Enlaces accesibilidad

Lila Downs: "La belleza del folclore es poder decir las cosas y reírse de uno mismo"

  • La artista mexicana nos presenta Balas y chocolate, su octavo disco 
  • Canta a la muerte, a la política, al México más duro y al más lindo 

Por
Las mañanas de RNE - Lila Downs canta a la muerte en 'Balas y chocolate'

Hace dos años Lila Downs recibió una mala noticia personal: "Mi esposo estaba muy malito y nos dijeron que iba a fallecer, era algo terrible pero no me permití a mí misma entrar en una melancolía profunda sino tratar de componer algunos versos que me levantasen". 

Y así nació Balas y chocolate, el octavo disco de estudio de la cantante mexicana, en el que canta a la muerte, a los difuntos, a la política, al México más duro pero también al más lindo y creativo. "De este México es del que yo tomo más energía e inspiración, de la gente que hace las tortitas, de la que produce el mezclal, del cacao que hemos exportado a todo el mundo...", dice la artista en Las Mañanas de RNE.

Tambien dedica una canción, "Humito de Copal", a los periodistas, una profesión de riesgo en su país "es un tema que da miedo, ves que la mafia está involucrada en todo, cómo saber quién es el Gobierno y quien la mafia".

Y no duda en mojarse, en dar su opinión "cuando estás en un país en el que la mafia manda tienes un poco la duda, piensas '¿quién me mada?', pero hay que vivir y el arte es necesario", asegura la mexicana quien también afirma que "la belleza del folclore es poder decir las cosas, reírse de uno mismo y al mismo tiempo creo que nos salva"

En este nuevo trabajo Lila Downs incluye dos dúos. En "La patria madrina" canta con Juanes. "Hace años que le pedí que cantara conmigo pero no lo había podido hacer y nos encontramos en Madrid y me dijo, 'Lila, ya estoy listo'", cuenta la cantante. 

"La farsante" es un drama cantado con Juan Gabriel. Con este dúo por fin cumple el deseo de su madre de cantar con El Divo de Juárez. "Cantar con Juan Gabriel fue un regalo muy grande, es muy creativo, un personaje muy divertido". 

En Balas y chocolate predomina la cumbia pero la cantante mexicana la mezcla muy bien con otros estilos como la ranchera o la norteña. También hay en el disco influencia de la música judía.

Radio

anterior siguiente