Enlaces accesibilidad

Vargas Llosa: "Han pasado los años, pero no he perdido las ilusiones en mi vocación"

  • El Nobel de literatura ha cumplido 80 años esta semana
  • Lo ha celebrado con el seminario Cultura, ideas y libertad

Por
El ojo crítico - Vargas Llosa: "Han pasado los años pero no he perdido las ilusiones en mi vocación"

"Soy un escritor por el que han pasado los años, pero no he perdido las ilusiones en mi vocación, tengo más proyectos que tiempo para realizarlos y creo que eso es bueno, porque es siempre un estímulo que le mantiene a uno cabalgando". Son palabras del Premio Nobel de Literatura hispano-peruano Mario Vargas Llosa en El ojo crítico de Radio Nacional.

El escritor ha cumplido 80 años esta semana y lo ha celebrado con el seminario Vargas Llosa: cultura, ideas y libertad que se ha celebrado en la Casa de Amércia de Madrid durante tres días.

Unas jornadas en las que se han reunido grandes nombres de la política y de la cultura y en las que se ha hablado, entre otras cosas, de la civilización del espectáculo"Vivimos en una época en que todo se vuelve espectáculo, hay necesidad de espectáculo en nuestro tiempo, que se manifiesta fundamentalmente a través de los medios de comunicación", ha explicado Vargas Llosa, que ha añadido: "Lo positivo es que la cultura llega a un gran público, lo negativo es que llega de una manera que lo banaliza, la cultura se frivoliza y eso no creo que sea bueno".

Con 18 novelas a sus espaldas, acaba de presentar la última, Cinco esquinas, situada dentro del contexto del final de la dictadura de Fujimori en Perú "con el uso de la prensa amarilla como instrumento de coacción".

Está ambientada en Lima, un personaje más de la novela. "El barrio Cinco Esquinas tiene cierto simbolismo", ha explicado el escritor. "Fue un barrio muy importante en la época de la colonia. Luego pasó a ser un barrio decadente y marginal. Después tuvo una segunda época de brillo, porque la música criolla tuvo en este barrio muchos compositores y esto le dio al barrio cierta preminencia. Y por último, ha caído en una decadencia definitiva, es un barrio muy violento, con mucho delito vinculado al narcotráfico, y me pareció que en estos vaivenes del barrio estaba reflejada la realidad peruana hasta ese periodo de la caída de la dictadura, un periodo sumamente malo en el que el periodismo de escándalo tuvo enorme vigencia".

El erotismo también está presente en Cinco esquinas "dentro de un contexto muy deprimido y de enorme inseguridad. A algunos el sexo les podía parecer la única tabla de salvación para salir de la desesperación y angustia en la que vivían".

Radio

anterior siguiente