Enlaces accesibilidad
VIRAL

Billie Eilish se emociona al ver de nuevo su documental: "Me hizo llorar al comprobar lo libre y abierta que era"

  • La intérprete acudió a The Drew Barrymore Show y confesó lo mucho que echa de menos a su "yo" del pasado
  • "Ser honesta creo que es una bendición y una maldición"
  • Más noticias en Playz

Por
 Billie Eilish se emociona al ver de nuevo su documental: "Me hizo llorar"
PLAYZ

Es habitual comprobar cómo Billie Eilish muestra abiertamente sus sentimientos en cada etapa profesional en la que se encuentra. Actualmente, la intérprete de "Bad Guy" vive uno de los momentos más dulces de su carrera al cosechar éxitos con cada uno de los proyectos que lanza al mercado. Durante su intervención en The Drew Barrymore Show, la artista habló sobre uno de los últimos en los que ha volcado su tiempo: el documental sobre su vida que estrenó a principios de septiembre.

"Siempre he sido muy, muy obstinada y honesta, lo que creo que es una bendición y una maldición. Lo curioso es que cuanto mayor me hago... menos confianza tengo", comenzaba explicando durante el encuentro. No resulta extraño escuchar cómo la propia Eilish elogia su manera organizada e incesante de trabajar, incluso lo vinculada que está a su ética y visión de trabajo, pero la estadounidense desveló que enfrentarse a las imágenes de su último documental le hizo desestabilizarse emocionalmente. "Volví a verlo hace unas semanas... y me hizo llorar porque pensaba en lo libre y abierta que era en ese momento", indicaba. "Los medios simplemente te lo arrancan. Ahora no es algo divertido", concluía convencida.

"Con 14 años pensaba: "Ni siquiera soy nadie""

Una de las claves del encuentro fue, precisamente, su reflexión sobre la relación que mantiene con los millones de fans que siguen su día a día alrededor del mundo. Eilish, que acaba de cumplir los 19 años, es consciente de que ella también fue uno de ellos cuando no era más que una niña: "En un momento fui fan y luego, de repente, me miraron de esta forma. Incluso cuando tenía 14 años era muy extraño porque pensaba: "Ni siquiera soy nadie, solo hago música"".

"Pienso en ellos como si estuviera en su piel, como si fueran parte de mí. Ellos siempre están respaldándome, y son fans tanto como yo. Pero eso no los hace menos que yo o que cualquiera otra persona, ¿sabes?", continuaba argumentando. De hecho, este apoyo ha permitido que su segundo álbum, Happier Than Ever, se haya convertido en número uno en multitud de países en ambos hemisferios: "Este lanzamiento venía con mucha más presión que el primero, pero le tengo mucha fe y amor a este proyecto. Es aterrador que ya esté ahí fuera, pero también estoy feliz y espero que ayude mucho a la gente", finalizaba.

"He utilizado la sinestesia como inspiración"

Aún sin recomponernos del impacto que obtuvo When We Fall Asleep Where Do We Go? en medio mundo, Billie Eilish pretende no dejar de superarse a sí misma con su nuevo álbum. Happier Than Ever es el disco que la ha llevado directa al número uno en listas como Billboard 200. Y tan solo unas semanas después de su lanzamiento, su autora confesó durante el programa de Jimmy Fallon uno de los motivos que le facilita la composición y estructura de todos y cada uno de sus temas: la sinestesia.

Según la RAE, una de las acepciones de sinestesia es la siguiente: "Imagen o sensación subjetiva, propia de un sentido, determinada por otra sensación que afecta a un sentido diferente". Y Billie Eilish se encargó de confirmar que algo muy similar le ocurre cada vez que compone una canción junto a su hermano Finneas: "Es algo en tu cerebro donde asocias cosas al azar con todoCada día de la semana tiene un color, número o forma. Algunas veces las cosas tienen un olor que puedo pensar", explicaba.

Y lejos de ser algo que dificulte su trabajo, la artista confesó que le dio la vuelta para convertirlo en uno de los factores de su inspiración. Una especie de "don" que también poseen figuras como Stevie Wonder o Kanye West: "Todo lo que hago en vivo, los colores de cada canción... es porque esos son los colores para esas canciones específicamente", indicaba. Un ejemplo evidente de que cualquier cosa que se le pase por la cabeza, esté e o no dentro de la lógica habitual, se encarga de transformarlo en algo que juegue a su favor y que le permita tener más claro de lo normal el color y la estética que debe tener el videoclip que vaya a producir.

Ante la atónita mirada de Fallon, la intérprete de "Bad Guy" se lanzó a describirle bajo esta perspectiva "sinestésica" que desveló poseer desde pequeña: "Tu forma es como un rectángulo vertical color café. La "J" para mí es café. No sé por qué. A ti también te siento de ese color", comentó divertida durante el encuentro.

PLAYZ

anterior siguiente