Enlaces accesibilidad

Polo Sur: la conquista de Roald Amundsen

  • Javier Cacho, científico: “Era un hombre avanzado a su tiempo”
  • Con Ignacio Oficialdegui descubrimos el Trineo de Viento
  • Carmen Ruiz de Apodaca nos cuenta sus 835 días en Nueva Delhi

Por
Memoria de delfín - Polo Sur: la conquista de Roald Amundsen - 11/07/20

14 de diciembre de 1911. El explorador noruego Roald Amundsen alcanza el Polo Sur junto a su equipo, cinco semanas antes de que llegue el capitán británico Robert Falcon Scott con la expedición Terra Nova. Los primeros regresan sanos y salvos a su base, los segundos, pierden la vida en el intento.

Esta es la epopeya del primer hombre que pisó este rincón de la Antártida, al que esta semana regresamos con otros dos seres humanos que también se han movido por los lugares más fríos del planeta: el científico y escritor Javier Cacho, exdirector de la base española Juan Carlos I; y el biólogo, alpinista y explorador Ignacio Oficialdegui.

El Polo Sur es el punto más austral de la superficie terrestre



"Amundsen era un explorador muy avanzado a su tiempo; Scott, un oficial de la armada británica", apunta Cacho, autor de libros como Amundsen y Scott. Duelo en la Antártida (Fórcola Ediciones). "La Antártida se descubrió hace 200 años (...) Intentos hubo 3 ó 4, y varios juntos. El primero en 1901; luego en 1904 lo intentó Scott, que llevaba en su equipo a Shackleton; unos años después lo intentó este último y no llegó; y después en 1911, el famoso duelo entre Amundsen y Scott", añade.

Con él visitamos virtualmente las bases españolas en este continente, la Juan Carlos I y la Gabriel de Castilla, ambas temporales, operativas entre noviembre y marzo, dos de las 65 bases internacionales existentes en este punto de la Tierra.

Javier Cacho



A bordo del Trineo de Viento inventando por el polarista Ramón Larramendi, continuamos nuestra expedición con Ignacio Oficialdegui. "Es un trineo muy parecido al esquimal, pero llevado a una escala mayor, con unos raíles de madera, unos patines, que van unidos con travesaños y atados únicamente con cuerdas para ganar flexibilidad. Mide unos tres metros y medio de ancho y lo mismo de largo. Lo hacemos hasta de cuatro vagones, o sea, puede llegar a los doce metros (…) Los perros se sustituyen por cometas de hasta 150 metros cuadrados”, explica sobre este vehículo de exploración científica. Un transporte a la intemperie en el que han soportado temperaturas de hasta 50 grados bajo cero.

Ignacio Oficialdegui

835 días en Nueva Delhi

Y del trineo pasamos al avión para viajar a Nueva Delhi (India), ciudad fundada en el mismo año en el que Amundsen culminaba su misión, 1911. Esta vez ejerce de guía Carmen Ruiz de Apodaca, autora de 835 días en Nueva Delhi (Editorial de la Universidad de Almería), un libro que incluye un capítulo dedicado al ruido de esta caótica urbe. “Resulta atronador, y fue uno de los motivos por los que acabé yéndome. Es un constante, todo el mundo toca el claxon, hay muchos animales…”, recuerda sobre su estancia. Además, con Patricia Costa conocemos la ciudad a través de otros aventureros que se encuentran detrás de blogs como Abordodelmundo.com o ElPachinko.com, entre otros.

Nueva Delhi, segundo destino de este 'Memoria de delfín'

Antes de esta segunda excursión, Mara Peterssen nos acerca a una época en la que las mujeres gozaron de especial protagonismo. Por ejemplo, Marie Curie, que en 1911 recibió el Nobel de Química por el descubrimiento de los elementos radio y polonio.

Otro nombre, Emilia Pardo Bazán, protagoniza el recorrido de Alberto Maeso por los medios de comunicación del momento, para ojear las páginas de la revista Madrid Cómico, donde la escritora gallega sucedió a Leopoldo Alas Clarín.

Tampoco faltan nombres femeninos en el panorama musical de aquel entonces, con temas como el "My beautiful lady" de Lucy Isabelle Marsh, que nos acerca Juan Otero en su selección semanal.

Radio

anterior siguiente