Enlaces accesibilidad

El cronista de los paisajes vacíos

  • El artista José Manuel Ballester expone en la Tabacalera de Madrid
  • Bosques de luz recoge sus últimos 8 años de trabajo
  • La muestra, con 50 fotografías, puede visitarse hasta el 28 de abril

Por
José Manuel Ballester saca lo mejor de los últimos ocho años

Márcalo en la agenda

Bosques de luz

Dónde: Tabacalera. Espacio Promoción del Arte. Madrid.

Fecha: Del 7 de febrero al 28 de abril de 2013.

Horario: De martes a viernes, de 12 a 20.00 h.; y sábado y domingo, de 11 a 20 h. Lunes cerrado.

Entrada: Gratuita.

¿Cómo definir a José Manuel Ballester? ¿Cómo mostrarlo y “explicarlo” en palabras? ¿Fotógrafo o pintor? ¿Pintor o fotógrafo?...

Esta podría ser una primera aproximación: Empaste perfecto de pintor y  fotógrafo, el artista madrileño, Premio Nacional de Fotografía 2010, transita cómodo por una línea, diluida pero firme, entre ambas disciplinas.

Su trabajo es el resultado de una mímesis afortunada entre los pinceles y la cámara fotográfica, una fusión artística que le ha dotado de ese estilo tan personal que hace sus obras únicas y perfectamente reconocibles.

La luz en el laberinto

Una identidad propia y una trayectoria, plagada de diferentes series fotográficas, de las que tenemos oportunidad de disfrutar en el Espacio Tabacalera, en Madrid. La exposición, con el acertado título de Bosques de luz, muestra la obra realizada por Ballester en los últimos ocho años.

Una visión “caleidoscópica”, en palabras del autor, que aglutina diferentes series fotográficas con temas como el paisaje, el tiempo, el vacío, la luz y el espacio. “Al final es como un bosque” afirma, “la idea de laberinto, espacios distintos, temas diferentes y la luz como protagonista”.

La muestra es un disfrute visual por partida doble, por las obras y por el el espacio donde están expuestas. Las cincuenta fotografías dialogan en armonía con los largos pasillos y las majestuosas arcadas del edificio de Tabacalera, ejemplo madrileño de “arqueología industrial”.

¿Dónde está el ser humano?

En una amplia nave nos recibe la “reinterpetación” de la "La última cena" de Leonardo Da Vinci hecha por Ballester. Una de las “intervenciones” en cuadros clásicos de la serie “Espacios Ocultos” en la que Ballester despoja a los lienzos de figuras humanas. Es sin duda una de las obras más enigmáticas de la exposición con sus imponentes nueve metros por cinco, a semejanza de la obra original.

Otras “transformaciones” de cuadros clásicos nos reciben desde los muros y comparten espacio con fotografías de gran formato donde destacan los temas industriales, la arquitectura, los espacios en construcción y un renovado interés de Ballester por la naturaleza.

China y Brasil no pasan desapercibidos para su objetivo. Dos países, nos cuenta el fotógrafo, “donde se ha desarrollado la manera de entender el urbanismo de forma muy distinta y donde he intentado hacer una labor de cronista”.

Si tengo que volver a definir a José Manuel Ballester añado esto a la aproximación: Es un artista del paisaje, del paisaje en mayúsculas, de diferentes “entornos” donde no hay presencia humana o parece no haberla. Da igual la serie fotográfica que contemplemos, el ser humano desparece de sus obras, se pierde en la escala porque, al fin y al cabo... ¿Qué es una persona comparada con la inmensidad del paisaje, sea éste natural o industrial?