡Vamos! ¡Guau!

Ya está aquí, vuestro amigo del barrio,

el insecto del zumo de baya. Ahora el zumo viene a vosotros.

(Música)

¿Queréis un poco de purpurinada?

¡El patrocinador del zepelín de purpurinada!

¡Yuju! ¡Oh, sí!

(Bullicio)

¡Zumo de bayas, zumo de bayas!

¡Zumo de bayas!

¡Zumo de bayas! ¡Zumo de bayas!

Culpa mía, es difícil conducirlo.

(Música tensión)

Ya estoy harta, se acabó ser la Peque amable.

Esto es un trabajo para...

(Música suspense)

(RÍE) ¡El profesor sonrisa de felicidad!

Hola, forastero.

¿Le apetece la invención que causa sensación?

En efecto, al fin y al cabo, solo soy un trol ingenuo

al que le impresiona más el estilo que la esencia.

Acepto el cumplido.

De hecho, quiero encargar ocho barriles de purpurinada

para una fiesta que voy a celebrar hoy

en las praderas nebulosas. ¿Las praderas nebulosas?

Tardaría todo el día y tengo muchos clientes.

-¡Hola! Qué pena.

Voy a invitar a 500 criaturas VIP del bosque,

y seguro que serías el centro de atención.

¿El centro de atención?

Disculpad, está cerrado.

Acepto el encargo, forastero. ¡Arre!

(RÍE)

Oh...

Bueno, bueno, supongo que ese tío no valora a sus clientes.

Venga. (SILBA) ¿Quién tiene sed?

Si sabes divertirte, no deberás rendirte.

Aquí seguimos firmes.

No pararás jamás.

Seguimos animados, los troles jamás paramos

y rocanroleamos siempre hasta el final.

¡Ah!

Atención, troles, comunicado de emergencia.

Los gruñidos de los que os hablé no eran del rey Peppy,

eran de gruñibestias.

Oh, no.

Tranquilos, hemos localizado la manada

y están saliendo de aquí en dirección a las praderas nebulosas.

O sea que, por favor, que ningún trol se acerque

a las praderas nebulosas bajo ningún concepto.

¿Las praderas nebulosas?

¡Hola!

¿Ha venido alguien de la fiesta?

Ay, mamá.

(Música)

Ay, mamá. Ay, mamá. Ay, mamá.

¡Guy! ¡Guy Diamante!

Vaya, vaya, vaya, la competencia.

Guy, tienes que irte de aquí.

Se acerca una manada de gruñibestias.

¡Ja! ¿Crees que soy tan tonto?

Una autoridad, un desconocido raro,

me ha informado de que 500 criaturas VIP

van a celebrar una fiesta aquí, en medio de la nada...

Oh, no, eras tú.

Me has mentido sobre los VIP.

Ya no se respeta nada.

Eh, no te habría mentido si tú no me hubieras robado...

Me importa un pelo, Peque, me importa un pelo.

¡No, no vayas, Guy, es peligroso! ¿Y qué?

Prefiero enfrentarme a una manada de gruñibestias

que pasar otro minuto con un traidor como tú, Peque.

¡Ah!

(GRUÑEN)

No, vale, me he equivocado. ¡Ah!

(Música)

(Gruñidos)

Oye, Guy, todo esto es culpa mía, pero seguro que salimos de esta

si hacemos lo que se nos da mejor.

Vender zumo.

(Música)

Qué hambre tengo, pero lo único que tengo para comer

es la carne y la sangre de unas criaturillas.

Vaya, supongo que mi vida es superhorrible.

¡Ya no lo es! ¿Señor Purpurina?

El inigualable.

Vengo a apaciguar el hambre

con el poder efervescente del ¡purpurinada!

¡Guau! Si la palabra "placertástico" existiera,

esto sabría "placertástico".

Y eso no es todo, el purpurinada reduce la muda de piel excesiva

y otros problemas relacionados con comer troles.

Como el daltonismo, el aburrimiento nocturno,

el impulso repentino por el juego y...

(AMBOS) Y el mal aliento crónico.

¡Bebed purpurinada!

¡La mejor alternativa a comer troles!

¡Sí!

¡Ah! ¡Ah!

(Música)

¿Qué te parece?

La verdad es que hacemos muy buen equipo.

Sin duda. De ahora en adelante, quizá deberíamos hacer zumo juntos.

(A LA VEZ) No...

(RÍEN)

Competencia desleal

Ricky Zoom

Fabricado para correr, es una motito de rescate que comparte experiencias con sus leales amigos Loop, Scootio y DJ. Juntos hacen carreras por la pista deportiva, prueban nuevas acrobacias en el parque y se van zoombando de aventuras...

Ricky vive en Wheelford, una ciudad rodante y hecha a la medida de las motos. Con un vecindario muy unido y siempre dispuesto a guiar a Ricky en su empeño por convertirse en una moto de rescate. Ya sea de mamá o papá, del mecánico del barrio o de la moto de policía local, Ricky y su Motopandilla tienen todo el apoyo necesario para aprender a manejarse solos sobre dos ruedas. ¡Para preescolares apasionados del motor!

Especialmente recomendado para la infancia
Transcripción completa

# ¿Quién es esa moto que acelera sin parar?

# Todos saben que le gusta la velocidad.

# Algún día él será como papá y mamá.

# ¿Quién es esa moto que acelera sin parar?

# Ricky Zoom, Ricky Zoom.

# Qué valiente es.

# Siempre en busca de aventuras para pasarlo bien.

# Sus amigos van con él. #

DJ. Loop.

Scootio.

# Si estás en apuros, siempre puede ayudar.

# Ricky Zoom, Ricky Zoom.

# Ricky Zoom, Ricky Zoom.

# Ricky Zoom. #

"SALVAD A MR. SPEEDY"

Eh, mamá, vamos al tobogán.

Buena idea. Rum, rum.

¿Listos? Ya.

Agárrate, Míster Speedy. ¡Yuju!

(ALGUNOS RÍEN)

¿Vas bien, Míster Speedy?

¡Qué guay!

Jo.

¿No podemos quedarnos un poquito más?

Bueno, si tanto insistís, nos quedamos.

(AMBOS) ¡Bien!

En fin, dejaremos la película de Steel Ozzom para otra ocasión.

(AMBOS) ¿La nueva película de Steel Ozzom?

¿Qué pintamos aquí?

Vámonos. ¡Run!

Me han contado que Steel Ozzom salta en paracaídas desde la luna.

Y eso es solo el comienzo.

Es la mejor peli que he visto nunca.

Y eso que todavía no la he visto.

Eh, despacito, chicos. Ya estamos llegando.

Si vamos más despacio,

nos perderemos el gran salto desde la luna, mamá.

Toot, ¿qué pasa?

¿Dónde está Míster Speedy?

¿Dónde lo viste por última vez?

Lo tenía en el parque.

Y, ahora, ya no lo tengo conmigo.

Tengo que volver al parque.

Eh, no tan deprisa, mi pequeña motito.

No puedes volver al parque tú sola.

Sin Míster Speedy no voy a ninguna parte.

Mamá.

No te preocupes, Ricky.

No hay ninguna prisa.

Acompáñale a buscar su juguete.

Juguete no. Es mi amigo.

A buscar a su amigo.

Yo voy sacando las entradas del cine. Nos veremos allí.

Vamos, Toot.

Tenemos que darnos prisa.

¿Dónde lo has dejado?

Lo llevaba encima cuando salimos de la pista.

Lo recuerdo porque me pidió ir a la rampa musical.

Entonces, puede que todavía esté allí.

Es posible, pero... ¡Corriendo!

¿Lo has encontrado?

Espera. Ahora que lo pienso,

me dijo que no le apetecía ir a la rampa musical

porque allí hay mucho ruido.

Míster Speedy tiene los oídos muy sensibles.

¡Oh!

¡Ricky, estás aquí!

¿A que no adivinas qué película de Steel Ozzom vamos a ver?

¿La nueva película de Steel Ozzom?

Pero ¿cómo lo has adivinado?

Ante de ir al cine, queríamos dar una vuelta por el tuercerrayos.

Quiero marearme hasta caer desmayado.

¡Qué guay!

¡Yija!

Nos vemos en el cine.

No me lo quiero perder.

Eh, Toot.

Tengo una idea.

El que tire todas las latas gana un premio.

Está tirado. Más sencillo, imposible.

¿Por qué no lo intentamos?

Podemos ganar un premio igualito que Míster Speedy.

Run, run.

Déjamelo a mí, Toot.

¡Run, run!

¡Bien!

Prefiero seguir haciendo repartos.

Toma tu premio. Yo lo dejo.

Me voy a ver la nueva peli de Steel Ozzom.

Ese no es Míster Speedy.

Es un monster trake.

No.

Es Miss Caddley Wills.

Oh, mira qué suave es Miss Caddley Wills.

Y tiene cuidado de no pincharte con los salientes.

Monster Trake quiere aplastar cosas.

¿Lo ves? Qué mono.

Míster Speedy no sabe hablar.

Solo chilla.

Nos vemos en el cine, Ricky.

Lo siento por ti, Toot,

pero me temo que has perdido tu juguete.

Ahora, tenemos que salir corriendo al cine.

Entonces, Míster Speedy ¿adiós?

¿Qué opinas de esto, Miss Caddley Wills?

¿Debemos seguir buscando a Míster Speedy hasta que lo encontremos?

Creo que tiene razón, Miss Caddley Wills.

Hay que rescatarlo. ¡Vamos a rescatarlo ya!

Monster Trake quiere destruir.

Por mí, puedes dejarlo aquí.

No podemos ir a ver la película.

Pero está a punto de empezar.

Ya lo sé.

Pero hay que hacer un rescate. Toot ha pedido a Míster Speedy.

(LOS TRES) ¿Eh? ¡Mmm!

No te preocupes, Tooth, lo encontraremos.

Zoomcam fuera.

Loopropulsores activados.

¿Míster Speedy?

Run, run, run.

Venga, apártate, Toot.

Que lo tengo todo bajo control.

No está aquí.

¡Fantástico!

¡Lo veo, lo veo!

Míster Speedy.

Ya sé dónde está.

¡Zumbando!

Brum, brum.

(Música muy alta)

Era aquí.

Estaba encima del árbol. ¡Oh! Mirad.

¡Míster Speedy!

¡Para!

¡Run, run!

¡No!

Míster Speedy tiene miedo a las alturas.

El pobrecito es muy sensible.

¡Brum, brum!

¡Oh, no, Míster Speedy!

¡Oh, no!

Deprisa, vamos corriendo.

Tiene que estar por algún lugar.

¡Guau!

Es como si intentara escapar de nosotros.

Míster Speedy jamás haría algo así.

No lo perdáis de vista.

¡Míster Speedy!

¿Adónde se ha ido?

Lo hemos perdido.

Míster Speedy, ¿está por ahí?

No puede responderte. Tan solo chilla.

¡Oh!

Tan solo chilla.

Usaré mi detector de sonidos.

El puente.

Por aquí.

Oh, cielos.

Oh. ¿Dónde se habrán metido?

La película va a empezar.

¡Oh, vaya, Ricky!

Chicos, id a ver la película.

Yo ya la veré otro día.

Vamos, Toot.

Hay que bajar a Míster Speedy de ahí.

¡Bien!

Los amigos no abandonan a una moto.

Ni a su hermana.

Ya que hemos llegado hasta aquí, vamos a terminarlo juntos.

¡Ricky al rescate!

Control de velocidad.

¡Arriba alerón!

Viera activada.

¡Dispositivos en acción!

Gancho de remolque fuera.

¡Oh, Míster Speedy!

No te me vuelvas a escapar otra vez.

¡Bien hecho, Ricky!

Nos perdemos la peli,

pero hemos recuperado a Míster Speedy. Se lo diré a mamá.

Creo que deberíamos entrar al cine. Pero...

nos hemos perdido el principio.

Menos mal que han decidido retrasar el comienzo unos minutos.

Gracias, hermanito del alma.

Salvar a Mister Speedy

Pocoyo

Pocoyo es un niño pequeño. Es un niño como los demás, que casi siempre se está riendo, algunas veces llora y al que le encanta jugar y pasárselo bien. Es juguetón, espontáneo, intrépido ¡y muy curioso! En la vida de Pocoyo todo es nuevo y emocionante y, sobre todo, divertido. Está llena de oportunidades para jugar y aprender.

La serie más innovadora y famosa de Clan nos mete de lleno en un mundo creado por él y para él. Un espacio de posibilidades infinitas donde su lógica, libre de prejuicios, nos sumerge en una experiencia estimulante, llena de sorpresas, de la que también forman parte las opuestas personalidades de sus excéntricos colegas y un narrador que les guía si hace falta.

Con ellos viajaremos a lugares imposibles, les veremos enfrentarse a emociones desconocidas y descubriremos que la auténtica aventura es interior y siempre te enseña algo. Una forma de aprender como cualquier otra, perfecta para niños de 0 a 3 años. 

Inténtalo

Lunnis

Los Lunnis, junto a la cantante Lucrecia, nos descubren historias y leyendas de nuestra tradición más popular. Personajes como Cervantes, Aníbal, Sant Jordi o el Olentzero saldrán del libro mágico de Lucrecia en forma de historia animada y con una pieza musical que completará el desarrollo de cada cuento.

Especialmente recomendado para la infancia Lunnis de leyenda - La cueva de Altamira - Ver ahora
Transcripción completa

# La cueva de Altamira probó que el arte rupestre era real.

# El hombre que allí vivía también era artista

# y tenía sensibilidad.

(Narrador) Hoy, "La cueva de Altamira".

(JADEANDO) ¡Chicos, chicos!

¿A que no sabéis lo que hemos encontrado?

Pues no sé... ¡Una tienda de chuches!

No, mucho mejor. ¡Una cueva secreta!

Sí, es verdad, está escondida en medio del bosque.

Ay, ay, ay, pero eso es muy peligroso.

¿No habréis entrado, verdad?

Bueno..., solo un poquito.

Ay, Dios mío.

Os podíais haber encontrado con un lobo o un oso.

¡O un dragón!

Qué va, mucho mejor.

¡Hemos encontrado pinturas rupestres!

¿El qué?

Ay, Lublu.

¿Es que no has aprendido nada en el cole?

Pinturas "ruprestes". -Rupestres.

Eso, eso.

Pinturas ru-pes-tres.

Son las pinturas que hacían en las paredes de las cuevas

la gente que vivía allí hace muchísimos años.

(ENTUSIASMADA) Pero eso es que es un gran descubrimiento.

¡Claro que sí, y lo he hecho yo!

(CARRASPEA)

Bueno, bueno, los dos.

Pero yo he sido el primero en entrar.

Vais a ver, nos vamos a hacer famosos.

Lupita, vamos, corre, tenemos que ir a avisar a la tele.

¿Y no sería mejor que analizaran a ver si son de verdad?

Cómo no van a serlo,

son igualitas a las que vienen en nuestro libro del cole.

Ya, pero quizás no son tan antiguas como ustedes piensan.

Mirad, hoy os traigo una historia que habla sobre esto mismo.

(Música)

(NARRADOR) Corría el s. XIX cuando un cazador

de la localidad cántabra de Santillana del Mar

perseguía a una presa junto a su perro.

Hasta que este desapareció tras unos matorrales.

El cazador asustado

corrió a rescatar a su fiel amigo.

Así fue como por casualidad descubrió una gran cueva oculta

tras las zarzas.

Aquella tarde regresó al pueblo con la noticia de su descubrimiento.

La historia llegó a oídos de Marcelino Sanz de Sautuola,

un aficionado de la arqueología

que no dudó en organizar una expedición.

Al día siguiente llegó a la cueva junto a su hija María.

Al entrar descubrieron que la cueva estaba llena

de fósiles de habitantes del Paleolítico,

época de la prehistoria

en la que los hombres vivían en aquella cueva.

Marcelino comenzó a buscar todos los restos que pudo,

mientras su hija exploraba el interior de la cueva.

Cuando Marcelino se quiso dar cuenta María había desaparecido.

Corrió asustado en su búsqueda hasta que la encontró,

en una gran galería interior.

La pequeña miraba asombrada al techo, lleno de dibujos de animales.

Marcelino no podía creer lo que veía.

Al momento se dio cuenta de que era un descubrimiento importantísimo,

así que no lo dudó

y esa misma noche escribió a la mayor eminencia de ese campo:

el francés Émile Cartailhac.

Cuando este llegó a la cueva de Altamira

se quedó asombrado,

pero se dio cuenta de que aquellas pinturas

no podían ser reales.

El hombre del paleolítico era un ser bruto,

incapaz de hacer algo así.

Aunque Marcelino trató de defender su autenticidad,

Cartaihac no estaba dispuesto a creerle.

Y al poco se publicó un artículo en el que el experto

destapaba el fraude de la cueva.

Marcelino se puso muy triste,

pero en vez de tirar la toalla, se pasó el resto de su vida

tratando e convencer a todo el mundo de que la cueva era verdadera.

En cambio, no consiguió que nadie le creyese.

Muchos años después encontraron una cueva en el sur de Francia

similar a la de Altamira.

Cartaihac entonces se dio cuenta del error que había cometido

asegurando que eran falsas las pinturas de Altamira.

Así que escribió un artículo

en el que pedía perdón por el error cometido,

otorgando el logro del descubrimiento a Marcelino y a su hija María.

Pero sobre todo acabó aceptando que el hombre del Paleolítico

no solo no era un simple hombre embrutecido,

sino que además era todo un artista.

¿Ves, Lucre? Esta vez nos tienes que dar la razón a nosotros.

Anda, ¿y por qué?

Pues porque al final se demostró que las pinturas eran de verdad.

Como las nuestras.

Sí, claro, yo mismo las encontré.

Las pinturas, sí.

Seguro que les ponen mi nombre. (RÍE)

Pero, Lucho. ¿Qué es todo esto?

Ah, nada la tele.

Quieren hacer un especial informativo

sobre cómo yo solito encontré

las más importantes pinturas "ruprestres" del mundo.

Se dice "rupestres", y no fuiste tú solito.

En realidad fui yo la que encontró la entrada de la cueva, sí.

Ya, pero yo fui primero en entrar.

Ya, y yo la primera que vio las pinturas.

¡Nada de eso!

Tú no querías entrar, te daba miedo, confiésalo.

(HABLA A LA VEZ TODO EL RATO) Sin mi valor

nunca hubiéramos encontrado las más importantes pinturas

desde las cuevas de Altamira.

¿Qué les pasa a esos dos?

Que no se ponen de acuerdo

en quien ha sido el primero en descubrir

las pinturas en una cueva.

¿La cueva que está junto al río? (ASIENTE)

¡Jopetas! Quería que fuera una sorpresa.

Luli, ¿a qué sorpresa te refieres?

Aaah..., es que...

Estoy decorando una cueva toooda llena con dibujos nuestros.

Me está quedando superchuli.

(LOS DOS RÍEN)

¡Chicos! Creo que hemos descubierto a la verdadera artista.

Oh, no le hagas ni caso, es muy pequeña.

Sí, las pinturas son superantiguas.

Lulila nunca podría hacer algo así.

Sí, sí, además, pero...

¡Pero si aun no habéis grabado las pinturas!

¡Eh! que tenéis que ver cómo me ponen el nombre.

¡Oye!

(LOS TRES RÍEN)

Ay, ay, ay.

-Te va a encantar, he conseguido hacer mi obra maestra.

-Qué nervios, qué nervios.

¿Y es tan bonita como te encargué?

-Que sí.

Te prometí pintar las paredes de la madriguera

con lo más bonito del mundo.

-(CANTURREA) -Mira, mira.

-¿Eh? ¿Eh?

Pero, pero si has dibujado un montón de zanahorias.

-¿Y a que es lo más bonito que has visto en tu vida?

Míralas, si hasta dan ganas de comérselas.

-De comértelas, de comértelas.

De verdad, ¡me crispas las orejas!

(Música)

# En el s. XIX un cazador en Cantabria

# por azar una cueva descubrió.

# Un arqueólogo escuchó aquella noticia

# y sin calma organizó una expedición.

# Marcelino con su hija se acercó hasta la entrada

# donde había fósiles prehistóricos.

# Y en el interior una gran galería decorada

# con dibujos de color.

# Y escribió a la mayor eminencia en ese campo

# para que analizara las pinturas que encontró.

# La cueva de Altamira probó que el arte rupestre era real.

# Que el hombre que allí vivía también era artista

# y tenía sensibilidad.

# Cuando el francés Émile vio la cueva tuvo dudas.

# Pensó en un hombre paleolítico incapaz.

# Y aunque Marcelino siempre tuvo fe en las pinturas,

# Émile dictó su falsedad.

# Años después al sur de Francia encontraron otra cueva

# y el experto se dio cuenta de su error.

# Publicó un artículo sobre Altamira y su evidencia.

#Y también pidió perdón.

# El logro del descubrimiento fue reconocido

# y el troglodita fue el primer ejemplo de pintor.

# La cueva de Altamira probó que el arte rupestre era real.

# Que el hombre que allí vivía también era artista

# y tenía sensibilidad.

(Música)

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Lunnis de leyenda - La cueva de Altamira

División O

Los agentes Olivia y Otto, tienen 12 y 10 años respectivamente y trabajan para la División O, una organización gubernamental dirigida por niños que investigan lo extraño e insólito y arreglan lo que está mal en su ciudad utilizando sus habilidades en el campo de las matemáticas y el razonamiento. A partir de 4 años, capaz de entretener y divertir a los niños más mayores. 

Para todos los públicos
Transcripción completa

"Soy la agente Olympia".

"Este es mi compañero, el agente Otis".

"Esta es mi comida después de comérmela,

pero volvamos a Otis y a mí".

"Trabajamos para una organización dirigida por niños

que investiga lo extraño, lo raro

y, sobre todo, lo insólito".

"Nuestro trabajo es arreglar las cosas".

¡Deprisa, Olympia! ¡Ya voy, señorita O!

(Música animada)

(GRITA) ¡Ah!

"¿Que para quién trabajamos?".

"Para la División Odd".

"LA UNIVERSIDAD FORMAS"

¡Oh! Gracias por venir, División Odd. ¿Cuál es el problema, señor?

Pues que cada vez que tengo una idea brillante...

pasa esto. Ay.

¿Por qué son de tamaños distintos?

Es que algunas son grandes ideas, como esta,

de cuándo rediseñé el aparcamiento para que cupiesen más coches.

Y esta de cuando decidí llamaros a vosotros.

Me la imaginaba más grande. O, por lo menos, más brillante.

Tenéis que ayudarme, agentes, así no hay quien trabaje.

¿A qué se dedican aquí, exactamente? A hacer bombillas.

Concretamente, queremos averiguar cómo hacerlas a menor coste

y con mayor rapidez.

Un momento. ¡Oh!

Tengo una idea tremenda.

¡Bien!

Ya. Esa no va a caber en ningún lado, no.

¡Oh!

División Odd, gracias por venir a la Universidad Formas.

¿Cuál es el problema, profesora Triángulo?

Que una mofe-loma anda suelta.

(AMBOS) ¡Ah! Mitad mofeta mitad paloma.

Todo un fastidio.

¡Uh!

¿Cuál es el problema, profesora Triángulo?

Ah... Eh, eh, eh, eh, eh.

¿Quiénes sois?

¡Oh, caray! Yo soy Omaha y esta es Olena.

Somos de la División Odd, ¿y vosotros?

Yo soy Olympia y este es Otis

y somos de la División Odd, distrito 13579, ¿y vosotros?

Del 13577. -Ya sé lo que pasa aquí.

La Universidad Formas está justo en la frontera.

Esta es la línea que divide las dos ciudades.

¿Lo veis? Sigue por ahí.

(TODOS) ¡Oh!

Entonces, al pedirle ayuda a la División,

habrán enviado el caso a los dos equipos

porque está en las dos ciudades.

O mejor llamamos a las jefas. -Coincido.

Seguro que lo resuelven de forma calmada y razonable.

¡Ni de broma vais a dejar el caso!

Pero señorita O. Señorita O, de verdad...

¡Quiero que se queden!

Son dos... -Pero es que estos dos...

Esa otra señorita O, Olivia. Esa otra señorita O, Oprah.

Siempre está diciendo que su División es...

Es mejor que mi División.

Vamos a... Como una... competición. Todo eso como...

Que gane la mejor División.

Pues no ha servido de nada.

Mirad, me da igual quién lo resuelva mientras que se resuelva.

Profesora Triángulo, cuéntenos lo que sabe.

Ha empezado antes, cuando estaba dando clases aquí,

en la sala cuadrado rojo.

Era una clase avanzada de formas.

Esto es una forma.

Esto es otra forma.

Forma.

Forma.

Esto es la forma de Dinamarca.

"De repente he oído un ruido,

he creído que era una mariposa y me he emocionado".

Es que me encantan las mariposas.

Pero no era una mariposa,

era una criatura con líneas en paralelo en el estómago.

¿Para qué? Paralelas.

Son dos líneas rectas que están juntas y nunca se cruzan.

Son así.

(TODOS) ¡Ah! -¡Ah!

En fin, sigamos.

Vale. Sí, mejor.

Total, que la criatura entra volando.

(GRITA) ¡Oh!

No, no, de eso nada.

"Abrió la boca y llenó la sala de un hedor insoportable".

¿Y dónde está la criatura ahora? -Quién sabe.

Ha atacado en otras cuantas clases.

Menos mal que los alumnos no están o sería un desastre.

¡Caray! La buena noticia es que la mofe-loma

siempre sigue una pauta. Algo que se repite.

Como esta pauta de sonido.

# Pi, pu, pi, pu, pi, pu, pi, pu. #

Os aseguro que la mofe-loma

hace un ruido mucho más terrorífico que ese.

Tranquila, profesora Triángulo. Si averiguamos dónde está,

podremos predecir a dónde se dirige y la cazaremos.

O la cazamos nosotros. O la cazamos nosotros.

¡O la cazamos nosotros! -¿Puede cazarla alguien, por favor?

¡Espera, espera, espera!

A lo mejor deberíamos empezar por los números de las salas.

Aquí, en la Uni Formas, no usan números,

sino formas de colores.

Mira, esta sala tiene un cuadrado rojo.

Pues vamos a ver las salas donde ha atacado la mofe-loma.

Empecemos por esta, un cuadrado rojo.

Y después de atacar a la profesora Triángulo

ha ido a la clase de la señora Pocket,

un cuadrado verde.

Y luego a la del señor Carey, un rectángulo rojo.

Dos cuadrados y un rectángulo. No veo la pauta.

Un momento, mira los colores de las puertas.

Rojo, luego verde y rojo otra vez.

A lo mejor es una pauta de colores. Rojo, verde, rojo.

Ahora toca verde. Y solo queda una puerta verde.

(Teléfono)

Olympia haciendo sonidos y tonos para formar palabras.

Venga, cuéntame. ¡Oh! Hola.

Creemos que la mofe-loma sigue una pauta de colores.

Así que lo habéis resuelto. La victoria es mía.

No, en realidad no lo hemos resuelto.

Pero lo resolveréis. Tengo que colgar.

Gracias por esperar, Olivia. Estaba hablando con mis agentes

que van a cazar a la criatura paralela.

Por favor, si no sabes ni lo que son las líneas paralelas.

Las paralelas son dos líneas rectas que están juntas y nunca se cruzan.

"Era una prueba".

Has aprobado, pero nosotros ganaremos la competición.

Una propuesta.

Si perdéis, tendrás que llevar una camiseta con mi cara.

Bueno, pero si perdéis vosotros, tú llevarás una camiseta con mi cara.

¡Eh! Que ha sido idea mía.

Ya lo sé, pero te la he robado. (GRUÑE)

Vamos a cazar mofe-lomas.

(Ruidos)

¿Has oído eso, Oly? ¿Qué? ¡Rápido!

(AMBOS) ¡Uh!

La mofe-loma ha estado aquí.

Pero tenía que atacar en una puerta verde,

no en una morada. Nuestra pauta de colores estaba mal.

A ver otra vez los datos. Sí, pero mejor en otro lado.

Aquí huele a basura húmeda metida en una bota vieja.

¿De qué talla es la bota? ¿En serio?

La 39. Vamos.

Deberíamos mirar los datos.

¡Caray! La mofe-loma hace lo que quiere.

¿Y si no hay pauta? ¿Y si la vida es una ilusión?

¿Y si vivimos en el siglo XVIII? -Contrólate, Omaha.

Tranquilo, que sí hay pauta. Mira las puertas.

Cuadrado y otro cuadrado, un rectángulo, ahora un rombo.

Quiero decir que es una pauta de formas, de verdad que...

Pero no puedes porque son formas distintas.

Sí, son todo formas con cuatro lados.

(AMBOS) Uno, dos, tres, cuatro lados.

(Teléfono)

Aquí Olena. -¿Lo habéis resuelto ya?

Señorita, creo que se dirige a otra puerta con cuatro lados.

Vais a hacer un buen mate. -Un mate no sé yo,

pero creo que el aro sí lo tocaremos. -Tenéis que resolverlo.

Hay que encontrar la puerta más cercana

con una forma de cuatro lados. -Esta.

No sé qué forma es, pero cuatro lados sí que tiene.

A ver, ¿a qué estáis esperando? ¡Largo!

Gracias por esperar, Oprah.

¿Quieres que esta competición se ponga interesante?

Al grano, Olivia.

Si tus agentes pierden, te empaparás en zumo.

No suena tan mal.

Zumo de pepinillo. (GRUÑE) ¡Bien!

Pero si pierden tus agentes, te empapas tú de zumo de pepinillo.

¿Me acabas de robar la idea de robar ideas?

Ya te digo.

(GRUÑEN)

Prepárate, compañero, que aquí viene.

¡Caray!

¿Eh? -¿Por qué no se ha parado?

¡Venga! -¡Uf! ¿Hay que volver a correr?

(AMBOS) ¡Uh!

Huele a comida mohosa que hay en una nevera vieja.

¿Qué clase de nevera? -¿En serio?

De acero inoxidable con un congelador pequeñito.

Pero ¿por qué no se ha parado en esta puerta?

Nos hemos equivocado con las formas.

Y nosotros con los colores.

A lo mejor no hay una pauta. Vaya, vaya, vaya.

Parece que por fin trabajáis en equipo.

¿Cómo es la expresión? Trabajar en equipo.

¿En serio? Pensaba que se llamaba "amiguear"

o "equipear" o "juntear" o algo por el estilo.

Ah... Profesora Triángulo, tenemos malas noticias.

No conseguimos descubrir qué pauta sigue la criatura.

¡Ah! ¡Uh!

Bueno, entonces me voy a llorar a la sala de profesores.

Y como se han ido todos los profesores,

imagino que ahora la sala es mía.

Tú ganas por esta vez, plaga paralela plasta.

Paralela.

Las líneas paralelas son dos líneas que están juntas y nunca se cruzan.

¿Y qué?

Al principio ha atacado dos cuadrados

y los cuadrados están hechos

de dos conjuntos de líneas paralelas.

(OLENA) Es verdad, aquí y aquí. Y luego ha atacado un rectángulo,

que también son líneas paralelas aquí y aquí.

(OMAHA) Luego un rombo, que también tiene líneas paralelas aquí y aquí.

O sea, ¿que no ha atacado la puerta amarilla esa rara

porque no está hecha con líneas paralelas?

Exacto. Si extiendes las líneas, se cruzan.

Así que solo ataca sitios con líneas paralelas.

Hay un problema, solo queda una puerta con las líneas paralelas.

(TODOS) ¡La sala de profesores!

Ah... Sí. Hola. Llamo por un trabajo anunciado en el periódico.

Sí, dice que buscan a alguien

que ponga los anuncios en el periódico.

¿Que ya lo han contratado?

¡Ah! Ahí está. Líneas paralelas.

(TODOS) ¡Profesor Triángulo, la mofe-loma viene hacia aquí!

¡Ah! Omaha, haz que vaya a la ventana.

Otis, la puerta.

¡Ay! Quitaos del medio. Olympia, Olena, va hacia vosotras.

¡Ay!

Ya está.

¡Bien! ¡Viva nosotros!

He ayudado, ¿no?

(AMBAS) Entonces, ¿quién ha ganado?

(AMBOS) Hemos ganado todos.

Juntos. En equipo.

Como ninguna División ha ganado a la otra...

Ninguna tiene que cumplir el trato.

El caso es que he estudiado las leyes de la competición amistosa

y los tratos no funcionan así.

No hay de qué.

(GRUÑE)

(GRUÑE)

(GRUÑEN)

¡Caray!

¿Qué? ¿Listos? Vamos allá.

(AMBOS) Dadle.

(TODOS) ¡Uh!

(RÍE) Se las ve muy enfadadas.

¡Vámonos, hay que irse! ¡Vamos, vamos!

La universidad formas

Puedes ver mucha más información útil para padres en la web de Clan. 

Televisión

anterior siguiente