Enlaces accesibilidad
GEN PLAYZ

Estos son los mejores momentos de la temporada de Gen Playz

  • Nos vamos, pero de vacaciones
  • Vuelve a revivir los mejores momentos alrededor de la mesa de ping-pong más famosa del país
  • Disfruta ya de todos los programas de Gen Playz 

Por
 Especial verano Gen Playz
Especial verano Gen Playz PLAYZ

Tras muchas peticiones, mensajes y quejas, por fin nos vamos. Antes de irnos, nos gustaría dejaros una recopilación de los mejores momentos vividos alrededor de una preciosa mesa de ping-pong. También nos gustaría daros las gracias por ser partícipes de este proyecto tan especial con el que esperamos que hayáis disfrutado tanto como nosotros haciéndolo. Pero tranquis, que pronto esperamos estar de vuelta dando guerra. ¡¡Oeoeoe!!

Especial Verano: Los mejores momentos de la temporada

Después de más de 100 programas juntos, ha sido muy pero que muy difícil elegir cuáles han sido los mejores momentos. Juntos hemos reído, llorado e incluso nos hemos picado unos con otros. Pero ¡es que la vida es así! Lo que es innegable es que, de unas cosas u otras, hemos aprendido mucho escuchando a los demás. 

Si hemos conseguido crear un espacio de debate donde los jóvenes sí tenemos voz es, en gran parte, gracias a cada uno de vosotros. Durante este curso, hemos estado siguiendo de cerca vuestros comentarios en YouTube, Twitter, Instagram, Twitch y, por supuesto TikTok. Algunos han sido buenos y otros no tanto. 

La bajona no perdona

Estaba visto. Todo parecía indicar que el fin del 2020 marcaría el fin de la pandemia. Pero *pretends to be shocked* no ha sido así. Después de la Navidad y, consecuentemente, habernos comido 120 polvorones era de esperar que el bajonazo ha sido impresionante. Como no podía ser de otra forma, invitamos a recibir el nuevo año a Mafer y Elizabeth Duval, entre otros. Las penas compartidas dejan de ser penas. ¿O no?

No recomendado para menores de 16 años Gen Playz - La bajona no perdona
Transcripción completa

¿Qué pasa, peña? Por fin se ha acabado 2020.

Y con él, todos nuestros problemas:

la pandemia, el confinamiento, el toque de queda... ¿O no?

Despedimos este año infame

con Ana Obregón y Anne Igartiburu de la mano.

¡No se oye! Y también con mucha ilusión.

Pero ¿hay alguna diferencia

entre el 31 de diciembre y el 1 de enero?

¿Sirven los propósitos?

¿Cómo explica la psicología esa bajona que nunca perdona

después de la Navidad?

Dentro "Gen Playz".

Pero ¡bueno! ¡Feliz vida!, ¿no?

Porque, a 12 de enero,

no podemos decir, Darío, otra cosa ya.

Porque ya se ha pasado la turronada.

Ya estoy a dieta, que yo no te quiero ni enseñar

lo que se está cociendo por aquí debajo.

Menos mal que pilla aquí el corte.

Bueno, ¿qué tal? ¿Qué tal ese Fin de Año?

¿Vistas las campanadas con Ibai? Muy bien. No, no.

Yo no soy apátrida de esos.

Yo no soy... prácticamente un piojo social.

Lo tenía puesto en el móvil.

Para darle... Una "view".

Hay que hacerles un favor. Paco sí que necesita "views".

Necesitan. Hombre, son niños twitcheros soldado.

Para colaborar, pero no, no.

Yo en TVE.

Ah, bueno. De toda la vida.

Hombre. Y para toda la vida.

Para toda la vida, y más si nos paga el sueldo.

De todo esto vamos a hablar,

de la bajona de Ramona, la bajona de enero, ¿no?

Siempre, ya sabes, las proyecciones,

los propósitos... Estas cosas que tienes tú, Darío,

y que acabas no cumpliendo. Porque se ha terminado un año,

pero no sus desgracias. Ponme el vídeo.

(ACENTO EXTRANJERO) Hasta la vista, 2020.

Tanta paz lleves como descanso dejas.

(Música animada)

Después de un año de lo más especial,

"Algunos de los visones sacrificados

para minimizar el riesgo de transmisión del coronavirus

han emergido de sus tumbas"...

Por decirlo finamente.

Es normal que recibamos al nuevo año casi con ansia.

Pero ¿qué cambia del 31 de diciembre al 1 de enero?

# ¡Año nuevo, vida nueva! #

¿Por qué nos hacemos propósitos que no cumpliremos?

-Nos propusimos ir al gimnasio, bajar la dosis de pizzas...

¿Sirven de algo o son contraproducentes?

¿Por qué nos ponemos tan tristes cuando arranca el nuevo año...

si deberíamos estar esperanzados?

-Cero dramas, siempre "smile".

¿Cómo lidiamos con la bajona que no perdona?

-No tengo depresión posvacacional porque no me voy.

¡Ay, madre mía, madre mía!

Pero me gusta: # Año nuevo, vida nue... # Bueno.

¿Qué pasa? Yo te explico, Darío.

No pongas gestos, te veo.

Si no, lo veo en la cámara. Es que, de verdad,

la gente que se rige por el calendario gregoriano...

¿No te gusta?

Bueno... No, no soy tan..., no lo soy.

Ah, vale, vale. Pero, bueno, yo qué sé.

Yo sí, a mí me gusta.

Yo vengo cargada de propósitos y, sobre todo, muy ilusionada,

porque estrenamos año y programa con una mesa inmejorable.

A mi izquierda, Ana Macías.

Hola. Conocida como Soy Cardo.

Es ilustradora y fan de bajar en pijama al súper.

Eso me gusta mucho. Me siento poderosa y adulta.

Un poco. Claro.

Pues muy bien.

Además, si no la seguís en redes, por favor, seguidla.

Tiene unas ilustraciones que son otro rollo.

¿Sabes? "Estoy de bajoncito, pues tócame el palmito".

Exacto, ese es mi rollo.

Ese es su rollo.

Doctor Santos Olano, ya un "regular" de esta casa.

Doctor en Psicología Clínica y de la Salud.

Pues aquí, de la Poronda.

¿Es o no es? Así es.

Se ha vuelto ya un narcisista,

me corrige todo. No, no.

Ahora en serio, muchas gracias por volver a invitarme.

Es un placer, y lo sabéis. Y lo que decíamos antes,

que me alegro de estar en un programa menos denso.

Y vamos a ver otras cosas.

En el fondo, le gusta el cachondeo al doctor Santos.

En cuanto se abran puertas, vamos a flipar.

Elizabeth Duval.

Estudiante de Filosofía, escritora, autora de "Reina y excepción".

Y, bueno, ministra, donde las haya, de Asuntos Exteriores.

Ahí la tenemos, en París.

capitaneando desde su cocina. ¿Qué se cuece por allí?

Bueno, no sé si comparto de estar agradecida

por ser un programa menos serio,

porque me he traído fórmulas matemáticas

para esta movida de la bajona.

-Bueno... -..."entre comillas".

Mafer, "Chequea cómo se menea", Virtual Diva en redes.

Consejos de amor.

Y, bueno, culona, que le gusta menear.

O sea, quiero decirte, ¿es o no es, Mafer?

Sí, sí. Además, estudiante de Biología.

Que está hasta la cuca de hacer exámenes "offline".

Mírala.

En su programa...

Así pagamos nosotros,

para que vayan haciendo otras cosas mientras.

Bueno, bienvenida, Mafer.

Gracias por estar aquí con nosotros.

Y no por ello menos importante: Paola Rivero.

-Holi. Paola Rivero.

Que es una integrante del grupo Cariño.

Además, bueno, tienen la canción para enero,

que es "La bajona".

Bueno, tiene muchas canciones bajoneras.

"Carita triste" y un largo etcétera.

Disfruté de ellas en el FIB en su momento.

Y esperemos poder disfrutar también pronto de vuestra música.

Muchas gracias por traerme aquí.

Licencia en Bellas Artes. Tenemos muchos artistas.

Tenemos mucha gente formada.

En fin, cosas, ya sabes.

Bueno, empiezo diciendo:

Kanye West y Kim Kardashian probablemente "broke up".

La gente idealizando la nieve y poniendo "Let It Snow!".

(RÍE) ¿Idealizando la nieve?

Idealizando la nieve.

Sí, casi me dejo la cadera andando.

Un asteroide que va a caer en el 2022 y todos "kaputt".

¿Os ha pegado ya la bajona?

Sí, yo aguanté hasta el día cinco sin llorar.

Luego, ya empecé. Los propósitos de Año Nuevo.

Vale, hasta el cinco sin llorar. Es bastante.

El año pasado lo empecé con un esguince.

Llore el día uno, porque me dolía.

Y ahora ya voy avanzando.

Bueno, ahora es otro tipo de el llanto,

quieres decir, ¿no? Sí, más de 2021.

Llanto pandemia, un poco. Llanto pandemia.

Una risa llanto; más de Joker, ¿no?

Sí. ¿Puedes hacer la risa Joker?

Ah, vale. No es tanto "ji".

Bueno, ¿tenemos expectativas, Paola, en este 2021?

Lo siento por la negativa, pero no.

Yo empecé en plan: "Bueno, el 2020 me lo ha quitado todo".

No pienso empezar en plan:

"Bueno, es que me voy a proponer tal y tal". No.

Semana a semana, y lo que venga, que venga.

Y así me sorprendo un poco, ¿no?

Ha sido prórroga de la negatividad, de lo que teníamos en el 20.

Sí, pero, cariño, es que ya... Ya, es mucho tiempo.

Y, además, que yo soy bastante pesimista,

pero no pasa nada. Juego con eso. Ah, vale.

Muy bien. Bueno, un buen pimpón.

¿Puedes decirnos algo guay? (RÍEN)

Algo guay tipo... No. Ya sabéis que los mensajes de taza, no.

Creo que eso es uno de los grandes errores.

Tenemos la sensación de que hemos venido al mundo

para ser felices, y es mentira.

Hemos venido al mundo para ser adaptativos.

Y ahora estamos viendo que ser adaptativos

es presente más que nunca.

Y, en ese sentido, no es cuestión de esperar que pasen cosas malas,

pero no de inventarse que van a pasar cosas buenas.

Porque, luego, claro...

Pero creo que esto también nos está reconectando

con cosas que a lo mejor antes olvidábamos

un poco por todo esto, ¿no?

Pequeñas cosas que antes no nos alegraban tanto

porque teníamos las expectativas muy altas.

¿Creéis que hemos salido...?

Un poco, los mensajes de taza,

esta vez han sido mensajes institucionales...

¿Pensáis que hemos salido más fuertes de esta?

Yo más estable. O sea...

Antes era como que me agobiaba mucho por todo.

Y ahora es como... "No pasa nada, relax".

Pero también porque estoy más en el presente

y pienso menos en lo que va a pasar.

Y eso me ha ayudado un montón a relajarme.

Bueno, aprovechando este momento alto medievo,

por lo que acabas de decir:

"Se viene a vivir aquí para que sea todo un valle de lágrimas

y ya después la gloria no resarcirá",

Liz, cuéntame tu fórmula matemática.

Básicamente, lo que yo quería decir con la fórmula matemática

no es del todo cierto.

No existe una verdad matemática. Joder.

Pero es igual que la cuestión de la bajona.

He venido a decir que la bajona no es verdad,

que la bajona es mentira.

No tenemos la bajona porque estemos automáticamente programados

para que unos días después de...

Bueno, el tercer sábado de enero, no me acuerdo, el Blue Monday,

de repente tener la bajona.

Eso se lo inventó una agencia de viajes,

que sacó una fórmula en la cual, supuestamente,

está el clima, la deuda, el salario mensual,

el tiempo que ha pasado desde la Navidad,

el tiempo desde fracasar en las resoluciones de Año Nuevo...

Y que esto es mentira.

Igual que se ha dicho que no hay que estar todo el rato

con esas frases en la cabeza,

pues hay teóricas que también nos hablan

de cómo esta cosa de la felicidad

y de buscar la felicidad a toda costa

es un engaño.

Y hay dos libros, son el de Eva Illouz, "Happycracia",

y el de Sara Ahmed, "La promesa de la felicidad",

Parece que no es la bajona,

que en enero haga más frío, estemos más tristes,

aunque eso puede tener un poco de verdad,

sino que es que los autónomos no cobran facturas atrasadas,

es el capitalismo, el trabajo, volver a la rutina.

Es volver de vacaciones y estar en la mierda,

así, en general.

Madre mía. Ya está.

Buah, chaval, estoy flipando con esta apertura de programa.

Estoy flipando.

Es lo mejor. A ver...

Mafer, quería preguntarte,

¿tus Navidades han sido más reflexivas y austeras?

¿Crees que se debería repetir

esta fórmula que hemos tenido para próximos años?

A ver, creo que es cierto

que, a medida que vamos creciendo todos,

ya cada vez hace un poco menos de ilusión, ¿no?

Al final nos vamos dando cuenta

de que... Pero también un poco en la línea de lo que dice Liz,

que vamos creciendo y vamos viendo que el constructor de la familia

no es lo que pensábamos en nuestra cabeza.

No tenemos por qué compartir tiempo con gente

porque tengamos lazos familiares y nos apetezca estar con esa gente,

sino que tenemos que ir un paso más allá y decir:

"Lo voy a pasar con quien yo quiera".

Sí que podemos hacer unas épocas felices,

pero con las personas que nos apetezcan.

y no necesariamente tiene que ser una obligatoriedad.

Que nadie se sienta mal si has cenado sola en Nochebuena.

Al final es un día más.

El tiempo y las fechas tiene la importancia

que les hemos querido dar nosotros; así, por ponernos profundos.

Total.

Yo de lo que quería hablaros era de si tenéis algún truco...

para disuadir este momento del que me estabais hablando,

de bajonero o cualquier cosa.

Ya sé que la bajona no existe, la felicidad no existe,

pero miénteme con elegancia, por favor.

Por favor, decidme algún truco.

-Es que soy muy dramática. -(RÍEN)

-Yo igual. -Es que yo la paso.

Me gusta ponerme con la manta en la cama y con música triste.

Luego, me miro desde fuera, y digo: "¿Qué haces?".

Porque me paso de dramática.

Pero, antes de la cuarentena, lo pasaba, seguía con mi vida,

intentaba evadirlo, y ahora la sufro.

Y digo: "Si sufro ahora, mañana ya estoy mejor".

Voy para arriba. "Sufrir",

ese es el primer consejo. Para mí, sí.

Un consejo, doctor Santos Olano. -(RÍEN)

Realmente, lo bueno es que sabemos que la realidad

no es la que nos provoca las emociones.

Esto nos choca un poco.

Lo que decimos: enero, por ser enero,

no nos pone tristes.

Es la interpretación que nosotros hacemos de la realidad

los que nos lleva a sentirnos de una manera u otra.

Con los acontecimientos que acabas de citar,

habrá gente que esté contenta y otros que lo vivan como un drama.

Y todo va a depender del punto de vista.

Entonces, entrenarse en ver las cosas

desde diferentes puntos de vista

sí que sabemos que ayuda a regular mejor las emociones.

Creo que eso puede ser un buen consejo.

Un buen "tip": entrena tu inteligencia.

Pero es que yo me he quedado en Operación,

el juego Operación.

Como para ponerme a entrenar mi inteligencia.

Alguna tip, Paola.

Cualquier persona que me conozca y que me vea dando tips para eso...

Es que no puedo.

Bueno... Lo único que he hecho en 2020,

que hemos estado encerrados con uno mismo,

yo estaba diciendo en plan: "Estoy bien, estoy bien".

Y, bueno, empecé a afrontar que igual no tanto.

Empecé a ir a terapia.

Y lo que dices tú,

afrontar la ansiedad y ese tipo de cosas de una manera diferente.

No sé, en mi ámbito,

en el ámbito creativo. puede sacar una buena canción.

O puedes canalizarlo de una manera completamente diferente.

No todo es malo,

y quedarse con la batamanta en el sofá.

Y una cosa, Liz, los parisinos...

están más pajizos, más tristes.

¿Piensas que los latinos lo llevamos mejor?

La cosa es que es difícil no estar más triste

viendo París comparado con el clima de Madrid o Barcelona.

O sea, aquí tenemos una cantidad de horas de sol al año

que baja un poquito.

Aquí hace un frío de la hostia.

No ha nevado, lo cual fomenta que estamos más tristes,

porque la nieve es ese momento feliz, navideño,

de volver a ser un poco niños y lanzarse bolas,

pero no creo que haya nada intrínseco

que haga a los parisinos más tristes.

A otros países más al norte, sí,

pero es una especie de escala infinita,

en la cual dices: "No, yo no, los del norte".

Los del norte te dirán: "No, yo no, los demás al norte".

Con lo cual, creo que no hay nada de verdad en esto.

Exacto, tiene sentido. Mafer.

¿Qué le pides tú al 2021?

Bueno...

eso, pido que la gente se vacune, la verdad.

Como bióloga. Claro, es que tú puedes aportar.

Claro. Como bióloga, pido a la gente,

con los conocimientos que tengo,

que aún estoy ahí peleando con esos 30 créditos que me quedan,

jolín, que la gente confíe en los científicos.

Jolín, han trabajado mucho, no es tan difícil...

Entiendo las reticencias de la gente con respecto a esto,

pero, si lo pensamos con perspectiva,

se han puesto a los mejores cerebros a la gente más inteligente,

la más trabajadora, la que más ama la ciencia, a tope,

todos trabajando en conjunto para sacar algo adelante

que, mínimo, va a ser seguro, y eficaz esperemos que sí.

Pero mínimo seguro...

Jolín, ¿cómo no lo va a ser, por Dios?

Bueno, muchas gracias, "Maferilla".

(RÍEN) Aprovecho, por si acaso...

Por si acaso, si quieres hacer alguna petición hacia ti,

yo qué sé, a algún chato o a alguna chata...

Lo que yo le pido al 2021 es acabar la carrera.

Porque ya estoy cansada.

Ya quiero ponerme de ministra o de lo que pille.

¡Vamos! Oye, ¿algún deseo para el 21?

Ninguno. ¿Ninguno?

No. Lo de la vacuna me tiene bastante esperanzada.

¿Follar más?

No, con eso estoy bien, la verdad. ¿También?

Bueno, bueno, bueno, ¿ves?

-Oye, muy bien. Está fenomenal.

O sea, yo ya tengo un consumo de masturbadores en mi casa,

que eso ya es espectacular, es de vitrina.

Así que, bueno, muy bien. ¿Algún deseo, Cardo?

Siempre pido que todo vaya bien.

Es muy general, engloba salud, dinero y amor.

Siempre pido eso en las campanadas. Hostia, tía.

-Suele ir bien. -Y cuando es mi cumpleaños.

Bueno, si lo digo, se cumple igual. No pasa nada.

Yo creo sí. Ya te lo has cargado.

Que todo vaya bien.

Creo que lo estás emitiendo.

O sea, que eso... Va a pasar.

Algo vas a recibir. Liz, ¿una petición de 2021?

-Yo no tengo peticiones.

Salvo cosas que escapan de mi control,

estoy muy contenta con las cosas.

Joder, hay que dejar de traer a estoicos.

Que se resuelvan.

Vale, vale, vale, vale.

O sea, el estoicismo, presente en esta mesa.

Sí, sí, sí.

Si la paz es interna.... lo demás, pues bueno...

Si hay un golpe de Estado en Estados Unidos,

me retiraré a mi casa con mis gatos.

Bueno. Pero que no...

Una "civil war".

Que no acaben destrozando el Parlamento.

Doctor Santos, ¿cuáles son tus peticiones?

Tú dedicas mucho tiempo al resto, pero ¿para ti? ¿Tú cómo estás?

Gracias.

Eres de las pocas personas que me pregunta esto,

y te lo agradezco.

¿Soy de las pocas personas que te preguntan cómo estás?

Más allá de mi familia y amigos, debo decir que sí.

Suelo hacerlo yo más.

"¿Qué tal la semana?". Claro.

A ver, no te voy a ayudar mucho con esto.

Realmente, lo que decía ella, dentro de lo que depende de mí,

bien por ahora.

Tengo suerte.

Creo que, para la época difícil que estamos viviendo,

me considero afortunado.

Así que, a nivel muy individual, que continúe igual.

Yo tengo que decir que soy una afortunada,

que hay una situación general muy movida,

y que, bueno, que sea mejor para todos también.

¡Bien!

¡Danel! ¿Qué nos cuenta Danel?

Bienvenidos a la segunda temporada de "Gen Playz".

Las segundas partes nunca fueron buenas.

Y lo sé porque soy hermano mediano.

Vosotros os creéis que la vida es gratis,

que la vida es una chanza, una broma de mal gusto,

pero no es cierto.

Las cosas están fríamente organizadas

por una élite reptiliana

que está oculta entre las altas esferas

de la política mundial,

y todo tiene una razón de ser.

La Navidad está ahí para que, en la comparativa,

te duela menos el mes de enero,

porque el mes de enero es una puta mierda.

El síndrome posvacacional solo existe

porque las vacaciones están antes.

Y, aunque no hubiera vacaciones, enero sería una puta mierda.

Este vídeo ha sido grabado cuando estoy de vacaciones.

Y ya tengo síndrome posvacacional.

Los últimos días de una festividad

ya puedes escuchar las campanas fúnebres que vienen.

Que vienen, que no se detienen.

Se acerca la responsabilidad, la rutina, el trabajo, el frío...

Porque qué mejor momento

que incorporarte a las dinámicas de trabajo del capitalismo

que en un mes en el que amanece a las 10:30, anochece a las 18:00

hay lluvia, ratas y nieve.

Odio la nieve, detesto con cada latido de mi corazón

a esta hija de puta impresentable,

que se te pega en la ropa y que hace que los niños piensen

que es gracioso agredirse entre sí

y, lo que es peor, a otra gente.

La "cuesta de enero" es un término para normalizar y para asumir

que hemos cometido el mismo error: tener menos dinero en la cuenta.

¿Por qué? Porque la Navidad es una fiesta de ostentación,

de compartir y de amor,

pero, sobre todo, de tener las luces de Navidad

más chulas en casa.

Entonces, has comprado un iPad a tus hijos

para que te dejan en paz.

Jódete, debes trabajar, no tienes dinero.

Puedes utilizar ese tiempo libre que tienes ahora

para volver a recuperar el dinero que te han costado tus regalos

y luego ya volver a tu vida normal.

El año que viene o cerca de verano. No quedan días de verano

porque es invierno, que es una puta... ¡mierda!

Soy Tim Calor, aquí donde me veis.

Entra el debate Tim Frío-Tim Calor.

Soy Tim Calor, lo siento. Lo lamento por aquellos

que tengan que reincorporarse al engranaje este mes.

Espero que lo hayáis pasado bien

y os hayáis metido tres tabletas enteras por el ojete.

Porque no vais a catarlo hasta diciembre;

no solo por la tradición, sino porque es caro.

Pensad en las cabezas de langostino que habéis rechupeteado.

¿Quién es más feliz, ellos o vosotros?

No lo sé.

Hala, por la cara.

¡Uh! ¡Uh! -Bumba.

Me ha encantado lo de la nieve. Estoy super de acuerdo.

Nos ha jodido, encima vive en Bilbao.

Ya, en Mondragón.

Es verdad.

La cuna de Fujitsu, Eroski y la ETA.

Perdona, Danel.

Danel, te queremos. Siempre eres el mejor.

Y a Madre Lucius también. Por supuesto.

A toda la "crew".

Sí. No, lo que iba a decir. A ver.

Lo que iba a sacar para preguntar a nuestra gloriosa mesa,

es si, en las redes sociales,

pensáis que se representa bien esta bajona.

¿O se intenta hacer la triquiñuela,

la vieja confiable de las redes sociales de...

"Sonrío; y, si sonrío, no pasa nada"?

¿Pensáis que se representa...?

Cuando estoy de bajona, no toco el móvil.

Yo, cuando un escribo un tuit, lo borro al segundo.

"Estoy triste". Lo borro.

¿Sí? Sí.

Pero ¿por qué no permites amparo ajeno?

No, como estoy de bajona y no me siento muy con fuerzas,

pues no creo que lo que estoy diciendo

lo estoy diciendo bien.

¿Sabes? No me siento como empoderada y cómoda.

Entonces, intentó dejarlo a un lado. No sé ustedes, pero yo...

Pero ¿la bajona es cosa de niños pijos, ricos y acomodados?

A ver, la bajona la podemos entender como tristeza, ¿no?

Y siempre va a surgir cuando hay una pérdida.

Puede ser una pérdida de algo que ya no está

o de unas expectativas que sabemos que no se van a cumplir.

Y, en ese sentido, la Navidad... Estamos de vacaciones,

hay un ambiente, ves a gente que te apetece ver...,

o no tanto, por eso decíamos, dependiendo de la persona.

Pero, claro, volver a trabajar,

quizá dejar de tener tantos eventos sociales,

este año raro es raro de por sí,

mucha gente ha perdido a personas queridas,

hemos perdido trabajo...

Pues, bueno, creo que en ese sentido es entendible esto.

Pero, bueno, no quiere decir que todo cause depresión.

La tristeza es una emoción adaptativa,

como todas las demás,

algo que nos enseñó "Inside Out", la peli.

-Muy guay.

Y "Soul" también.

"Soul" es buena también.

De Pixar. Es más reciente, es verdad.

Hay que verla. -No vamos a hacer spoiler,

pero viene muy a...

Viene relacionado con... Con el tema de la movida.

Sí, claro. No, no vamos a hacer spoiler.

¿Tú qué piensas, Ana, amor?

-Creo que este año hay menos bajona que nunca.

Ya ha sido todo el año 2020 mal.

2021 hemos empezado normal, como siempre.

¿Y tú te dejas echar un cable?

¿Si pones un tuit de "estoy triste"?

Es que me da vergüenza a veces poner eso, porque me van a decir:

"Qué pesada, todo el día triste".

-(RÍEN) -Es verdad, a veces...

-Es que es verdad. -A veces no pongo cosas por eso.

Siempre digo: "Lo que pongo no es mi vida", pero, en parte, sí.

Sí que cuento lo que me pasa, pero digo que no...

Ah, "tristechonda"; eso me lo dijo un amigo.

Tiste y cachonda, que es el "mood" de...

Universal. -Es lo malo.

En realidad, emociones básicas no hay tantas.

Y solo nos parece buena una.

Eso de por sí es un problema.

Estás negando la normalidad del resto.

Y todos los días tendremos emociones

que a lo mejor nos parece que estamos haciendo algo mal

por tenerlas, pero tampoco dices:

"Qué pesado, todo el rato contento en las redes".

Y es a lo que hay que ir.

En realidad, es falso también.

Aunque transmitas eterna felicidad,

si tienes un organismo normal y corriente,

tendrás todas las emociones.

Otra cosa es que se te dé mal identificarlas.

Eso ya es otra clave.

Todas las tienes, porque no depende de ti,

son una reacción del cuerpo.

Claro, pero, socialmente, sí que dices: "Hombre, es agosto,

la gente está de pigüis, yo estoy aquí".

"No debería de estar expresando lo hasta la cuca que estoy".

pero estás más hasta la cuca que, por ejemplo, en enero, ¿sabes?

El "mood" es estacional.

Tiene que ver también con la educación.

Estamos educados para...

O sea, estar bien es estar contento o feliz.

Claro. Pero hay diferencias.

Tradicionalmente, a los chicos nos educan un poco

en que la alegría y el enfado está bien mostrarlo.

Es decir, cuando te frustras, puedes llegar cabreado.

Si tienes ansiedad, te cabreas. "Si estás triste, enfádate".

A las mujeres, se os "permiten" otras,

pero también vistas desde la vulnerabilidad.

Al final, la tristeza, la ansiedad es como...

"Jo, sois neuróticas, es que sois"...

Tiene que ver con la normalización o no de esto.

Pero menos mal que eso se va deconstruyendo poco a poco.

Acuérdate, estamos trabajando en ello.

Y por eso, educación emocional en los coles.

Educación emocional en los coles. -Ojalá.

Mafer, desmutéate.

Ahí está, vamos. Lo tenías ya para pulsar.

Así, ¡bunga!

Oye, ¿tú te propusiste cosas el año pasado para cumplir?

Jolín, la verdad es que sí.

Pero es lo que estaban diciendo,

que ya ha ido todo un poco mal y ya no puede ir a peor.

Yo ya solo tengo esperanzas buenas.

¿Y no...? ¿Y en vista de que no cumpliste, a lo mejor,

alguno de tus objetivos o propósitos que tenías...?

No, en realidad, he cumplido un montón de cosas

que me había propuesto.

Vale. Tampoco ha sido un año tan malo.

Un poco como ha dicho Liz antes, en lo personal no ha sido tan malo.

Pero entristece ver la situación general.

También es verdad, jolín...

Yo tengo más apatía, por ejemplo, con respecto a mi universidad...

Ver cómo el mercado laboral, que ya estaba regular,

ver ahora que, dentro de nada,

mi generación va a entrar a ese mercado laboral,

y ver cómo se encuentra...

Creo que es algo de lo que tampoco hablamos tanto,

y como que se invalidan

las emociones que tenemos los jóvenes,

cuando somos los que estamos empezando a vivir

una vida "adulta", y nos encontramos con un muro:

recesión económica, megapandemia...

Y entonces parece que no podemos quejarnos

porque hay otra gente que está viviendo cosas

que se consideran más graves.

Claro.

Pero, bueno, permítetelo.

¿Sabes? Ráyate.

(RÍE)

Eh, doctor... Doctora... -No, pero tiene razón.

Esto pasa mucho.

Hay veces que se intenta... ¿No está bien el diagnóstico?

Tu parte sí. Vale, vale.

Pero ella dice... Es lo que decíamos antes,

desde un adulto, que ha vivido mucho,

que un adolescente no pueda quedar con sus amigos no es un problema.

Entonces, intentamos animar con lo de... "Hay gente peor".

Pero eso no anima,

porque las emociones tienen que ver con tu realidad,

no con la de otros. Exacto.

Ser adolescente y que te esté pasando esto,

obviamente, es una pérdida.

Es una pérdida.

Estar a punto de terminar la universidad

y ver que la situación de trabajo no es...,

es una pérdida.

"Aún no tienes hijos ni cargas".

Claro. "Da igual. Es mi vida".

O no haberte ido a los Sanfermines.

A lo mejor le apetecía mucho a Mafer.

Hombre, es la verdad.

Pegarme un meneo me apetecía

y liarme con algún raro en la discoteca, y me lo he perdido.

Y es muy triste, la verdad. Ya.

Tres discos de Bad Bunny, sí.

A ver si se va a pasar el "twerk" de moda, Mafer.

Quería preguntar... (RÍE)

Quería preguntar...

A mí, personalmente,

y creo que es ampliable al resto de gente,

el mal común...

a mí me reconforta un poco.

Ah, ¿sí?

Hay un refrán que dice:

"Mal de muchos, consuelo de tontos".

Seré tonto, pero consuelo si suspendemos 18 de 20 en clase.

A mí me pasaba eso. Ah, ¿sí?

Si yo suspendía, pero veía que todos estábamos suspensos,

digo: "Bueno"...

Si yo estoy confinado, pero todos estamos confinados...

Claro, eso tiene que ver con... Hay dos vías, ¿no?

Una, que la pérdida no es tanto porque todo el mundo ha perdido.

No estoy perdiéndome nada porque nadie lo está teniendo.

Y, por otro lado, también disminuye la culpa.

Si suspendemos todos, no será mi culpa.

No lo habré hecho tan mal cuando a lo mejor hay otra razón.

Sí, es básicamente lavarme las manos.

No, pero, claro, eso es normal. Te entiendo, vale.

Liz... ¿Son los medios...?

Bueno, di lo que quieras decir y te pregunto,

para que enlaces de esa forma...

O sea, eres una DJ mezclando temas.

Pregúntame primero y ya enlazo yo con eso.

Por eso digo, que eres una DJ

mezclando bits de unos temas y de otros.

Los medios han reinterpretado la bajona,

y son culpables en parte de infundirnos esta situación.

Realmente la gente está en la mierda,

pero ¿realmente estaba en la mierda hace 20 días también?

Esa es la pregunta. (ASIENTE)

Pues en un primer momento

se podría esperar que en redes sociales

ver a un montón de gente triste, ya con la bajona de Año Nuevo,

y que Twitter estuviera lleno de niños locos

que pasean y declaman su tristeza, su aburrimiento o su enfado

con el mundo,

pero, cuando he empezado este 2021, he visto una especie de júbilo,

de querer dejar atrás todo lo malo,

este año inconmensurablemente malo, que ha sido 2020.

En relación con todo eso, como decía antes,

lo del Blue Monday viene de una agencia de viajes,

estrategias de marketing,

todas estas cosas, y no tiene nada de real,

nada de asentado, más allá de esa bajona posvacacional.

En relación con lo que estamos hablando antes

de lo que nos hemos perdido,

había una frase muy graciosa del presidente de Francia,

que decía que era duro tener 20 años en 2020,

Y es duro.

Porque creo que siempre, lo positivo,

es el otro el que nos salva,

y son esas relaciones, son esos afectos,

es el cuidarse con la gente de tu entorno.

Y, en esa situación, lo más duro de confinamiento

o lo más duro de esas cosas,

es no poder ver a esa gente.

Es lo que más echo de menos, por ejemplo, de principios de 2020,

que yo podía ir con cierta regularidad a Madrid,

donde conozco un montón de mis amigos,

y que ahora ya hace un montón que no les veo.

Tengo amigos que hace que no veo casi un año

porque vivimos en ciudades distintas y no podemos vernos.

De todos modos, creo que hay que ser más optimista por el tema la vacuna

con el año 2021 que entra.

Y también, si hacemos caso al refranero,

como tú ya has dicho, Inés,

"Año de nieves, año de bienes",

por lo cual, todo saldrá un poquito mejor.

# Y es que me paso el día de juerga,

# toda la noche sin descansar.

# Dándole al vino y a la guitarra... #

Hombre, un himno a Peret.

Di que sí, pero un refrán...

¡Perret! Un "perret"...

Un Perret, bien, pero un válido para la Edad Media...

¡Uy, Darío! (LIZ) ¡Bueno, bueno!

La Edad Media no era una época oscura,

es un mito. Estaba muy bien la Edad Media.

En la Edad Media también había orgías.

Estaba muy bien, con 20 años,

ya pagabas el bonobús de los viejos de ahora.

Y la pandemia, que le hemos cogido el gusto.

En la Edad Media, el fondo de autónomos era menos.

Eso es verdad.

Bueno, ¿qué ibas a preguntar tú, mi amor?

Iba a preguntar, Cardo...

Obviamente, la situación mundial es la que es,

pero que desde los "mass media"

se esté todo el rato con este metralleo

de noticias negativas... Uf...

Yo he dejado de ver las noticias desde que empezó la cuarentena.

Todo sigue más o menos igual. ¿El qué?

Es que me agobio. Además, ponen un caso superaislado,

y lo ponen como si estuviese pasando en todo el mundo.

Y me agobio, no veo noticias.

Solo memes, más que nunca.

Y me entero de las noticias a través de los memes.

Que es para tener tema de conversación

y no quedar como de tonta, y ya está.

Has hablado antes, Paola, del rollo creativo.

Que a lo mejor te lleva

como a hacer más canciones, etcétera.

¿Has sido productiva en ese sentido o te has dado tus "chances"?

Hay veces que sí. Había días en los que me sentía creativa,

y decía: Lo voy a hacer".

pero los días que no, también es muy importante...,

en plan, cuando estás mal, permitirte estarlo.

Claro. O sea, estás mal.

Y también el hablarlo con gente.

Antes dije que no lo pongo en las redes sociales.

Tampoco creo que eso sea algo bueno.

Sí, sí. Me refiero a que hay que visibilizar

que las personas no estamos felices todo el rato, ¿sabes?

Y, no sé, he perdido un poco el hilo.

No, no, no.

No, estábamos hablando precisamente de eso,

de que la creatividad,

el estar en un punto en el que te lleve a más hilos,

Días sí y días no.

Al principio de la cuarentena, estaba a tope:

"¡Voy a aprovechar mazo!".

Llevaba muchísimo de gira,

era la gira infinita de Las Cariño.

Decíamos: "Gira, gira", pero era infinita.

Nunca parábamos. Y fue como... "Qué guay,

unas semanas de relax".

Al principio, a tope, pero luego ya era como...

"Sacadme de aquí". Ya.

Al cuarto brownie, te atascabas un poco.

No brownie, no sé cocinar nada.

(RÍEN) Ni lo intentamos.

No sé, a la cuarta pizza

de Casa Tarradellas. Sí, sí.

Encima, lo de no pedir comida a mí me tenía loca.

Yo, por una hamburguesa, mataba. Sí, ¿eh?

Es que nos obligó, nos forzó, nos forzó la situación.

Oye, ¿y tu canción de 2020?

Ay, me has pillado.

Bueno, mi artista, lo pensaba el otro día,

y es Sen Senra, me gusta mucho lo que ha hecho.

¿"George Ezra"? No... Senra.

No sé ni quién es. ¡Ojo! ¿Eh?

Ah, ¿el gallego?

Sí, sí. Ah, vale.

Me gusta mucho lo que ha hecho. Perdón.

No, no... Lo has tenido que escuchar.

Sí. (TARAREA)

(TARAREA) Pues le mandamos un "ber"...

Un "verso". ¡Buah! Estás regular, ¿eh?

¡Uh! Regular.

Regular. Bueno... Sí, perdona, Darío. Ay, pobre.

Eh... No.

Igual que puede servir la bajona,

en dosis, como gasolina, para la creatividad,

¿sirve para el "jijí jajá" del que tú eres manufacturadora?

Yo hago "jijí jajá" con dramas.

Entonces, me sirve estar mal. Claro.

Pero yo tenía idealizado lo de estar mal

para ser creativa, y no es verdad.

He comprobado que, cuando estoy mejor,

soy más creativa.

Entonces, creo que hay que quitar el romanticismo

de la idea de dibujante...

(HABLAN A LA VEZ) Y déjame... la nieve.

El agua, en ningún otro estado.

Yo odio a todos los payasos.

¡Y Ronald McDonald y Joker, joder!

(RÍE MALÉVOLAMENTE) O sea, control + alt + suprimir.

Qué mal rollo. O sea, que no, desechar esa idea.

Prefiero estar feliz para crear,

porque, al estar triste, me cuesta.

¿A qué es así? -Y que lo disfrutas más.

Eres el comodín.

"¿Lo que estoy diciendo tiene sentido?".

A ver, como yo no creo, de lo que no sé no hablo.

A ver.

Sí que es cierto que tenemos que diferenciar, ¿no?

Es decir, una cosa es tener un impacto emocional por algo

que puede ser positivo.

Nos puede provocar tristeza, ansiedad...

y a lo mejor eso sí que ayuda a crear como propia experiencia.

Hay que diferenciar la experiencia de un estado de ánimo malo

o una depresión, que supongo que no ayudará

porque, como tú dices, los procesos atencionales,

a nivel conductual, social,

estamos a otra cosa y no ayudará.

Pero, quizá, una ruptura de pareja, a nivel creativo, puede venir bien,

pero no quizá el día que te han dejado.

-Exacto. -Si es esa experiencia,

ya que te han dejado, toca llorar,

o, si es bueno, alegrarte.

Pero que...

Mira cómo se ríe el doctor Santos, es espectacular.

-También pienso que el estar viendo y estar viviendo todo el rato

de estímulos positivos, creo que también es negativo.

-Es que el aprendizaje... -Es como un vicio, ¿sabes?

-El aprendizaje, además, implica que no todo sea bueno.

No he visto a ningún niño que eche a caminar sin caerse.

También necesitamos esas otras cosas.

He utilizado muchas veces este refrán, y vuelvo a emplearlo:

"Si todos los días son un día soleado,

¿qué es un día soleado?". ¡Oh!

Es que soy un bebé gigante.

Liz... (RÍE)

Danos un mensaje sucinto, y os voy a despedir desde el Zoom,

pero yo quiero saber un poquito tu mensaje de cara a este 2021.

Bueno, mi mensaje de cara a 2021.

¿Pensé que me ibas a preguntar un verso o una canción...?

¿Quieres? Os habría dicho este de Bad Bunny,

que al comienzo su primer disco, este año, de...

"Ya no escribo nada, solo comparto memes".

Y añadir a esta cosa que están diciendo el resto,

que en absoluto creo que la tristeza o estados de ánimo depresivos

sean buenos para crear.

Me parece, de hecho,

que algunas de las mejores cosas que se crean

se hacen precisamente desde la felicidad,

la ternura, el compartir con los demás y el amor.

A mí es eso ahora mismo lo que me mueve,

y me hace crear y me hace querer compartir cosas.

Es el amor.

Así que yo transmito para este 2021

un mensaje de amor, concordia y entendimiento...

y afectos entre todos.

Es que no es lo mismo

que estar a la conquista tonta de la felicidad.

persiguiéndola como si fuera una zanahoria colgando de un palo,

sino simplemente a apreciarse, reconocerse,

saber esta frase de Italo Calvino:

"Saber reconocer en medio del infierno

quién no es infierno y preservarlo y darle espacio".

¡Joder! ¡Joder! Bueno, Mafer,

un mensaje de 2021, o por lo menos de enero, de la próxima semana.

A mí no me va a quedar tan bonito.

Jo, encima estáis hablando de la creatividad.

Yo arrojo una lanza a favor de la gente que no es creativa,

y voy a decir que no pasa nada

por haberte pasado la cuarenta con TikTok.

O sea, que también es válido, ¿eh?

Que es lo que hecho yo, por ejemplo.

Así que, nada, un mensaje de positividad,

que parece que se ve un poco de luz al final del túnel,

aunque a mí me da vértigo lo que viene ahora.

Pero ya, no digo más;

si no, entro en un bucle de pasarlo mal.

No te lances otra vez al tobogán del Aquópolis, ¿sabes?

A ver si te va a quemar el culo.

Bueno, chicas, muchísimas gracias

por haber estado esta tarde con nosotros.

Y, nada, nos vemos en el próximo programa.

-Nos vemos. Adiós.

-Adiós, adiós. -Chao.

Chao. Y tenemos nuestra "Basura Gris",

que nos ha preparado el billete de la semana.

A ver qué se cuenta. ¡Grey Trash!

(Música de piano)

Todo lo mejor de nuestra parte. Yo creo que intentaremos

y, por supuesto, ganaremos este partido al coronavirus.

Y solo puedo decir...

Como capitán de la Selección española

y ciudadano, gracias.

Gracias, gracias.

Vuestro ejemplo de trabajo y generosidad

sirva para luchar contra este virus todos juntos.

(RÍE) (RÍE)

Es que, tío...

Es que... Es que esta persona, este ser...

(RÍE) Este ser... En fin...

¡Grey Trash, bravísimo!

Pero vamos a sumar, como siempre, a nuestras charletas.

a dos chicas.

Ruth, 22 años, diseñadora gráfica.

¿Cómo estás, Ruth?

Muy bien. Muy bien. Muchas gracias por estar aquí.

E Irene Peris, 24 años.

Ella es estudiante y trabajadora.

Y, bueno, ahí tiene su estrella colgando.

Entendemos que no es la de Belén.

Son los adornos de Navidad, que todavía no los he quitado.

Hay tiempo.

Oye, ya estamos a día 12, hay que quitarlo ya.

Voy a empezar contigo, Irene.

Nada, si eres de las que no lo quita

y aprovecha los ledes todo el año, pa'lante, como tú te sientas.

Te quería preguntar,

¿te motiva o te inspira este arranque de año?

Bueno, un poco a partes iguales.

Es algo diferente. De normal, este principio de año

siempre suele ser prepararse los exámenes,

un poquito de frío...,

pero es que ahora tenemos el coronavirus.

O sea, ¿qué podemos esperar de eso?

Todo negatividad.

Pero también sacar un poquito de parte positiva.

Que es...

-¡Claro! -(RÍEN)

-No, siempre salen noticias positivas.

Por ejemplo, las vacunas.

Siempre hay que sacar alguna cosita. Vale.

Vale, vale, vale. Bueno, Irene, tú sabrás.

No sé si... Es por no sacarle todo negatividad.

Si no, creo que nos hundimos.

Dr. Dre se está poniendo bueno, el rapero,

que estaba malo, le había dado un telele,

pero ya está mejor.

Eh... Ruth.

¿Volverá a ser todo como antes,

como decía El canto del loco, o no?

# Ya nada volverá a ser como antes... #

-Temazo, ¿eh? -Un temazo de los de...

-Bueno, no lo sé, la verdad.

Personalmente, terminé la carrera hace un mes.

Entonces... ¡Anda, enhorabuena!

Claro. Bueno, no creo que sea el mejor momento de todos

para haberla terminado.

Diseño gráfico, si la cosa ya estaba complicada,

encima con un posible confinamiento,

el toque de queda y todo lo que está pasando ahora,

la cosa está un poco chunga.

Entonces, ¿volverá a ser como antes?

Pues espero que en algunas cosas sí y en otras no.

Espero no tener más exámenes en la universidad

sin estar matriculada,

pero sí que... No, sé, no sé.

Por ejemplo, fuera los besos, que decía Darío.

# (IMITANDO) "Eso es lo que quieres, besos"... #

(HABLAN A LA VEZ)

¡Dios mío! El canto del loco, Nostradamus.

Bueno, hablando de la vieja..., de perder viejas costumbres...

de la vieja normalidad.

Eh...

Pues no sé, por sacarle un este...

Lo de los besos ya era una turra, ¿no?

Creo que nos estamos volviendo un poco locas todas,

porque yo ahora estoy en mi casa,

mi madre es médico, está en el hospital

y es como que yo también estoy como medio confinada en mi casa

cuando estoy con mi familia.

Estamos separados todo el rato.

Se nos va a ir a un poco la pinza

cuando la cosa pueda estar un poco como estaba antes,

en lo de los abrazos, los besos y demás,

que va a ser una faena volver a acostumbrarnos a...

No sé, yo era una persona supercariñosa.

Y ahora es como...

"Quiero dar un abrazo, pero no puedo".

Y no sé. Ya.

Mira, ventaja para los que teníamos la pinza idísima de antes.

Mira, ¿ves? esto no nos ha sobrevenido.

Irene, propósitos de 2021.

2021.

Joder, Irene, hija, -¿Propósitos?

Pero ¡bueno!

Sí, tengo propósitos, pero no sé si los voy a cumplir.

Me he propuesto independizarme, pero... (RESOPLA)

¿Independizarte? Tela.

Buen año para elegirlo.

Bueno, vale, está bien.

Está bien. Sí, exacto.

-Está bajando el precio del alquiler.

Puedes hacerlo también mediante un método ilegal,

como la okupación.

No insto a eso, ¿eh? -No, mejor no.

Era una broma.

¿Y algún propósi...? Por ejemplo, ¿y si no sale eso?

¿Hay algún otro propósito o te dejas llevar un poco,

sobre la marcha?

No, me he propuesto terminar de sacarme el carné de conducir,

que creo que lo voy a conseguir.

Yo también lo creo. Es preferible.

Tienes una pinta de conductora que te cagas, tía.

O sea, ten cuidado. Gracias.

No, no, no. Coches chocones, total.

Ruth.

¿Crees que ha sido la Navidad más sana de tu vida?

Eh... Sí.

Bueno... Sí, sí.

A nivel de salud mental, también.

¡Anda!

Es que estamos descubriendo el pastel

de que nadie se lleva bien con sus familias.

Lo cual, pues, bueno...

Yo me uní a esta tendencia en el año 2000, ¿sabes?

(RÍE)

A ver, sí que... ha venido muy bien...

ahorrarse ciertas charlas en mitad de algunas cenas,

de intentar ser políticamente correcta todo el rato.

Dejar eso a un lado y estar con mis padres y con mi hermana,

que es mi familia más cercana, me ha venido muy bien.

Seguir siendo como puedo ser siempre,

Pero sí que es verdad que ha sido aburrida.

Me he aburrido un montón.

Pero, bueno, es que... Es que...

Ya, bueno, de tanto verles el jeto...

También te digo, mira, un mensaje de amor y también de cordura.

No sé, al final,

ver a las personas que realmente nos interesa.

Eso ha sido muy positivo.

Bueno, chicas,

un mensaje para superar la bajona de enero

y de 2021 en general.

y ya os dejo estudiar o hacer lo que queráis hacer.

O echar currículums o mirar pisos en Idealista.

Eso me a venir muy bien,

lo de los currículums. Claro.

Un mensaje, Ruth, venga. Cuéntame, amor.

Mi mensaje, un poco la filosofía

que estoy intentando llevar a mi vida estos días:

asumir el contexto en el que estamos bien.

Bien.

No generarnos inmensas expectativas.

Y, bueno, pues...

no buscar esa felicidad utópica de la que estabais hablando antes.

Pero sí trabajaré... Con lo que tengo,

voy a intentar estar de la mejor manera posible

porque no sé cómo voy a estar la semana que viene.

El doctor Santos se va a quedar sin trabajo,

Te están diciendo ya todo lo que dices.

Espectacular. -Mejor.

Mejor quedarse sin trabajo...

Es que esta persona es espectacular.

Santos no puedes parar.

Irene, mensaje de 2021. -Yo un poco...

Un poco como Ruth.

Ir poquito a poquito,

sacando las cosas buenas, sin agobios,

y haciendo las cosas que nos gusten.

Chicas, muchísimas gracias, Irene y Ruth,

por haber estado este ratito con nosotras.

Igual. Y yo qué sé,

recomendad el programa,

para que no seamos más en esa masa que llaman INEM, ¿no?

Muchas gracias, chicas.

Adiós. Un saludo y feliz enero.

Bueno, Ana, te toca a ti iniciar una ronda.

La ronda, bueno, pues eso, de la mensajada para enero.

No tengo que mirar a ninguna cámara, ¿no?

¿Te gustaría? Me he puesto nerviosa.

Creía que era como el mensaje del rey.

No, no, pero el mensaje del rey...

¿Te acuerdas, que parecía que iba en "delay".

Sí, lo hacía mal.

Para una cosa que tenía que hacer el hombre.

Ya, no es tan complicado.

Bueno, voy a mirar... a ti.

Te miro a ti. Venga, y yo a ti.

Mi mensaje es que viváis todos,

estoy mirando a todo el mundo,

que viváis el día a día y que no os agobiéis con el futuro.

Y no os flipéis con los propósitos.

Hay mucha gente que dice cosas que en realidad sabes que no.

Entonces, mejor, propósitos pequeños y a tope de presente.

"Carpe diem". Por ejemplo, poner una lavadora.

¡Exacto! Misión a cumplir...

¡Puesta! Tenderla, otro rollo. Como el Cholo Simeone.

"Partido a partido".

Dale, papá. No como el resto de equipos,

que juegan al último. Bueno, pues cállate.

El otro día, no sé qué ha pasado, creo que han bajado...

Un equipo catalán... Ha desaparecido, lo han disuelto.

Sí, cállate. Tenéis que ver "El Pionero",

Yo siempre recomiendo esas cosas, con el Imperioso y Jesús Gil.

Bueno, nada que ver.

Empezad vuestro año con propósitos de verdad,

no con mierdas.

Doctor Santos Olano, por favor.

¿Algún mensaje? ¿Alguna risa? ¿Alguna oportunidad?

(CARRASPEA) ¡No!

Bueno, en relación a lo que ella decía,

el mensaje es... Bueno, lo divido en dos partes.

La, primera, ajustemos expectativas.

Es decir, ¿a lo mejor nos están empezando a venir

buenas o malas noticias? Vamos a ajustar expectativas

para que luego nos sintamos capaces de llegar a ellas

y no tengamos la sensación de que no estamos a la altura;

sobre todo, con el tema de los propósitos.

Y por otro lado, independientemente de qué nos depare el futuro,

el futuro que no depende de nosotros,

lo que os decía: vamos a normalizar todas las emociones.

Vamos a darle cabida.

Vamos a ver que todas son útiles,

y, sobre todo, que son compatibles.

¿Vale? Que no hace falta

estar todo el rato contento, todo el rato triste,

sino que de la tristeza también puede salir alegría,

del malestar puede salir crecimiento...

Es decir, que puede ser bueno.

Así que ese es mi mensaje. Ay, espectacular.

Espectacular.

Paola, amor... ¿Y ahora qué digo yo?

Pues tú di lo que quieras.

Como si te tienes que cagar en alguna deidad.

No. La conclusión que he sacado es que se viene vacuna.

Se vienen morreos, se viene fiesta.

Así que, realmente... ¿No? Se viene, se viene.

Está bien. Y aceptarse uno mismo, convivir con uno mismo,

con las circunstancias...

Si es que todo no es tan malo.

Y, si se acaba el mundo, se acaba, ya está.

Pero que no te quiten lo bailado. Exacto.

"Que el fin del mundo te pille bailando

y que el escenario te tiña las canas",

que diría Chavela Vargas.

Los 27 años me van a coger en los festivales.

¡Bueno! Me han quitado la juventud.

Bueno, bueno... Uy, la juventud...

Que le han quitado la juventud.

Pero siempre voy a parecer que tengo 18 años.

El otro día me pidieron el carné para pillar cerveza en un chino.

Eso está muy bien.

Aquí uno de los codirectores del programa me ha dicho:

"Cada vez parece más mayor en el programa".

Digo: "Anda". Pues no.

Por mi aspecto croata. Yo tengo un mensaje cortísimo.

A ver. ¿Puedo darlo?

Claro, di lo que quieras.

¿Cómo no vas a poderlo decir?

Gente, ¿qué tal?

Mi mensaje y mi reflexión

va sobre lo de "propósitos de Año Nuevo".

¿Os acordáis de lo que he dicho antes de "si yo suspendía,

pero suspendía el 98 % de la clase me importaba menos"?

Por eso fallan los propósitos de Año Nuevo.

Porque los iniciáis el mismo día que gran parte de la población.

Elige, por ejemplo, empezar los propósitos...

el tercer jueves de abril.

La primera noticia de una señora de 60 años que haya parido.

La segunda soplapollez que diga Feliciano López en el año.

Escoge tu día, hazlo único y empieza tus propósitos ahí.

No cuando todos lo hagan.

Si no, es muy fácil dejarlo.

No, si todos lo hacen...

¡Eso es, bien dicho!

¡Nada de bajona! ¡Mucho ánimo!

Vamos a ese 2021... ¡Mira!

¡Me lo he comido ya!

Y muy importante, mañana tenemos un programón,

programa de odio en las redes y la polarización.

Fíjate, ahora con todo el tema EE. UU. que está todo muy caliente.

EE. UU. y supertendente.

Bueno, y síguenos, por supuesto, en todas nuestras redes:

TikTok, Instagram, YouTube, Twitter...

Y ya no tenemos más.

Gestionarlas con cuatro personas que tenemos es suficiente.

¡Que no les da tanto de sí el tiempo, hombre! ¡Adiós!

La bajona no perdona

Prevención del suicidio

Sin duda alguna, uno de los mejores programas de toda la temporada. Y eso que 100 programas son muchos. Por desgracia, el suicidio es la primera causa de muerte no natural en nuestro país. Sin embargo, apenas se habla en los medios de este problema que tanto nos afecta a los jóvenes. El testimonio de Román nos caló hondo.

Prevención del suicidio

Salud mental y pandemia: ¿Cómo de mal estamos?

Tras un año encerrados en casa, con toques de queda, cierres perimetrales, sin hostelería, sin ocio nocturno y con clases online, lo más normal es que estemos muy cansados. Los que más saben del tema definen esta sensación como "fatiga pandémica". 

No recomendado para menores de 16 años Salud mental y pandemia: ¿Cómo de mal estamos?
Transcripción completa

¿Qué pasa, mis santas? ¿Cómo estáis?

Seguro que si fuerais completamente sinceras,

la respuesta se parecería mucho a: hartitos de restricciones,

de miedo, de no ver a la familia,

pero tener que ir a currar y hacer exámenes,

de precariedad, de desastre económico,

de medidas gubernamentales cambiantes,

de toques de queda, de cierres perimetrales,

de no tener en el horizonte nada más que incertidumbre.

Y es lo más normal.

Va a hacer un año de la declaración del estado de alarma en España.

Y en el cumple de la pandemia nos preguntamos:

¿Cómo están las cabezas?

La respuesta es que no están muy allá.

Que estamos un poquito "cucuvaya".

Y es que en paralelo a la pandemia de la COVID y a la de la pobreza,

corre la de los achaques de la cabeza.

Dentro "Gen Playz".

(Sintonía programa)

¿Cómo tienes la psique, Darío? Porque yo, así.

Regulito, ¿eh? Pues es que claro...

Regulito. Es que hoy es... Bueno, hoy no,

pero está siendo, más o menos, el primer aniversario de pandemia.

"Not funny".

Me duele esto.

No, claro, es que te duele de pensar,

porque cuando nuestro ocio se reduce a reunirnos aquí,

pues llega un punto... Es que esto no es ocio.

Yo no me lo paso bien contigo. ¡Joder!

¡Qué barbaridad! Esto es trabajo.

Esto es trabajo.

Y también es trabajo hablaros de la salud mental

y de cómo nos está afectando la pandemia.

Hemos preparado un vídeo.

"Hace ya casi un año que todo esto empezó".

(CANTA EN INGLÉS)

"La pandemia de la COVID nos puso patas arriba en marzo de 2020".

No se puede, Bea. -A calle.

-Es que no se puede, hija. -¡A calle!

"Y aún seguimos en las mismas".

Porque estamos aburridos de nuestras casas.

"Restricciones, aislamiento, toque de queda,

prohibiciones de ver a nuestros seres queridos, incertidumbre,

una crisis económica que solo ha asomado la patita

y ya nos ha dejado devastados".

"Y claro, todo eso va sumando y se nota".

"A pesar de que los jóvenes sean los menos afectados

por los síntomas físicos del virus, son los más afectados

por las secuelas psicológicas de la pandemia".

Porque COVID-19 no afecta solo a tus pulmones,

también ataca a tu mente.

"En el aniversario de un estado de alarma

del que realmente no hemos salido, nos preguntamos:

¿Cómo están las cabezas?"

"¿Cuáles han sido las repercusiones psicológicas de todo esto?"

Todos locos.

"¿La pandemia que corre en paralelo a la del COVID

es la de la enfermedad mental?"

"¿Es posible un equilibrio entre salud pública y salud mental

en mitad de una pandemia?"

"¿Estamos un poco 'pa tras' y es normal que lo estemos?"

Estoy en mi casa porque no puedo salir

porque hay un bichito coronavirus.

Hasta luego.

Buf... Qué bajón, ¿eh?

"Os meninos".

Ya, "os meninos".

Yo, cada vez que hacen un vídeo recopilatorio de cosas tristes,

me pongo triste.

Sobre todo con los pequeñines. Ya.

Bueno, me da que mucha gente también.

Madre mía.

Bueno, voy a cambiar esto, si se puede.

Eh...

Vamos a presentar a nuestra mesa de esta tarde,

que es... sin igual.

Álex García forma parte del colectivo Orgullo Loco Madrid.

Colectivo de activismo en salud mental, en primera persona,

que también lucha contra la vulneración de derechos humanos

en la práctica psiquiátrica

y también estudia Medicina.

¿Tienes todo ese currículum?

Eh... Sí. De momento, sí. Es una barbaridad.

Gracias por invitarnos.

De cuatro páginas va a ser el LinkedIn.

Vas a darle ahí, al scroll, en un momento determinado...

No, con la licenciatura en Medicina yo me conformo, de momento.

Con eso ya... Con eso ya...

Qué barbaridad.

Por otro lado, tenemos a Jesús Linares,

psicólogo de emergencias en UCI

y coordinador del dispositivo de atención psicológica

de la comunidad de Madrid,

jefe del dispositivo de atención psicológica

del ministerio de Sanidad y profesor de la UEM.

Eh... Yo no sé si te das algunos besos,

si te tomas algunas cañas, pero luce a que no.

Tengo poco tiempo.

(RÍE) Me gustaría tener más.

Ya lo tendré.

O sea, vuestro trabajo consiste en atender las llamadas

de las personas que necesitan una atención psicológica

en ese momento.

Sí, es una atención en un incidente crítico, en una situación de crisis.

Los dispositivos que acabas de nombrar son telemáticos,

a través del teléfono.

Las personas llaman y no sabes lo que te vas a encontrar,

ese es el problema.

Te llaman y no sabes lo que va a pasar.

Te pueden llamar, estar llorando durante 20 minutos,

colgar y no decir nada,

o decirte que están sentados en una ventana y se van a tirar.

Qué barbaridad.

Yo desconocía este servicio.

Pero bueno es saberlo.

Y sobre todo, la gente que lo necesite, claro.

Hugo Cuevas, manchego, que es que me lo han destacado así.

Pero bueno, estudió Psicología por la Universidad de Murcia.

¿Eres de Albacete y te has ido a Murcia?

Sí, los eternos rivales por el agua.

No, es que Murcia, éxito eterno. Siempre lo diré.

También es colaborador en el blog de "El Salto".

Muchas gracias por estar aquí.

Inés Bárcenas. (HUGO) A vosotros.

No ha podido venir presencialmente

porque está pasando consulta en la consulta Velázquez.

Pero nos han dicho desde la consulta

que si le hacíamos este spam,

nos ponían ellos un vídeo de "Gen Playz" a la entrada.

Además de esto, psicóloga,

profesora de la Universidad Francisco de Vitoria,

trabaja en la Ruber Internacional, asociación Necesito Terapia.

Bueno, currículum también de los que no queda tiempo.

Y ayuda a "persones". Eso está muy bien, Inés.

Sí.

Pues nada, cariño, bienvenida a "Gen".

Encantada.

Por último y no menos importante, Paula Cariatydes.

Ella es actriz y cantante.

O sea, artista, "mocatriz".

Se podría decir que sí. Pues sí.

Y además tiene un estilazo. Nada más que lo veas.

Bueno, empiezo haciendo una pregunta.

Que conteste quien quiera.

Bueno, Álex, amor, contesta tú. ¿Cómo están las cabezas?

Muy mal, todo mal.

¿Conocéis el sticker este que hay por WhatsApp?

"Todo mal, nada bien".

Eh...

Veníamos de...

En parte, creo que la pandemia ha sacado a relucir

toda la mierda social que teníamos debajo de la alfombra.

Y bueno, se nos ha juntado

la mierda que ya teníamos debajo de la alfombra

con la pandemia mundial y está todo...

Bueno, se ha incrementado mucho la ansiedad, la depresión,

el suicidio...

Está todo bastante mal.

¿Cómo es que estamos así? Jesús, tú que estás en primera línea.

-Yo estoy totalmente de acuerdo con el compañero, con Álex.

Nosotros traíamos ya una serie de factores de vulnerabilidad.

Nos venían advirtiendo hace ya mucho tiempo

que el tema de la salud mental, en España,

estaba derogado a segundo plano.

Y claro, la pandemia ha hecho que aquellos momentos de resarcimiento,

aquellas maneras de tener ocio, Una vía de escape, ¿no?

pues han desaparecido. "Arrivederci".

Entonces, como se ha ido,

lo que ya estaba feo, ahora está mucho más feo.

Y como dice él, mal, bastante mal.

Inés, te queríamos preguntar.

¿Cuáles son las dolencias mentales más comunes

que estás recibiendo ahora?

Yo, lo que he observado es una evolución...

Sí que es verdad que después del confinamiento,

había muchos episodios de ansiedad,

de fobia social,

síndromes de Burnout en relación con el trabajo, con el teletrabajo

y problemas relaciones derivados

de haber estado tanto tiempo con la familia, con la pareja.

Y lo que veo ahora, directamente, son episodios depresivos.

La gente ya está en una indefensión,

que a mí me parece preocupante

y con muchísima fatiga.

Estamos como muy cansados.

El umbral de adaptación

está volviéndose cada vez más bajo.

Y luego, lo que se ve también es muchísima soledad.

Que no es una patología en sí,

pero es muy peligroso para el ser humano.

Es lo que estoy viendo. Paula,

dice la OMS que el 60% de la población mundial

está sufriendo fatiga pandémica.

¿Es una forma de romantizar que estamos un poco hasta la "cuca"?

Yo creo que sí.

Creo que estamos un poco hasta los cojones ya.

Sí, ¿eh?

Creo que no es que sea fatiga.

Es que, obviamente, si el tiempo que tienes,

únicamente lo estás empleando en ser productivo para el sistema

y luego ni siquiera tienes, pues lo que decía Jesús y Álex,

no tienes luego beneficio, por así decirlo,

a nivel ocio, pues obviamente acabas cansado

porque lo único que haces es producir y producir.

No tienes en ningún momento esa repercusión,

o sea esa...

Eh... Sí, un feedback de premio, ¿no?

Sí, no tienes ese feedback de: "Vale, ahora te premio

porque estás ganando dinero

no solo para sobrevivir, sino para vivir".

Entonces, obviamente eso cansa, eso cansa a cualquier persona.

Hugo, quería preguntar...

¿De qué manera afecta que estemos viviendo

en este mundo posapocalíptico?

El que es una incertidumbre constante,

porque no podemos pensar más allá de mañana,

quizá la semana que viene.

No sabemos qué va a ocurrir el mes que viene.

¿De qué manera afecta esta incertidumbre?

Pues en realidad, como han dicho los compañeros,

se han acelerado procesos que ya estaban.

Ya nos sentíamos solos, saturados.

Incluso...

bueno, estas semanas hemos tenido varias figuras públicas

que hablaban de que la cuarta ola de la pandemia

puede que sea la de la salud mental.

Y la verdad es que tienen mucha razón.

Ahora mismo, la incidencia de trastornos,

estrés postraumático, ansiedad o depresión,

en diferentes estudios,

se ha multiplicado entre tres y cinco veces.

Y es lógico que esto esté siendo así.

Ya estábamos quemados,

y esto bueno, es un colmo.

¿Creéis que...?

¿Creéis que intensifica o que rebaja

el que todos estemos en la misma situación?

¿Creéis que sirve como...? A mí sí me pega.

Es como cuando suspendes, pero suspende toda la clase.

Mal de muchos consuelo de tontos. Claro. ¿Cómo funciona esto?

-Se supone, según la literatura científica al respecto,

habla de que cuando se produce algo como esto,

como estamos todos dentro de la misma barca,

en teoría es un factor de protección.

No es como un atentado concreto a un edificio, a equis personas.

Esas personas están más vulnerables.

El hecho de que todos estemos en la misma barca, en teoría...

A lo mejor es paradójico, como lo que estamos hablando,

porque siempre hay contagio emocional, etcétera.

Pero se supone que es un factor de protección.

Y vosotros, en Orgullo Loco, ¿qué hacéis?

(ÁLEX) Nosotros, principalmente, somos un colectivo

de activismo en salud mental.

Y nos centramos mucho en la vulneración

de lo que se de produce de derechos humanos en plantas psiquiátricas.

Vale.

Por ejemplo, con esto de la pandemia,

del confinamiento duro,

ha habido residencias de larga estancia,

donde estaban como en una cárcel, no les permitían salir,

los familiares apenas tenían contacto con ellos

unos minutos por teléfono.

Ha sido muy duro.

Entonces, nosotros nos centramos en destacar y en poner de manifiesto

que los derechos humanos,

recogidos por multitud de...

Sí, convenciones, cartas... Instituciones, claro.

Que se vulneran, que están ahí.

Hay cosas, como puede ser la terapia electroconvulsiva,

el electroshock, que eso se sigue haciendo hoy en día.

No es una cosa de las películas, no es una cosa

que se queda en el cine o en la literatura,

sino que es una cosa que sigue pasando y que, a veces,

se hace sin el consentimiento informado de la persona,

lo cual es ilegal.

Entonces... Totalmente, totalmente.

Hugo, el dinero no da la felicidad, se supone.

¿El dinero da la tranquilidad en esta situación?

¿La brecha económica influye? (PAULA) ¡Ya ves!

-Sin duda.

O sea, obviamente, no solo en una situación

de confinamiento total, sino en el día a día,

no es lo mismo tener que convivir con una familia de cinco personas,

madre, padre, abuelo y los dos hijos,

en una casa pequeña que además está mal iluminada,

que vivir en un chalet y poder salir a hacer largos a la piscina.

-Sí.

-O la propia tensión que genera el estar,

bueno, en paro de larga duración,

dependiendo de ayudas, que además están, normalmente,

miradas por la sociedad como si fueran casi mendicidad.

Lo cual genera un sentimiento de culpa

en la persona que está cobrando el paro o esa ayuda.

O bueno, ser un... por ejemplo, un camarero precario,

que está contratado por dos o cuatro horas al día,

aunque eche de sol a sol, ¿no?

Y que va a ver cómo, con el ERTE,

está perdiendo la capacidad adquisitiva

que le permite mantenerse a él y a su familia.

Y es, obviamente, un factor estresor...

Jesús. que agrava estas cosas.

Estás asintiendo todo el rato

y yo querría que contases algún relato

de los que no salen en las noticias,

un poco a tenor de lo que dice él de toda la brecha.

-Bueno, yo estoy muy de acuerdo con Hugo.

Yo también soy un ser humano y me hervía la sangre

cuando veía vídeos en ciertos sitios

de que había que estar en casa, no sé qué,

grabándose en el jardín de casa... El "Resistiré".

Y a mí me entraba como...

J. Lo haciendo largos, como decía él.

La película esta de "Inside Out",

el de la furia me salía como... (GRUÑE)

Entonces...

He visto "Inside Out" hace poquísimo,

así que me podéis preguntar.

Pues el de la ira, mi muñeco favorito,

ha durado bastante tiempo.

Ahora estoy un poco en proceso de tristeza,

cuando veo lo que está pasando.

Pero en ese momento estaba como enfadado con el mundo.

Mira, ya me he desahogado.

Es que nadie te ha preguntado cómo estás.

No me hagas llorar.

(RÍEN)

No.

Ay, pobre.

No, en serio, he tenido situaciones que la verdad es que...

Imaginaos, llama una mamá desesperada

porque su hijo es adicto, por ejemplo, a los porros,

y se tiene que saltar el confinamiento e ir a comprárselos

porque si no le pega una paliza.

Claro.

Y para esos casos, ¿qué pasa con las restricciones?

Nada, que la mamá se lo salta.

Tiene que elegir entre que la multen

o que su hija entre en brote psicótico real,

porque es una de las cosas que puede producir el CCC en la sangre.

Y tú que estás a caballo entre las instituciones y lo humano,

eso contaría como una cosa saltable.

Yo tengo... (RÍE)

Te refieres a salvoconductos. Sí.

(RÍE)

No, hombre, no puedes hacer un salvoconducto

de que vas a por hachís.

No, hombre.

Pero depende del momento en el que esté,

yo tenía varios salvoconductos.

Además, por mis pintas me suelen parar, siempre.

Ay, Dios mío.

Me han llegado a parar del trabajo a mi casa hasta cinco veces.

Y yo: "Bueno, os voy a dar una foto y la tenéis ahí".

Pero eso me hace que siga siendo así como soy,

quiero decir, me pongo más cabezón.

¿Y no tienes algún otro caso también de lo mismo,

que concretamente haya sido de pandemia?

Sí, este fue en pandemia.

-A mí me pasó una cosa superparecida.

Yo estaba muy mal porque la situación en mi casa era horrible.

Y...

Y yo estaba a reventar.

Y entonces, le dije a mi pareja:

"Por favor, ven a verme".

"No es un capricho, de verdad que lo necesito, no estoy bien".

Y...

Y me dijo: "Vale, no te preocupes, voy a ir".

Y se cogió un Cabify en plena pandemia, en pleno confinamiento,

cuando estaba todo terrorífico.

Se cogió un Cabify, le pararon justo llegando a mi casa casi,

y le dijo la Policía: "¿Tú qué haces aquí?".

Y dijo: "Te podría mentir, pero te voy a ser sincero".

"Mi pareja tiene depresión, tiene un trastorno de ansiedad

y voy a ayudarla porque está muy mal y necesita ayuda".

Y el policía, sorprendentemente, le dejó pasar.

Digo: "Creo que te has topado con el único policía majo del mundo".

Inés, te quería preguntar cómo crees

que nos están influenciando las pantallas en todo esto.

O sea, todo el uso de...

De...

El consumo excesivo tanto de Netflix como Tik Tok...

Yo qué sé, lo único que se puede hacer, joder.

Yo creo que estamos muy aburridos.

Cada vez tenemos un tiempo atencional más corto

y nos aburrimos más rápido de los estímulos.

Incluso hay pacientes que me están pidiendo,

con los que hago a veces videollamada, que me dicen:

"Por favor, vamos a hablar por teléfono,

porque estoy harto de las pantallas".

Y es verdad que la conexión que se produce

cuando solo estás atendiendo una voz

y no te estás viendo a ti en pequeñito, que siempre...

Puede llegar a ser mucho más profunda.

Yo creo que tenemos que tratar de desintoxicarnos de alguna manera

todos los días de las pantallas,

porque al final, nos saca mucho de nosotros.

Es una estimulación continua,

que antes teníamos durante unos minutos al día,

pero ahora, trabajo a través de la pantalla,

mi ocio es a través de la pantalla,

me comunico a través de la pantalla, entonces, desconexión.

Yo estoy así.

Todo el día. Es verdad.

Sí, no me encuentro bien.

¿Cuál es el factor que juega el miedo dentro de todo esto?

¿Cómo... se puede superar

o cómo se puede sobrellevar...

saber que estamos en una situación en la que alguien cercano puede...?

Por ejemplo, el tema que estábamos comentando

de los medios de comunicación, de que es todo el rato como...

Como que te están envenenando la "movie".

¿Cómo se puede sobrellevar?

Bueno, yo creo que cada uno puede establecer...

No viéndolo.

Hombre, sí.

La desconexión, desconectar,

llegar a tu límite y decir:

"Yo ya no quiero, no puedo tolerar más información".

Eso es sanísimo, decir: "Hasta aquí".

"Hoy ya no veo noticias y me veo una película".

Aunque sea pantalla, pero bueno, esto que dicen...

del ocio, pero también con pantalla, con Internet,

de al final no desconectar.

También ayuda mucho...

tener como tu propio botiquín, de decir:

"A mí, yo sé que me sienta bien...

no ver más noticias".

"A mí me sienta bien ponerme una canción".

"Yo tengo un amigo con el que puedo hablar,

aunque no sea de mierda, pero puedo hablar de yo qué sé,

de cine, de hobbies que tengamos en común".

Todas esas cosas generan

como un botiquín personal anticrisis de salud mental

que es muy beneficioso.

Qué interesante. Todos deberíamos tener uno.

"Safe places".

A mí me encanta ver "Los Goonies", en bucle.

Es como mi "safe place".

-A mí, "La isla de las tentaciones" me ha salvado la vida.

A mí también. O sea...

(INÉS) A mí también. Es muy fuerte decir esto.

-Para mí, es el mejor día de la semana, los jueves.

Si tiras del hilo hay un problema, porque los ves y dices:

"Qué bien se está en la playa, no puedo viajar".

Te lo transmite, es guay.

Dices: "Qué guay, por fin,

ver gente sin mascarilla, comiéndose... todo".

Sí, exacto. Ojalá.

Ese es el ocio. Me gustaría

una "Isla de las tentaciones versión comida".

En plan tentando con cosas así como:

"Huy, esa pizzita", no sé qué, no sé cuántos...

"Ostras, cómo me ha apetecido".

Bueno, chicos, os hemos preparado.

Bueno, "os" no, ha preparado el señor Danel,

el señor Danel, un vídeo al efecto de la salud mental y la pandemia.

A ver qué nos cuenta.

Hey! Aquí, el chaval de...

¡Venga, Danel! ¡Levántate, coño!

¡Aunque haya pandemia, la vida sigue!

# La vida sigue igual. #

Ahí estaba la madre diciendo: "Espabila".

Me ha dado mal rollo, ¿eh? Ya.

Danel, estate quieto con las cosas de Lars von Trier,

que me ha dado susto.

Exacto. No a Pier Paolo Pasolini. Consumid "Pocoyo".

Bueno, Paula, tú contaste en redes sociales,

como intentando, bueno, no intentando, normalizando,

contando tu propia experiencia de terapia de estos años.

¿Qué mensaje lanzas?

Que...

A ver, a la gente...

Tengo dos mensajes, uno para las instituciones y otro para la gente.

A la gente, que pidan ayuda donde sea, que busquen recursos.

Como estábamos comentando con Jesús antes de grabar.

En la UCM era, ¿no?,

ofrecen terapia gratuita,

porque los...

Los graduados necesitan hacer prácticas y demás.

Yo, de hecho, fui a esas terapias.

Hay otros...

Hay otras plataformas en las que te pueden ofrecer ayuda,

como han dicho mis compañeros.

Y luego, a las instituciones les lanzo el mensaje

de que dejen de darnos por el culo ya, opino yo. Digo.

O sea... Que concreten.

Que concreten, que la salud mental es muy importante.

Eh...

Joder, que es que se muere mucha gente por salud mental.

Que la peña no solo se muere por tener enfermedades física,

que las mentales también son riesgo, son enfermedades de riesgo.

Y...

Y que estamos fatal, que nos ayuden.

Porque yo pago aquí, religiosamente, mis impuestos en España

y yo no tengo psicóloga, ¿sabes lo que te digo?

Llevo esperando una llamada de mi psiquiatra

desde febrero del año pasado

para que me gestione la medicación.

-Qué horror. Ya.

Y aquí estoy. Lol.

O sea que... Que os pongáis las pilas, Pedro Sánchez.

"I see you".

"I see you".

(INÉS) Yo, en este sentido, a mí me preocupa muchísimo

porque la salud mental es un privilegio

en nuestro país.

Y entonces, algo que...

Las enfermedades mentales son tratables,

en algunos casos, bastante curables.

Tampoco necesitamos tanto recurso, tanto tiempo,

y estamos relegándolo a un porcentaje de la población

que puede pagarse terapias de manera privada

y estamos agravando el problema.

Una depresión que no se trata durante años,

puede acabar en el suicidio, afectar a toda la familia,

puede incapacitarte a nivel laboral.

Es dramático.

Jesús, ¿qué recursos tenemos? ¿Adónde podemos acudir?

O sea, claro, el listín telefónico. Anota.

Aparte de las pastillas, que es

a lo que estamos acostumbrados desgraciadamente, ¿verdad?

Eh...

Estoy totalmente de acuerdo con Inés.

Tenemos una media de cuatro, seis psicólogos

por cada cien mil habitantes en la Seguridad Social.

Entonces, eso ya era insuficiente en su momento.

Estamos a la cola europea en eso, como siempre.

O sea, nos triplican.

Y claro, eso es imposible.

Ahora mismo, hay muchas instituciones que están haciendo,

como comentaba el compañero,

terapia gratuita a través de Psicólogos sin fronteras,

a través de los colegios de psicólogos,

a través de muchos dispositivos que se han puesto en marcha,

se han retirado, se han vuelto a poner...

Hay que invertir dinero en ello.

Y creo que es el momento perfecto para eso.

Es que es necesario, como dice la compañera.

No puede tardar un psiquiatra en regular tu medicación un año.

Cuando una persona llama pidiendo ayuda,

necesita ayuda en ese momento.

Igual que cuando una persona tiene un accidente de tráfico,

va la ambulancia en ese momento, no dice: "Te veo en abril",

y estamos en Navidad. Claro.

Eso no puede ser.

Ahora mismo, hay que tirar un poco de eso.

Y lo que tenemos es ir a tu médico de cabecera,

que el 80% de la medicación de salud mental la dan ellos

y, con suerte, para que te vea un psicólogo clínico

en la Seguridad Social pueden pasar cuatro, seis meses.

Y ya no es que pase ese tiempo para que te vea,

sino que para seguir una terapia te ve cada dos meses.

Eso es inviable, eso no puede ser. Eso hay que cambiarlo.

Y por ejemplo, Hugo, ¿tú tienes algunas referencia así,

para poder acudir a algún...?

Bueno, pues eso, beneficiarte de este servicio

de forma gratuita o con alternativas.

En general, suele haber pocas, la verdad.

Yo creo que, por seguir con el tema que estabais, ¿vale?

A mí me gustaría llamar la atención

sobre que no solo necesitamos más psicólogos en lo público,

sino que tenemos que intentar intervenir en la propia...

En evitar que, realmente, llegue a evolucionar.

Inés, ¿qué va a pasar con esto y de qué manera,

con relación a las crisis, con la salud mental?

Hablamos de cuando recobremos la cotidianidad de todo un poco.

O sea, ahí se va a ver el impacto.

Yo creo que sí.

O sea, que el tema es

que queremos volver al mundo que conocíamos,

y yo creo que va a tardar y, probablemente, no volvamos a...

Yo leía un artículo el otro día que decía que la pandemia equivale

como a haberse mudado casi a otro continente.

Es el mismo tipo de estrés.

Tenemos que adaptarnos.

A lo mejor recorremos las mismas calles,

vamos al mismo banco, a comprar a los mismos lugares,

nos relacionamos con la misma gente, pero todo ha cambiado.

Yo creo que va a requerir de unos recursos de adaptación

que espero que tengamos cuando todo esto llegue.

Y espero que llegue pronto. Desde luego.

Álex, estás en primero de Medicina.

Como futuro sanitario,

quizá al tiempo que vamos, con 74 años,

esperemos que se avance un poquito,

porque si ya Medicina es algo lento con esta situación...

Usando la plantilla, la muletilla que se suele hacer,

todo el mundo dice:

"¿Qué me ocurre, profesional sanitario?",

pero nadie dice: "¿Cómo estás, profesional sanitario?".

Exacto. ¿Qué ocurre?

¿Cómo está la gente que está en primera línea, a nivel mental?

La salud mental de los sanitarios básicamente.

Bueno, conozco casos de sanitarios, de psiquiatras,

que están dando bajas laborales a...

Conozco un caso de una mujer, creo que era enfermera.

Su madre fallecida por COVID

y ella en primera línea,

aun así, queriendo ayudar

y que en un determinado momento ha petado, no ha podido más

y ha tenido que darse de baja laboral.

Estamos muy extenuados.

Yo no sé si meterme aún, porque estoy en primero...

Sí, pero ya estás dentro. Pero estamos muy extenuados.

Por ejemplo, para nosotros, para mí, como estudiante,

el hecho de estar dando las clases online,

en la universidad en la que estoy es todo online...

El rendimiento académico es otro rollo.

El problema es que los profesores piensan que todo es igual,

que incluso para nosotros es más fácil y no es así.

No estás en un ambiente de estudio...

No hay vida universitaria.

Yo puedo tener la suerte...

Tienes un espacio.

Tengo acceso a un buen Internet, a un buen ordenador.

Hay compañeros que viven en residencias

y claro, si están cien personas de la residencia

conectadas al mismo Internet.

el 90% de las veces se pierden las clases porque Internet se cae.

Claro.

Entonces, no estamos ante las mismas...

No tenemos las mismas oportunidades todos en este momento.

Entonces, es...

Existe una brecha.

No se están adaptando las normas que tenemos o las restricciones

a la situación que hay, ¿no?

Tú querías hacer un "disclaimer" del momento salud mental saniarios.

O sea, la gente que se dedica a la salud mental de los sanitarios,

que también estáis haciendo apoyo con toda esta situación.

Y se ha hecho una pequeña crítica por ahí, en un medio.

Bueno, sí. ¿Qué pasó con eso?

Me parece que hay que ser un poco más empáticos, básicamente,

y poner los pies en la tierra.

Yo he estado trabajando con sanitarios que han escrito

cartas de despedida a su familia,

cuando no estaban ni siquiera contagiados.

Eso es dramático y muy feo,

de leer y de atender a esa persona.

Porque a lo mejor han certificado la muerte de su compañero,

que llevaba trabajando con él 20 años, en una UCI, se contagia,

acaba la UCI, sus propios compañeros le atienden y se muere.

Eso es algo que hay que tener en cuenta.

Si una persona de veintitantos años decide no hacer el MIR este año

porque está muy estresada, con ansiedad,

porque... lo que le dé la gana,

es que puede ser lo que le dé la gana,

no podemos decirle:

"Arrima el hombro que es un momento que tal".

Arrima el hombro tú. Quiero decir...

Por otro lado, si hubiera plazas para todos,

pero es que las plazas se van a cubrir.

La mitad de los médicos que se presentan al MIR se quedan fuera.

Y encima, casualmente, esta chica estaba trabajando

en un hospital público.

Yo quiero romper una lanza a favor de los sanitarios en este sentido,

que hemos sido vapuleados, que si héroes, que si villanos,

que si 5G, que si 8G, que si...

Somos personas normales y corrientes

y también tenemos nuestros problemas,

tenemos pareja o familiares que se han contagiado de COVID,

nos han puesto ERTE, yo me mudé en mitad de la pandemia.

Yo también tengo mis problemas como persona normal.

Como ciudadano, como civil. También los tengo.

Y aparte, mis problemas de riesgo asociados a mi trabajo.

Entonces, tengamos un poquito de cabeza

para tratar...

A la hora de criticar y de sacar así...

Crees que puede existir un paralelismo,

salvando las distancias, por supuesto,

pero que puede haber cierto parecido en, por ejemplo,

soldados que van a la primera línea de batalla,

que se les recibe como héroes

y que muy rápidamente ya dicen: "Bueno...".

Claro, yo estoy de acuerdo.

Eso lo he puesto alguna vez de ejemplo, porque dicen:

"Es vuestro trabajo".

Bueno, a ver, el trabajo de los soldados es ir a una guerra

y están preparados para eso, pero eso no significa

que cuando vuelva un soldado que le falta un brazo:

"Te pagamos por ello".

"Señora", quiero decir... "Me falta un brazo".

Quiero decir... Ya, ya, ya.

Un poquito de cordura.

Hugo, cuéntanos y enlázalo con algún truquillo

para mantener la cordura,

así como mente entendida.

Vale, te comento.

Otro paralelismo que tiene con el tema de la guerra este tema

es que los sanitarios están ahora mismo

en un nivel de tensión muy elevado

y no pueden... darse el lujo

de digerir lo que están viviendo.

Es muy posible que cuando esto termine, salte,

digamos, evolucione su malestar psicológico a peor.

Que será el momento en el que puedan evidenciarlo.

Y respecto a un truco,

a lo mejor va a sonar un poco bobo,

pero ya que pasamos tanto tiempo en familia,

las dinámicas que puede haber en el entorno familiar

pueden ser positivas o también negativas e ir a peor.

Creo que es bastante importante

que podamos tener una comunicación en casa sincera, honesta,

que ayude a que todo esté mejor.

Y de verdad, parece una bobada, pero muchas veces,

demostrar la afectividad entre las personas que estamos en casa.

Algo tan sencillo como un: "Te quiero, mamá",

"te quiero, papá", "te quiero, hijo"...

puede servir para tender puentes

que hagan que la comunicación en casa funcione mucho mejor.

Pues es verdad, yo lo hago. Yo se lo digo a Andrea Julia.

Le digo: "Quita el lavavajillas. Te quiero".

Bueno.

Y funciona. Parece que no, pero...

Algún tip, Paula.

-¿Para qué?

Pues para intentar estar en tu sitio,

para no petar en exceso, claro.

Para no petar en exceso.

Ver "La isla de las tentaciones". ¡Eh!

Punto número dos: ir a terapia. "Safe place".

Yo es que no tengo ningún tip, estoy echa una mierda.

O sea, el único tip que yo he conseguido...

que me sirva un poco en la pandemia,

como ha habido una escasez de trabajo brutal,

mucha precariedad laboral y demás,

pues yo, al ser autónoma, me he visto obligada a...

Ya estaba obligada antes a hacer mis propios horarios y demás,

pero ahora,

es tú, solo tú y nada más que tú,

¿sabes?

Entonces, yo me hago todos los días horarios con metas.

El día anterior me lo escribo para el día siguiente.

Qué bueno.

Entonces, me despierto a las 8:30 y hasta las 6:30 no tengo libre.

Sí que tengo mi hora para comer, mi hora para ducharme...

Pero intento organizarme muy bien el día

para notar que tengo algo que hacer.

Sí, notar tu productividad.

Es que ya no es productividad. Actividad.

Claro, yo no enfoco mi manera de trabajar

o mi manera de vivir en producir,

sino en sentirme realizada, que es distinto.

Es que si no estás... Sí, completamente.

Actividad, no productividad.

Productividad suena como a cadena de montaje Ford, la verdad.

¿Sabes que mi psicóloga dice lo mismo?

¿En serio? Sí, te lo juro.

Dice: "No hables de productividad".

"No eres una cadena de montaje de Ford".

Especial. Increíble.

Pues no, yo no lo he cogido de mi psicóloga, de verdad.

Pero bueno, a lo mejor hay madera aquí.

Jesús, ¿qué querías decir?

-Quería decir que estoy muy de acuerdo con ella

porque el primer tip es "no hagamos planes".

No hacer planes. No hacer planes, ¿verdad?

Estamos obsesionados con hacer planes:

"Cuanto esto acabe".

¿Cuándo va a acabar? ¿El mes que viene?

Ha llegado un momento que estoy en aceptación

y compromiso con la situación.

No quiero hacer planes.

Pero sí hacer actividades

que me hagan recuperar el control hoy.

Qué puedo hacer hoy. Mañana, no lo sé.

Si igual nos cae el meteorito. Está a punto, ¿no?

Ya, sí, está cerca.

-Es ponerse metas a corto plazo.

-Por eso, o vienen los zombis e igual cambiamos.

¿Qué puedo hacer hoy para sentirme bien?

¿Qué me gusta? Como decía mi compañero antes.

Esa actividad muy concreta que a mí me hace sentir bien

o esa llamada a esa persona,

que a lo mejor me cae especialmente bien,

que no es íntima, pero me hace reír.

Es como muy superficial, pero me viene bien.

Qué puedo hacer hoy en concreto.

Unos macarrones con tomate. Perfecto, hoy es el momento.

¿Y mañana? No sé, cuando me levante, veo.

Jo, ojalá un "Gen Playz" especial aliens, ¿eh?

Aquí de invitados todos los aliens, tal...

Sería ideal.

Bueno, Inés, me voy a tener que despedir de vosotros.

No sé si me queréis dar un cierre épico de 30 segunditos,

que solo los buenos psicólogos sabéis.

Ponnos deberes, Inés.

-Yo quiero añadir, a lo que ellos han dicho,

que me parecen como tips perfectos.

Añadir, lo que decíamos,

vivir en el presente

y también aceptar nuestra propia vulnerabilidad,

porque esto nos ha confrontado con eso,

y vivir con cosas mucho más concretas.

Dar gracias por lo que tienes:

me he hecho un plato que me ha encantado,

he hablado con mi amigo durante una hora

y me ha contado que jamás me había contado

cuando estábamos de cañas antes...

Sentirnos agradecidos por las cosas concretas,

ir un poco más a lo básico.

Y cultivar y aceptar la interdependencia.

Ser amables, cariñosos, como decía Hugo con los que nos rodean,

porque todos estamos en el mismo barco

y pasándolo francamente mal.

Entonces, bueno, que muchísimo ánimo a todos.

Y gracias por tenerme aquí. Al contrario, Inés.

Muchas gracias por atendernos entre paciente y paciente.

Hugo.

-Pues yo te diría que lo que necesitamos es

más estado de bienestar, en realidad.

Poder tener, ya no solo más psicólogos en lo público,

para que no haya esa brecha

entre quienes se lo pueden pagar y quien no.

Mayor asistencia social, psicólogos, educadores, trabajadores sociales,

que puedan prevenir, realmente, que los malestares psicológicos

vayan a más y desarrollen trastornos.

O incluso medidas como la renta básica.

En las poblaciones en las que se han hecho programas piloto,

se ha visto que se reducía mucho el número de trastornos mentales

que tenían que ser atendidos de forma grave.

Y dar las gracias.

Al contrario. A vosotros por vuestro tiempo.

Chapó, chicos.

Pues nada, muchas gracias, que tengáis muy buena semana

y gracias por vuestra labor.

Estamos haciendo un reconocimiento especial

a los sanitarios de salud mental. Espero que se diga así.

Es verdad que la gente ya ha perdido

el norte, el sur, el este y el oeste.

Para encontrarnos, nuestra juventud del papo, como siempre,

"always and forever".

Beatriz Oliva. Ella es psicóloga infantojuvenil.

¿Cómo estás, Beatriz?

¿Algo que añadir a estas declaraciones que acabo de hacer?

Porque a veces, ya sabes que patino.

Sí, sí, sí.

Actualmente estoy cursando el máster en Psicología General Sanitaria,

pero soy psicóloga infantojuvenil.

Pues bienvenida y muchas gracias por tu tiempo.

Y Itxaso.

Eh...

Acá "Lo que no me contaron".

Lo que no te contaron de la que se venía al ponerte en el mundo.

Es su canal de divulgación en YouTube.

Ella es investigadora y psicóloga también en formación.

Te voy a empezar a preguntar a ti Itxaso.

¿Cómo ves a la gente que tienes a tu alrededor?

¿En qué "mood" están?

Pues la gente ya está desencantada y fatigada, supongo

y un poco harta de tanta información.

Yo creo que ya estamos más pendientes de estar mirando

cuáles son las medidas sin intentar colapsar nosotros también.

Pero la gente ya está un poco harta, yo incluida.

Bea, ¿qué es lo que más os cuesta de todo esto,

desde que empezó la pandemia?

-Yo, justo hoy se me cumplen los diez días

de un segundo confinamiento que he tenido que hacer aquí,

en mi habitación.

Y para mí y creo que para todo el mundo,

con la gente que hablo está de acuerdo,

el hecho de tener que volver a pasar un confinamiento en casa,

después de toda la pandemia

y ver todo el feedback negativo de alrededor,

personas que viven en un clima familiar desestructurado,

desde los medios de comunicación, a día de hoy,

nos hablan de los problemas de las vacunas,

políticos corruptos, fraude fiscal,

cada vez hay mayor número de casos y fallecidos...

Es un feedback negativo que estamos recibiendo constantemente.

Es imposible...

poder gestionar todo esto

y menos si no tienes las herramientas para poder hacerlo.

O sea, además de los factores internos y externos

que cada persona, de manera individual, tiene en su vida.

O sea, qué atasco.

Sinceramente, qué atasco.

Yo quería preguntarle a Itxaso que qué papel,

ella que también tiene canal de divulgación,

¿qué papel han jugado las redes sociales en toda esta pandemia?

Por un lado, sí que ha ayudado a visibilizar

el sufrimiento psíquico de algunas personas.

Y yo también, siguiendo un poco la línea de lo que traía Álex,

el tema de las personas que ya estaban psiquiatrizadas,

que al final, ahora es como un agravamiento más,

una vulneración mayor de sus derechos.

Y que creo que después del confinamiento

y gracias a la pandemia se está visibilizando cada vez más,

toda esa mierda que teníamos debajo de la alfombra.

Pero bueno, hay otra cosa que me sorprende bastante,

que hay gente que está constantemente haciendo ver

que el año de pandemia y de confinamiento

ha sido el mejor año de su vida,

porque se puede desarrollar como persona.

Y a mí me parece una falacia,

porque si a ti, esto, te está pareciendo positivo,

bueno, poca conciencia social.

Y ya no solo por eso, sino porque igual te parece positivo

porque te has podido confinar en tu casa, has podido conciliar,

no has tenido que ir a fichar...

Es como que el entorno laboral capitalista igual ha parado

y entonces, eso es lo que también me hace flipar un poco,

que la pandemia, el confinamiento maravilloso.

No, no, que el mundo se haya parado y que todo te haya hecho pensar,

igual eso es lo positivo.

Claro, o sea que hashtag narcisismo.

"Stop narcissism", claro.

-Yo siento que me ha pasado a mí eso.

Yo decía: "A mí, la pandemia me ha sentado muy bien,

porque he tenido tiempo para estar en mi casa".

Yo tengo ansiedad social y me gusta mucho estar en mi casa, en general.

Entonces, me ha venido muy bien esta pandemia

como para dejar de ir a ciertos círculos

que me provocaban mucha ansiedad.

Pero sí que es verdad que luego llegó la hostia de decir:

"Guau, en realidad...".

Ya, que no son dos semanas en plan de vacas,

como pensábamos cuando dijeron que 15 días.

Al principio era como: "Qué bien, porque puedo descansar".

"Puedo estar en mi casa, sin que nadie me moleste".

"No tengo que estar pendiente de lo que piensen de mí".

Yo estaba superbien.

Era consciente de la situación que vivían otras personas

y eso me provocaba mucha ansiedad,

pero como que siendo individualista, a mí me estaba provocando bien.

Me estaba haciendo bien la pandemia.

Pero es verdad que llegó un punto, hace un mes o así,

que exploté y dije: "¿Qué me pasa?".

Ya, le está pasando a mucha gente.

-Cuando esto estaba planteado para 15 días,

era como desconexión, paz mental, todo muy zen.

Pero en la sociedad en la que vivimos actualmente

no estamos acostumbrados a estar con nosotros mismos.

No... No nos escuchamos.

No. Estás en una rutina, tienes que producir, llegar a todo.

Y, de repente, tener que parar, te hace estar contigo mismo

y enfrentarte a todo eso que la rutina te hacía no enfrentarte.

Totalmente.

Bea, tú hablabas antes de que nos hemos atascado un poco todos

y, sobre todo, que no tenemos herramientas.

Entonces, dinos así, de último cierre,

alguna herramienta que podamos utilizar.

A nivel emocional, desde que somos pequeños,

nadie nos enseña cómo podemos gestionar todo esto.

Y yo quiero aprovechar para mandar tres mensajes,

que los tengo aquí apuntados. Ay, Dios mío. Bea, por favor.

Es breve, es breve.

El primero es el de permitirse estar triste y poder llorar.

Perfecto. Sacarlo, joder.

No pasa nada porque lloremos y estemos tristes.

No somos culpables, es la situación. No nos enseñan.

En segundo lugar: una educación socioemocional

en el ámbito educativo desde que somos pequeños.

Que nos enseñen, que se visibilice la importancia de la psicología.

Y en tercer lugar:

más plazas PIR para nuestro Sistema Nacional de Salud.

Porque la huella psicológica que va a crear todo esto

se va a juntar con todo lo de atrás

y preparaos y cuidaos, porque se va a venir una buena.

Entre esto, las carencias del bolsillo, el medioambiente

y sus putos muertos, tía, en fin...

Bueno, bien reclamado.

Bea, yo pensaba que iba a perder el empleo, pero no,

vas a ganarlo tú como colaboradora.

Eh...

Pues nada, Itxaso, Bea,

muchas gracias por haber estado aquí, con nosotros.

Gracias por vuestro tiempo.

Enhorabuena por vuestra labor

y "keep going".

Y yo, pues nada, me voy a despedir de mi mesa,

pero no sin antes hacer un "recap" de un minutito cada uno.

Álex, a ver qué nos puedes decir de cierre,

así también por todo lo alto.

Me ha gustado mucho lo del permitirse estar triste,

que esto es como muy...

Dentro de ese botiquín de autocuidado

estaría muy bien incluirlo.

Yo quería dejar una reflexión.

Si la cuarta ola va a ser la de la salud mental,

no es realmente porque a lo mejor

los problemas de salud mental vengan

por individualidades de cada uno,

por problemas en el cerebro, no,

sino porque hay un problema social de base,

que es lo que...

Lo que está provocando esa cuarta ola,

y que la pandemia, por suerte o por desgracia,

nos ha permitido darnos cuenta de ello.

La cuarta ola es de salud mental,

pero por todos los problemas sociales que hay de base.

No porque de repente se nos haya ido a todos... la cabeza.

Que esto es sistémico, que ha estado siempre.

Hemos levantado la alfombra y estaba lleno de pelusas.

Hacía mucho que no barríamos.

A darle.

Jesús.

Yo, principalmente, que dejemos de estigmatizar la salud mental

y los problemas psicológicos.

Que a los psicólogos no van locos, que los psicólogos

no son entes raros, los psiquiatras tampoco.

Y eso deriva en dos cosas.

Lo primero, todo está bien.

Estar triste está bien. Estar contento está bien.

Estar enfadado un día está bien.

Lo que está mal es el mundo, que está hecho una mierda.

Lo que está mal es el mundo, no nosotros.

Todo lo que sintamos está bien.

Y ahora, si tenemos determinadas situaciones de problemas de ansiedad

o de insomnio, la alimentación o muy enfadados o muy tal

y eso se mantiene en el tiempo y no baja en frecuencia

ni intensidad, está bien pedir ayuda, a quien sea,

a tu médico de cabecera,

a un familiar y ya te derivará a alguien,

pero visibilicémoslo, porque si eso se encona,

entonces, luego, hay problemas de verdad,

y es lo que va a pasar.

Paula.

Jo, es que lo han dicho todo.

Cómo hablan, ¿eh?

Mis niños, hombre. Ni que fueran psicólogos.

Yo lo que quiero es que hay mucha gente a la que le da miedo,

como decías tú, acudir a terapia o pedir ayuda

en ciertos momentos en los que realmente se necesita,

porque también hay mucho miedo a que no se te entienda.

Yo me acuerdo cuando no estaba diagnosticada que me sentía muy mal,

porque no sabía ponerle nombre a lo que yo sentía.

Y luego, cuando me dijeron la enfermedad que tenía,

bueno, las enfermedades que tenía, porque estaba bien loquita,

ya dije: "Vale, ya puedo clasificarlo,

ya puedo tomar estas medidas o estas otras".

Y que no pasa nada si con el primer terapeuta

o la primera terapeuta con la que estás...

Se te atasca. Se te atasca, se te hace bola.

Porque eso también...

Son personas y tienen que hacer el "match".

Es eso.

Muchas veces, la gente se cree que por ir al psicólogo un día,

se curan... -Magia.

-O es magia o si no se lleva bien con él,

cree que son los psicólogos en general con los que no encaja.

Y no, realmente, tú tienes que encontrar tu terapeuta.

Como en Tinder.

Sí, ojalá hubiera un Tinder de psicólogos, sinceramente.

Yo ya he hecho "match" con la mía desde hace mucho.

Yo ya estoy cogida.

Lanzo aquí ideas de negocio.

Claro, es que no se puede hacer todo en esta vida.

Ahora hablamos de la PYME.

Darío.

Vamos allá. (CARRASPEA)

Quiero mandarles dos consejos.

El primero: para quitarnos toda la mierda de la cabeza y estas cosas,

personalmente os digo:

comedia, humor, jiji, jaja, lol, lmao, XD,

en mayúscula o minúscula, depende de lo hijo de puta que seas.

Usad eso, que viene muy bien.

Y el segundo es que no hace falta pasar por el aro

de lo que suele decir.

Os pongo el ejemplo rápido.

Yo intenté hacer meditación.

Al quinto "expira, expira, expira",

casi reviento la tele de una patada y la tiro por la ventana,

y son 55 pulgadas, y estoy gordo, pero no fuerte.

Ese es su mensaje. El mío es:

llora, ríe, haz cosas que te hagan sentir bien,

estate mal si te apetece, trónchate, destrónchate

y en fin, pues que algún día... "Un día o un día menos",

que decía mi profesor de Historia cuando entraba en clase, en plan:

"Joder, un día más o un día menos".

Vale, cosas, datos, detalles. Síguenos en nuestras redes.

Pero es que atención, sorpresa, sorpresa,

porque es que "Playz" se ha hecho Tweet y tenemos ocho seguidores ya.

Si quieres...

Teníamos inicialmente 12, pero se han desuscrito cuatro

cuando han visto la deleznabilidad del proyecto.

Nosotros, no obstante, confiamos mucho en ello,

aunque está por definir.

Síguenos o no lo hagas. Eso está en tu mano, como siempre.

Yo creo que llegamos a 20.

Yo creo que podemos llegar a 20.

Si llegamos a 20 no nos despiden.

Así que nos harías un favor.

Por otra parte y no por ello menos importante,

querrás saber de qué va el próximo programa.

Pues es una sorpresa. Así lo ves.

Besitos para todos.

Escríbenos en genplayz@rtve.es.

Ah, rupturas de pareja me dicen por el pinganillo.

¡Lol!

Mucha más salud mental de la que parece

el romper con tu pareja, ¿eh?

Venga.

# Pa fuera lo malo, no, no, no. # Que decía Fenoy.

"Agur".

Yogur.

Salud mental y pandemia: ¿Cómo de mal estamos?

¿Debemos dejar de llamar héroes a los pacientes de cáncer?

No pudimos dejar pasar la oportunidad de hablar sobre esta enfermedad con motivo del Día Mundial contra el Cáncer. La mayoría de nosotros conocemos a alguien que ha pasado esta dura lucha, o nosotros mismos, y sabemos que es difícil para la persona enferma, pero también para los demás. ¿Qué podemos hacer para ayudar?

No recomendado para menores de 16 años
Transcripción completa

Mañana, 4 de febrero, es el Día Mundial contra el Cáncer

y dedicaremos el programa a esta causa.

Todos conocemos a alguien que lo sufrió, lo está superando

o un familiar que nos dejó tras una lucha contra el cáncer.

La mayoría desconocemos cómo es convivir la enfermedad,

los problemas que enfrentan quienes lo sufren.

¿Cuál sería la actitud para normalizar al cáncer?

¿Qué se hace y qué no en nuestro país?

Aprovecharemos para agradecer y reconocimiento

a nuestros sanitarios. Dentro "GENPLAYZ".

(Sintonía "GENPLAYZ")

Buenas tardes. ¿Cómo está mi juventud

en este arranque de febrero perfecto,

cuatro lunes, cuatro martes... En fin...

Eso nos da igual porque hoy abordaremos un tema interesante,

lo que es, probablemente, una de las enfermedades

más temidas de nuestra sociedad, el cáncer

y los efectos psicológicos, aparte de físicos, que conlleva.

Hoy no me acompaña Darío,

pero queremos enviar un saludo a su amigo Marc Álvarez.

Iba a estar en el programa con nosotros,

pero por unas intervenciones en el hospital

no nos acompañará. El tiene un "podcast"

que es muy interesante, pese al nombre,

se llama "Omar se muere",

y se hizo muy conocido por una carta viral que,

pese a su crudeza, traslada un mensaje, se llama:

"Me quedan cuatro meses de vida". Para recoger todo el asunto,

arrancaremos con un vídeo antes de presentar a los invitados.

(OFF) "El cáncer se considera una de las principales causas

de mortalidad en el mundo". -¿Qué es el cáncer?

En realidad deberíamos decir: "¿Qué son los cánceres?".

Porque no es una enfermedad única, sino que son más de 200 distintas.

"Las estimaciones indican que el número de casos nuevos

aumentará en las dos próximas décadas".

Una de cada cinco personas desarrollará cáncer

a lo largo de su vida. Es probable que cada familia

se vea afectada por la enfermedad, que es la causa de muerte

de 10 millones de personas al año.

"En España se estima que en 2019,

año en el que se recuperaron las últimas cifras,

se diagnosticaron más de 270 casos y se calcula que en 2040

habrá hasta 29,5 millones de personas que lo padezcan.

Pero detrás de estas apabullantes cifras, hay personas".

Yo le diría: "Enfermedad, ¿por qué ha tenido que tocarme a mí?"

Tampoco me gustaría que le tocase a otra persona.

"Personas que tienen que lidiar, además de con la enfermedad,

con la falta de recursos sanitarios y ahora también con la paralización

de muchos de sus tratamientos a causa del COVID".

La hermana de Lidia, Sonia, se la llevó un cáncer

a los 48 años, pero ella siente que la mató el COVID.

Se fue consumiendo sin que su médico de cabecera

la atendiera presencialmente. "Con las consecuencias

y secuelas físicas, pero también psicológicas,

con los tabúes que aún existen en torno a una enfermedad

que cuesta llamar por su nombre". -No es un shock para ti,

es un shock para todos: tu pareja, tus padres, tus hermanos...

Todos. "Y los clichés asociados

a los que la padecen..." -Está pasando cáncer,

pero nos morimos todos, ¿no?

El tema de la lucha no me mola, ¿no?

La lucha, eres un guerrero..., cuando me dicen eso...

Si es con cariño, no me enfado, pero me toca los huevos,

no soy un guerrero.

"Para ellas es nuestro programa de hoy".

No somos cojos. (TODOS) Somos cojonudos.

Bueno, vamos a presentar a nuestra mesa de hoy.

Los invitados han decidido quedarse con la mascarilla puesta,

no por nada en concreto, sino porque son sanitarios.

Aprovechamos para mandar un saludo a los sanitarios que han estado

y están siempre al frente de todo tipo de crisis.

Empiezo con ella, Marta de la Fuente.

Muchas gracias por estar con nosotros, Marta.

Manuel Ramírez,

doctor especialista en oncología pediátrica

en el Hospital Niño Jesús de Madrid.

Muchas gracias por tu tiempo. A vosotros.

En el "zoom" tenemos a Mariano Ugarte,

presidente de la Asociación Pablo Ugarte.

¿Qué tal, Mariano? Buenos días.

Muchas gracias.

Olatz Vázquez, periodista y fotógrafa.

Tenéis que seguirla en Instagram. ¿Cómo estás, Olatz?

Muy bien, gracias por esta invitación.

A ti.

Perla Zúñiga, artista, conocida como Joven de la Perla,

que no solo está el cuadro.

Y por último, a mi derecha,

Eduardo López Collazo, científico y divulgador,

también director científico en el Hospital de la Paz.

Eso.

Necesitamos acercarnos,

hacer una aproximación al tema del día

y me gustaría empezar contigo, Eduardo.

¿Qué es el cáncer?

Es una buenísima pregunta, porque es definir

más de 200 enfermedades. Correcto.

Es una especie..., son muchas enfermedades

con un mismo nombre y diferentes apellidos.

Es también una especie de crecimiento incontrolado

en alguna parte del cuerpo y, fundamentalmente,

es un fallo de nuestras defensas.

Siempre utilizo un símil cercano a la población,

a las personas que no están relacionadas con la ciencia,

para explicarlo. Si pensamos en una empresa...

¿Qué es una empresa? Tiene varios departamentos:

dirección, contabilidad, ventas, si es buena tendrá I+d,

en muchas no siempre es así. Imaginen que en ventas

de pronto empieza a aparecer mucho trabajo, empieza a abultarse

la plantilla, pero esos trabajadores nuevos no trabajan

e incluso empiezan a corromper a los que trabajaban,

¿qué pasa? Ese departamento dejará de funcionar

y con eso comprometerá la viabilidad de toda la empresa.

Si cambiamos empresa por una persona

y los diferentes departamentos por órganos,

el cáncer es eso que empieza a crecer en un órgano

y empieza a comprometer la vida de una persona.

Eso podría ser una buena definición para una población general

de qué causa el cáncer.

Manuel, ¿de qué factores depende el pronóstico.

Depende de muchos, pero ahondando en la idea que dijo Eduardo,

el cáncer tiene muchas caras.

Entonces, como yo estoy en la cara sanitaria,

el cáncer es un problema y es un reto,

pero al final son muchos pacientes

y cada uno trae lo que trae.

Entonces, hablar del pronóstico, que es importante,

porque todo el mundo, cuando tiene esta enfermedad,

quiere saber cómo le irá.

Pues eso depende de muchas cosas. Nosotros sabemos más

del problema que afecta a los niños y a los adolescentes,

menos del que afecta a los adultos.

El cáncer, en la edad pediátrica y en la adolescencia,

es un problema de crecer, el cáncer en el adulto

es un problema de envejecer, luego son cosas diferentes.

Entonces, intentar tratarlo de la misma manera no se puede,

incluso hablando del pronóstico. Igualmente,

para que todos tengan unas ideas básicas,

depende de que el día del diagnóstico esté...

extendido o no.

Si no está extendido el cáncer,

mucho mejor el pronóstico; si está extendido, peor.

Y luego, después de eso, es cómo responde al tratamiento.

Si responde bien,

te irá mejor;

si no responde bien, enseguida o más adelante,

ya puede que no te vaya a ir tan bien,

vamos, que te puede ir muy mal.

Perla, asientes. ¿Cuándo sospechas que va algo mal?

A mí lo que me pasó fue que tuve una neumonía.

Entonces, a través de esa neumonía, cuando fui al hospital

es cuando detectaron el tumor que tenía.

Entonces,

o sea,

lo que para mí... O sea, también el cáncer

es un viaje y como un hostión de realidad.

¿En qué sentido?

En el sentido en el que yo tenía 19 años

y lo que nunca me hubiese esperado es que padecería esa enfermedad.

Y también el choque que es que supuestamente

todo el mundo te estás diciendo que estás luchando

contra algo que tú no ves y que yo no estoy luchando.

Te sentías identificado con el mensaje de Pau Dones,

de no somos guerreros... Sí. O sea,

yo no he vivido mi enfermedad

a través de la lucha,

lo he vivido de convivir con la enfermedad

y a mí esa enfermedad lo que me ha transportado

es como a...

ver la vida de otra manera en torno a...

muchas otras cosas,

porque el cáncer toca todas las partes de tu vida.

Entonces,

como que hay un peligro también con la metáfora de la lucha

en torno al cáncer o de con qué ciertas comparaciones lo hacemos.

A mí eso no me ayudó, yo no me identificaba

con los modelos a seguir que tenía el cáncer.

Olatz, ¿qué piensas de esto que estaba diciendo Perla

con respecto a su experiencia? O sea, como un poco

la idealización que hay respecto a la lucha contra el cáncer.

¿Qué es, desde tu experiencia,

lo que sientes al ver estos vídeos de Pau o lo que sea?

Estoy de acuerdo con lo que dice Perla,

porque creo que alrededor del cáncer

hay una idea muy romántica,

una idea de que te enseñará a valorar la vida.

Que es verdad, pero no hace falta pasar un cáncer

para aprender a valorar la vida, no lo recomiendo,

ese aprendizaje se puede ahorrar. Y luego también yo,

cuando me diagnosticaron y empecé a indagar sobre la enfermedad,

empecé a buscar referentes, porque no los tenía,

y sí que veía un halo de positivismo

demasiado excesivo

y me dio la sensación de que faltaba gente

que dijese, y perdonad la expresión,

que el cáncer es una mierda, porque lo es.

Puede llevarse mejor o peor, puede afrontarse

de una manera u otra, pero es una mierda.

Y creo que era importante también decirlo y hablar claro

de que pasar esa enfermedad no es un camino de rosas

y que es bastante complicado.

Marta aquí tienes mucho que decir, asentías todo el rato

y es verdad que a lo mejor hay ese halo, no de romantización,

sino de que todo ha de ser extremadamente "mister wonderful".

Exacto. Estoy de acuerdo con lo que han comentado

porque eso genera mucha responsabilidad

e incluso culpabilidad al paciente y a la familia

cuando empieza a sentir emociones negativas que no lo son,

son desagradables, pero son emociones normales

y necesarias en un proceso.

No podemos olvidar, como decía Perla,

que es una bofetada de realidad

que descoloca todas las áreas de tu vida.

Entonces, nos encontraremos en un proceso, en un camino,

en un aprendizaje que no directamente

por el hecho de pasar por una enfermedad

generaremos un aprendizaje, dependerá de la persona.

Entonces, es aprender a aceptar, tolerar y a trabajar

con las emociones que están implicadas.

No vamos a pretender ese pensamiento, esa recomendación de:

"Piensa en positivo, tienes que ser positivo".

¿Me puedes permitir y dejar estar mal?

Creo que tengo motivos para estarlo.

¿Qué ocurre? Ahí tenemos que dar muchas herramientas,

información acerca de qué hacer cuando una persona está triste,

cuando necesita llorar. Porque a veces

tendemos a esas recomendaciones, a esos consejos

por protección personal,

porque nos vemos descolocados, no sabemos cómo reaccionar,

porque nos conecta con nuestras propias emociones.

Entonces, ahí sí que es verdad y me encanta que lo digáis,

porque soy una gran defensora de las emociones negativas,

una gran defensora de la tristeza, del miedo, de la angustia,

de la incertidumbre, porque también nos enseña

y porque son parte de la vida, y ahí es muy importante

intentar aprender a manejarlas.

Mariano, desde tu experiencia en la Asociación,

¿cómo afecta esto a los más pequeños, a los más jóvenes?

Bueno, creo que es un problema distinto al de los adultos.

Como ha dicho, no sé cuál de los contertulios,

afecta a la persona, a la pareja, a la familia...

En este caso afecta al colegio, a los compañeros de teatro,

a los de judo, a los de fútbol, a toda la familia,

a todo el edificio donde viva el niño...

Es distinto, no puedo compararlo. Me pasó con mi hijo

y la experiencia vivida no tiene nada que ver

con amigos han padecido un cáncer ya de adultos.

Lo que sí, oyendo lo que decís,

yo me lo tomaría más, y me lo tomo,

como una enfermedad a la que simplemente,

"simplemente" con unas comillas tremendas,

no hemos vencido todavía. Realmente, el cáncer

provoca lo mismo que provocaría cualquier bacteria o virus

hace años, lo que pasa es que encontramos la penicilina

y encontramos la solución. Y esta mesa dentro de unos años,

y por eso es lo que lucho, no existirá porque el cáncer

estará vencido, estoy convencido, de una u otra forma lo estará

y no tendremos ni los problemas psicológicos ni los problemas

que hoy dejaría una bacteria o un virus como el coronavirus,

al que no sabemos vencer, pero que estamos aprendiendo,

y es cuestión de tiempo. Es verdad que del cáncer

de lo que se ha dicho estoy de acuerdo,

pero lo veo como una enfermedad tan inteligente, más que nosotros,

que estamos en el siglo XXI y aún no la hemos vencido.

Y tenemos que seguir luchando para encontrar

la medicación, la predicción, todo lo que sea posible.

Pero vamos, yo sí que soy optimista en ese sentido,

estoy convencido, que muy pronto los investigadores que tenemos

en todo el mundo encontrarán algo y harán que esta mesa...

no tenga que existir en el futuro. Ojalá.

Perla, él mencionaba los efectos psicológicos,

¿cuáles crees que son los principales desde dentro?

Los efectos psicológicos yo creo que es uno

que tienes mucha responsabilidad

en torno a lo que te está sucediendo

y entonces no sabes afrontar si tienes...

O sea, vas a ver a tu familia mal, obviamente,

entonces, como te puedes permitir estar mal

o tienes como que dar un ejemplo de cómo llevar la enfermedad.

Entonces, te creas una coraza que luego la llevarás mucho tiempo

de tu vida, porque de repente es como que muchas veces

no permites que ciertas emociones te toquen porque es como

no puedes estar mal, sino si estás bien,

como lo vencerás... Entonces, hay de repente,

una serie como de cosas que te intentas creer

y que vas haciendo una coraza enorme

para también estar en tu día a día, que son peligrosas

desde mi punto de vista. Me parece guay como que en plan...

O sea, si un día estás en la mierda, pues lo estás,

como en mi día a día ahora mismo y ahora no lo estoy padeciendo.

Parece como que siempre tenemos que poner una sonrisa,

afrontarlo o luchar, cuando no tenemos la culpa.

Entonces, muchas veces hay un sentimiento...

A mí, cuando me lo dijeron, sentía culpa,

por los actos que había hecho,

¿qué me había llevado a tener esa enfermedad?

Y creo que eso es peligroso desde mi punto de vista.

Eduardo, ¿hay estigmas sobre la palabra cáncer?,

¿nos da miedo decir: "Cáncer"? No sabemos cómo reaccionar.

Es cierto y es una de las cosas que quería decir,

que las palabras son importantísimas

en este y en todos los aspectos de nuestra vida.

Definir las cosas con palabras precisas es bueno.

Lo de "una larga y penosa enfermedad" no es bueno,

hay que decir que es cáncer con su nombre y apellidos,

porque es el primer paso para la aceptación

de que es un problema y es una putada,

hablando mal y pronto. Es algo que no queremos

y creo que no es necesario hacer ningún tipo de aprendizaje,

aunque las personas que han pasado por ello

tienen ese tipo de aprendizaje, podía hacerse de otra manera.

Hay un estigma con la palabra, no se dice, se trata de ocultar,

no se quiere hablar de ello, y cuanto más hablemos de ello,

cuanto más expongamos lo que es, con ejemplos claros de lo que pasa,

del sufrimiento y de lo que conlleva

sufrir esta enfermedad, mejor,

porque entonces la sociedad se concienciará

de que el problema existe e intentará presionar a todos

para que exista una solución.

Esa solución se llama dinero para investigación.

Ya, total, ¿eh? Hablas del I+d del cuerpo,

pero el I+d de la realidad del cáncer

a lo mejor no es tal. Un ejemplo muy claro,

en menos de un año hemos tenido varias vacunas

contra una enfermedad que hace un año no conocimos.

Si esa misma inversión bestial en dinero y esfuerzos científicos

se hubiese hecho para el cáncer, muchos de los 200 cánceres

ya serían una historia.

Cuando escribí el libro "¿Qué es el cáncer?",

que te lo regalaré al final del programa,

yo creía que mi generación o la generación de Perla

vería el fin de todas estas enfermedades

o por lo menos la cura de ellas. No la desaparición, sí la cura,

siempre y cuando no aparezca un cataclismo.

El problema es que ha aparecido el COVID-19,

que está afectando todo: la prevención, el pronóstico,

la investigación, y eso será la próxima pandemia.

Manuel, ¿qué piensas

respecto de lo que estamos hablando en primera línea?

O sea, respecto de la investigación,

de los medios y recursos que tenéis como sanitarios.

Yo me dedico al cáncer infantil y la mayoría del tiempo

lo dedico a la investigación más que a la asistencia,

y tengo un toma y daca con Mariano

porque me quiere dejar sin trabajo, como él ha dicho.

(Risas)

Y yo le acepto el reto, ojalá me deje si trabajo

y me busco otro,

y eso sería porque la investigación ha solucionado los problemas

que ahora no se solucionan.

A mí me gustaría decir que hay muchos cánceres que se curan,

que hay muchos niños que luego llegan a ser jóvenes,

que luego se casan, que tienen familia y se hacen viejos.

O sea, el cáncer siendo como es, una putada,

tampoco vamos... Ya que lo hemos dicho,

también hay que decir que... (EDUARDO) La parte buena.

...muchos pacientes se curan. Eso nos hace una especial ilusión,

porque los niños y adolescentes que se curan del cáncer

tienen por delante 60, 70, 80 años de vida,

es mucho lo que hay ahí y eso dicho está.

Pero es verdad que hay otros que no se curan

y esa puede ser el drama, y se curarán con investigación,

no con otra cosa. Porque, también lo decía antes,

el cáncer tiene un aspecto que es un reto.

Eduardo lo entiende bien y yo que me he dedicado a la investigación.

Es un reto intelectual descubrir por qué sucede eso

y cómo podemos atacarlo.

Y, claro, ahora hay mucha gente que seguimos dedicándonos,

pero recursos se han restringido, porque se han derivado

a un problema más acuciante, más urgente,

no más importante que el cáncer. Incluso en cifras,

si vamos a la frialdad de las cifras,

el cáncer sigue ganando al COVID-19.

Es cierto lo que dice Eduardo y lo que dice muchas veces Mariano.

No lo ha dicho aquí, pero lo dice por ahí,

el cáncer se curará con investigación y hay que pensar

si la asignación de recursos en investigación es correcta o no.

Si nos preguntan los investigadores si tenemos suficientes recursos,

siempre te diremos que no, y en parte somos así,

queremos más para hacer más cosas. Pero globalmente,

hay que pensar, incluso en tiempos de COVID,

si los recursos para investigación se están asignando bien.

A mí me preguntas y yo te digo: "Hombre,

pensad en nosotros también, que no nos dedicamos al COVID".

Vamos a ver qué ha preparado DANEL para hoy.

¿Qué tal? Estoy mejor, he colgado cuadros,

me he vestido, me he perfumado, me he puesto joyas.

Por desgracia el tema de hoy es lúgubre o debería no serlo,

es la concepción social. Venimos a hablar de la C palabra,

hoy no es capitalismo. El 4 de febrero

es el Día Mundial de la batalla contra el cáncer,

¿qué es?, ¿por qué es tan difícil convivir con él?,

¿por qué esta victimización y demonización

de esta condición clínica? ¿Por qué humores,

cómo los dibujos animados "Caillou",

representan una infancia con cáncer?

Estás creciendo mucho, cariño. ¿Por qué las cabezas rapadas

se asocian en edades tempranas esta enfermedad desconocida

y se utilizan peyorativamente? Recuerdo que de pequeño

se metían conmigo por mi signo del zodíaco.

Los adolescentes utilizan a la ligera el adjetivo:

"Eso es un cáncer. Me dará cáncer de hacer eso..."

No tenéis ni idea. Es porque la gente es frívola,

es tonta y grita palabras que llamen la atención de los adultos.

Tengo la suerte de que ninguno de mis familiares

o seres queridos haya sido afectado por el cáncer,

pero sí que gente de un entorno cercano se enfrentó a él,

y la respuesta de parte de los afectados

siempre es que no es para tanto. No sé si es para tanto

porque no me tocó de cerca, pero la gente dice estar harta

de este San Benito y que te miren como si algo horroroso pasara

y se cerniera sobre tu vida con eso de "qué acto de valentía

qué heroico poder seguir adelante con tu vida".

Desde fuera me huele a querer vender condescendencia

como empatía, que es algo que se hace mucho con las desgracias.

Mi madre, cuando era muy pequeña, sufrió una lesión grave

que le dejó una huella facial visible

y cuenta que, cuando iba a comprar a la frutería,

todas las señoras cuchicheaban: "Qué lástima de chica,

con lo guapa que era. Con lo guapa que era,

con lo guapa que era". Esas condescendencias,

estas tendencias que tiene la gente como de apenarse y victimizar

a la gente sin habérselo pedido.

Cuando tú pasas por un mal trago

lo último que necesitas es victimizarte,

pues imagínate si tienes a todo el mundo victimizándote.

Pues no sé si conviene. Evidentemente,

no puedes decirle a una persona con cáncer

que está exagerando y que mueva el puto culo,

pero encontramos un término medio sano.

Como siempre, sed normales, tratad bien a la gente,

y si no os lo piden, no les tratéis como a bebés.

Permitid a las personas establecer sus límites,

nadie es quién para decirle a nadie cómo actuar, salvo un médico.

Meteos en lo vuestro y dejad a la gente tranquila.

Un beso enorme y mi apoyo a cualquiera que lidie

con cualquier enfermedad o mal en vuestras casas.

Paz.

Pues sí. Recogiendo el vídeo que planteaba Danel, Olatz,

¿crees que hay un miedo generalizado,

como dice Danel, a haceros preguntas,

a cuestionaros cosas, esa presión de la que hablábamos?

Yo sí que he visto que la gente de mi alrededor,

hay muchos que no saben cómo actuar cuando les dices que tienes cáncer.

Yo siempre digo lo mismo, actúa conmigo como hace un año,

es que sigo siendo la misma y sigo haciendo las mismas cosas.

Con limitaciones, pero sigo siendo la misma.

Por ejemplo, valoro a la gente que me sigue tratando como lo que soy.

Marta, antes querías comentar el tema de la culpabilidad

que Perla ha sacado, ¿qué he hecho yo para tener esta situación?

Y cómo es importante diluir ese sentimiento en los pacientes.

Sí, sobre todo porque en muchas ocasiones vienen a consulta

y preguntan: "¿Qué hice para tener esta enfermedad?".

Hay veces que se tiene una creencia errónea de podemos generarnos

una enfermedad oncológica. Cuidado con esta culpabilidad,

porque, los compañeros estarán de acuerdo conmigo,

que el cáncer es multicasual, que quiere decir

que hay muchísimas causas que lo generan.

Entonces, no podemos cargar sobre nuestras espaldas

las responsabilidad de padecer esta enfermedad.

Ahí quería hacer hincapié, para las personas que nos escuchan

decir: "Tú no eres el culpable, no eres el responsable,

trabajaremos conjuntamente para intentar superar esta enfermedad".

En relación a lo que comentaba en el vídeo, que me ha gustado mucho,

muchos elementos para hacernos reflexionar,

muchas veces hay dudas acerca de: "¿Cómo puedo ayudar a la persona

que está padeciendo un cáncer?". Olatz lo estaba diciendo:

"¿Cómo actúo, cómo reacciono?". Siempre les digo lo siguiente:

"Pregúntale al paciente, pregúntale a tu ser querido".

Porque a cada persona nos gusta de una forma y otra,

La mayoría es como dice Olatz: "Trátame con normalidad,

soy la misma persona". ¿Qué ocurre? "Soy la misma persona

pasando una situación dura y difícil".

Y a lo mejor debemos acompañar a nivel emocional.

Pero si tienes dudas: "¿Hablo de esto? ¿Le pregunto?

¿Puedo contarle que conocí a un chico...?".

Pregúntale: "¿Te molesta que hable de estas cosas?".

La persona que padece cáncer te informará.

Es, más que interpretar, suponer, Comunicación.

comunicación. Comunicación siempre.

También intentar no caer en sermones:

"Lo que debes hacer es... Esto es muy importante,

porque yo he leído..." Cállate, escucha y escucha,

no des esas recomendaciones. Y un poco a tenor de esto,

también son las referencias audiovisuales que tenemos

en muchas ocasiones. Tú, como artista, Perla,

¿crees que se está representando bien la enfermedad

en los medios varios? Eh...

No sé si en los medios, pero como obviamente vivimos en una sociedad

donde la estética es muy importante

y dentro de la enfermedad... O sea, de repente tú no tomas

tus decisiones en torno a tu estética,

sino que los efectos secundarios de un tratamiento

te dictaminan cómo va a ser tu apariencia.

Entonces, también, o sea,

ahí se genera como una serie de, por ejemplo, ocultar la enfermedad,

que también como necesitamos vernos bien,

ese bien es utilizar una serie de artefactos

que simulen que yo puedo continuar con mi día a día igual que antes.

Y también es, a lo mejor no puedes continuar como antes,

porque no estás como ates, o sea, tienes cáncer.

Entonces, como que... Yo, por ejemplo, a mí esa...

Yo, cuando me lo diagnosticaron, sabía que era una putada,

pero para mí lo que me sirvió un montón el cáncer

es verme sin ningún rastro de pelo.

Supuso un choque en torno a ver, por ejemplo,

los binarismos existentes en la sociedad

y cómo de repente la gente que ha padecido,

que padece un cáncer básicamente es, o sea,

un nuevo género, una nueva especie, entre comillas,

como de repente en plan no somos par.

O sea, la estética de la enfermedad nos separa de la sociedad,

entonces, volvemos a ocultarnos. Y para mí fue otra vez tener que,

entre comillas, salir del armario, porque es como:

"Debo llevar la enfermedad de forma íntima, me han enseñado a eso,

o debo hacerlo público, no debo". De repente son unos planteamientos

que ya me había tenido que plantear durante el colegio

que se repetían, porque era como: "Debo hacer pública mi condición.

Ah, no, que la estética que me proporciona este tratamiento

de quimioterapia ya lo está haciendo". Entonces era como...

Por eso como que la parte estética del cáncer

es bastante importante y a veces no se habla tanto,

se da por hecho qué elementos debes usar y qué no.

Ya, como que está, por así decir, previo a como quiera enfrentarlo

el paciente. Claro. Y como que de repente

para mí supuso una búsqueda en torno a mi persona,

porque no quiero quitar la parte de que tiene algo espiritual

la enfermedad, es decir, te para tu vida.

Es como, tienes algo que no ves, que crece por todo tu cuerpo,

y que encima lo has producido tú, o sea, como que es una célula.

Entonces, como después de que debates...

¿Qué ha pasado aquí? ...en torno a quién tiene la culpa,

es como, nadie tiene la culpa, y quien tiene la culpa

es en las macrosociedades donde vivimos,

todos los alimentos que consumimos y muchísimas otras causas

donde tú no tienes tanta decisión. Entonces, por ejemplo,

me parece también interesante decirle a la gente

que seguramente padezca cáncer

y que no es anormal padecer cáncer.

Olatz, ahora te doy la palabra. Quería preguntarle a Mariano,

él escuchando el testimonio de Perla,

como familiares, ¿cómo reaccionáis ante esto?

Bueno, y una cosa también a lo que dijo anteriormente

de cómo trata la gente al enfermo de cáncer.

Parto de la base de que todo el mundo es bueno

y quiere lo mejor para el que sufre una enfermedad y para el que no.

Muchas veces podemos ser más o menos afortunados

a la hora de elegir las palabras. Lo que sí es cierto

es que el enfermo de cáncer si era introvertido, seguirá siéndolo,

y si era extrovertido, seguirá siéndolo.

La personalidad de cada uno la seguirá teniendo

y eso lo vemos en los niños más que nada,

el que es simpático, juguetón y gamberro,

sigue siendo un gamberrazo impresionante;

y el niño que es más tranquilo, pues lo es.

No dejamos de ser niños con muchos años, ya está,

pero no sé por qué nos aparece el corte o la vergüenza de decir:

"Tengo cáncer". No puedo entenderlo, particularmente,

es mi opinión, no lo entiendo.

Tenía que ser completamente natural el decir: "Tengo cáncer".

Igual que: "Estoy resfriado, tengo neumonía o me cortarán una pierna".

Exactamente igual. Entonces, ya no hay ese tabú.

Veo gente por la calle que tiene cáncer

o una persona, una mujer que va con un pañuelo en la cabeza

y no es que no la mire con total normalidad,

es que la puedo sonreir como puedo sonreír al conductor del autobús,

al gerente del hospital o al cualquier persona del mundo,

eso va con la persona

y creo que siempre intentamos dar lo mejor.

También creo que muchas veces cuando se dice: "Qué penita".

Como ha dicho una de vosotras: "Ay, qué penita me da".

Es más el pánico que tenemos el resto a tener una enfermedad

como la que tiene la persona con la que hablamos

y no es tanto la pena por esa persona, somos egoístas.

Es pena de que no te toque a ti, entre comillas, ¿no? Ya.

Es como decir: "Madre mía,

Madre mía como me toque. cómo estaría yo".

Total. Olatrz, ¿qué querías decir?

Perdona, que te quité la palabra, pero pa' ti.

Yo quería comentar también que hay muchos casos de cáncer

y es algo de lo que no se habla, que desgraciadamente no se curan.

Porque la palabra curar para los pacientes de cáncer,

sobre todo de cánceres avanzados, como es mi caso,

es una palabra muy fuerte, nos gusta más el término remisión

o remisión completa, que aprenden a sobrevivir con ello,

aprenden a convivir con la enfermedad

y se puede convivir con ella.

Los casos de cánceres, por experiencia

o por la gente con la que he hablado,

que han sido supervivientes de cáncer,

que quedan en algo anecdótico, son pocos.

Una cosa es estar en remisión completa

y otra es seguir en el camino de oncología durante años

porque estarás atado a esas revisiones,

a ese miedo de: "¿Qué me dirá?". De si ha vuelto, si no.

Creo que es importante hablar de esto,

porque cuando me diagnosticaron cáncer nadie me habló de esto,

pensaba que te daban tratamiento, te curas, igual te operan

y te olvidas. Y cuando estás en el camino de oncología

te das cuenta de que no, de que va para años

y es algo que te acompañará, de una u otra forma, en toda tu vida.

Ya... Eduardo,

lo que quisieses preguntar y te quería preguntar también

por las perspectivas de futuro, porque esto está empujando

hacia ¿qué pasa con esto? Hay algo que quería comentar,

a raíz de algo que hemos hablado. Es cierto, no puede demonizarse,

hay cosas que te pueden tocar por una especie de lotería,

hay también una base genética que está entre el 5, 10%.

Pero debemos tener en cuenta que hay factores que ya conocemos

a ciencia cierta, en blanco y negro, que producen cáncer,

y eso se puede evitar.

Nunca podremos evitar completamente la lotería,

y hay cosas que, como dice Perla, no se puede,

estamos inmersos en una sociedad... Perla lo comentó, alimentación...

Hay cosas que no se pueden hacer. Quiero mencionar tres factores

que de alguna manera podemos evitar o reducir:

fumar, el humo del tabaco,

no por gusto lo hemos prohibido en los espacios públicos,

En espacios, claro. en espacios cerrados;

la otra parte es las agresiones ionizantes,

es decir, exponernos al sol sin protección;

por otra parte está la ingesta desproporcionada del alcohol.

Son tres factores que puede esta en nuestras manos regularlo

y reducir, y de alguna manera dejamos de comprar papeletas

para tener un cáncer.

Que puede ser, te puede tocar de otra manera,

por una parte genética, por cosas que no podemos controlar,

porque estamos inmersos en una sociedad que nos lleva a vivir

de una manera, la polución, etc. Pero hay cosas que podemos reducir

y una es la polución, intentemos reducir todo esto.

Todo está conectado y podemos hacer algo para evitar

exponernos más aún a los cánceres. ¿Perspectiva?

Hay una perspectiva muy buena, la inmunoterapia,

que está dando muy buenos resultados.

¿Qué es eso? Ahora lo diré.

Había cánceres que hace unos 6, 10 años, eran incurables,

y ahora el 60, 70% de ellos son curables

o por lo menos se sale de la primera parte de la enfermedad.

La inmunoterapia es justamente una cosa maravillosa.

Al principio dije que uno de los conceptos que tengo

de qué es el cáncer o que siempre transmito

es que es un fallo de nuestras defensas,

pasa algo, pero nuestras defensas no lo quitan,

no eliminan esa aberración. Vale.

Lo que hacemos con la inmunoterapia es exactamente eso,

Estimular la defensa. estimular la defensa

de la mejor manera posible para que nuestro propio cuerpo

nos ayude a vencer el cáncer.

Y no es con yogures y cosas por el estilo,

no hablo de cosas mágicas y balas mágicas,

hay mucha ciencia detrás que intenta

que esa burla que le hace el cáncer a nuestro sistema inmunológico,

pues revertirla, cortarla y hacer que nuestro sistema inmunológico,

nuestras defensas, nuestros antidisturbios,

por hablar de una manera más coloquial,

sigan defendiéndonos contra el cáncer

y nos ayude a combatirlo totalmente.

Manuel, ¿qué recursos existen para las familias con pocos ingresos?

¿En España? Sí.

En España hay una sanidad pública 100%,

y en ese sentido está para las familias con recursos,

con muchos recursos, con pocos y con ninguno.

Y luego hay,

en casos que yo conozco de primera mano,

hospitales, unidades de oncología pediátrica

en España y hospitales solo pediátricos

en los cuales hay

iniciativas para que esas familias que tienen que,

a lo mejor, desplazarse y no tienen medios para mantenerse

durante ese desplazamiento cerca de su hijo,

que está ingresado en el hospital, pues accedan

a una vivienda.

En el Hospital Niño Jesús desde hace unos años

tenemos la Casa Ronald McDonald, que es una iniciativa

que también está en otros centros de España.

Eso permite que esas familias puedan estar esos días o semanas

junto a su hijo o hija. Es un recurso de ese tipo.

Y luego hay,

en el servicio público español,

ayudas sociales que se gestionan a nivel del hospital

por los profesionales que se dedican a asistencia social.

O sea, que sí que hay un abanico de posibilidades.

¿Qué echas en falta como recursos, Marta?

Porque creo que vuestra posición es clave en todo el proceso.

Sí, yo soy una gran defensora de mi profesión,

soy una gran defensora de la importancia de la psicología.

Y, como muy bien explicaban, no solamente tenemos que trabajar

la salud física, haciendo prevención del tema de tabaco,

de alcohol, hacer más deporte, es decir, vamos a intentar cambiar

este miedo a tener la enfermedad por una responsabilidad

de qué podemos hacer para intentar, en la medida de lo posible,

reducir las posibilidades de padecer una enfermedad

como cáncer u otras enfermedades. Pero eso es la salud física

y estamos encontrándonos también con la salud emocional.

Faltan muchos psicólogos, psicólogas,

especialistas en psicología, en psicooncología

y en otros tanto en la sanidad pública, en la privada...

Es decir, tomemos más consciencia de la importancia que es trabajar

con nuestras emociones.

Está habiendo un giro muy importante,

incluso en los colegios, dentro de las asignaturas

se está contemplando también la parte de emociones,

pero probablemente todos los que estamos aquí

en nuestras escuelas no hemos abordado la parte emocional.

Está habiendo un giro muy importante ahí,

que la sociedad está asociando la psicología, no exclusivamente

a psicopatología, trastornos de salud mental grave,

sino hay más concienciación de: "Quiero conocerme".

Como bien antes decía Perla: "Es un momento de pararme,

conocerme, reflexionar, hacer ese ejercicio de introspección".

Entonces, facilitemos esos recursos,

como bien comentaba mi compañero, no solamente logísticos, médicos,

sino de acompañamiento emocional.

Lo estamos viviendo ahora con la situación del COVID,

estamos desbordados toda la...,

porque faltan especialistas en psicología.

No hablo solamente de Madrid, donde estamos, yo soy de La Coruña,

en Coruña, en los pueblos, en los centros de salud...

Entonces, hay mucho sufrimiento emocional,

hay mucho desconocimiento acerca de la importancia de las emociones.

Por favor, demos importancia a trabajar y dar herramientas

en este sentido, porque eso hace prevención de problemas de salud.

Manu.

Huy, Manu no, Mariano, perdón,

Ugarte, muchísimas gracias por estar aquí con nosotros.

Da un mensaje breve, por favor, desde tu asociación,

que debo despedirme de vosotros, que no tenemos más tiempo.

Pues nada, yo me dedico únicamente

a apoyar a gente como Manuel para que investiguen.

Y yo, gracias a Dios, ahora no tengo a nadie en mi familia

que tenga cáncer, lo tuvo mi hijo, falleció,

y desde entonces para mí es una enfermedad a batir,

es una enfermedad con la que quiero ver,

no como dice Eduardo, que él no lo verá,

intento ver cómo se le vence. ¿Si lo veré o no?

Pues ya veremos. Pero lucho todos los días

para verla vencida y estoy convencido que, como dijo él,

con el esfuerzo de todos, seguro que es posible.

Pero esto es lo que nos toca, son tan pocos

que no se ponen los esfuerzos necesarios,

pero estoy convencido de que lo haremos algún día.

Gracias por invitarme. A ti por estar con nosotros.

Olatz, gracias por tu tiempo. Danos un mensaje final también

para dejarlo por todo lo alto. Sobre todo investigación,

porque si yo estoy aquí hablando con vosotros

es gracias a la investigación, y si puedo seguir viviendo

es gracias a la investigación. Hay que apoyar a los científicos

que investigan la cura para el cáncer y, sobre todo,

no olvidarlos en época de pandemia, porque la COVID está ahí,

pero el cáncer sigue y las cifras son alarmantes,

y no se nos puede olvidar, así que más investigación para más vida.

Por favor, ¡aúpa, Olatz! Gracias por haber estado con nosotros.

Bueno, incorporaremos, como siempre, a nuestro debate,

a Rocío y a Blanca. Blanca es estudiante de Medicina,

superó un osteosarcoma, que es cáncer de huesos,

para los que no entiendan de ello.

Y Rocío Talavera, estudiante de Publicidad

y fundadora de la plataforma "Adol-essence".

Rocío, ¿cómo estás? Yo quería preguntar de primeras,

¿cuál es tu relación con el cáncer?

Pues mira,

yo, mi pareja actual, lo hemos tenido juntos,

y cuando teníamos 17 años le entró lo mismo que a Blanca,

un osteosarcoma.

Entonces, pues eso,

mi relación con el cáncer

es que estuve con él durante todo su tratamiento

y a día de hoy seguimos juntos.

Y a partir de esta experiencia con el cáncer

decidimos hacer una plataforma y una asociación para jóvenes,

para que se apoyaran durante el tratamiento,

como hizo Blanca con nosotros, por ejemplo.

Blanca es amiga nuestra, tuvo la misma enfermedad que mi novio

y vino al hospital, y habló con nosotros sobre la enfermedad,

lo que ella había sufrido y demás, y nos ayudó muchísimo,

y quisimos plasmar esa idea a lo grande.

¿Qué trabajo hacéis en "Adol-essecnce"?

Ahora estamos en desarrollo, porque somos un grupo de jóvenes

que intentamos hacer una plataforma,

pero con el tema COVID y demás los voluntariados en hospitales

la mayoría se han cancelado. Nuestra idea era hacer voluntariado

presencial de jóvenes para jóvenes, porque nos dimos cuenta

que es un grupo dentro del cáncer que no está muy abordado

en el tema de voluntarios. Por ejemplo,

los voluntarios que venían a vernos a nosotros eran señoras mayores

o así, no te esperas encontrar en una planta oncológica de adultos

a un joven. Y queremos promover que la juventud

tenemos muy buena base y queremos ayudar,

y fomentar lo que habéis hablado de enseñar a los jóvenes

que el cáncer es una enfermedad que aparece muchísimo

y todos vamos a tener un caso cercano, y debemos aprender

cómo lidiar con esas experiencias y con las emociones.

Blanca. -Buenos días.

¿Cómo estás? Buenos días. Yo quería preguntarte...

Bueno, dejaste claro cuál es tu relación con el cáncer,

¿qué tal lo asimiló tu entorno? La verdad que bastante bien,

es una cosa que quería decir, porque al principio choca mucho,

es una enfermedad muy dura, tan pequeña, pero bueno,

creo que fuimos asimilándolo todos a la vez, gracias a Dios

le dieron mucha normalidad, que es un punto muy importante,

y me lo hicieron muy fácil a mí también.

Es algo gordo, pero si se va pasando poco a poco

entre todos es muchísimo más fácil, así que gracias a ellos bien.

Como comentaba Olatz, ¿en tu caso personal se ha terminado

o es una cuestión que debes mantener alerta,

hay algo ya en ti todo el rato con una alerta?

La parte oncológica sí que terminó,

me dieron la quimio y eso terminó, pero no terminas realmente,

porque es un camino en el que seguimos con revisiones...

Y, bueno, lo gordo sí es verdad que terminó,

pero es una enfermedad que seguimos ahí, en la lucha.

Blanca, tú, como joven, ¿cuál es, por así decirla,

la parte más dura de afrontar?

¿La parte más dura? Eh..., yo creo que la edad.

Al principio, tan pequeña y una enfermedad tan gorda...

Como no se tenía tan normalizado cuando yo lo pasé,

pues el verte tan diferente principio de todos tus compañeros,

todos tus amigos, eso creo que era la parte más dura;

la parte estética también, como ha dicho Perla.

¿Y una reivindicación que quieras lanzar?

Aparte de dar algo de ayuda a "Adol-essence",

que tanto os ha ayudado a ti y a muchos otros compañeros,

¿qué reivindicación lanzarías?

Me encantaría dársela a los demás,

no a la persona que lo pasa, sino a los demás,

porque como decía la niña que hablaba mucho en el vídeo:

"¿Por qué me toca a mí?": Yo esa pregunta nunca me la hice,

ya que como tenía todo mi entorno alrededor mía

pasándolo, eso, dándole la máxima normalidad posible

a la hora de la parte mala, porque lo pasamos todos,

y la parte buena lo pasamos todos,

me hablaban de su día a día mis amigos...

Si no me apetecía hablar de algo, se lo decía.

Y creo que le den normalidad,

que traten a la persona como una más, porque somos uno más,

y que es una enfermedad gorda, pero que se pasa,

y no quiero idealizarla, ni mucho menos,

pero tiene sus momentos de bajón y momentos negativos,

en los que si estamos juntos es más fácil pasarlos,

y también tiene sus buenos momentos y de felicidad

que se viven el doble, porque se valoran mucho más.

Así que eso, que se normalice.

Rocío, ¿cuál es tu reivindicación?

Mi reivindicación es a los jóvenes,

que debemos aprovechar el tiempo para hacer cosas productivas.

Porque veo jóvenes que dicen: "No sé qué hacer con mi vida,

no sé cómo aprovechar mi tiempo".

Yo les diría que tenemos que aprender a tratar a los demás,

que el cáncer es una enfermedad que no hay que idealizar,

porque es durísimo. Yo lo pasé con mi pareja con 18 años,

preparándome la selectividad, y fue el año más duro de mi vida,

pero también cuando doy charlas en los colegios y demás,

dándoles testimonio a los chavales, les digo que fue el más duro

y también en parte el más feliz, porque me di cuenta

de que al final, más allá de mi burbuja hay otra realidad

que aprendí a asimilar. Y lo que han dicho antes,

que no tienes que pasar un cáncer para cambiar tu vida,

yo eso no se lo daría a la gente con cáncer, sino a los jóvenes,

que aprovechen su vida, de verdad.

Su vida, su tiempo y que echen un cable si pueden.

Rocío, Blanca, muchas gracias por haber estado con nosotros,

haber contado vuestra experiencia, y os mandamos un besito muy grande.

Y a tope, a seguir. (AMBAS) Hasta luego, gracias.

Adiós, chicas. Yo vuelvo a mi mesa favorita

para que me hagan su reclamo final.

¿Marta?

Mi reclamo final es que

vamos a ser inteligentes en todos los sentidos

y vamos a pedir ayuda cuando lo necesitemos.

No la persona que puede sola o solo con la enfermedad

es más valiente y más fuerte,

sino también es de fuertes y de inteligentes pedir ayuda

cuando nos hemos caído. Pasarlo mal, el sufrimiento

es normal en un proceso de enfermedad,

así que no lo pasemos solos ni solas, recurramos a amigos,

familia, personal sanitario y profesionales de la psicología

en el supuesto caso que consideren que lo necesitan.

"Corpore sano in mens sana". Muy importante eso.

Doctor Manuel,

un reclamo, alguna petición,

algún agradecimiento...

Aprovechando el ambiente en el que estoy,

se me está ocurriendo que,

al hilo de lo que han dicho estas chicas al final,

mi reclamo sería entre los jóvenes que pueden estar

expuestos a este programa,

que seguramente estén las mentes brillantes que pueden sumarse

dentro de poco a ayudar a solucionar esta cuestión,

que son los pacientes que tienen esta enfermedad,

así que se lo piensen, que se animen

y que se hagan investigadores del cáncer.

Queremos más investigadores y que hagan ahí barricadas

en el hospital con vosotros. Que vayan al laboratorio y curren.

¡A currar! ¡A currar, juventud! Es lo que hay.

Y que traigan nuevas ideas. ¿Perla?

Eh..., bueno, yo quería dar agradecimientos

a mis oncólogas y a los sanitarios

y sanitarias, sobre todo eso,

porque también tienen un papel bastante importante

y cómo tú vas a llevar tu enfermedad,

depende también muchas veces de con quien la vives.

Y el otro mensaje que la naturalicemos,

porque va a ser más común y cada vez más común.

Entonces, que cáncer ya tiene que ser

una palabra que debe estar dentro de nuestro vocabulario

y no nos tiene que asustar cuando la escuchemos.

¿Eduardo? Yo dinero para la ciencia,

porque es la única manera, es el único camino.

Además, nunca sabemos detrás de cual descubrimiento

estará la solución para un cáncer,

para una pandemia, para un desastre futuro...

Por tanto, dinero para la ciencia, es mi reclamo.

Es lo que queremos, dinero para la ciencia, apoyo al personal y,

sobre todo, informarnos y comunicarnos,

que es un mensaje que nos ha quedado bastante claro.

Nos despedimos ya. Ha sido un debate muy interesante.

Síguenos en nuestras redes, comenta por aquí tus curiosidades

o dudas, que nuestros especialistas le echarán un ojo

y les hará ilusión verlo. Y lo demás, pues eso,

hala, a estudiar. Estudia, fórmate, investiga.

("Sintonía "GENPLAYZ")

¿Debemos dejar de llamar héroes a los pacientes de cáncer?

¿Por qué hemos normalizado el beber alcohol?

Ya lo dice Lérica "sábado en la noche cubatita cargao'"... Sin embargo, el alcohol es la droga más consumida en España. Y si no me creéis preguntadle al gran Rafa Maldonado. Pero ¿por qué no concibimos el alcohol como algo malo? ¿Qué papel juega en nuestra forma de relacionarnos con los demás? 

No recomendado para menores de 16 años ¿Por qué hemos normalizado el beber alcohol?
Transcripción completa

Hablar del alcohol es hablar

de uno de nuestros más primitivos compañeros de viaje.

Los primeros copazos se remontan

a los albores de nuestros días.

Egipcios, griegos y romanos se hartaban de vino,

mientras fundaban nuestra civilización.

Pero hoy bebemos para celebrar, para olvidar, para desinhibirnos

o para acompañar una conversación.

¿Cuál es nuestra relación con el alcohol?

¿Qué papel juega en nuestra manera de relacionarnos?

¿Se ha convertido en una herramienta de socialización?

¿Hemos normalizado el bebercio?

¿Cuáles son las consecuencias de hacerlo en exceso?

Dentro "Genplayz".

Buenas tardes.

Una generación marcada por canciones de Piperrak como:

"¿Qué culpa tengo de haberme enamorado de una botella".

Darío, espero que estés hoy sobrio.

Una generación, te refieres a no la actual, claro.

No la actual. No la actual

Ellos pueden salvarse. Ellos sí.

Ellos están a tiempo.

Esta ya está perdida. Exacto.

Estáis condenados.

Darío, tremendo tema.

Tremendo melonero que traigo para abrir hoy.

Interesante. Interesante.

Además, una mesa... Excepcional.

Porque es una de estas movidas que dicen: "la droga legal".

Y todas estas cosas en que nosotros incurrimos muchas veces,

en palabras que no son la terminología correcta.

Está en la calle.

Está en la calle.

Ay, ay, ay.

Hemos... hemos...

Hemos preparado un vídeo al efecto

para que te enteres de lo que va la movida.

Alcoholismo, ¿qué pasa?

"Cuántos de los stories de tus contactos de Instagram

narraban antes de la pandemia los ciegos de los sábados.

¿Qué pasa después de una pedazo de fiesta?

¡Una buena resaca!

"Las resacas de los domingos".

La luz te hace daño a los ojos.

Tienes mucha sed, pero te da náuseas la comida.

Tienes el dolor de cabeza de tu vida.

Temblores y no puedes alejarte mucho del baño.

Eso, amigos, es la resaca.

El alcohol es la droga más consumida en España".

Los españoles son increíbles.

Son los que cuando van al chiringuito,

sobre todo al chiringuito, al chiringuito...

"Muy por encima de otras sustancias legales

como el tabaco o los psicofármacos

y de otras ilegales como el cánnabis".

"Sin embargo, muchos de nosotros ni siquiera la concebimos como tal".

Tú te alegras, te bebes tus copas.

Beber con mis colegas hasta perder el sentido.

Porros, todo el rollo.

"Según el último informe EDADES del Ministerio de Sanidad,

el 77,2% de los encuestados había consumido alcohol

en el último año".

La Feria es muy dura.

Yo me tengo que mojar la vida, Ana Rosa.

"La OMS, por su parte,

alerta de que el consumo de alcohol causa 2,5 millones de muertes

cada año y según estudios de la Unión Europea,

el 25% de las muertes de chicos entre los 15 y los 29 años

están relacionadas con el consumo de alcohol".

Qué fuerte.

"¿Somos conscientes de esta realidad?".

"Vivimos en una sociedad alcohólica".

"En la que el ocio pasa casi siempre por echarse unas cañas,

copas o vermús".

"¿Por qué bebemos tanto?

"¿Por qué nadie habla de una pandemia

que lleva años entre nosotros?

Azotando los barrios, como las casas de apuestas,

la del alcoholismo".

Lo más importante lo lleva papá.

# Como no tiene rival, papá bebe Tropical. #

Esos niños estaban a punto de consumir alcohol.

Ya habían consumido. Ay, Dios mío.

Ya habían consumido, otros tiempos.

Bueno, vamos a presentar la mesa, que la tenemos caliente.

Cris, que siempre me... Lizarraga.

Que me atasco con el apellido.

Autora del fancine "Quítame la culpa".

Recién presentadito en Madrid.

Si no lo tienes, pídelo por internet.

¿Es o no es? Sí, soy yo.

Claro, claro.

Además, tenemos que decir otra cosa.

Que ya ha colaborado en otros programas

que puedes chequear por aquí. ¿Hoy te hace más ilusión el programa?

Me sorprendió más la llamada.

Pero estoy supercontenta de estar aquí.

Tía, pues bienvenida.

Otro repetidor, Jerva, qué barbaridad.

Toda su trayectoria que tenéis que escuchar musicalmente.

No nos trae casetes hoy.

-Hoy vengo de representante de las naciones alcohólicas.

Guau, date una vuelta, que se vea bien la chupa.

Que son todas.

Al tanto, ¿eh?

Es el amo de su destino.

En Zoom tenemos un combo maravilloso.

Por un lado a Dakota Tárraga.

¿Cómo estás, Dakota?

-Hola, muy buenas.

Buenas tardes. Para los que no te conocen,

¿cómo te presentamos?

Yo digo participante en "Hermano Mayor".

No, participante en "Hermano Mayor" no.

Ahora soy "influencer".

Ah, vale, pues ya está, Dakota Tárraga, "influencer".

Pues ya estaría.

Oye, está muy guapa con el fondo ese rosa.

Te sienta bien.

Gracias, corazón.

Pues nada, las que tú tienes, reina.

Y doctor Rafael Maldonado.

Con un fondo un poquito más clínico.

Como dice Darío, cumpliendo con nuestro "pack" universitario.

Porros, alcohol y exámenes.

Intervino en ese "focus". ¿Cómo estás, Rafael?

-Muy bien, muy bien.

Bueno, vamos a decirle algo más de títulos.

Es catedrático de la Facultad de Farmacología

en la Universidad Pompeu Fabra.

Y estudia esas cosas que nos pasan en la cabeza

cuando hacemos... o....

Nos va a echar una mano con la movida.

Luis Jesús Martínez, también repetidor del programa.

Trabaja en gestión de proyectos sociales para la juventud.

Colaborador y tienes todo el tema de la reeducación,

de los riesgos en el consumo de sustancias.

Pues así como un poco...

-Sí, en drogas en general.

Reducción de riesgos.

Yo quiero abrir la mesa de debate Darío,

preguntando si vosotros bebéis alcohol.

-Yo la verdad es que bebía.

Y de vez en cuando lo dejaba,

pero definitivamente, desde 2017,

no volví a beber.

Y no me lo planteé como que no iba a beber nunca más,

sino que tuve una última terrible resaca

de no poder levantarme de la cama

hasta las nueve de la noche,

y no poder ingerir nada y pasarme el día potando

y dije pues hasta aquí.

No luce bien en el cuerpo.

No. Fue como una decisión a título personal individual,

pero de repente vino después toda la epifanía

de lo que eso suponía a nivel social.

Luis, ¿qué es el alcohol?

Si te lo pregunto así como término.

-Hombre, el alcohol es una droga.

No se puede negar que es una droga más.

Igual que pueden ser el tabaco y los porros

y el estatus de legal, ilegal depende de la sociedad

y del momento temporal.

Pero no sabría cómo definirte más allá

de que es una droga que tiene unos efectos muy diversos en el organismo

porque sl final afecta a diferentes neuroreceptores del cerebro

y los efectos que puede tener son bastante diferentes

y en muchos casos pueden ser bastante perjudiciales.

Dakota, ¿tú bebes?

-Iba a decir que el alcohol no es ilegal.

Porque está permitido.

Si fuera ilegal,

no estaría permitido.

Me parece muy mal que lo vendan a menores también.

Porque a mí siendo menor me lo han vendido.

¿Por qué razones crees que bebemos alcohol?

Dakota, así tan masivamente.

Pues es que a mí me pasó una desgracia

y pues mira, yo no se la deseo a nadie, sinceramente.

Pero...

Es que el alcohol te desinhibe, no sé.

Jerva, ¿cuál ha sido tu experiencia con el alcohol?

-¿Cuál, la última?

Bueno, no sé si la última.

O cuál ha sido tu experiencia en general con el alcohol.

Pues es íntima.

Íntima. Sí, es que es verdad.

Yo bebo.

A veces bebo más, a veces menos.

Pero bebo bastante.

Soy consumidor habitual.

¿Por qué crees que bebemos?

Lo siento.

Te estás desmoronando.

Jerva, ¿por qué crees que bebemos?

¿Coincides con lo que ha dicho Dakota?

Que te desinhibe.

O sea, lo había pensado esto antes de venir,

y creo que en general hay una necesidad de colocarse

en el ser humano durante... histórica.

Hay unos que beben,

otros que corren,

otros que tal,

pero todo el mundo se engancha al final a algo.

Tenemos el cerebro adicto a las cosas.

Rafa, dinos tú algo de esto.

¿Qué nos pasa en el cerebro cuando bebemos alcohol?

-Antes de nada, lo que acabas de comentar

de que el cerebro está preparado para que bebamos.

Yo recuerdo un estudio,

una revista preciosa de muy alto prestigio

en la que demostraron cómo monos en la selva

se volvían, entre comillas, adictos

al alcohol que maduraba en las palmeras.

Entonces estos monos volvían de una manera compulsiva

a tomar alcohol

en un medio natural como es una selva.

Por lo tanto, ¿por qué bebemos?

Una cosa muy sencilla.

El alcohol, al igual que todas las drogas,

va a producir placer.

Va a activar nuestro circuito de placer.

Y esta es la razón por la que se consumen drogas.

Y es muy importante también

que nunca hablemos de alcohol y drogas.

Hablemos de drogas,

entre las cuáles está el alcohol. Muchas veces nos equivocamos.

-Totalmente de acuerdo contigo.

Comentaba antes Cris

que tuvo una resaca muy mala que fue la que...

puso el punto final.

¿Habéis tenido experiencias así también

en la que hayáis dicho:

"Uf, vamos a intentar rebajar".

-Las experiencias más ridículas de mi vida giran alrededor

del alcohol, sin duda.

Los pasajes más vergonzosos

tienen compañero alcohólico.

Sin duda. Va de la mano.

Esos pasajes vergonzosos, que dice Jerva,

que muchas veces acuden a tu cerebro tres meses después.

Mientras intentas dormirte te acuerdas de:

"¿Por qué dije aquello?".

O te lo recuerdan, que es peor.

-Es que también por un lado está eso.

Lo vergonzoso y lo ridículo,

pero luego a mí me ha pasado

que cuando echo la vista atrás me doy cuenta

de que con el alcohol me he puesto en peligro muchas veces.

Y que también hay un rollo muy tóxico

que concierne lo que es el alcohol

y la machirulada.

Y lo que genera.

La forma de relacionarte con la gente.

Sí. Y hasta que no he dejado de beber,

no me he dado cuenta de esas cosas.

Ya. Dakota, tú, por ejemplo,

¿puedes beber y poner límite?

O hay gente que bebe...

-No, no, es que yo no. Yo ya no bebo.

Porque si yo... es que...

empiezo con una, ¿vale?

Y es verdad que hay gente que no sabe parar.

Y yo soy de las que no saben.

Entonces, no, ya lo evito.

¿Cómo dejaste de beber de forma radical?

Porque fui a psicólogos.

No todo es "Hermano Mayor".

Querer es poder en esta vida.

Y si tú te propones algo en esta vida,

lo consigues.

Y si yo he podido, todo el mundo puede.

Técnicamente, Luis, ¿qué es una resaca?

-Pues en principio una resaca se caracteriza

porque como compuesto químico, el alcohol tiene la propiedad

de deshidratar y quiero recordar

que el cuerpo humano es un 70% agua, aproximadamente.

Con lo cual, si estamos ingiriendo durante equis horas

una cantidad más o menos abundante de alcohol,

ese alcohol va deshidratando los tejidos, órganos y células

del cuerpo y normalmente esa deshidratación conlleva

efectos de tipo inflamación de los tejidos cerebrales

y todas esas inflamaciones,

disfunciones, por así decirlo,

que se producen en los órganos,

producen lo que se conoce como resaca.

También recordar que el intestino tiene un montón de bacterias.

Una flora intestinal que el alcohol le afecta de manera negativa.

Por eso lo típico de malestar intestinal al día siguiente

o posibles efectos de náuseas.

Y que quieras mucha pasta.

Claro. Que busques hidratos.

Sí, sí.

Eso los estudiantes seguro que lo saben.

Lo típico de volver de botellón y hacerte unos macarrones

a las seis de la mañana. No es casualidad.

No es casualidad.

Cris, ahora que ves desde el otro lado las cosas,

¿consideras que está muy aceptado

socialmente, que es muy difícil socializar sin el alcohol

de fiesta. Pues eso, salir a tomar algo.

Que el hecho de tomar algo, normalmente,

ya es alcohol. No dices: "Voy a tomar un café".

-Es que es una movida.

Hay un artículo de Jacaranda Disidente, en "Píkara"

que dice eso.

Que es como que dejas de beber alcohol

y te das cuenta de que tú lo haces por una decisión,

pues no me sienta bien, no lo tomo,

pero de repente pasas a estar al otro lado, como tú has dicho.

Y de repente es como que...

algo que no te sienta bien y has decidido no hacer,

es algo a través de lo cual la gente socializa

y es omnipresente.

Te quería decir, un momento, perdona,

yo quería decirle a usted

para tratarlo también hay remedios.

¿Me entiendes? Yo he ido a la UCA.

Los peores momentos de mi vida me los ha traído el alcohol.

Con lo cual, hay medios, si tú quieres, puedes.

-Sí, sí, si yo puedo.

Yo estoy fenomenal, lo que pasa es que pasa eso de que automáticamente,

la gente te convierte en antialcohol, porque no bebes.

En un rollazo, básicamente.

Claro, como que te estigmatizan por no beber.

Sí, o de repente, pues eso:

por cada grupo social en el que te mueves y te ven no bebiendo,

te someten a interrogatorio.

Pues eso, tipiquísimo.

"Pero ¿ni un poquito?".

O "ya te diviertes" y todas estas cosas.

Y bueno que yo no beba no significa

que me rodee de gente que no beba.

Me rodeo de gente que bebe

y muchas veces de gente que es capaz

de tomarse algo sin más.

Pero me pasa un poco como a ella,

me parece estupendo que tú puedas beber un poquito y ya está,

pero como a mí eso no me funciona,

pues eso.

-Es mejor evitarlo.

Dakota, ¿piensas que se puede uno divertir,

por así decirlo,

o puede estar en la misma línea con alcohol que sin él?

Siendo sinceros.

Vamos a ver, siendo sincera, no.

O sea, la verdad es la verdad.

Pero...

Es que si tú no puedes...

O sea, a mí me ha traído las peores ruinas de mi vida.

Entonces, si tú no cambias,

es que tienes que cambiar, tío. Querer es poder y punto.

-Cris y Dakota han tocado un punto muy importante.

Y es el hecho de que hay gente que no se es capaz de controlar.

Yo creo que esto es muy importante. -Por eso digo que no lo prueben.

-Sí, pero yo diría que más que hay gente que no es capaz de controlar,

es que estamos hablando de una droga

que va a causar una enfermedad

que se llama la adicción.

Es decir, en algunos sí, en otros no,

va a cambiar el cerebro

y les va a hacer que sea incapaz de ejercer un control racional

sobre el consumo.

Y ahí no hay más remedio que, obviamente,

como bien comentaba Dakota,

hay centros especializados

muy buenos para esos tratamientos

y una persona que ha caído en esta enfermedad

nunca más puede volver a consumir la droga, el alcohol.

Jerva, ¿alguna vez has intentado no beber y te han presionado?

Que vayas a tomarte algo y digas: "Una cero".

Y te digan: "¿Una cero?".

-Bueno, a lo mejor lo han intentado, pero...

(Risas)

Y qué ha pasado.

No pasa nada.

Me he bebido la cero,

el Nestea o lo que me apeteciese en cada momento.

O sea, entiendo lo que estáis diciendo,

pero lo estamos limitando un poco solo al alcohol.

Creo que...

Que la cuestión es si puedes estar sobrio en el mundo,

totalmente sobrios, sin nada

o si necesitas alguna forma

de alterar tu conciencia.

De alguna manera.

O sea, que hay mucha gente que no bebe,

pero toma otras cosas.

(DAKOTA) Claro, que consume otras cosas.

-O es adicta a otras cosas,

al móvil, a las relaciones.

A la comida. A la comida.

Al ejercicio.

Ese es el punto al que yo creo...

Yo, por ejemplo, creo que soy incapaz de llegar

a un punto de sobriedad absoluta

en el que tú contigo mismo

y con lo que te rodea...

Estés de "luxe" sin nada externo.

Sin necesidad.

Hay algún punto positivo... -Pero también te digo

que te tienes que rodear de buenas compañías.

¿Sabes?

Porque si estás intentando dejar de beber

y vas con una persona que está bebiendo todo el rato,

quieras que no, aunque no te ofrezcan,

te están incitando.

Con lo cual, eso hay que evadirte.

O sea, dejar a tu amigo de lado. Y es lo que hay.

-Ahí creo que sí que es verdad

que en esto influyen mucho... -Las compañías hacen muchísimo.

Precisamente, Luis es una persona que ha estado haciendo

el trabajo de campo en la fiesta.

Así de claro.

Luis nos puede hablar de la experiencia

respecto de estas cosas.

Simplemente apuntar

que las habilidades sociales que las personas tienen

afectan de forma determinante

a los hábitos de consumo que puedan tener.

Es decir, si yo sé cuándo algo me puede afectar mal o bien

o tomar mi decisión aunque vaya con un grupo,

me puede influir en algún momento.

Pero si tienes la capacidad de saber decir que no,

de saber controlarte o de saber pasarlo bien,

como dice Jerva, sin ningún estímulo externo,

sin ninguna recompensa positiva,

al final...

-Y también lo que te esperas de otro lado,

de la sobriedad.

Si tú dejas de beber

y lo que te espera es un sitio de mierda,

igual no te apetece llegar ahí.

-Eso también, estoy contigo.

Porque tú tienes que tener alguien que te apoye siempre.

¿Sabes?

Mis padres han sido todo para yo... -Claro.

-Y yo creo que sí que existe gente que es así.

Yo los conocía en los botellones.

El típico grupo de ocho personas que siempre hay uno o dos...

-No todo el mundo tiene familia.

-Al final uno o dos no bebían o bebían muy poco,

se echaban una copa y ya está

y veía que se lo pasaban igual de bien,

pero sí que es verdad que, como decía Dakota,

no por las "malas" compañías,

si tu colega se pone hasta el culo y se pone a vomitar

y te toca estar toda la noche agarrando pelos, sujetando frentes

o llamando a los padres para decirle que está malo,

pues al final es algo que te está fastidiando la noche.

Si tú asumes ese rol.

Si tus colegas no dependen de ti

para poder llegar a casa...

No se lo puede pasar uno igual de bien.

Depende un poco del sitio y de las compañías.

Yo creo que sí, que poder se puede.

Lo único que tienes que tener esa capacidad

y que la gente con la que estés te ofrezca esa posibilidad.

Al final, si tus colegas se ponen siempre hasta las cejas

y no te dan pie a que tú socialices de otra forma,

o te pones tú también hasta las cejas

o tienes que cuidar de tus colegas.

Esa dicotomía se veía en edades muy tempranas.

Los primeros botellones.

-Entonces, ahí no vais al compás.

Entonces, no te interesa esa persona.

-Es una valoración que puede hacer cada uno.

Yo qué sé, al final... -Yo pienso así, vamos.

Desde mi perspectiva.

Rafa, siempre se ha dicho

que es muy mediterráneo

la copita de vino con la comida.

¿Hay algunas cosas positivas en un consumo razonable del alcohol?

-El alcohol es una droga, como ya digo.

Siempre hay un riesgo.

Si ponemos en la balanza beneficio riesgo,

yo aquí subrayaría algo

que ya Luis y Dakota han mencionado antes.

Y es el tema de la edad.

La edad es fundamental.

No es lo mismo el consumo, como el que acabas de mencionar,

de una cena, una persona...

Pongamos un caso en el que podía tener un beneficio.

Imagínate una persona de 55 años, 50 a 60 años,

con un poquito de obesidad central.

Que tiene riesgo cardiovascular

y que toma una pequeña cantidad de vino

algunos días en la cena.

Aquí, obviamente el riesgo es mínimo

y el beneficio lo podría incluso buscar.

Pero estamos hablando, no quiero decir que lo encuentre,

pero lo podría buscar.

Pero estamos hablando de una situación muy diferente

al consumo habitual.

No es esta copita de vino en la cena.

O esta cerveza en la cena.

El consumo habitual es de unas cantidades mayores de alcohol

o un consumo de atracón en muchas ocasiones

y a unas edades en las cuales el alcohol es mucho más peligroso

que a las edades que estamos hablando ahora.

Porque la cabeza está blandita todavía, ¿verdad, Rafa?

Como que no ha cerrado Claro, es que aquí

y esto lo tocó Dakota al principio del todo.

18 años.

Es que un consumo por debajo de 18 años es ilegal.

-Es ilegal, pero lo hacen.

-Y la razón es que...

-A ver, yo ahora tengo 26 años.

Pero yo he tenido 16

y me he ido de botellón, como todo el mundo.

Y me han vendido las botellas.

Es que me las han vendido.

-Claro, es que el cerebro en ese momento aún no ha madurado.

Y todas las drogas, incluyendo el alcohol,

van a producir un efecto muchísimo más lesivo

sobre un cerebro que no ha madurado

que sobre un cerebro maduro. Esto es claro.

Antes de continuar, vamos a hacer una pequeña pausa

para introducir el vídeo de Mafer, que ha estado buscando

lo que viene siendo por la web,

por la internet,

qué se cocía acerca de este asunto.

Vamos a ver qué nos has traído hoy, qué sorpresa.

Hola, mi nombre es Mafer

y el programa de hoy va sobre el alcoholismo.

¿Qué nos impulsa a gastarnos entre 12 y 15 euros en una copa

un viernes noche?

¿Qué es lo que nos gusta tanto de ir...?

Lo dejo a la elección de cada comunidad autónoma.

Pero si estas preguntas te inquietan,

déjame decirte que las he formulado

en el lugar donde encontramos todas las respuestas en el siglo XXI.

En un "sticker" de Instagram.

De verdad, tercer mundo.

¿Por qué bebemos? ¿Por qué bebemos alcohol?

¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

La respuesta que más se ha repetido es "para evadirnos".

Pregunto, ¿de qué nos queremos evadir?

En mi caso, me quiero evadir de que Rihanna ya no haga música.

("Don't stop the music")

Otra de las respuestas que más se ha repetido es

"porque bailo mejor y ligo más".

Sinceramente, con esta lógica no tengo nada que decir.

Quien me conozca sabe que todo lo que sea de amor me parece bien.

Siempre con moderación.

Porque puedes convertirte en el o la "turras" de la noche.

-"Me he 'perdío'".

-Y nadie quiere eso.

Aunque es verdad que noche ya poca cosa.

Desde que nos encontramos en tiempos de COVID,

ya no hay buenas noches, bar, solo noches.

("Sound of silence")

Como era de esperar,

los expertos nos dicen que para evitar la resaca

debemos evitar beber.

Pero seamos honestos,

un vasito de agua antes de dormir se agradece.

Pues ahí lo tienes.

Ahí lo tienes, Darío.

Ni por arriba ni por abajo.

Me ha agradado.

Bueno, estábamos tratando el tema del alcoholismo

en edades demasiado tempranas,

cuando todavía no está cocido el cerebro.

Rafa, yo te quería preguntar, a raíz de eso,

si se puede restaurar, por así decirlo.

Porque me imagino que esto a nivel neuronal

nos debe dejar un poco "moñecos"

y si después haces como una "rehab" de no beber,

puedes volver a tu estado normal.

A ver, hay alteraciones

que podrían restaurarse y otras que no.

Si tú coges el cerebro

de un paciente alcohólico,

el clásico alcohólico durante muchos años bebiendo alcohol

y lo tienes en tus manos

y tienes en tus manos el cerebro de un paciente de Alzheimer,

es muy parecido.

Muy parecido un cerebro y el otro.

Ahí ves realmente

los hemisferios cómo se han ahondado.

Ves cambios en la forma del cerebro.

Que causa esas lesiones a largo plazo del alcohol.

Estas lesiones son irreversibles.

Tampoco tenemos que ser tan desesperantes.

Un consumo en unas edades tempranas

que luego cesa,

pues sí puede producir alteraciones.

No llega a producir ese cambio tan brutal en el cerebro.

Pero hay cambios a largo plazo

que va a generar el consumo de alcohol.

Algunos son irreversibles

y lo que tenemos que tener muy en cuenta es

que puede generar esta enfermedad que se llama la adicción.

Y es como una lotería. A unos les toca y a otros no.

Cerebro feo.

Cerebro feo, no mola nada.

Perdón, cariño, que antes querías hablar.

-A mí me parece superinteresante

la perspectiva de la salud y todo eso.

Y aparte,

es como otro melonazo,

pero la salud mental y el efecto depresivo que pueda tener.

Pero me parece que hace falta hablar

de la falta de perspectiva de género

que hay en temas de ayuda

o de prevención.

En todas las drogodependencias.

Estamos hablando de una droga

y al final no deja de haber

una incidencia brutal

de la violencia machista.

O sea, del alcohol en la violencia machista.

Y también de la estigmatización

a las mujeres cuando beben.

Como todo ese espectro de cosas

que también es salud.

Y que existen y que me gustaría...

Dejar ahí la mención.

Pero un poco a raíz de esto,

hay una cosa que me ha parecido muy interesante

y es que yo no recuerdo, por lo menos,

con 16 años que viniesen a decirme más allá de:

"El alcohol y las drogas son malos".

¿Realmente hay una instrucción

o hay algo para evitar

lo que estabas comentando tú antes con datos concretos

de la Pradera de San Isidro llena de gente?

Haciendo la croqueta a las cuatro de la tarde.

Sí, bueno, en nuestro proyecto montábamos una carpa

en los botellones de las fiestas patronales de Madrid.

Dábamos información objetiva

y podía favorecer la reducción de riesgos

en el sentido de ponerse un límite.

Sé consciente de lo que vas a beber y cuánto.

Y hasta qué punto vas a beber.

Hay gente que tiene más o menos control

para poder beber,

pero qué menos que partir de un límite

hasta el que puedas llegar.

Y veíamos muchos chavales

que podían entender un poco el tema del límite.

Pero no estaba en su opción del día.

Al final eran chavales

que bebían todo lo que podían,

que habían comprado y lo que no, lo pedían a otros colegas.

Y hemos visto de todo.

A la carpa van cuando ya están borrachos.

Depende.

A veces venían después de haber bebido.

Como llegábamos a primera hora,

sí que nos acercábamos a los grupos que estaban bebiendo

y mediante algunas dinámicas

tipo un "Pasapalabra" sobre drogas para ver qué saben.

O un cuestionario que registrábamos su actividad.

Pues cuánto beben,

si tienen problemas de memoria al día siguiente.

Si tienen un límite.

Si la suelen liar parda.

Que se lo preguntábamos como tal y consiste

en romper contenedores, pegarse,

montar espectáculos

y sí que veíamos un montón

que eso se reflejaba en un botellón y en otro.

Desde San Isidro al Barrio del Pilar.

Viendo cómo gente a las cinco de la tarde haciendo la croqueta,

vomitando, uno llorando porque su amigo le ha dejado tirado.

Porque se ha ido con una piba.

Un montón de peleas.

Porque como decía la compañera,

hay un montón de machos que se sienten

como superpoderosos al beber.

-Aparte, no solo es que esté ahí

y que genere situaciones de violencia,

muy vinculadas, es que encima es un atenuante.

Cuando alguien ha bebido.

-Eso nunca lo he entendido.

-Cuando ha agredido o violado, es un atenuante.

Se considera un atenuante en "La Manada".

Oye, Jerva, una cosa.

Dentro del mundo de la cultura pop,

¿crees que se consume más alcohol?

O si llegas, cuando se podía,

que haya un concierto o cosa así

y eso es como que se estimula más.

-Hombre, dan por hecho que bebes.

Si eres músico, dan por hecho que bebes.

Porque siempre te dicen. "Bueno, ¿qué bebes?".

"¿Qué te pongo?".

-Es que llegas y hay antes cervezas o vino que agua.

-Que agua. -O sea...

Vamos, es directamente eso.

El guiño. "Si necesitas cualquier cosa..."

Se sobrentiende.

¿Creéis que somos una juventud

que basa la juerga en la borrachera?

-Actualmente, puede que esté cambiando un poco.

Y la pandemia está teniendo algo que ver.

Nosotros, que a lo mejor pertenecemos

a una generación un poco anterior,

sí que hemos vivido botellones

desde los 15 años, 16 en adelante.

Y muy cultura muy de fiesta con consumo de alcohol.

Pero actualmente entre todas las nuevas tecnologías,

los juegos online, yo sí que creo que los jóvenes están

adquiriendo... Estamos relajando el consumo.

Por lo menos, del consumo de alcohol.

Al final, eso puede derivar en problemas de adicción

a las tecnologías, videojuegos,

a comprar en internet.

Y eso es un problema que puede ser igual de importante

que el consumo de alcohol.

¿Crees que bebemos menos, Jerva?

-No sé, no sé, igual sí.

O está menos bien visto.

Antes es que era...

Patrocinaban deportistas marcas de alcohol.

O sea, eso ya cambia un poco.

Pero bueno, no sé.

El alcohol se suplirá por otra cosa.

-Los datos son parecidos a hace unos años.

Sí, ¿eh? Sí.

Rafa, una cosa que te iba a preguntar,

¿cómo podemos identificar que tenemos un problema con el alcohol?

-Tú jamás lo vas a identificar como consumidor.

Jo... Rafa, tío.

El consumidor siempre te va a decir: "Yo controlo".

Entonces, se lo tienes que preguntar a la gente que tiene al lado

por norma.

¿Cómo se pasa de un consumo moderado a peligroso?

En cuanto este consumo te lleve

a algo que pueda ser negativo para ti.

Siempre me gusta poner el ejemplo.

¿Tú has bebido y luego has cogido un vehículo?

El típico ejemplo de un consumo que es peligroso.

En el momento en el que

llevas una actitud de riesgo después del consumo.

Como puede ser conducir un vehículo.

Si me permitís,

yo creo que han salido dos puntos importantes

en lo de la evolución del consumo.

Creo que en generaciones anteriores también tenemos

un consumo de alcohol que quizá cuantitativamente no era tan grande

como ahora, pero muy parecido.

Esto viene de muy antiguo.

Y lo que sí que...

hemos avanzado algo, pero nos queda muchísimos por avanzar,

es el punto que subrayó Cris sobre la perspectiva de género.

O sea, el drama de la violencia machista

relacionada con el alcohol es un drama que no hemos podido

ni...

dirigir de una manera adecuada.

Y yo creo que este es un drama

que tenemos que ser conscientes de él.

Detrás de la violencia machista,

en muchos casos,

hay un consumo de alcohol.

Tenemos que ser conscientes. También de otras drogas,

pero alcohol sobre todo. Sí, seguro.

-Sí, es así y luego se excusan de que van colocados.

Claro.

-Yo le quería hacer una pregunta a Rafa.

A ver.

Yo siempre he querido tener alguien listo delante

como para poder preguntarle.

O sea.

¿En qué momento el ingenio humano ha llegado

hasta querer colocarse así?

De inventar la cerveza antes que el wifi.

(Risas)

Tener ese necesidad vital,

neuronal o como se llame,

de estar borracho o estar colocado.

-Tú me hablas del alcohol,

pero vete hace 4000 años.

Hace más de 4000 años que se consume marihuana.

-Mándame, Rafa, hasta allí.

-La de miles de años que se consume el opio.

Es algo que nuestro cerebro...

Quédate con la idea.

Nuestro cerebro está preparado para sentir placer.

-Para colocarse.

-No, no, no.

Dilo, Rafa, que quiero escucharte.

No, no.

Para sentir placer.

A ver, no, porque tú colocarte.

Imagínate que te bebes un litro de vodka.

Pues no vas a sentir placer, te vas a coger un colocón,

pero no es lo que estabas buscando.

Inicialmente buscas placer.

El cerebro está hecho para esto.

Porque tú tienes que sobrevivir.

Y si tú no tienes sexo y no comes,

pues no vas a sobrevivir.

La especie se extingue.

-Dicho.

-Está preparado el cerebro para que la especie continúe.

Y hay dos cosas básicas

que es la reproducción...

(Risas)

Si no tienes sexo y no comes,

nada, tu cerebro está dirigido para esto.

Pero es que las drogas van a actuar justo a este nivel.

Rafa, pues algo estamos haciendo mal

como sociedad.

Lo que dice Rafa es la manera científica de decir

la frase de antes.

"Si no bebes, no fumas y no follas, para qué vives, gilipollas".

Es la forma científica de decir esto.

La búsqueda de placer y es lo que decías.

Y comer, comer.

Comer está en mi top 1. Cambia fumar por comer.

Me vale.

Pero sí que es cierto que es lo que decías antes.

Que hay animales...

Recuerdo haber visto hace poco

un vídeo de unos lémures

mordiendo unos gusanos

para flipar.

Simple y llanamente,

porque tienen sustancias alucinógenas,

y para flipar.

Es algo que ya está en la naturaleza.

Naturalmente.

El ejemplo de los monos bebiendo alcohol fermentado

de una palmera.

Es que tú pones a un animal

una droga y el animal va a consumir la droga

porque va a buscar el placer.

Es así de básico.

Y nuestro cerebro necesita buscar el placer, si no, nos extinguiríamos.

Oye, Dakota, tú que eres "influencer",

¿qué pasa con la publicidad del alcohol?

Es verdad, en redes y en festivales

y el patrocinio.

Porque luego salimos muchos

como normalizando el consumo responsable,

pero al final estás incitando a personas

que también puedes estar influyendo sobre ellas.

A través de esas imágenes.

¿Deberíamos de...?

Quiero decirte...

¿Deberíamos moderar esa publicidad?

-Pues claro que sí, pues claro que sí.

Es más,

yo no he hecho ninguna publicidad de alcohol.

-Es que yo sí. -Ni la haré.

-¿Tú sí, Cris? -Sí, es la movida.

-Qué falsa, ¿eh? -Ya.

-Soy muy sincera, ante todo va el dinero.

-Es que nosotros, por ejemplo,

este año que no nos dan dinero de nada.

-Si me pagan por anunciar Pepsi, pues Pepsi.

-Qué taza, mira qué taza.

Dakota, enséñame la taza.

Míralo, dándose un pico.

Venga, bien hecho.

-Es que nosotros este año COVID...

No hay conciertos.

Con lo cual, no hay ingresos para la música.

De repente, cualquier patrocinio es bienvenido.

Y claro, de repente... Son marcas de alcohol.

Claro. Y a mí me plantea

un dilema, pero luego también digo

que soy una persona que no bebe,

pero soy una persona que quiere pagar el alquiler

y que quiere comer y dormir.

-Es que estoy totalmente de acuerdo.

Es que a quien le paguen por anunciar algo,

lo va a anunciar.

Es que es así.

Tienes que vivir y comer todos los días.

-Pero siempre digo que en ningún momento voy a salir bebiendo

y que siempre voy a tener la opción sin alcohol.

-No digas de este agua no beberé, por el camino te puede dar sed.

A ver, claro, si es que esto es así.

Consumo responsable siempre.

Es lo que estamos diciendo.

Ese es el mensaje.

Bueno, Dakota, Rafa, me tengo que despedir de vosotros.

Ah, pues nada, encantada.

Ha sido un placer teneros esta tarde.

Muchísimas gracias por vuestro tiempo.

Nos quedamos con los mensajes.

Del alcohol se sale, del cementerio, no.

Se podría decir.

Se podría decir.

Eso sería una marcada.

(TODOS RÍEN)

Y Rafa, cuidado con nuestra cabeza

que puede parecerse al cerebro de una persona con Alzheimer.

Que no nos pasemos, cuidado. Así es.

Y que nos demos cuenta del riesgo

que representa el consumo de una droga como el alcohol.

Que controlemos nuestro cerebro en busca de placer.

Que siempre es un buscón.

Hay placeres naturales que no son nocivos.

(Risas)

Vale.

Sustituir el alcohol

por vuestro placer "cuquero".

-Sexo.

Abiertamente.

Bueno, vamos a ver qué nos ha preparado Kil Gore

para la tarde de hoy.

El alcohol sería el segundo fármaco capaz de salvar vidas

de enfermos de COVID.

Por si solo, apenas reduce un 4% la mortalidad frente al coronavirus

pero su efecto se amplifica

cuando se combina con cánnabis.

Los expertos esperan a que se publique el ensayo.

para corroborar la eficacia del vino.

Que en realidad ya se está probando en los hospitales

desde el inicio de la pandemia.

Por ahora los medicamentos más utilizados

para combatir al COVID-19 son más de cuatro copas en un día.

Ahora mismo no hay un fármaco eficaz al cien por cien,

por eso se intenta saber

cuáles de los que ya tenemos funcionan mejor.

¡Viva el rey, viva el orden y la ley!

Su puta madre, me están viendo.

-El optimismo de los investigadores se centra

en que este fármaco combinado con otros

abra puertas a la curación del COVID-19.

¡Que abran los bares!

¡Que nos dejen beber!

¿Te acuerdas de ese señor?

Ese era catedrático y nos lo decía.

Ya sabéis lo que nos ha dicho Rafa.

"Keep the mind on it".

Hemos incorporado, como siempre, a nuestra juventud.

Lo que viene siendo el papo.

Las voy a presentar ya.

Ella es Claudia Sastre.

Ahí está, "puxe Asturies".

"Asturies underground".

Representando, ¿desde dónde?

¿Desde dónde de Asturias? De Noreña.

Un pueblo así.

Saludos para Noreña, porque somos el nuevo "Grand Prix".

Ahora vamos a empezar a saludar.

A los pequeños pueblos.

Y Yasmina Ourkia.

-Hola.

¿Qué tal, reina, cómo estás?

Pues desde Murcia.

¡Eh, Murcia!

Murcia y Noreña.

Buen "Grand Prix".

Exacto.

Murcia eterna, la tenemos siempre en "our hearts".

Yo te quería preguntar, Yasmina,

¿cuál es tu relación con el alcohol?

Pues a ver, la verdad

que mi relación con el alcohol es bastante íntima.

O sea, yo me considero

consumidora, pero creo que controlo.

¿Me estáis escuchando?

Sí, perfectamente.

Vale, perdón. Pues eso, la verdad que una relación...

Yo creo que con cuidado.

Pero sí que quiero dejarlo algún día.

¿Has tenido...? Real, real.

Una experiencia bastante...

Cuando dices que como que controlas,

¿qué es para ti controlar?

Pues saber decir hasta aquí.

¿Y lo puedes hacer de verdad?

Ahora sí, pero hace un par de años la verdad que no.

¿Hace un par de años cuántos años tenías?

Eras un cigoto.

Pues era nada.

15 años, te estoy hablando.

Que te vas a los botellones.

Y al día siguiente: "¿Ayer qué hice? No me acuerdo de nada".

Pues sí.

¿Has tenido sustos o malas experiencias?

La verdad que sí.

Ahora voy con Claudia.

¿Cuál es tu relación con el alcohol?

Porque es un poco particular.

-Sí, sí, nula.

Nula porque soy "straight edge",

pues no consumo ningún tipo de droga

ni legal ni ilegal desde hace muchos años.

Entonces, la relación que puedo tener es la de gente

de mi alrededor.

Oye, necesito que me cuentes un poco

que es esto de la cultura "Straight edge".

Sí, encantada, vengo a hablar de mi libro, total.

Además, antes Jerva dijo una cosa

que me parece muy interesante.

Y es que justo el "Straight edge" nace de la música.

Es una subcultura que nace del hardcore punk.

En Estados Unidos.

Uno de los motivos por los que nace el rechazo...

al consumo de drogas: alcohol, tabaco,

otro tipo de estupefacientes.

Es justo por las consecuencias que había tenido

en generaciones anteriores de músicos.

Y cómo esa gente vio que algunos de sus ídolos

llegaban a morir.

O tenían carreras que luego iban cuesta abajo

o cosas así.

Entonces es muy interesante por eso.

Por raro que parezca,

nace de la música y del hardcore punk.

¿Y cómo llegaste hasta ahí?

Pues a mí siempre me gustó mucho el punk.

Yo estudio historia y ciencias de la música.

Entonces, entre que a mí nunca me llamó mucho la atención

beber como tal.

Y que descubrí esta corriente y esta música que me encanta,

pues dije: "Quizás esto es para mí".

Porque claro, como vosotros decíais antes,

todo el mundo bebe, vas de fiesta

y está como muy normalizado

y cuando a ti no te llama tanto la atención,

pues buscas otros sitios en los que refugiarte

o donde encajes sin necesidad de dejar de salir en esos ambientes.

No dejan de ser tus amigos y tu círculo.

Y fue como algo superguay

saber que había más gente como yo. Aquí en Asturias conozco a una.

(Risas)

Yo en toda Asturias solo conozco a un vegetariano.

En toda Asturias, literal.

Pero sigue siendo guay saber que hay gente como yo.

En las fiestas de Prau...

Claro, es lo que estábamos comentando.

Que parece como que hemos normalizado

que sea un instrumento casi indispensable

para la socialización.

Yo le quería preguntar a Yasmina

si conoce los riesgos del consumo excesivo de alcohol.

Por ejemplo.

-A ver, sí.

Más que conocerlos, es que al final los experimentas.

Pero precisamente por eso,

creo que es lo mejor...

Es que es complicado decir

que tengo que llevar el control

y como ha dicho Rafa, que realmente la persona que consume

nunca se va a saber controlar,

pero creo que cuando ya tienes experiencias

que te hacen...

Que te hacen verte en situaciones desagradables,

dices: "Son riesgos que quiero evitar".

Al final es proponértelo.

Si tú dices hasta aquí, es hasta aquí.

¿Creéis que se infravaloran muchas veces los riesgos?

O sea, que pones por encima

tu momento de socializar, de ligar, de lo que sea.

Sí.

Tú también estas de acuerdo, Claudia.

-Sí, porque la chica que está en la mesa, que no recuerdo cómo se llama,

Cris. antes lo decía en plan que...

Que tuvo una resaca muy mala y lo dejó.

Muchas veces pienso que mucha gente da por hecho

que yo no bebo porque en algún momento de mi vida

he tenido un coma etílico.

Y es como, no es necesario llegar a esos extremos

para que tú te plantees equis cosas.

Pero muchas veces, hasta que no llegas ahí no dices...

¿Y existe un estigma?

Cada vez que sales y dices que no bebes.

Madre.

Solo decirte que estuve de Erasmus con mi mejor amiga

y mi mejor amiga llegó a un punto

en que cuando me preguntaban por qué no bebía respondía ella

y empezaba con toda la traca

de porque nació aquí el "Straight edge" y no sé qué.

De tener que explicarlo noche tras noche.

No es que sea irrespetuoso, pero sí que...

Ya entiendo.

Es que es una movida esto.

-Es que no había que tener que dar explicaciones.

No, pero como vivimos dándolas.

Respecto de lo que hace el resto.

Pues como...

"¿No tienes Instagram?".

"¿En serio?". "¿No tienes WhatsApp?".

"Lo flipo". Es un poco el punto.

Bueno, "Claudría".

Uy...

Claudia...

Claudia, Yasmina, muchísimas gracias

por vuestros testimonios.

Nos tenemos que despedir ya de vosotras

porque tenemos que cerrar este debate.

Y creo que muy instructivo.

Habrá gente que se haya sentido identificada

y el punto está en el consumo responsable

en caso de producirse. Chicas, muchísimas gracias.

A vosotros. -A vosotros.

Un besito muy grande.

Yo quería preguntar, precisamente, Luis,

cuando sentimos estos síntomas de los que hablaba Rafa,

¿adónde acudimos, qué hacer?

Si sientes que tienes ya un consumo excesivo.

O la final si eres familiar de alguien que puedas ver

o colega de alguien.

Siempre se puede acudir, como decía Dakota,

hay unas unidades de conductas adictivas, llamadas UCA,

y en Madrid son los CAD, los centros de adicciones.

Al final, son espacios públicos

donde hay un equipo multidisciplinar

de psicólogos, educadores y terapeutas.

Se puede pedir asesoramiento, cita y demás.

Y la verdad es que trabajan a nivel profesional de forma excelente.

Es un recurso que se puede...

y no tienes que recurrir a un ámbito privado.

Irte a una comunidad terapéutica que luego el problema de esos sitios es

que si tú no aprendes a vivir sin beber en tu contexto normal,

puedes dejar de beber si te vas al Tíbet y te tiras allí un mes.

Con las cabras, meditando,

pero si vuelves a tu barrio, pasas por el parque...

Aprender a vivir sin beber, haciendo tu vida normal.

Qué interesante.

Al final es eso.

No puedes escapar de tu contexto.

Y si eso te ha generado un problema en el pasado,

tienes que aprender a saberlo afrontar.

Reconducir.

Sobre todo, eso.

Yo recomendaría los CAD en Madrid

o cualquier UCA a nivel España.

Muy bien, lo apuntamos.

Apuntado.

Vamos a hacer una ronda final un poco de vuestros pensamientos,

de vuestras reflexiones.

Creo que se han tocado cosas muy interesantes.

Han quedado otras pendientes.

Cris ha salido al quite de varios aspectos interesantes.

Bueno, un poco un mensaje que queráis lanzar.

-Pues yo eso, recordar lo importante que es

poner la perspectiva de género dentro de toda esta conversación.

Y que dejemos en paz a la gente que no bebe.

Que necesitamos también visibilizarnos.

Porque parece que todo el mundo bebe y en realidad,

mucha gente no bebemos

y está bien que empiece ya a ser algo

que no suponga un "¿Y por qué no bebes?".

Pues oye, ¿por qué bebes tú?

Que nos dejemos en paz.

"Let it be" total.

Jerva.

-Uf, qué profundo me voy a poner.

(Risas)

Te gustan mucho las profundidades.

Eh... no.

Aparte de visibilizar la gente que no bebe,

visibilizar la gente que bebe

y visibilizar las razones porque las que la gente bebe,

Por las que come,

por las que consume de forma compulsiva.

Igual lo que tenemos que hacer es rascar un poquito

debajo de por qué la gente solo puede socializar cuando bebe

o solo puede sentirse bien

cuando lleva esa marca

o solo puede sentirse bien cuando come tal cosa.

y empezar a rascar ahí debajo

y aprender un poquito ahí a...

"Mental issues".

A conocernos.

Y a lo mejor apoyar a la gente no tanto para no bebas,

sino por decir:

"Hostia, tío, ¿por qué vas tan pedo hoy?".

"¿Qué te pasa?".

No el día que está bebiendo estar ahí,

sino el día siguiente o el día que está sobrio decir:

"Igual hoy es el día de que nos pongamos a hablar un poquito

de por qué vas como una rata".

Exacto.

Bueno, buen mensaje.

-Totalmente, estoy de acuerdo.

Yo sí que quería remarcar

tres consejos de reducción de riesgos como tal.

Ponerse un límite.

Intercalar bebidas no alcohólicas con alcohólicas.

En el caso de que se vaya a beber.

Estos son mensajes para... -Ah, son trucos.

(Risas)

¿Lo de los chicles funciona? -No.

Ni el café con sal.

-Digo el chicle que hay para la resaca.

-Es que eso luego es muy subjetivo.

Qué barbaridad, ¿qué es esto?

-Hay un chicle para la resaca.

-O bebidas que llevan triptófano y cafeína. "Mano de santo".

Eso es muy subjetivo.

Lo único que hay para no tener una resaca de la hostia

es no beber tanto la noche anterior.

-Pero eso ya lo sabemos, vamos al truco.

Los trucos, en caso de que no te apuntes al momento,

abstemio, si haces una noche de alcohol,

de consumo moderado es eso.

Remarcar el momento moderado.

Ahí está, sería marcar el límite.

Beber agua u otra bebida no alcohólica

entre las cantidades de alcohol,

cada copa, un vaso de agua o dos.

Y luego, como ha dicho él,

si tienes una movida a nivel emocional,

has discutido, estás rayado por algún tema,

no bebas esa noche o ese día,

porque seguramente o bebas de más

o por desinhibirte, por no pensar,

vas a acabar bebiendo de más.

Y eso puede tener unas consecuencias.

-Yo he dicho que puedes beber,

pero en algún momento te tienes que plantear

cuándo lo tienes que solucionar.

Lo hago de forma compulsiva.

-Pero yo me refería al momento concreto.

El momento concreto, si ya estás...

Si puedes no llegar ahí, mejor.

Se pueden evitar los chupitos de Jäger.

También mejor.

No mezclar, lo típico.

Las mezclas suelen ir mal.

Y también saber que cuanto más despacio bebas,

mejor vas a poder metabolizar el alcohol

y ver cuándo te está afectando más o menos.

Que es algo que por costumbre, por socialidad,

una ronda de botellines y tienes el botellín a la mitad

y le pegas el trago y te pides otra ronda.

Eso suele hacer que las intoxicaciones de alcohol tengan

más efectos negativos.

Y meter el durum con calzador tampoco.

El estómago tiene unos límites.

Chicos, de verdad, cuidad vuestro cuerpo, que es un templo.

Es para toda la vida, Darío.

Pues sí.

-Te puedes poner cosas.

Claro, exacto.

Mira el templo.

Ese se renueva.

¿Qué ibas a decir, Darío?

Voy a comentar una cosita.

Eh, ¿qué tal?

¿Quieres beber? Bebe.

Qué te voy a decir yo, si soy el de toallitas para bebés.

Eso sí, con moderación.

No quieres beber, pues no bebas.

Y es importante, como decía Cris,

si alguien no quiere beber, no le des por saco.

Si alguien no quiere hacer una cosa, no le des por saco.

Lo utilizo hasta en mi hija de año y medio.

Si no quiere comer, le tengo que hacer otra cosa.

Se llama Método Montessori y me está costando años de vida.

Gracias.

(Risas)

Pues yo qué sé.

Efectivamente. Hidrátate.

Eso es importante.

El agua hidrata.

Y bueno, pues eso.

Ha sido una cosa muy interesante.

Síguenos en nuestras redes sociales.

YouTube, MySpace, Spotify,

todas estas que tenemos. Vota mi cuerpo.

Exacto. Vota mi cuerpo.

El evento en Tuenti que tenemos.

El evento en Tuenti que tenemos.

Photolog también, están todas.

El próximo programa vamos a hablar, lo estarás viendo por aquí,

"Protestas",

como siempre, nos gusta caminar

por la delgada línea gris

de esta mesa de pimpón.

Escríbenos a Genplayz@RTVE.es

Nos vemos.

Y si bebes, que sea con moderación.

Siempre consumo responsable.

¿Por qué hemos normalizado el beber alcohol?

Primeras veces: ¿Hay presión de grupo?

El programa más visto de toda la temporada. Y no es para menos. Tuvimos el honor de contar con unos invitados de primera para tratar este tema que tantos dolores de cabeza nos ha dado a todos en ciertas etapas de nuestras vidas. Además, pudimos conocer en profundidad a dos de las tiktokers más importantes del país: Ale Agulló y Marina Rivers. Después de este programa ¿cómo no las vamos a amar?

No recomendado para menores de 16 años Primeras veces: ¿Hay presión de grupo?
Transcripción completa

¡Hola! ¿Qué hay, amigos, amigas, conocidos y conocidas?

¿Cómo están ustedes? Hoy hablaremos sobre las primeras veces,

algo que puede significar el cielo y el infierno,

lo romántico y lo terrible,

una buena experiencia en el recuerdo o un trauma.

¿Qué nos pasa con las primeras veces?

Y ojo, que no solo hablamos

de la palabra que empieza por ese y acaba por "exo",

también hablamos de alcohol,

de drogas, de viajes, de besos, de lecturas.

¿Por qué son especiales las primeras veces?

¿Las romantizamos y luego vienen los chascos?

¿Hay presión de grupo?

A todas estas cosas intentaremos responder hoy en "Gen Playz".

(Sintonía de "Gen Playz")

"Benvenuti!".

"Benvenuti" a este,

nuestro programa de las primeras veces, Darío,

y no solo las sexuales,

que todo el mundo estará cayendo en eso,

sino por ejemplo, si yo te digo,

¿cuándo fue la primera vez que tú escuchaste Gigi D'Agostino?

La de... # Tu, tururú.

# Tu, tururú.

# Tu, tururú, turururururú. #

Qué guapo, ¿eh?

Hombre, toda mi vida,

o sea, siempre suena esa canción en mi cabeza.

Ah, vale. Iba a la selectividad.

# Tu, tururú. #

En mi primer trabajo. # Tu, tururú. #

Y así. Nació mi hija. # Tu, tururú. #

Y hasta el infinito. Es la B.S.O de ahora.

¿Te acuerdas de la primera vez que nos conocimos?

No. ¡Ay!

Darío. No.

Bueno, pues yo sí.

Fue en un Foster Hollywood. ¿En un Foster Hollywood?

En el Foster Hollywood, sí. Nada más y nada menos.

En una mesa de estas de comunión clásicas.

Bueno, pues de eso vamos a hablar hoy, de las primeras veces,

de la añoranza, de si existe verdaderamente una presión

por acercarse a algo por primera vez.

Tenemos preparado como siempre un videíto al efecto.

"Las primeras veces son siempre una fuente de ilusión,

pero también de preocupaciones y comparaciones odiosas".

"En el terreno afectivo-sexual,

son tan inocentes como el primer amor,

tan importantes como el primer beso,

tan torpes como la primera vez que nos masturbamos

y tan vergonzosas como cuando perdemos la virginidad".

(CHICA) "What does it feel like?". -"Ah... It's fine".

"Pero ¿cómo se viven las primeras veces?".

"¿Cómo la primera vez que bebemos..."

Luego, al día siguiente, te levantas así.

"...que fumamos,

que vamos a la uni?".

Hoy es mi primer día de universidad.

"¿Existe una presión grupal

para lanzarnos a vivir estas experiencias?".

¡Ah!

"¿Las vivimos cada vez más pronto?".

-¡Qué buena!

"¿Por que está mal visto

que una persona sea virgen a determinadas edades?".

Había mucha gente que me decía:

"¿Cuándo has perdido la virginidad?".

Y yo decía: "Que soy virgen"

y la gente me decía: "Sí, anda, Lorena, me estás vacilando,

que no me vaciles que tú no puedes ser virgen

que tal, tal, tal".

"¿Qué mitos rodean las primeras veces?".

Nada del otro mundo, pero no está agradable.

No se lo recomiendo.

Ahí lo llevas, comiendo rata, Darío.

Yo la primera vez que comí rata en el 1945...

No, bueno.

Bueno, vamos a presentar ya la mesa de éxito.

Marina Riverss, ella es "tiktoker".

Probablemente, hay mucha gente chillando ya en el chat

y aquí en los comentarios. ¿Cómo estás?

Muy bien. Rodeada de abuelos.

¿Qué te parece esta mesa de abuelos?

Es que soy la más pequeña y me siento muy niña ahora mismo.

No, tía, qué va.

Hombre. ¿Cómo te sientes entrando en esta primera mayoría de edad?

¿Qué hiciste el primer día de mayoría de edad?

Pues quedar con mis amigas,

dormimos juntos con unos "tiktokers" que acaba de conocer.

¡Santo Cristo!

(Risas)

Ahora son de mis mejores amigos, pero sí, los conocí

y pasé la noche de mi cumpleaños con ellos.

Bueno, bien, alternativas, por qué no.

Entrar en los 18 "tiktokeando" estas "movies".

Kapo el "rapo".

Comunicador y "freestyler" de antemano.

Su éxito se mide por kilos y no por gramos.

¿Has visto? Te tengo esto preparado en mi cabeza.

¡Madre mía! Increíble.

Estás ya...

Llama a Bnet y uno para uno, ¿eh?

No, calla, que ya le gané en directo,

o sea, no queremos repetir, ya tengo el cinturón ese que dais.

Pedrito, ¿cómo estás, guapo?

¿Qué dices, mi reina?

Artista.

Bueno, por fin, ¿no? De mudanza estamos ya.

Sí, por fin nos cambiamos ya,

paso de los 12 metros cuadrados

a unos humildes 70.

¡Ole!

Bueno, la Roomba va a disfrutar un montón.

Por fin va a poder rular ahí a gusto.

Por fin voy a poder hacer mis flexiones y mis cosas bien

sin tener que chocarme por delante con el frigorífico

y por detrás con la cama.

(Risas)

Sara Martínez Yela, ella es psicóloga clínica y social,

repetidora aquí, en "Playz".

Trabaja en violencia de género, igualdad y jóvenes

y lleva muchos años haciendo talleres en institutos.

Es nuestro crack "psicologil", esto es así, Sara.

Yo encantada de estar otra vez aquí

porque bueno, el debate de hoy pinta interesante.

Pinta interesante.

Y por último, pero no por ello menos importante,

Alejandra Agulló San Martín, nuestra "tiktoker" de confianza.

Ya sabéis también que hace sus "movies" con la cara cuadrada.

Con la cara cuadrada.

Soy yo.

Ha venido también a algún debate

con la mami para el 8M. Sí.

Pero hoy la prota eres tú. "Has to be".

Soy yo, soy yo. "Has to be".

Bueno, pues vamos a arrancar esto.

Yo quería...

Voy a empezar preguntando por ejemplo a la "psycho".

Sara, ¿por qué son tan especiales no solo las sexuales,

sino todas las primeras experiencias?

A nivel olla. Bueno, claro.

A ver, las primeras veces son fundamentales en el aprendizaje.

Al final, es como aprendemos.

Las primeras veces suponen un mapa.

Imaginaos un peque que llega a la vida

y la descubre probando, ¿no?

Aprendemos de múltiples formas,

pero una de ellas es viviendo las experiencias.

Yo creo que quizá el problema existe

en que nos falta entender cómo funciona la mente

y cómo absorbemos esta información

porque tendemos a pensar por esto de memoria

que actúa como una grabadora

y que vamos guardando los recuerdos de forma secuencial

y no, las primeras veces son acercamientos a la realidad,

nos enseña cómo es la vida

y cómo somos nosotros y nosotras en esa vida

y se hace desde un vínculo de seguridad

con refuerzos, motivaciones

y eso quizá, también tenemos el otro problema de...

Me ha encantado que hayas hecho el matiz de sexual.

Al final, damos importancia a primeras veces

y se nos olvidan otras primeras veces

que marcan cómo vamos a ser y cómo nos vamos a comportar

como la primera vez que confiamos en alguien.

Eso no lo recordamos, ¿no?

O la primera decepción que tenemos con alguien.

¡Guau!

Por ejemplo, es muy potente

porque al final, como os decía, no es una grabadora,

es lo que hemos vivido,

qué significado le damos a lo que vivimos

y emocionalmente, cómo nos sentimos, ¿no?

Yo creo que si cambiamos un poco ese chip,

podremos acompañar a gente en sus primeras veces

y, sobre todo, aprender a vivir generando primeras veces

porque hablamos de la infancia,

pero es que las primeras veces pueden llegar a ser eternas.

Bueno, dicho lo cual,

¿qué primeras veces recordáis así como con cariño

o bueno, o con impacto?

Vamos a empezar por ti, Marina.

Yo mi primera decepción.

¿En serio? O sea, es muy patética.

¿Sí? A ver.

Yo cuando estaba en primaria, tenía un novio,

lo típico que te casas y estas cosas.

Nos íbamos a casar en una semana, ¿eh?

Entonces yo estaba emocionadísima,

tenía pensado el vestido blanco, madre mía

y entonces, una supuesta amiga mía fue a mi novio de entonces...

No, no. ...y le dijo:

"Te doy este tazo, que no lo tiene nadie,

un tazo increíble, el mejor tazo" y me cambió por un tazo.

Entonces me dejó por el mejor tazo,

era de "Gormiti" o no sé de qué era el tazo.

(Risas)

De "Gormiti" dice. Me dejaron por un "Gormiti".

Por un "Gormiti". Sí, sí, sí. Esa fue mi primera decepción.

Qué fuerte la primera decepción, ¿eh?

Alejandra, ¿tú?

A mí me suena también el típico momento en el colegio

cuando estás con los tazos, con las combas, con las pegatinas,

cuando ibas tú con tus amigas a cambiarte pegatinas...,

Sí. ...luego cogías tu álbum,

lo metías en la mochila

y te dabas cuenta de que la gente te robaba pegatinas

y era como: "Me he comprado las mejores pegatinas del mundo

y estás viniendo a robarme pegatinas".

Luego abrías el libro y decías: "Me faltan 200 000 pegatinas".

Yo me llevaba...

O sea, me iba supertriste a casa pensando:

"¿Dónde estarán mis pegatinas?".

"¿Qué cabrón me las habrá robado?".

¡Hostia!

Tu primer colega que digas que sientas tu primera amistad.

Mi primer colega, colegón. Sí.

Bueno, era mi vecino, en realidad, es un poco evidente, ¿no?

No, pero es bonito.

Pero lo jodido es que había cierto problema

con que fuera mi primer colega

porque mi abuela, en paz descanse, bueno, en paz o en lo que descanse,

eh... era un poco falangista ella, era un poco del mal rollete

y mi colega era negro. Ah, vale.

Entonces cuando yo lo traía a casa a jugar a los tazos, al Beyblade,

a lo que sea, a mi abuela no le terminaba de gustar mucho

y también fue mi primer conflicto por racismo.

¿En serio? Hostia, qué de cosas aunaste...

Sí, sí. ...como primeras experiencias.

¿Todo en un mismo día? También mi primer colega preso

que mi abuela al final no tenía tan malo ojo con él porque...

Estoy flipando, tío. Sí, sí.

Estoy flipando.

Has acertado con la pregunta del colega.

¡Hostia, tío! Y mi primer grupo de rap

también fue con él, muchas cosas.

Vale. ¿Tu primer beso también? No.

Ah, vale, vale. Eso no, eso no, eso no.

Vale, vale. Podría haber sido también.

Me ha encantado. Qué elipsis, ¿eh, Darío?

Qué fuerte. Pedrito. Todo lo aúna.

Me parece increíble lo que acaba de decir, a mí me pasó algo parecido

la primera vez que llevé...

porque por parte de padre, mi abuela y mi abuelo vivían

en una parte alejada, en Huelva, como en el campo

y la primera vez que llevé a una novia allí,

yo vivía en Nueva Sevilla, que eso era más cerca de Sevilla

y tenía una novia de Perú y cuando la llevé allí,

también descubrí lo que era el racismo

porque mi abuela le preguntó unas cosas raras

que yo dije: "What the fuck is going on?".

¿Por dónde está yendo esto?

Corta.

Fue la primera vez que descubrí el racismo.

La verdad que los abuelos a veces enseñan más de lo que deben.

¡Ostras!

No sé si tú sientes

que hayas recibido una presión grupal

por ejemplo para la primera vez que fumaste o bebiste

o hiciste algo que formaba parte a lo mejor

del mundo adulto entre comillas.

El primer beso, o sea, yo me di el primer beso relativamente tarde

para lo que lo suele hacer la gente, me lo di en cuarto de la ESO

y en segundo de la ESO, todo el mundo se había dado un beso.

Yo estuve mintiendo desde segundo hasta cuarto

de que me había dado mi primer beso

y mis amigas me preguntaban: "¿Cómo se da?" y yo se lo explicaba.

Yo iba con toda mi cara, decía: "Tienes que hacer esto, esto"

y no me había dado un beso en mi vida

y nadie supo que había sido en cuarto

hasta segundo de bachillerato. Siempre me lo guardé

porque sentía una presión de que mis amigas ya lo habían hecho

y como que decían:

"Jo, es que la gente que no se ha dado un beso...".

Y te sientes como obligado a mentir. Estuve dos años mintiendo.

Alex. Y enseñando a la gente.

Es muy fuerte. ¿También te pasó algo así?

Yo de hecho, tuve que inventarme que tenía un novio.

En el pueblo. Sí, sí.

Un novio, no me acuerdo en qué pueblo fue

que me iba de viaje con mis padres y tal

y yo tenía un novio ahí.

Mi primer beso fue en el pueblo también.

Yo llegué con mis amigas:

"Me lo he pasado superbien en el pueblo,

he conocido a un chico superguapo".

-"¿Y cómo se llama?". -Y yo: "Marcos".

"Marcos". Yo inventándomelo todo.

-"¿Y qué tal? ¿Y cuándo viene?".

Llegó un momento que de tanto mentir...

Era insostenible.

"¡Eres una mentirosa, no tienes novio,

nunca lo vas a tener, no sé qué,

no te has dado tu primer beso con él".

Y yo: "Sí, sí, existe" y no existía, Marcos nunca llegó a existir,

pero tuve que inventarme que tenía novio.

Estoy flipando. Patético.

Yo hice lo mismo. Desde aquí, un beso a Marcos.

Para Marcos. Yo también tenía colega imaginaria

que se llamaba Bárbara, de una.

Bárbara.

Yo tuve un amigo imaginario. -Todo el mundo.

Yo sabía que no existía. No, yo también.

Pero yo decía: "Esto hay que contextualizarlo".

Si hablo a Dios, pues no, Dios no, Bárbara.

Mi diosa Bárbara.

Sara, ¿a qué se debe todo esto de las mentiras y del imaginario?

Bueno, tú lo has dicho, a la presión social,

o sea, efectivamente

porque una cosa es el imaginario

cuando somos peques,

pero luego llega un momento

en el que parece que nos han marcado un camino

sobre cómo tenemos que avanzar

y que son casi rituales de iniciación.

Al final, también, cuando llegamos a la adolescencia,

nuestro grupo de referentes son los iguales

y nuestras amistades, ¿no?

Buscamos referentes y queremos entrar dentro,

identificarnos con algo y parece que nos deja un poco fuera,

como que cuando...

A mí me parece curioso que en la vida adulta,

todo lo que no hemos hecho parece que es ponerte una medalla,

es decir, yo no caí ahí,

pero es que en ese momento no éramos libres de decidir,

entonces muchas veces sentimos esa necesidad de decir:

"Bueno, yo también he dado ese paso

porque parece que me acerca a ser un poco más adulta".

Kapo, hay una presión de grupo, de colegas y círculos,

pero ¿también notabas que había una presión

de... por así decir, la cultura, lo audiovisual,

lo que veías en las pelis, en las series, lo que leías?

¿Notabas también que había eso de

"estoy viendo 'High School Musical' y están todos ya enrollados"?

Bueno, 'High School Musical' a lo mejor no es la...

(PEDRO) Bueno, bueno, detrás de las cámaras,

detrás de las cámaras habla Darío.

O sea, en parte, sí,

lo que pasa que yo también, no sé,

estaba todo el día viendo "Dragon Ball"

y no tenía ganas de mi primer asesinato,

de mi primer genocidio, ¿sabes? Tampoco, pero no,

sí que había un poco de presión,

sobre todo, con el tema yo creo de...

más que de dar un beso o practicar sexo o lo que sea,

sobre todo, con el hecho de gustar.

O sea, yo creo que con eso sí que hay mucha, mucha presión

por parte de todos, de gustar, de ser aceptado,

como de entrar...

Más la teoría que la práctica.

Sí, sí, yo creo que luego el tema del beso,

sí que hay muchas películas,

hay muchas pelis de nunca me han besado uno, dos,

nunca me han besado siete. Claro.

Todas las escenas de las pelis adolescentes,

el momento clave es el beso entre los protas.

Ajá. Pero al final, sobre todo, es eso

de realmente que alguien se fije en ti,

que se enamore de ti...

¿Y alguna cosa que hayas hecho tú que recuerdes por presión?

En plan de echarte un piti o algo así.

Uy, yo fumar como un animal.

Tanto tabaco como porros yo creo que super...

No presionado porque rápidamente me gustó.

Hombre, la primera vez que se empieza.

Pero sí que la primera vez era lo típico

de corrillo en la esquina del parque de donde sea y...

"Le he pillado un cigarro a mi hermano mayor, vamos a fumar".

Sí, sí, sí y ahí pegando un tiro que casi te desmayas.

Mi primer cigarro, ojo... Fue con tres años.

Fue igual con seis o siete. ¿Cómo?

Te lo juro, en casa de Nico, de mi vecino,

su abuela...

También falangista, también falangista.

(Risas)

Nos dio de fumar a todos

para que viéramos lo horrible que era

y realmente, como que retrasó un poco esa primera vez.

Seis años.

Porque fue como: "¿Queréis fumar?" porque alguien lo pidió,

alguna de las hermanas de Nico lo pidió

y nos dio un tiro a cada uno

y claro, entre lo que toses, lo que lloras,

con seis años, pegándole... Sí, claro, no es la edad.

Tu pulmón no comprende ese contexto.

Infancia en Londres en 1900, ¿eh?

La infancia de Kapo yendo a trabajar a la fábrica

y luego, un pitito.

(Risas)

Pedrito, ¿tú tienes algún ejemplo también así como un poco...

de haber realizado algo por presión social?

A ver, por presión, pocas cosas,

como que siempre lo he hecho porque he querido,

yo también pensad que de uno a cinco años

estoy viviendo en el campo este que os digo

y con seis años, llegué a Nueva Sevilla

y cuando llegué allí, eso era un barrio

en el que yo podía ir por todos lados

y yo estaba harto de estar solo,

yo también tenía un amigo imaginario, Coba.

Sabía que era imaginario evidentemente.

Estaba harto de talar con cachos de árboles pistolas y jugar con eso,

entonces, cuando llegué al barrio, me harté de moverme

y la mayoría de gente que conocí tenían como 10 años más que yo,

entonces yo empecé a hacer cosas ya de prepureta

superjoven, ¿sabes?

Entonces no sé, por ejemplo, fumar y eso,

yo recuerdo que le decía a mis compadres:

"Os vais a morir, hermanos,

estáis todo el día con los porritos, os vais a morir todos".

Y un día llegué y dije:

"Vamos a echarlo, a ver qué pasa aquí que sois todos tan chulos".

¿Sabes? En verdad, también tiene un poquito de eso,

entre comillas, de presión social porque alrededor hacen cosas

y tú al final, quieres probar,

pero muchas veces, no lo haces por aparentar ni nada, ¿sabes?

Sí, pero lo vinculas un poco al paso a la vida adulta, ¿no?

Entre comillas, o sea... Sí, claro,

pero también es eso, cuando empiezas a juntarte con gente, no sé cuántos,

pues la gente de pequeño siempre se cree que lo más guay

es como lo más vacilón, lo más chulo

o el más tontorrón que está todo el rato haciendo bromas

y que está vacilando a todo el mundo

y que eso es como lo más guay entre comillas, ¿sabes?

Hay chiquillos y chiquillos. Es otro rollo.

Por lo general,

siempre se ve al de fondo de clase como el más guay.

Entonces hay una tendencia muy gorda a eso porque... claro,

como nadie quiere estar sin que esté mirado, ¿sabes?

Yo quería hablar y quería preguntar,

voy a empezar por ti, primera vez desastrosa.

Mira, yo voy a decirlo, me quito la careta,

mi primera vez, la primera vez

acabé en un sitio que hay ahí cerca de Callao

que recibe el nombre de planificación familiar.

¡Joder, Darío, tío!

Mira que hemos dicho no sexo, no sexo.

Al sexo.

Entonces quiero decir, partiendo de esa base, os toca.

Una primera vez desastrosa, no esa, puede ser cualquiera.

"La primera vez que monté a caballo maté al poni".

O el primer viaje por ejemplo.

El primer viaje que hice también fue desastroso,

fue a Holanda porque yo tengo familia allí

y fue un poco cuadro, o sea, les dije a todo sí

y quería comprar marihuana con 13 años por alguna razón

y compré bolsas de té y dije: "Yes, yes",

o sea, eso es bastante desastroso, ¿no

Tu primera compra de marihuana que sean bolsas de té.

(PEDRO) Es más ridículo que desastroso.

Claro, pero de las pocas, o sea, que yo tampoco es que sea...

¿Sabes a lo que me refiero?

Quieres hacer tu contacto con la vida adulta.

En un viaje, caída en bici. Yo creo que algo así

que recuerdo muy, muy así, de hecho, tú lo sabes

porque lo hablé en redes y lo hablé el otro día

es el primer fiestón que monté en casa.

¡Guau!

También eso, ¿eh? El primer fiestón.

"Pilladote", ¿no?

Aproveché que mi madre se iba a cenar,

me dejé con mis abuelos y mi madre le dijo a mi abuela:

"Va a estar Alejandra con 10 amigas en casa,

no te preocupes, vigílalas de vez en cuando,

si pasa algo, me llamas. No te preocupes".

Y yo aproveché y era el momento de la BlackBerry,

momento difundidos, momento yo le paso el difundido a 10 amigos,

esos 10 amigos se lo pasan a 30 amigos,

esos 30 amigos se lo pasan a otros 50 amigos

y mi casa era un "project X" total,

o sea, había literal, 300 personas,

o sea, tengo una parte de abajo que es muy grande,

está muy guay para montar fiestas

y no entraba nadie, o sea, no podías pasar,

era imposible. ¡Guau! Espectacular.

Aparte, yo cobraba entrada. Con toda mi polla.

Bueno, bueno. Tan mal no fue entonces.

Tan mal no fue joder.

Es una primera vez inteligente. -Sí, sí.

Por pelas. -Ganaste dinero

porque si eran 300 personas. -Pero se lo di a mi madre

por las botellas metidas en la piscina,

cosas rotas por ahí...

Llegó y me dijo: "Mira, como te has encontrado la casa,

o sea, como te he dejado la casa, quiero que esté

así que ya estás limpiándome toda esta mierda,

sacando las botellas de la piscina,

echando a gente que había tirada por ahí dormida".

Todo esto con 14 años, ¿eh?

O sea, 14 añitos y ella montándose una fiesta de 200 personas en casa

y eso es...

Esa fue como la fiesta del año.

Fue la fiesta del año. Fue la fiesta del año.

Y no la última. -¿Tu madre en cuánto tiempo cena?

Se quedó sin batería

y estuvo mi abuela llamándola durante ocho horas

y ella sin cargar el teléfono, claro, de la que pudo cargarlo,

vio: "25 llamadas de mi abuela, otras 25 de la vecina

y otras 35 de la vecina de al lado"

y mi madre dijo: "¿Qué cojones está pasando aquí?".

Y de la que vino, dijo: "¿Cómo se te ocurre?".

"Estás enferma". La última.

Y le dije: "Sí, tengo un problema".

Y alguna experiencia que tú pienses:

"Ha salido regular, ha salido regu".

Yo recuerdo mi primera borrachera, fue en cuarto de la ESO también.

En cuarto me corrí la maratón. Vaya año.

Yo...

El año de las optativas. Sí, sí, sí.

Yo decidí no salir y luego en cuarto, dije:

"Ahora que te pueden quedar dos, meto caña".

Luego no me quedó ninguna.

Fue con un intercambio

que hicimos entre alemanes, franceses y españoles.

Estábamos en un sitio de mi barrio que es como...

un edificio para gente joven

que tienen, no sé, es una cosa muy extraña, la verdad,

no lo entiendo, metieron ahí cuatro literas mal puestas,

dormían ahí los extranjeros, pobrecillos, rodeados de mierda

y estábamos como en una sala que tenía un DJ,

bueno, pues claro, era el último día y dijimos..

¿Era una casa okupa? No, no, no, no.

Ah, vale. No.

Era subvencionado por la Unión Europea

y hablaron con el Ayuntamiento. Ah, vale.

¿Era la cárcel?

(Risas)

Era como un edificio de estos como de ayuda a adolescentes

que aportan los ayuntamientos de los barrios,

pero bueno, en ese momento, estaba como en proyecto

y entonces nos fuimos al chino,

bueno, había un chico que tenía 21 años

y claro, yo tenía 15 años. 16, claro.

16, 15 años.

15 porque cumplo en verano.

Entonces fue el alemán a pedir en el chino del barrio

que no le entendía nada, tuvo que entrar un amigo

y nos cogimos una borrachera y vino el de seguridad

y yo: "Hola". (RÍE)

Toda la gente: "Pero para, Marina"

y yo la lié, se dio cuenta de que iba borracha

y rompí el móvil.

Se me metió en el bolsillo, me senté y lo doblé así

de la presión del pantalón

y me levanté a la mañana siguiente queriendo vomitar,

entró mi padre, bueno, bueno, bueno.

A ver, las primeras veces, un cuadro.

Sara, primera vez desastrosa.

Pues primera vez desastrosa

volviendo a la presión de grupo y a todos estos referentes

que cogemos de películas y de series

que yo estoy muy de acuerdo contigo, Darío, al final, nos van marcando

sobre qué es o qué se debe hacer

y en mi caso, como ser joven, molón y vivir experiencias guais

implicaba mentir a tus padres, pues dije: "Venga, lo voy a hacer"

y a mí nunca me había hecho falta,

mi padre y mi madre podía hablar con ellos, les contaba todo

y me entendían,

pero claro, como todo mi grupo les mentían,

pues dije: "Venga, voy a probar esta sensación".

Cogimos una mochila, nos maquillamos en el ascensor,

nos vestimos, bueno, no puedo ni describirlo,

nos cogimos un tren desde mi pueblo hasta Madrid que hay 50 minutos

y nos fuimos a la Joy Eslava a la sesión "light"

a beber vainilla con granadina.

¡Vamos! Con la mochila.

Yo todo esto sintiéndome fatal

porque mis padres me hubiesen dejado

y peor aún porque al volver en el tren

nos encontramos al hermano de una de nosotras,

se destapó toda la mentira y fue un dramón,

yo estuve castigado por algo que no debería haberlo estado

porque lo podría haber hecho,

pero lo recuerdo como una vez desastrosa

y me enseñó a no mentir.

No se miente. Vamos a ver qué nos cuenta Mafer

de lo que ha estado consultando ella

en la "deep web" llamada Instagram.

Hola, amigo, cómo habréis visto,

el programa de hoy va sobre las primeras veces

y no, no nos referimos

a la primera vez que fuiste a Baqueira Beret a esquiar

porque es probable que no hayas ido.

Tampoco estamos hablando

de la primera vez que te contrataron en un empleo sin experiencia

porque probablemente si eres joven, tampoco te haya pasado.

Aquí nos gusta la chicha, lo jugoso, el frote, el bombeo.

¿Cómo vivimos a día de hoy esta experiencia de la primera vez?

¿Existe cierta presión por perder la virginidad?

Una vez más, hemos decidido preguntar a nuestros seguidores.

Antes de pasar con el grueso de las respuestas,

me gustaría hacer un inciso para decir

que seguir pensando que la virginidad se pierde

en el momento en el que te pierden la mmm en el mmm queda "vintage"

porque sí, amigos, la gente LGTB existe

y no solo eso, sino que también folla.

Yo estoy flipando ahora mismo.

Vamos a ver qué opinan los chavales.

El 99 % de las personas que nos han respondido

coinciden en que la presión está ahí.

# La presión es real hasta la muerte. #

Y es muy fuerte lamentablemente.

Nos dice una chica:

"Tengo tan solo 14 años y ya empiezan las presiones por follar".

Es muy fuerte. ¿Qué es esto?

Nos dicen también:

Y un chico nos dice:

Pues yo desde aquí te digo que no te agobies, lo "problematik"...

# Tu "problematik", bebé. #

...es hacer cosas que no te apetece porque tus amigas ya lo han hecho,

tus amigos ya lo han hecho, madre mía, qué tarde voy,

qué agobio, no voy a encontrar el amor.

¡Mentira!

No te rayes porque tu felicidad no tiene que depender de follar

ni de encontrar el amor.

Tienes que encontrar el amor en ti misma, eso lo primero,

pero si quieres alguien que te haga mismos, va a llegar.

Conclusión, es igual de válido tanto hacerlo como no hacerlo,

pero en las dos decisiones, tenemos que ser conscientes

de que es verdaderamente lo que queremos

y no lo hacemos porque el resto nos dice que toca hacerlo.

Me despido tirando de refranero que a mí me gusta mucho.

¡Quiero mi bocadillo!

Bueno, pues primeras veces sexuales.

Yo voy a arrancar preguntándole a Sara

si te preguntan mucho por estas primeras veces

y cuáles son las dudas más habituales

en el entorno del sexo, Sara.

Pues preguntan muchísimo, muchísimo.

Por ejemplo, la primera,

que realmente qué es

haber perdido la virginidad.

Con esto hay mucho lío. Que qué se considera.

Se preguntan: "Si he practicado sexo oral,

¿soy virgen, no soy virgen?".

Ahora veremos ese término que hay que...

Hay que desestigmatizarlo claro porque tiene como...

Y reformularlo.

¿Por qué hablamos de pérdida?

O sea, quiero decir... Claro, ese es el primer problema.

En sí, la palabra "virginidad" es un término obsoleto

y que no engloba la pluralidad de la sexualidad

ni de las orientaciones,

pero es que además, le ponemos el verbo "perder"

cuando deberíamos hablar de ganar, ¿no?

Debería verse así, una experiencia más,

ganar una experiencia más, ¿no?

Y tenemos la idea de que al perder hablamos como si fuese algo

que tuviésemos que conservar o que tuviese un valor añadido.

Entonces bueno, ese es el primer error

y les genera mucha curiosidad y malestar, ¿no?

A mí me resulta también muy llamativo

que en el mismo aula, en una caja,

cuando ponemos la caja para que nos metan sus dudas,

aparece un papel en el que nos pregunta

que si es demasiado tarde

para haberse iniciado en las relaciones sexuales

con otras personas

y otro papel en el que nos preguntan si es demasiado pronto

por haberlo hecho, ¿no?

¡Guau! Entonces, al final, otra vez,

esta idea de que hay un momento en el que hacerlo,

pero que realmente no está claro cuándo, ¿no?

Y luego también, otra pregunta muy curiosa es si se nota,

si los demás lo pueden notar o las demás personas.

¡Guau!

Te dicen: "¿Se nota al andar, se me nota en la cara?".

"¿Cambia algo?".

¿Existe entonces un momento óptimo para hacerlo, Sara?

No.

Correcto. Cuando tú estés "ready" de la olla.

Me ha gustado mucho lo de desechar "perder la virginidad".

Yo propongo "ganar la 'follabilidad'".

"Ganar la 'follabilidad'". ¡Ay, Darío!

"¿Sabes que este 'finde' gané la follabilidad?".

(Risas)

"Me he sacado la 'follabilidad' este 'finde'".

Una medalla.

(PEDRO) Tengo un más 100.

(RIENDO) Claro, claro.

Primeras veces del "follisqueo", venga, ¿os animáis?

Sí, yo he tenido dos o sea que imagínate.

¿Dos primeras veces? Mmm.

Sí porque... ¿Cómo? ¿Perdona?

La segunda es consecuencia de la primera.

En la primera, me di cuenta cuando intenté la penetración

de que me debía circuncidar

porque mi primera vez fue como...

Pues no fue placentera evidentemente, ¿sabes?

En el momento en que metí picha,

dije: "Pero ¿no era a ella a quien le tenía que doler un montón?".

Porque me está cayendo un lagrimón, ¿sabes?

Porque no descapullaba bien

así que luego me tuve que circuncidar

y además como que tuve que esperar un año casi

a que me dieran cita para operarme y tal

porque era por la Seguridad Social

y luego, la segunda ya sí que fue pues lo ridícula que suele ser

porque tenía menos movimientos que un paquidermo,

pero... pero bueno, yo qué sé, ahí estuvo, en un callejón,

borracho además. Muy digno todo, muy digno.

¡Guau!

Qué planazo, tío.

Después de que nos invitara a beber en un chino

de una botella que tenía un lagarto dentro...

¡Ah, sí! (PEDRO) ¡Qué máquina!

...un tío de mi barrio que le llamaban Pedro el Rulas

que podría haber sido Peter Grifa tranquilamente.

Podemos poner a Peter Grifa.

La verdad que te digo, he probado ese...

(KAPO) Ese brebaje. -...ese jarabe

o como le podamos llamar porque si tiene un lagarto,

no es una bebida alcohólica.

Siempre hay un Pedro algo en algún sitio.

De hecho, Pedro LaDroga ganó su apellido,

o sea, ganó su nombre al matar a Pedro el Rulas.

Lo sé. Son como los reyes medievales.

A saber, ¿eh?

A saber. Seguro que vino después. ¿A qué edad fue esto, Kapo?

La primera fue a los 16 yo creo que largos ya

y la segunda había cumplido 18 no sé si hacía 5 días igual.

Y en vuestro caso, chicas, ¿alguien que quiera...?

A lo mejor decís: "No, no".

Pues mi primera vez fue con 16 años

y además me acuerdo que yo lo tenía muy en la cabeza

en plan: "Esto va a ser rollo peli, va a ser como superbonito,

va a estar todo perfecto".

Pues fue una puta mierda. Nada más acabar, dije: "¿Ya está?".

"O sea, ¿es esto?". Es esto, tía.

O sea, ¿cada vez que lo haga va a ser de esta manera?

Pues vaya puta mierda.

Yo que había visto que era como lo mejor del mundo,

que se disfrutaba un montón, me quedé con...

O sea, fue muy bonito.

"¿Quieres?". -"Sí".

"¿Tú también? Tú no sé cuántos. Vale, pues vamos a intentarlo".

Pero fue como un... Sí, pero no era "Titanic".

No era "Titanic", era como "pues bueno".

"¿Te ha gustado?". -"Sí".

-"¿A ti?". -"Bueno, también".

Sí, claro, además que se dice como que sí.

Vamos al burger.

Vamos a echarnos un McFlurry.

Vale, vale, vale.

Y en tu caso, ¿alguna experiencia?

No sé si lo quieres contar. -Sí, sí.

A ver, yo también fue con 16 años.

¡Hostia, en cuarto de la ESO, tía! Todo en cuarto de la ESO.

En cuarto de la ESO

es como que pitaron la hora de salida

y empecé a correr.

Todo el mundo me sacaba ventaja, pero metí el "sprint".

La verdad que fue genial, o sea, fue genial.

Yo mentí como de costumbre,

o sea, mi primer beso no sabía que era mi primer beso.

Mi primer... tampoco lo sabe. No lo va a saber nunca tampoco.

Eh... Yo nunca he ido...

No sé, no sentía que nadie tuviese el privilegio,

tampoco era una persona que me quisiese,

luego estuvimos tres años... Bueno, ahora va a saber quién es.

(Risas)

Tú solita.

Tú solita.

Marina, espectacular.

Espectacular.

Bueno, no pasa nada, no creo que lo vea.

Si no, "hola, tío, un besito".

(Risas)

Y la verdad que yo creo que si tienes confianza

y seguridad en ti mismo sobre todo...

Yo quería hablar también...

La mía fue buena no puedo contar, la verdad que fue muy buena.

También porque no me dolió ni nada del estilo.

A mí me ayudó muchísimo en la autoestima

y es una cosa que sí que quería hablar

porque cuando somos niñas,

a ver, las mujeres y los hombres siempre tendemos a gustar a la gente

como hemos ya hablado y una presión esa de...

Yo antes de cuarto de la ESO no le había gustado a nadie.

O sea, a mi novio que me cambió por un tazo y ya está, ¿sabes?

No había tenido más experiencias y yo estaba asustada.

Decía: "Joe, a ver si va a venir ahora un cromo o algo,

una peonza y...".

Entonces... La vida es esto, me van a cambiar

por unas patatas Deluxe. Sí, sí.

Desde eso, desde primero de la ESO, sexto de primaria, fue eso, ya está.

Entonces yo decía: "Joder, tío, a lo mejor es que tengo un problema"

y fue en cuarto de la ESO

como que ese paso me dio a quererme mucho más a mí misma,

a tener autoestima,

a entender que los cuerpos son diferentes.

Yo siempre he creído que tenía los pezones enormes

y yo tenía un complejo enorme y los tengo chiquitísimos.

Nunca he visto un pezón más pequeño que el mío.

Pero se te mete eso en la cabeza

y te impide hacer la primera relación sexual o lo que sea

y luego empiezas y ves que a la gente le gustas

y que por tener menos culo o más culo

o tener un cuerpo diferente, no dejas de gustar a la gente.

Yo creo que por ejemplo Sara...

He dado varias charlas de presión social y sexual

porque estuve un programa de ANAR en el instituto

e hicimos un juego que me parecía superparadigmático

para demostrar cómo es esto

porque separábamos a los chicos y a las chicas en un lado

y dijimos: "Chicos, dibujad a vuestra mujer perfecta".

"Chicas, dibujad a vuestro hombre perfecto".

Y dibujaban lo típico chica rubia, muchas curvas, mucho pecho, culo.

Las chicas, pelo rizado, moreno, ojos verdes y supercuadrado

y luego les preguntabas:

"¿Alguna vez te ha gustado un chico así?".

Todas te decían que no.

Porque realmente las personas idealizas no existen.

Y le preguntabas a un niño que decía: "Que tenga muchas tetas".

Estaba Roma Gallardo ahí.

Y luego le preguntabas a un niño con yo qué sé, 14 años

y la chica que le gustaba no tenía el cuerpo así.

¡Ay, mi niño!

Toma, por la cara, ¿eh? Sí, sí.

Cómo mola.

¿Por qué nunca dibujamos otro tipo de cuerpos?

Cuando se nos...

Siempre pensamos en eso

y eso nos echa para atrás en las relaciones sexuales

y otra cosa es que asumimos su sexualidad por su género

y nadie dijo nada, tío.

Con 14 años, les digo que las chicas tenéis que dibujar al chico

y los chicos a la chica y ninguno objetó

en plan: "¿Por qué no has dicho

que la gente que les guste las mujeres

dibujen a la mujer perfecta

y a las personas que les gusten los hombres..."?

Cuando se lo cuentas a los niños, dicen: "¡Hostia!".

Y de 30 personas, no me creo que las 30 sean heterosexuales.

Ya, ya, ya.

Entonces eso nos priva mucho a nivel sexual

y luego, el porno, también lo quería decir,

yo creo que es lo peor.

Ya que estamos tanto con la tecnología,

los niños superpequeños llegan al acceso de esto

y se creen el sexo es eso. Ya.

Y realmente, maltrata muchísimo a la mujer la industria del porno.

Entonces luego llegan a las relaciones sexuales

y tengo amigas que han tenido experiencias muy malas

de chicos que se piensan que están en una película porno.

Creo que hay que desestigmatizar todo eso

y animo a toda la gente que se sienta preparada

a dar el paso por mucho que te dé complejo no sé qué

porque te quieres mucho más a ti mismo

porque ves que gustas. Cualquier persona gusta.

Para gustos, colores, ¿no? Sí, sí, totalmente.

Hay un público para... Para todo el mundo.

Hay público para todo el mundo

Pedrito, yo te quería preguntar,

dicho lo cual ha comentado un poco Marina,

¿crees que hay diferencias entre hombres y mujeres

a la hora de afrontar estas primeras veces sexuales?

Hombre, sí, claro.

Sí, sobre todo,

como en la sociedad históricamente ha sido así de cutre,

pues sigue habiendo cosas del rollo,

pero bueno, joder, tiene un montón de razón

y yo creo que realmente, es más individual, ¿sabes?

Para cada persona es diferente,

no es que para hombres y mujeres sea...

Porque los hombres también...

Hay chavales con prejuicios

y con sus cosas, con su baja estima

porque se creen que no les van a gustar a las chiquillas.

Lo mismo que las chiquillas, ¿sabes?

Yo creo que es más individual

que un caso que sea de sexo, ¿sabes? Total.

Y toda la razón, ¿sabes?

Este es un punto superguapo

que claro, tú le dices a los chiquillos:

"Dibuja a la chica que te guste y al chico que te guste",

pero claro, de base, ninguno piensa tal y cual

y cuando se los dices, ellos hacen cuenta.

Es la explicación perfecta

de que hay que explicarle a los chiquillos las cosas bien

desde el principio,

no esperar a que los chicos tengan una determinada edad

que ya lo pueden entender que es lo que se suele decir, ¿no?

"A partir de esta edad, ya lo puede entender".

No, no, hay que entenderlo desde el principio

y hay que ir entrando desde el principio bien

y explicando las cosas bien.

No hay que esperar a que la gente tenga una edad

cuando ya tiene esos prejuicios y esas malas ideas en la cabeza

que ha ido adoptando de una sociedad superbásica

y... "heteropatriarcal" en este caso por ejemplo.

Sara. -Hola.

Tenías la vez pedida. Sí.

Y lo quería enlazar

con cómo repercute una vez traumática,

o sea, esta primera vez traumática para las personas.

Por enganchar con lo que nos ha dicho Marina

que me ha parecido una pasada.

Esta dinámica que cuenta se ve un montón, ¿no?

Y ha mencionado el porno que, al final,

el problema es cuando yo no he tenido esas primeras veces

y yo me estoy creando un mapa sobre cómo va a ser

con las películas que veo, lo que escucho al resto,

pues al final, el porno tiene un concepto muy limitado

de cómo es la relación, con un inicio, con un final,

con un tipo de cuerpos específico y una forma de hacerlo

que no engloba lo que es la sexualidad

y la interacción con otra persona en realidad, ¿no?

Entonces ahí es donde radica el problema.

Si es el único acceso al que tengo información,

al final, voy a terminar reproduciéndolo, ¿no?

No lo voy a ver como una ficción,

sino que voy a creer que en las relaciones sexuales,

hay cosas que hacer desde ahí

y luego te llegan muchas preguntas

porque otra de las preguntas que me dicen mucho es:

"Cómo le explico a mi pareja

que la práctica que estamos haciendo no la quiero hacer,

no me gusta, no me siento bien,

pero sin que sienta que no le quiero".

Muchas veces nos han vinculado que el sexo es una prueba de amor

o que ciertas cosas en el sexo son pruebas de amor, ¿no?

También por esta idea de perder.

Y respecto al trauma, claro, ahí nos metemos

a una consideración diferente a lo que estamos hablando

porque bueno, podemos tener veces desastrosas o más felices,

pero cuando hablamos de traumas es que codificamos un recuerdo

con una carga emocional muy, muy alta, ¿no?

Que al final, lo tenemos ahí,

que ciertos momentos nos lo recuerdan

y situaciones similares nos lo activan.

Lo que vamos a hacer es generar mecanismos defensivos

para no acercarnos, incluso evitar esa situación.

Cuando esto ocurre como bien dices, Inés, en una primera vez,

es decir, yo no tengo ningún otro marco de referencia,

de experiencias

para valorar que eso no es una forma individual,

pues es cuando puede ser todavía peor, ¿no?

Total. El trauma

tiene una consideración horrible en cualquier persona

y podemos generar un trauma

en cualquier momento de nuestra vida,

pero cuando es la primera vez, es que no tenemos ese marco.

Entonces ahí entramos a un trabajo terapéutico

en el que hay que coger ese recuerdo traumático,

señalarlo para poder darle otra narrativa

que nos permita individualizarlo,

o sea, no generalizar a otras opciones,

entender qué es lo que ocurrió, desculpabilizarnos también

porque ahí también emerge mucha culpa

sobre qué hice yo, qué no hice o por qué ocurrió

y puede generar que no queramos volver a realizar esa acción

porque al final, sentimos inconscientemente

que ponernos a esa situación va a ser peligroso.

Totalmente.

Sandra y Pedrito, nos tenemos que despedir de vosotros, cariños,

que vamos ya un poco pasados de tiempo.

Mala suerte. Mala suerte. (MARINA) ¡Adiós!

Mala suerte, desde luego. Muchas gracias, chicos.

Gracias por haber estado con nosotros.

(PEDRO) Adiós, familia.

Kilgore nos ha preparado también una buena mandanga

así que dale al "play".

(Música de tambores)

¿Nos quitamos ya la ropa?

¿Cómo?

La ropa, que si me la quito.

Sí, sí, claro.

(Canción "Torn between two lovers")

Espera, apaga la lámpara.

Si la apago, no vamos a ver nada.

Tú apágala, por favor.

Es que me da un poco de vergüenza.

Bueno, pues sin luz.

-Hemos salido a ver qué pasa. -¿Qué es eso?

# Una vez más nos vamos a drogar. # -¿Quién es?

# La vida pasa ante mí y la película es muy mala.

# ¡Ciencia ficción! # -¿Qué hacen aquí?

# ¡Nos vamos a drogar! #

(Risas)

Interesantes declaraciones, Darío.

Interesantes declaraciones.

Como siempre, a quién tenemos,

¡a la juventud del papo aquí con nosotros!

Él es Antonio Heredia, el madrileño, el original.

"The original one".

¡Ole ahí esa bandera de Zaragoza, del Pilar! ¡Muy bien!

¿Cómo estás, Antonio? "Bona tarda". Muy bien. ¿Y vosotros?

Muy bien, supercontentos de tenerte aquí un poquito

para este temazo,

que hemos traído temazos y discazos de primeras veces.

Y tenemos también a Blanca Ochoa. ¿Cómo estás Blanca?

¡Buenas! Estupendamente.

Bueno, venga, voy a empezar por ti mismamente,

no sé si tú alguna vez, Blanca, cariño,

has sentido presión grupal por hacer algo por primera vez,

ese primer cigarrito, esa primera copa,

esa primera "virginity".

Si, presión grupal creo que siempre ha habido,

pero sí que es verdad que si tienes un círculo sano

y te rodeas de tu gente a la que de verdad quieres,

creo que hay más presión social que no grupal.

Entonces, como que siempre he notado más social

en plan, ahora es la edad de los porritos, el cigarrillo,

pero luego, a la hora de la verdad, si no me apetece,

he estado en un contexto muy sano

que me ha dicho: "Si no le apetece, para adelante".

Antonio, en tu caso,

no sé si recuerdas alguna primera vez

que te dé un poco de vergüenza contar

y que ahora ya la puedas contar claro.

Pues creo que...

no sé, la primera vez que mentí como ha dicho Sara antes.

¡Ay, qué fuerte eso! ¿Cómo fue?

Pues nada, una compañera de clase

contó que su padre se había ido de viaje a Portugal

y entonces pues yo pensé: "Esta no puede ser más que yo"

y entonces yo dije que mi padre estaba de viaje en Nueva York.

Mentira por supuesto, pero así fue. ¡Guau!

¡Guau!

Antonio, ¿crees que hay cada vez más prisa

por hacer cosas de mayores a edades tempranas?

Sí, yo creo que sí,

pero bueno, básicamente, es porque creo que las redes sociales

también están influyendo mucho en esto

porque bueno, hay gente que...

como que cuentan sus experiencias siendo muy jóvenes

en temas que se consideran más de adultos,

entonces, pues luego, los niños efectivamente quieren imitarlas

y pues nada, pues eso sí, pero yo creo que en general sí.

También es porque se habla más de ello y hay más visibilidad.

Blanca, ¿crees que hay cosas

que depende de la madurez de cada quien

para hacer en un momento

o que todo debe ser a partir de los 16?

Como por ejemplo nos contaba Marina.

Seguimos tirando del hilo

y nos contaría que en cuarto de la ESO se fue a Sierra Leona

a ser ama de guerra. También fue mi primer viaje.

(Risas)

¿Crees que hay cosas que dependen de la madurez de la persona

o tienen que ser desde los 16 para arriba?

Sí, creo que lo cuantitativo, o sea, el número sigue siendo un número,

sí que creo que depende mucho

de la madurez propia e individual de cada uno.

Puedes seguir siendo un gilipollas con 16 que con 34

y lo vemos cada día.

Entonces sí que es verdad que tienes más presión social

en esas edades de 16, 18, en plan, te va tocando,

pero creo que siempre hay tiempo

y lo que tú decidas hacer con ese tiempo

y siempre con coco y ya está.

Oye, Blanca, algún salseo

que te hayas arrepentido de probar antes de tiempo, cari.

¿Yo de probar antes de tiempo?

No, creo que todo lo he hecho más o menos

cuando me ha dado la gana.

A mí los Fresquitos estos de...

Con cuatro o cinco años, le pillé un vicio.

La primera vez que dije: "¡Bua!".

¿Sabes? Te lo juro.

Para mí es antes de tiempo,

tanto azúcar a un niño no se lo puedes dar.

Yo pienso.

Antes de tiempo, la declaración de la renta

que no estamos nada preparados.

Blanca, ¿estás ya haciendo declaración de la renta?

Pero porque te toca a devolver, sinvergüenza,

porque quieres los 300 euros del Estado, que yo lo sé.

Antonio, ¿tú tienes alguna historia que digas tú:

"Madre mía, arrepentido de haber probado esto antes de tiempo"?

Mójate un poco.

Hombre, pues supongo

que la primera vez que bebí vodka del Mercadona de cuatro euros.

(Risas)

Knebep.

Haber escuchado a C. Tangana antes de tiempo.

No, no.

Por la camiseta.

Es broma No, hombre.

¿Qué le diríais, Blanca,

ya para terminar y ya me despido de vosotros

a vuestro yo de pequeña?

Eh...

¿A mi yo de pequeño?

Pues que siempre lo haga

con la persona que yo considero oportuna,

que no vaya con prisas,

que cierre la puerta con llave

y que...

siempre haga pis después de hacerlo.

Bueno, pues amén.

Oye, Antonio, Blanca, nos tenemos ya que despedir de vosotros.

Nos hemos puesto aquí a "rajotear" antes con un gusto

que ya sabéis, nos vamos a pasar a Twitch

de lo que nos gusta aquí el palique.

Muchísimas gracias por haber estado esta tarde aquí con nosotros

y nada, seguid experimentando primeras veces

con cabeza y todas estas cosas.

Vale. -A vosotros.

Vale, gracias, Antonio. Vale.

Vale. Hasta luego, chicos, gracias.

"OK". "Boomer" total.

Bueno,

yo no sé si esta misma pregunta la voy a volver a lanzar a la mesa,

si por ejemplo, Ale,

tú te arrepientes de haber probado algo antes de tiempo también.

Yo creo que a lo mejor fumar.

Me acuerdo que estaba con dos amigas y ellas ya fumaban...

Los pitilleros, ¿eh? ...con 14 años

y fue como: "Pero venga, pruébalo" y yo: "No, de verdad que no".

"Pero venga, hija, pruébalo que no te va a pasar nada".

No me pasó nada, pero llevo fumando desde los 14 años así que...

Algo pasó. Algo pasó.

¡Joder! Algo pasó, sí, sí.

Ahora hay que meterse la acupuntura, 100 000 cosas,

todo llenarse de parches. Sí, sí.

Toda la vaina.

¿Algún arrepentimiento así prematuro?

No, yo es que soy bastante cagadete. ¡Ay, mi niño!

Me arrepiento más de cosas que igual no he probado

o tardé mucho en probar

por eso, por miedo a socialmente hacer el ridículo

en una primera vez o así.

Yo creo que no hay nada...

A ver, claro, ojalá nunca hubiera empezado a fumar,

ojalá nunca me hubiera bebido

dos botellas de vodka barato en un día,

claro, hay muchas cosas que te arrepientes,

pero me arrepiento porque no es salubre,

pero no es un arrepentimiento de joder, qué mal lo he hecho.

Qué mal lo hice, claro. Es más yo creo de cagón.

De decir: "No me atrevo a esto".

No por presión social,

pero por presión social a la vez... Exacto, exacto.

...de no estar a la altura.

Bueno, mi primer cigarro podéis adivinar a qué edad fue.

A ver.

De verdad, o sea, ese año fue como el punto de inflexión en mi vida.

Fue el mejor año de mi vida, de verdad,

esa clase fue, o sea, todo era genial.

También descubrí que era bisexual ese año, no sé,

ese año se me abrieron las puertas del paraíso.

Yo me arrepiento de mi primer beso, pero por la persona.

El beso fue muy bonito, a mí me gustó un montón.

Ah, vale, no era gazpachero. Pero no había tío más "cani",

asqueroso, machista en mi barrio, o sea, no había.

O sea, una vergüenza de verdad. ¿Y cómo lo hiciste?

Nunca he dicho quién es. Bueno, ya sabemos quién es.

No porque yo acababa de jugar a las Nancy el año pasado,

las había guardado porque estaban anticuadas,

estaba con las Pinypon

y entonces me vino un colega de mi clase que ahora me cae fatal.

Hola, si estás viendo esto, te mando un besito

(Risas)

Me dijo: "A mi amigo me gustas". Y yo: "¡Uh!".

Que le gusto a alguien, espérate.

Me lo enseñó y dije: "Madre mía". -¿Qué es esto?

Y de pronto, como te dicen que le gustas,

te gusta a ti también.

No, no me gustaba. Vale.

Como llevaba dos años mintiendo, digo: "Es hora de dejar de mentir"

y dije: "A ver, como es el único que parece que tiene un...".

Bueno.

Y quedé con él en la puerta de mi puta casa

que mi madre me ha pillado liándome,

pero para haberme pillado todo el barrio.

Encima vino con la gorrita esta. Cuando dices niño, es chico.

Bueno, yo le sacaba un año.

Es que en fin, era un crío. Vale, un crío de niñato.

Con gorra. Crío de niñato, no literal.

Era un niñato, vamos, que yo le sacaba un año.

Vale. Con gorra,

la riñonera esta de Gucci falsa.

-El futuro sucesor de Pedro el Rulas.

Sí, sí, primo, yo creo que ahora se pasan droga entre ellos.

No lo entiendo. -(RIENDO) Se pasan droga.

Se pasan droga. El típico que iba como superadelantado.

El Tinder de los "dealers".

Me acuerdo una cosa que me arrepentí un montón,

me lié con él el 31 y el 1 se lió con otra.

¡Hala! Empezó y acabó bien el año.

Claro, también fue mi segunda decepción.

Dije... Segunda no.

A lo mejor, a esas alturas ya llevabas unas cuantas.

Yo lo recuerdo como un fracaso en la vida.

Liarme con ese tío fue un fracaso en la vida.

¡Guau! ¡Guau!

Fracasos, ¿eh? "LOL".

Y bueno, por dejarlo épicamente y voy a empezar por ti, Darío,

¿qué primeras veces te quedan por hacer?

¡Oh, Darío!

(Risas)

Morirme.

(Risas)

No lo he probado, me gustaría. Y además eso es "one shot", ¿eh?

Sí, sí. También te digo.

Ya puede ser buena, ¿eh? Ya puede ser.

Ya puede ser buena.

Imagínate si me ahogo en la bañera o algo, no, no, no.

Por todo lo alto. Por todo lo altísimo.

Torre Eiffel, allá voy.

¡Hala! ¡Toma!

Eh... Ale, primera vez que te quede por hacer.

Que me quede por hacer, pues hace no mucho cumplí dos

que era la de montar en globo... ¡Anda!

...y tirarme desde un paracaídas que era lo que necesitaba hacer,

pero si pudiese hacer... ¿Está guapo o qué?

Es lo mejor del mundo, sobre todo, lo del paracaídas fue vamos, brutal.

No lo cambiaría por nada. Que te tiras desde un avión.

Desde un avión. Vale.

-¿Con alguien? -Sí, iba alguien detrás de mí.

No tengo ni idea de ir sola. -Pregunto.

Con unas bolsas de Mercadona.

(Risas)

(KAPO) ¡Está guapísimo!

Hay gente que la primera vez se tira solo.

-No, no. -No se puede.

Yo creo que no se puede, creo que tienes que hacer un curso.

Dije: "Quiero tirarme sola, ¿qué hay que hacer?".

Y me dijeron que había que hacer un curso.

¿No tienes frentes abiertos de primeras veces?

Yo creo que...

Ser mamá, yo qué sé. ¡Uy, no!

Tener un piso... No me gustan los niños.

Yo creo que... Un perro, un poni, no sé.

Viajar por todo el mundo. Viajar.

Y tener una nutria.

Quieres tener una nutria. Es que suena muy raro,

pero siempre he querido tener una nutria.

¿Esos animalicos no tienen...? ¿Dónde la quieres tener?

-¿Dónde lo vas a meter?

Obviamente, lo habilitaría para que pudiese estar ahí.

¡Ah! Que tú quieres tu rancho en Colorado.

Sí y quiero una nutria, no sé por qué.

Vale, vale.

Kapo, ¿qué primeras veces te quedan por hacer a ti?

Muchas, conducir por ejemplo. ¡Anda!

A mis casi 30 años no tengo carné y no sé si lo tendré nunca, o sea...

Eh... Santo Cristo, chicos.

Volver a aprender a ir en bici, que eso es una cosa muy jodida

porque deje de ir en bici

por un hostión que me pegué de pequeño

y me quedé como trauma.

Lo que hemos hablado antes de los traumas.

Y ahora es lo típico que me da vergüenza a mis 30 años.

¡No sé ir en bici!

¿Sabes?

Y bueno, imagino, no sé, no lo he decidido aún,

pero la paternidad imagino que es la primera vez realmente importante

que me falta por cumplir.

Bueno. Alguna droga, ¿eh? Ojo con eso.

Alguna. Eso nunca se sabe.

Claro. Nunca se sabe.

Bueno, a ver. "A priori" no, pero...

Hasta el 9 de mayo no te quites el sayo.

Esto es así.

Marina, ¿tú?

Yo soy muy pequeña, me quedan muchas cosas,

me queda mi primera fiesta en una discoteca

porque yo cumplí 17. Es verdad, tía.

Me colé en la de mi barrio que es supercutre.

(KAPO) ¡Tengo 200 años! -Yo no he ido a Kapi,

que no sea la "light", de discoteca sin Covid, yo no he ido,

me queda mi primera buena fiesta real.

Festivales.

A un festival sí que he ido.

Pero me queda mi primera fiesta que es lo que más cercano tengo,

mi primera vez en coche, mi primera vez como abogada,

ojalá mi primera vez abriendo un bufete de abogados.

Para lo de la fiesta, hay una chica que se llama Alejandra Agulló

que es una productora de fiestas increíble.

(ALEJANDRA) Yo te ayudo.

(Risas)

Y también la primera vez que sea madre

y la que más ilusión me hace es la primera vez que me compre un piso

porque me lo quiero comprar. ¡Joder!

¿Con 18 años piensas en eso? Con 22 años, me quiero comprar uno.

Es mi sueño con 22 años comprarme un piso,

con 26, abrir el bufete. Pues échale papo.

(ALEJANDRA) ¡Ole! Con 22.

Aquí estamos los de 30 ahorrando peseta a peseta en la hucha.

Yo soy muy ahorradora. Pues eso está...

Estoy ahí...

Esto son cuatro años de Tiktok a tope y al piso.

Ojalá fuesen cuatro para comprarme una casa.

Bueno, no manejamos todavía

los importes que se trabajan en esa rede social,

pero seguro, os deseamos a cada uno que tengáis lo que queréis, Darío.

Claro que sí.

Bueno y dicho lo cual,

muchas gracias por habernos seguido en el programa.

Estamos en Twitch, Tiktok, Twitter, Instagram, Cabify,

no sé, en todo, ¿vale?

Genplayz@rtve.es

para tus dudas, consultas, comuniones, bodas, bautizos.

Tenemos una productora de festivales, lo que necesitéis.

Eventos Ale. -Aquí estoy.

Como dice nuestro queridísimo presidente del Gobierno,

se ve luz al final del túnel.

¡Próximo programa, mayoría de edad!

"Agur!".

¡Traca!

¡Adiós! ¡Chao! ¡Soy joven!

(Risas)

Es que soy joven ahora.

Primeras veces: ¿Hay presión de grupo?

PLAYZ

anterior siguiente