Enlaces accesibilidad

España Directo

La Ruta de las Camelias

  • Gracias a las características tanto climáticas como geológica que posee Galicia, se puede cultivar esta flor sin dificultades
  • En España Directo nos hemos propuesto contarte los mejores secretos de la Ruta de las Camelias

Por
España Directo - La Ruta de las Camelias

Las camelias llegaron a Galicia desde países tan lejanos como China y Japón, durante el siglo XVIII. Fue gracias a las rutas de navegación que conectaban Galicia con estos países, dónde las plantas eran consideradas como joyas. Principalmente se identificaron como un símbolo de lujo, poder y riqueza, plantándose exclusivamente en los jardines de los pazos y casas señoriales de la nobleza gallega y de toda Europa. Sin embargo, con el paso del tiempo llegaron a la los jardines y fincas, tanto públicos como privados de toda Galicia. Hoy día, el territorio gallego es un referente internacional en el cultivo y producción de esta planta. Actualmente, la comunidad atesora casi 8.000 variedades diferentes.

Durante el recorrido de la costa oeste de Galicia, se puede encontrar de norte a sur todo un paraíso en flor, siendo la camelia la protagonista absoluta. El clima húmedo con suaves temperaturas, sumado a suelos fértiles y ácidos, transforman este recorrido en jardines botánicos al aire libre.

Casi cualquier época del año es buena para realizar la ruta, ya que las camelias tienen la capacidad de florecer en distintas estaciones del año. Aunque la época de floración oficial de esta flor es el invierno, durante la primavera y el otoño podemos encontrar los camelios en flor.

Realizando la Ruta de las Camelias de norte a sur, se pueden visitar hasta 12 pazos y jardines tanto públicos como privados, en los que disfrutar de estas joyas del lejano oriente. La mayoría se encuentran a una distancia que no supera los 25 kilómetros, lo que facilita realizar la ruta en un solo día. Desde España Directo nos hemos propuesto contarte los mejores secretos de la Ruta de las Camelias

Pazo de Mariñán

Situado en la provincia de A Coruña, se encuentra en la localidad de Bergondo. Una inscripción en una lápida de mármol que reza “La nada, aquí”, incita a la reflexión y al misterio. La lápida está ubicada en un embarcadero, al que para llegar hay que cruzar un laberinto de bojs. Durante el camino, encontraremos diferentes podas en forma de estrellas, círculos, flores, escudos, tejos y madroños, donde las camelias japónicas son las protagonistas del recorrido.

Alameda de Santiago

En Santiago de Compostela encontramos esta ruta en forma de herradura. Las camelias dan cobijo a la milenaria ermita de Santa Susana, que hace de fondo a un castro celta. El Paseo de las Letras Galegas, está presidido por una estatua homenaje a Rosalía de Castro.

Pazo de Santa cruz de Riabadulla

El jardín de este pazo es conocido como el más fascinante de la tierra gallega. Esto es gracias a su valor botánico, paisajístico y su diversa vegetación decorativa. Durante el recorrido, acompañan a las camelias flores como las magnolias, imponentes olivoshelechos australianos y el roble piramidal entre otros.

Pazo de Oca

Propiedad de los Duques de Medinaceli, declarado como Bien de Interés Cultural. Su jardín ocupa ocho hectáreas y es conocido como el “Versalles gallego” o el “Generalife del Norte”. Un camino de cuidados bojs nos lleva a encontrarnos con camelios de más de ocho metros, azaleas, palmeras, nogales, castaños y abedules. En medio de uno de sus estanques destaca una embarcación de piedra donde dos marineros resguardan las majestuosas hortensias que decoran su lecho.

Pazo de Rubianes

Situado en Vilagarcía de Arousa se encuentra este Jardín con Excelencia Internacional. Está compuesto por 800 variedades distintas de camelias, a las que se suman el resto de especies que decoran el recorrido. Un plus de este pazo es el hecho de que se encuentra entre viñedos, en los que podrás degustar los típicos albariños de Galicia.

Otros pazos que visitar

Otros jardines que es imprescindible visitar durante la Ruta de las Camelias son la Casa Museo de Rosalia de Castro, que alberga un pequeño jardín donde la piedra es la protagonista. El Pazo de Quinteiro da Cruz rodeado también de viñedos en los que degustar los típicos vinos gallegos. El Pazo da Saleta en el que sus cinco hectáreas de camelias, de tipo inglés, de todos los colores dan vida a un imponente jardín. Una arboleda de 54 hectáreas compone el Pazo de Lourizán, dónde una alfombra multicolor de camelias decora el recorrido.

El Castillo de Soutomaior, ubicado en Pontevedra, es un majestuoso castillo que data del siglo XIII. En Vigo se encuentra el Parque do Castro tiene un valor arqueológico excepcional. Las numerosas especies botánicas que pueblan el enclave hacen del recorrido un paseo gratificante. Por último, pero no por ello menos importante encontramos en Vigo el Pazo Museo Quiñones de León cuyo jardín aporta una belleza extraordinaria al entorno.

Televisión

anterior siguiente