Enlaces accesibilidad

Juan Antonio Bayona se sube con éxito a la ola de la ficción televisiva con 'Penny Dreadful'

  • El cineasta español presenta la serie en el South by Southwest de Austin
  • Dirige dos spisodios de una historia gótica ambientada en la Inglaterra del XIX
  • Ethan Hawke protagoniza Predestination, un thriller con viajes en el tiempo

Por
Fotograma de 'Penny Dreadful'. JONATHAN HESSION - SHOWTIME

Cuando el presentador introduce al director del episodio piloto de Penny Dreadful (Showtime) hay calurosos aplausos de una multitud entregada: "Huan Antoniou Baiona, director of The Impossible and The Orphanage". El cineasta español Juan Antonio Bayona entra en el Vimeo Theater del centro de convenciones de Austin y afronta la premiere mundial de una de las series de televisión más esperadas en Estados Unidos.

Las condiciones en la sala no son perfectas, la proyección es demasiado oscura y Bayona se encarga de puntualizar que no es la versión definitiva, faltan algunos retoques. Lo que se puede ver durante casi una hora es, sin embargo, impactante y prometedor. Una producción espectacular -que aguanta perfectamente la pantalla de unos 15 metros de largo- ambientada en la Inglaterra victoriana de Jack el Destripador o Dorian Gray. Lo que se ofrece es una historia de terror sofisticado y suspense, pero no el típico material para fans de la serie B, sino una historia que rezuma psicologismo.

"Esta serie no es de género, es sobre personajes", repite constantemente Bayona. Señala que fue lo primero que hablaron él y John Logan, creador y guionista de la serie. En efecto, durante los 50 minutos de metraje se presentan un puñado de personajes a los que se les intuyen muchas capas. Quedan, claro, ganas de ver el segundo capítulo- Y el tercero. Etc.

Penny Dreadful es un proyecto de Logan (guionista de GladiatorEl último samurái o El aviador) y Sam Mendes en el que han contado con el director español para dirigir los dos primeros episodios. Inspirada en un género de publicaciones periódicas de terror del siglo XIX -llamados "penny dreadful"-, recupera a personajes como Drácula, Frankenstein, Dorian Gray o Jack el Destripador. 

"Drácula fue el primer libro que leí en mi vida adulta -explica Bayona a la pregunta de si se ha inspirado en toda la tradición del cine de terror-, amo las películas de la Hammer. Pero en este proyecto decidimos partir de cero. Se trataba de ser realistas, de recoger la mitología de terror y llevarlo todo a un nuevo nivel". 

La primera temporada, de ocho capítulos, se estrena el 14 de mayo en Estados Unidos y apunta a sensacion del año. El rodaje ha durado seis meses. 

"Acabamos el viernes y estoy en descompresión", lo afirma Josh Hartnett, imponente en pantalla y sobre el escenario, el trasunto moreno de Brad Pitt, que interpreta a Ethan Chandler, uno de los personajes principales de la serie, un americano en Inglaterra que es reclutado por Sir Malcolm (Timothy Dalton) y Vanessa Ives (Eva Green) para ayudarles a encontrar a su hija, que ha sido raptada por fuerzas sobrenaturales que incluyen vampiros y otras criaturas fantásticas.

Ethan Hawke viaja en el tiempo con 'Predestination'

Durante el resto del fin de semana ha habido infinitas versiones del festival South by Southwest, las que cada cual ha querido y podido construirse en un festival inabarcable con decenas de películas y conferencias interactivas (incluyendo una charla virtual con Julian Assange o un encuentro con Grumpy Cat). La crónica de fin de semana de este redactor ha incluido el visionado de -por orden de magnitud-:

  • Predestination, una película sobre viajes en el tiempo y retruécanos de guión que fascinará a bastantes y que es de suponer que llegue a España, dirigida por los gemelos Spierig y protagonizada por Ethan Hawke. Además de un reparto brillante, el diseño de producción es impecable.
  • The heart machine, de la que volveremos a hablar, ya que es una de las varias películas en el South by Southwest que transcurren en parte en la pantalla de un ordenador. De guion irregular, se trata del primer largometraje de Zach Wigon, de 28 años, notablemente realizado e interpretado y con algunas agudas reflexiones sobre el amor en los tiempos de internet. Posmodernidad y amor online en Nueva York.
  • She's lost control, de Anja Marquardt, estrenada en Berlín, sobre una mujer que ofrece su intimidad emocuional y sexual como terapia psicológica y que se enamora de uno de sus pacientes. La directora elige un tono distanciado para contar una historia que quizá exige mas pasión. En cualquier caso, Brooke Bloom, la protagonista, está soberbia.
  • I believe in unicorns: la versión femenina de un Wes Anderson hablando sobre la relación entre una niña de 16 años que descubre el amor y el sexo con un chico mayor que ella. La californiana Leah Meyerhoff estrena su primer largo en Austin, una historia inciática con un estilo Polaroid que mezcla animación stop-motion, realismo magico y crudeza adolescente. El estilo no es original, nos suena a videoclip de Russian Red, y la historia tampoco inventa la pólvora, pero funciona muy bien. Hay talento en esta directora y en los dos protagonistas, sobre todo en Natalia Dyer. Habrá que seguirles la pista.
  • Pulp, the movie, un documental sobre la banda de Sheffield, siempre emocionante para los amantes del brit-pop, que ha contado con el añadido de tener a Jarvis Cocker en el coloquio tras la proyección.

Radio

anterior siguiente